Inicio / Broke Mercenary – Capítulo 11: Infiltrándose a Encuentro

No fue difícil para Loren arrastrarse por la grieta.

 

No era tan alta, por lo que tuvo que arrastrarse hasta quedar plano en el suelo y la gran espada en su espalda estaba un poco en el camino, pero esos no eran grandes problemas para él.

 

Sacar a Lapis, quien todavía no podía moverse mucho, era la parte difícil.

 

En una situación en la que los goblins podrían alcanzarlos si se tomaban demasiado tiempo, Loren se preguntaba qué debería hacer. Lo siguiente que supo, vio a Lapis comenzar a avanzar hacia la grieta, doblándose y moviendo su cuerpo como un gusano.

 

Tan pronto como se acercó lo suficiente, Loren extendió su mano, agarró su cuerpo y tiró de ella el resto del camino.

 

“Bueno, estamos en el lado de la suerte”.

 

Fueron capaces de llegar al otro lado sin que ninguno de sus perseguidores los alcanzara, así es como Loren evaluó la situación.

 

También se sintió aliviado de que el lugar donde terminaron no estuviera dentro del nido de goblins.

 

Y aunque se arrastraron por el suelo para atravesar la grieta, lo único que les cubría la ropa era polvo y escombros.

 

La ropa de Lapis parecía empeorar por el color, pero si todavía estaba dentro del nido de goblins, su ropa estaría cubierta de manchas y olores a causa de cosas mucho peores que la suciedad.

 

“Gracias, Loren. Me ayudaste mucho”.

 

“No te preocupes por eso. Más importante aún, ¿qué piensas de este lugar? Quiero tu opinión”.

 

Mientras permanecía sentado en el suelo, Lapis miró la escena frente a ella.

 

No era cegador, pero había suficiente luz como para distinguir claramente el entorno, a diferencia del túnel.

 

Un gran espacio con un techo alto.

 

Podían ver todo porque las paredes y el piso emitían luz, y definitivamente no se veía como el interior de una cueva para nada.

 

Lapis, quien aún no podía caminar, se tiró al suelo y colocó su rostro tan cerca que casi tocaba la pared. Después de observarlo por un momento, ella se apartó y dijo con voz impresionada.

 

“Estoy sorprendida. Esto es material de maná”.

 

“¿Qué es eso?”.

 

“Es un material de construcción visto en lugares como las ruinas del reino antiguo. La técnica es desconocida, pero es bastante excepcional, porque toma el maná de la atmósfera y lo convierte en luz”.

 

El Reino Antiguo era algo que incluso Loren conocía.

 

Se refería a un reino que prosperó en el pasado distante.

 

Era una civilización mágica sobresaliente y se decía que tenían la mitad del mundo bajo su dominio. Sus ciudadanos incluían humanos, semihumanos, beast kin, así como demonios.

 

Como la magia estaba tan entrelazada en su cultura, no cabía duda de que fueron los magos quienes tenían un gran poder y un alto estatus.

 

Significó que la mayoría de las ruinas excavadas en el presente pertenecieron una vez a los magos, y se dijo que, durante el pico del desarrollo del reino, las ciudades flotaban en el cielo.

 

Sin embargo, a pesar de que se decía que había avanzado muy tecnológicamente, ésta de repente desapareció y dispersó a todas las razas, formando las tierras que existían hoy en día.

 

“Hablando de las ruinas del Reino Antiguo… ¿no encontrar una valdría una fortuna?”.

 

Loren sabía que no era algo que puedas encontrar todos los días.

 

Algunas reliquias que fueron excavadas valían mucho más de lo que Loren podría imaginarse.

 

“Creo que lo mejor que puedes hacer es tratar de no ser completamente devastado por el gremio de aventureros y ladrones”.

 

“Eso es… toda una pesadilla justo ahí”.

 

“En lugar de eso, Loren, ¿puedes raspar una parte de esta pared? No es tan fuerte, pero es una fuente confiable de luz y también es un valioso material de investigación”.

 

Loren ya había roto parte de la pared de la cueva del nido de goblins, por lo que no fue difícil para él romper otra. Él asintió al momento en que entraron y le dijo a Lapis, quien lo miraba con los ojos brillantes de expectación.

 

“Hay muchos de ellos allí”.

 

“Oh, eso es cierto”.

 

Loren recogió a Lapis, quien intentaba arrastrarse a sí misma a pesar de que su ropa se ensuciaba, al igual que un gato recogería su gatito, y la llevó a la grieta en la pared.

 

Lapis le agradeció por el acto, ya que evitaba que su ropa se ensuciara, y comenzó a elegir partes del material de formación y metérselo en sus bolsillos.

 

“Puedes seguir haciendo lo que estás haciendo. Pero si esto son ruinas del Reino Antiguo, ¿no estamos en una situación bastante mala?”.

 

Las trampas y los guardianes, así como otros innumerables métodos para ahuyentar a los intrusos, formaban parte de las ruinas la mayor parte del tiempo.

 

Era más peligroso para las ruinas importantes, y si lo que Loren había escuchado sobre ellos era cierto, estaban en una cantidad inimaginable de peligro.

 

“Tal vez. Tal vez no”.

 

Lapis parecía haber terminado de llenar sus bolsillos y continuó.

 

“Aunque dices ruinas del Reino Antiguo, va de lo mejor a lo peor”.

 

“¿Qué quieres decir?”.

 

Loren le preguntó a Lapis mientras él la tomaba de debajo de sus brazos y la ayudaba a levantarse.

 

Ella logró ponerse de pie, pero tan pronto como Loren relajó sus brazos, comenzó a tambalearse y casi se cae. Loren suspiró al ver que sus extremidades aún permanecían inmóviles.

 

“Las ruinas peligrosas en las que Loren está pensando tienen sus peligros, pero también hay ruinas que a nadie realmente le importan”.

 

Loren, pensando que era peligroso quedarse demasiado tiempo en un lugar, volvió a poner a Lapis sobre su espalda.

 

Lapis, quien silenciosamente dejó que Loren hiciera lo suyo, continuó mientras se agarraba a su espalda.

 

“De todas las ruinas que se han encontrado, la más aburrida que conozco es un baño antiguo”.

 

“¿Huh…?”.

 

“Sistema perfecto de aire acondicionado e iluminación con casetas privadas. Completo con un sistema de alcantarillado y gran ventilación. Por supuesto, no hay trampas o guardianes. Sería extraño si lo hicieran”.

 

Loren pensó que solo alguien que estuviera loco colocaría trampas o guardianes en un baño.

 

También pensó que no habría mucho que proteger, pero un pensamiento que cruzó por su mente, sin saberlo, llegó a sus labios.

 

“Bueno, podría haber al menos uno para proteger a quien lo esté usando”.

 

“Esa es una idea en la que nunca antes había pensado…”.

 

“Los hombres están más distraídos cuando usan el baño o duermen con mujeres, ¿sabes?”.

 

“Es una forma de pensar bastante mercenaria, pero no creo que los magos del Reino Antiguo vivieran tan cerca del peligro”.

 

Los dos escenarios que presentaba Loren, usualmente resultaban en ser apuñalados en la espalda o ser atacados con flechas o magia, y se les enseñó a los mercenarios que esos eran los momentos más peligrosos, pero parecía que Lapis no los entendía realmente.

 

“Es por eso que no todas las ruinas son peligrosas. De hecho, hay menos peligrosas que más seguras”.

 

Ahora que él lo pensaba, las ruinas en las que se encontraban eran edificios utilizados por civiles, por lo que tenía sentido que no hubiera trampas ni guardianes.

 

Si fueran instalaciones de investigación o tesoros retenidos, sería una historia totalmente diferente, pero también tenía sentido que, comparado con todo el reino, solo habría un puñado de ellas.

 

“Entonces primero tenemos que descubrir qué tipo de ruina es esta”.

 

“Sí, exactamente”,

 

“Espero que no sea una peligrosa”.

 

Después de comprobar si Lapis estaba firmemente establecida en su espalda, Loren comenzó a caminar lentamente.

 

No era como si él tuviera ningún lugar en mente.

 

Aunque la zona a la que salieron era grande y tenía un techo alto, Loren pensó que estaban en una especie de habitación, pero después de observar su entorno, descubrió que estaban en el medio de una especie de corredor.

 

Pensó que, si lo seguía, tendrían que terminar en alguna parte.

 

Significaba andar descuidadamente en una ruina con posibles peligros, pero Loren pensó que sería mejor que regresar a una cueva llena de goblins.

 

“Voy a levantar la guardia. ¿Puedo contar contigo para vigilar también?”.

 

“Haré todo lo posible para detectar trampas o cualquier cosa con magia, así que contaré contigo si aparecen enemigos”.

 

Ella le dio un ligero toque a la gran espada en la espalda de Loren.

 

En manos de Loren, era un arma de gran fuerza debido a su ridículo peso, pero al mismo tiempo era una espada hecha de hierro común.

 

Era efectivo para cortar y destrozar cosas, pero era inútil contra cosas espirituales o mágicas.

 

Era más que suficiente en batalla, pero en una ruina del Reino Antiguo, parecía bastante mediocre.

 

“Si viene lo peor, tendremos que pensar en pasar por el nido de goblins”.

 

“Eso es algo que me gustaría evitar”.

 

Aunque Loren había matado al mago goblin, no había manera de saber si ese era el único.

 

Además, Lapis había visto algunos goblins con cuerpos más grandes entre los que los flanqueaban.

 

Ella supuso que eran hobgoblins, otro tipo de goblin de alto rango. Si alguien le preguntara si Loren podría luchar por sí mismo, Lapis tendría que inclinar su cabeza.

 

Además de no ser capaz de moverse, ella comprendió que era completamente peso muerto para Loren.

 

“Lo mejor sería salir de aquí sin tropezar con nada”.

 

“Con base en mis acciones diarias, no creo que las cosas me vayan demasiado bien”.

 

“Igual que aquí. Realmente no creo en los dioses, por lo que tampoco sería correcto rezarle a uno”.

 

Loren dejó escapar una preocupada risa y pensó que probablemente era mucho peor para él que Lapis en lo que respecta a las acciones diarias.

 

Él de repente se detuvo y extendió su brazo derecho sobre su gran espada.

 

Era un movimiento que indicaba que estaba a punto de sacar su arma, así que Lapis se tensó, preparándose para cuando Loren la tirara.

 

Loren no fue tan lejos como para desenvainar su espada, y en su lugar, bajó su cintura, preparándose para poder moverse en cualquier momento.

 

“¿Loren?”.

 

“Silencio. Algo viene”.

 

El corredor frente a ellos se convirtió en una esquina.

 

Aunque Lapis no tenía ni idea sobre eso, Loren sintió que algo venía hacia ellos y se detuvo.

 

Si fuera una esquina de la calle en una ciudad, no sería peligroso en absoluto, pero en una ruina antigua había muy pocas posibilidades de que no fuera peligroso.

 

“¿No deberíamos correr…?”.

 

“Tendremos suerte si nos deja”.

 

Había la opción de volver corriendo por donde vinieron inmediatamente.

 

Pero Loren quería reunir tanta información como pudiera sobre las ruinas.

 

Si pudiera ver lo que venía, seguramente obtendría algún tipo de información, por lo que decidió que elegiría quedarse o correr después de ver lo que venía.

 

Lapis, quien estaba en su espalda, entendió lo que él estaba tratando de hacer.

 

“Todavía puedo usar suficiente magia para mantenerlo ocupado por un tiempo. Solo dime cuando”.

 

Mientras Lapis le susurraba algo a Loren al oído y él le asintió de vuelta, lo que fuera que venía hacia ellos estaba a la vuelta de la esquina.

 

Lo que apareció a la vuelta de la esquina vio a Loren, quien tenía sus piernas tensas y estaba listo para hacer un movimiento, y habló.

 

“Aquí hay un hermano de aspecto atemorizante con una hermana en su espalda*”.

(NT: Onii-san y Onee-san).

 

“¡¿Qué?! ¿Por qué diablos está algo así en estas ruinas? ¿Es una ilusión o algo así?”.

 

“¡No es mi culpa que estén allí! Si fuera una ilusión, ¿no nos estaría mostrando algo mejor?”.

 

“Son humanos, creo. Tienen celo, al menos”.

 

“Un tipo de lugar duro para perderse”.

 

Lo que vino del otro lado de la esquina fue un grupo de individuos armados, muy probablemente un grupo de aventureros.

 

En sus pechos había etiquetas de identificación plateadas.

 

 

 

Anterior | Tabla de Contenido | Siguiente

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: