Broke Mercenary – Capítulo 1: Atascado Después de Huir

Hubo un pequeño rumor de que una aldea fue destruida.

 

“No es algo inusual que suceda”, pensó Loren mientras bebía en un bar dirigido por el Gremio de Aventureros.

 

Fue una desgracia para la gente de la aldea, pero para una aldea pionera que era desarrollada para crear más tierras de cultivo, tenía sentido.

 

Era una aldea que se construyó en una tierra en la que la gente no se atrevía a aventurarse.

 

Para lo que sea que la tierra albergaba, los humanos eran los invasores.

 

Si el conflicto es entre seres humanos, sería un argumento sobre el derecho de residencia. Pero dado que, por lo general, se encuentra en tierras que no han sido afectadas por los humanos, es muy probable que el conflicto con los residentes anteriores no pueda resolverse al hablar. Si los residentes anteriores no están contentos con los nuevos, la destrucción es el único destino posible en el que terminarán.

 

Loren luego giró sus ojos, ligeramente ebrios, hacia la recepción del Gremio.

 

Allí vio una tabla que daba a los aventureros, personas que hacían cosas que las personas normales no harían para ganarse la vida, trabajos en forma de misiones.

 

“Hombre, hay más de ellos ahora”.

 

El tablero estaba lleno de papeles que anunciaban misiones hasta el punto en que no se podía ver el tablero en sí. Loren escuchó a los aventureros frente a él, tratando de decidir qué misión seguir.

 

“La aldea estaba al Sur de Vesta. Bueno, estaba cerca del Bosque del Caos”.

 

“Pero no estaba tan profunda en eso. ¿Puede un monstruo que podría destruir toda una aldea incluso vivir allí?”.

 

“Tal vez fue una manada de ellos. Eso sería una catástrofe para los agricultores”.

 

A pesar de que Loren escuchaba su parloteo, no era el hecho de que los aventureros fueran ruidosos y molestos, o el motivo de la destrucción de la aldea fuera el problema. El problema que él encaraba era:

 

“Estoy en la ruina…”.

 

Loren no era originalmente un aventurero.

 

Pertenecía a un grupo de mercenarios, y era un mercenario que pelearía en guerras por sus clientes.

 

Estuvo allí todo el tiempo que pudo recordar, y estuvo allí desde entonces, hasta hace poco el grupo fue destruido durante una guerra. Como resultado, Loren estaba sentado en la parte trasera del bar, con solo un vaso de alcohol para acompañarlo.

 

Como alguien que solía ser un mercenario, Loren había experimentado numerosas victorias, como tamién pérdidas.

 

Durante mucho tiempo, el grupo pudo superar las pérdidas. Pero en la batalla más reciente en la que participaron, su suerte finalmente se agotó. Lo que parecía una batalla ganada de repente giró hacia otra dirección, y Loren vio cómo su grupo se dividía y muchos de sus compañeros eran asesinados, pero él logró sobrevivir y escapar.

 

Debido a todo lo que le sucedió, no fue sorprendente que su billetera estuviera casi vacía.

 

Las palabras ‘mercenario’ y ‘ahorro’ no coincidían entre sí, y eso era cierto para Loren. Él no tenía ningún dinero ahorrado, o incluso lo intentó. Incluso tuvo que deshacerse de la mayoría de sus pertenencias en el sitio de la batalla.

 

Lo único que Loren tenía era la armadura de cuero que llevaba, su gran espada, y algunas monedas de plata en su bolsillo.

 

Esas eran todas las posesiones de Loren.

 

Era mejor que nada, pero estaba claro que, si no podía encontrar un trabajo, estaría vagando por las calles lo suficientemente pronto. Mientras se tocaba la etiqueta de metal alrededor del cuello, trató de pensar en una forma de ganar algo de dinero.

 

La cosa de metal alrededor de su cuello era su etiqueta de identificación, la cual servía como prueba de que eras un aventurero.

 

El material utilizado para hacer que la etiqueta reflejara su rango de aventurero, y la etiqueta de Loren, estaba hecha de cobre barato.

 

A medida que su rango aumenta, su etiqueta es hecha de un metal mejor y más raro, pero para Loren, eso era de poca importancia.

 

Lo que le llenó su cabeza fueron las formas de obtener una cierta cantidad de dinero a través de misiones que los aventureros de su rango podrían tomar.

 

Pero había otro problema.

 

“No hay nadie para mí para ir en una misión……”.

 

Sus camaradas fueron asesinados, o separados.

 

Desde los ojos de los demás, los mercenarios eran personas que se ganaban la vida matando gente y no se les veía con cariño.

 

Era natural conocer solo a personas de tu propio grupo de mercenarios, y no tener amigos o conocidos fuera del grupo.

 

Loren no fue la excepción, y al ser alguien que escapó del campo de batalla, no había nadie en quien pudiera confiar.

 

Esa fue también la razón por la que eligió convertirse en un aventurero.

 

No fue difícil convertirse en un aventurero, sin controles de antecedentes aparte de los antecedentes penales.

 

Él pudo fácilmente convertirse en un aventurero al pagar la tarifa de registro.

 

Pero fue problemático que no tuviera camaradas para ir de misiones con él.

 

En lo que sea que hagas, hacerlo solo no era una buena señal.

 

Si el trabajo puede ser matar monstruos, recoger hierbas o piedras, o buscar objetos o personas perdidas, hacerlo solo es demasiado peligroso.

 

No era que él no tuviera la confianza en sus habilidades y capacidades para pelear y defenderse, pero era porque si algo sucedía y estaba solo, lo más probable es que enfrentaría la muerte.

 

“Supongo que limpiaré las zanjas”.

 

No era un trabajo que él esperaba hacer.

 

Para sorpresa de Loren, había muchas misiones que parecían estar lejos de algo que los aventureros harían, como limpiar zanjas o bajar a las alcantarillas.

 

Pero era menos peligroso que otras misiones, y las recompensas eran inesperadamente altas.

 

Para poder sobrevivir y obtener comida en la mesa, cubrirse con barro y desperdicios de alcantarillado no era una mala opción.

 

No era que él quisiera estar cubierto de barro y mugre, pero como veterano de guerra, si alguien le pidiera que eligiera entre trincheras de combate y alcantarillas, él elegiría las alcantarillas. Él estaba dispuesto a hacer la vista gorda ante el olor y las condiciones de trabajo desfavorables si eso significaba ganar dinero.

 

Además, las zanjas y las alcantarillas se encontraban dentro de las áreas de vida humanas, lo que hacía el trabajo más seguro que la mayoría, incluso cuando estaba solo.

 

Después de decidir que no sería tan malo, él estaba comenzando a levantarse para ir al tablero a buscar una misión cuando, de repente, escuchó una voz:

 

“Hey, tú. Estás buscando una misión, ¿no es así?”.

 

Loren alzó su vista y vio a un joven hombre de cabello rubio que llevaba un nuevo conjunto de armadura de cuero y una espada a su lado.

 

El hombre se sentó frente a Loren sin permiso, se inclinó y continuó hablando.

 

“Por lo que puedo ver, eres un espadachín, y solo también. Parece que quieres aceptar una misión, pero no tienes a nadie con quien ir. Si estás preparado, ¿quieres unirte a mi grupo y ayudarnos en nuestra misión?”.

 

“Si esto volviera cuando fuera un mercenario, definitivamente me negaría”, pensó Loren mientras observaba al joven hombre sentado frente a él.

 

Si aceptas todas las ofertas de trabajo que te llegan, no podrás vivir mucho tiempo como mercenario.

 

Recopilar información y realizar verificaciones de antecedentes en el cliente, así como el área de operación, era la norma para Loren.

 

Pero esta era una excepción.

 

Para decirlo simplemente, era porque no tenía dinero.

 

En la sociedad, las personas no te tomarían en serio sin dinero para respaldarte.

 

El joven hombre continuó:

 

“Mi grupo tiene suficientes personas para formar una grupo, pero no tenemos suficientes personas para estar en primera línea. Por lo que puedo ver, eres un espadachín experimentado. Deberías unirte a mi grupo y unirte a nosotros en las misiones. ¡No te decepcionará!”.

 

Limpiar las alcantarillas era más seguro, pero si había otra manera, él con gusto la tomaría. Mientras el joven hombre continuaba convenciendo a Loren para que se uniera a su grupo, Loren estaba tratando de decidir si la mano que se le tendía lo salvaría o lo conduciría a la destrucción.

 

“¿Qué tipo de misión aceptaste?”.

 

Preguntó Loren, pensando que el tipo estaba buscando una línea de frente porque ya tenía una misión en mente.

 

Él estaba pensando en rechazar la oferta si el tipo le decía que aún no había elegido una misión, pero el joven hombre, creyendo que lo había enganchado, le dijo:

 

“Es una misión bastante fácil. Tengo un ladrón, un mago y un sacerdote en mi grupo, pero esta vez podría haber muchos enemigos. Estoy bastante preocupado por ser la única línea de frente”.

 

“Dime los detalles, porque podría no ser de mucha utilidad. Como puedes ver, soy de rango cobre”, dijo Loren, sosteniendo la etiqueta alrededor de su cuello.

 

“Te lo dije, es una misión fácil. Solo tenemos que cazar a algunos goblins que aparecieron en el bosque”, el joven hombre se rió, mientras que Loren no podía hacer otra cosa que asentir torpemente.

 

 

 

Siguiente

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: