No tuvieron ningún problema mientras exploraban.

 

Como dijo Ritz antes, los únicos monstruos con los que se toparon fueron goblins, y ellos fueron rápidamente encargados por él y su grupo.

 

Los cadáveres de los goblins yacían esparcidos por el suelo, faltando una oreja.

 

Loren estaba preocupado de que se convirtieran en no-muertos, pero no había forma de que los enterraran dentro de las ruinas, y si los quemaran, el humo llenaría el corredor.

 

No tenían otra opción que dejarlos tal como están.

 

“Incluso si se convierten en no-muertos, solo son goblins, así que no debería ser gran problema”.

 

Aunque Ritz respondió a las preocupaciones de Loren, Loren no quería encontrarse con fantasmas o goblins no-muertos.

 

Dejando eso de lado, gracias a todos los gonlins que se mostraron, el saco en la cintura de Loren estaba ahora lleno.

 

Al principio no era mucho, pero a medida que aumentaba el número de orejas, la sangre de los goblins comenzó a filtrarse en el saco, y comenzó a emitir un horrible hedor.

 

Por mucho que Loren quisiera tirarlo, no pudo, porque fue dado por Ritz y su grupo.

 

Él tampoco podía manejarlo más o menos, porque podría cambiarse por dinero.

 

Loren se preguntó si a nadie más le molestaría el olor, así que miró a su alrededor, pero a nadie pareció molestarle excepto a Lapis.

 

Ella estaba haciendo amargas expresiones, y porque estaba tratando de no respirar por la nariz, Loren podía escuchar su pesada respiración.

 

“No es como si me estuviera excitando o algo”.

 

“Lo sé. No tienes que decirme”.

 

Incluso si ella no lo dijera, no había forma de que Lapis estuviera de humor, de todos modos.

 

Nim, quien los miraba a los dos con una sonrisa, de repente se puso seria y dejó escapar una advertencia para que todos pudieran escuchar.

 

“Esperen. Algo está mal”.

 

Ritz y su grupo respondieron al instante.

 

Ritz, el guerrero, levantó su escudo, y Jack, el ladrón, escaneó sus alrededores.

 

Quartz, el mago, levantó su bastón y miró a su alrededor.

 

“Nim, ¿qué es?”.

 

“El olor del aire cambió. Huelo sangre que no es sangre de goblin en el aire”.

 

Ante las palabras de Nim, Loren olió, pero lo único que podía oler era la sangre de goblin que salía del saco, y no podía oler de lo que Nim estaba hablando.

 

Loren se sorprendió de que Nim fuera capaz de detectar un olor diferente, a pesar de estar justo al lado de él con un hedor de goblin cubriendo todos los otros olores en el área.

 

“La sangre huele a hierro, pero ¿hay realmente una diferencia entre el olor de la sangre humana y la sangre de goblins?”.

 

Lapis le preguntó a Loren con una voz desconcertada, pero no había manera de que Loren supiera la respuesta a eso.

 

“No les diré a ustedes que dejen de hablar, pero a partir de ahora, debemos tener cuidado. Cuando se trata de la vista y el oído, Nim es la más aguda”.

 

“Su figura también es aguda… ¡¿Oww?!”.

 

Jack, quien dijo una cosa en exceso, recibió una patada en la espalda de Nim.

 

A pesar de que Jack tenía el cuerpo más grande y parecía más fuerte que Nim, ella debió haber puesto un poco de fuerza en esa patada, ya que Jack cayó de rostro al suelo.

 

“Deja de perder el tiempo… Solo digo que debemos tener cuidado”.

 

“Vamos, se está poniendo muy serio aquí. Si no nos relajamos, no es bueno para nuestras mentalidades”.

 

Jack se rió y se frotó la espalda mientras se ponía de pie, mirando alrededor del área, mientras que Ritz solo lo miraba, exasperado.

 

“Por lo que puedo ver, no hay nada como lo que dijo Nim por aquí. Lo que significa que está un poco adelantado desde aquí”.

 

“Lo que sea. Vámonos”.

 

Ritz, quien decidió que era una pérdida de tiempo tratar de lidiar con Jack, dio la orden, frustrado porque no se disculpó en absoluto,

 

Aunque desacelerarían, todos acordaron que era mejor que volverse como lo que Nim sentía, o pelear con lo que sea que lo causó sin preparación.

 

“¿La joven señorita no puede moverse todavía?”.

 

Mientras se movía lentamente por el corredor, Ritz le preguntó a Loren.

 

Loren miró hacia atrás a Lapis, quien intentó levantar sus brazos arriba y abajo, y negó con la cabeza.

 

“Lo siento, va a tomar un poco más de tiempo”.

 

“¿Pensé que no podías ponerte de pie? Tus brazos deberían estar bien”.

 

“Sé que esto es embarazoso, pero todo mi cuerpo parece haberse congelado por todo el miedo y la tensión…”.

 

Ritz dejó escapar una expresión aburrida ante las excusas de Lapis, pero entonces le dijo a Loren.

 

“No sé dónde la encontraste, pero ¿no sería mejor para los dos si la llevaras de regreso a su iglesia?”.

 

“Eso es algo para que ella decida. No puedo decir nada al respecto”.

 

Loren pensó que no estaban lo suficientemente cerca como para que él dijera algo sobre lo que ella debería hacer, pero no tuvo ganas de explicárselo a Ritz.

 

Sabía que él no tenía forma de hablar, y había una posibilidad de que dijera algo que no necesitaba.

 

Loren no tenía ningún pensamiento sobre las verdaderas intenciones de Lapis, pero la mayoría de la gente no pensaba de la misma manera que él, y no estaba seguro de cómo reaccionarían Ritz y los demás si se enteraban.

 

Así que Loren decidió que había una necesidad de que lo mantuvieran en secreto, y si iba a hacer eso, no debería hablar mucho.

 

“Hey, mira eso”.

 

Mientras Loren pensaba en esos pensamientos, Jack, quien estaba mirando a su alrededor, alzó su voz.

 

Loren dejó de pensar y miró hacia la dirección que señalaba Jack, y lo que llamó su atención fue algo en el suelo a una distancia delante de ellos.

 

Loren no estaba seguro de qué era al principio.

 

Era una distancia donde podía ver que había algo en el suelo, pero tal vez porque su trabajo era una cazadora, o tal vez porque era porque era una elfa, Nim pudo distinguir qué era, y murmuró en voz baja, tratando de considerar algo.

 

“Armadura… ensangrentada”.

 

Incluso después de descubrir lo que era, Ritz y el grupo no dejaron de ser cautelosos.

 

Por mucho que quisieran correr y examinarlo, tuvieron cuidado de buscar trampas o lo que sea que dejara la armadura ensangrentada en el suelo, y después de tomarse una buena cantidad de tiempo para asegurarse de que no había peligros, se acercaron a la cosa que yaciendo en el suelo.

 

“Es armadura, bien. Armadura de cuero. Pero esto no nos dice nada”.

 

Ritz se acercó y se inclinó para mirarla más de cerca, pero pronto se dio por vencido tratando de obtener cualquier tipo de información.

 

Como dijo Nim, era una armadura de cuero cubierta en sangre, pero en una forma tal que apenas podían reconocer que solía ser una armadura, y no había nada que les permitiera saber de quién era.

 

“Una cosa es segura. El usuario está definitivamente muerto”.

 

Incluso Loren podía decir que la cantidad de sangre provenía de una herida mortal, y que también había sangre por todo el suelo.

 

Si toda esa sangre fuera de una persona, no habría forma de que él estuviera vivo.

 

“Las únicas personas que vinieron aparte de nosotros era el grupo contra el que estamos compitiendo, pero ¿quizás también cayeron aquí?”.

 

“¿Había alguien que llevara armadura de cuero en su grupo?”.

 

En palabras de Quartz, Ritz y Jack se cruzaron de brazos y comenzaron a pensar profundamente.

 

Nim, quien estaba de pie al lado de Loren, quien pensó que debieron haber olvidado quién estaba en el otro grupo, habló con una fría mirada a los hombres, quienes todavía no podían recordar.

 

“Ritz y Jack son demasiado descuidados. Quartz se está volviendo senil”.

 

“¡No estoy senil!”.

 

“Entonces apresúrate y recuerda. ¿Quién tenía una armadura de cuero en el otro grupo?”.

 

“Ugh”.

 

Quartz soltó un pequeño gemido, pero no era fácil tratar de recordar algo que él ya había olvidado.

 

“Solo ríndete y acepta el hecho de que te estás volviendo senil”.

 

“No estoy senil, no lo estoy. Lo recordaré dentro de poco”.

 

Quartz comenzó a apretar sus dientes e intentó recordar lo más que podía.

 

A su alrededor, Ritz y Jack gruñían, sin poder recordar nada tampoco. Nim los ignoró a todos y le dijo a Loren.

 

“¿Qué piensas?”.

 

“¿Yo? ¿No tu grupo?”.

 

“Deberíamos dejarlos pensar un poco. Quizás recuerden eventualmente”.

 

Nim, quien cortó completamente a los otros tres, le dio la información a Loren, quien estaba pensando si estaba bien que ella le hiciera eso a su grupo.

 

“Si la armadura era de alguien del otro grupo, la persona que la llevaba era un ladrón”.

 

“Así parece”.

 

“Ese no es el problema. Quiero tu opinión sobre lo siguiente”.

 

Por lo general, los magos no usaban armadura, sino que usaban túnicas hechas de tela, y los sacerdotes también usaban equipo hecho de tela, y algunas veces llevaban cotas de malla debajo.

 

Cuando se trataba de defensa, además de ser capaz de moverse rápidamente, por lo general era equipo para ladrones o guerreros, pero la armadura de cuero no tenía refuerzos para hacerla más resistente y era bastante ligera.

 

Basado en esto, Loren podría decir que pertenecía a un ladrón incluso sin haber visto al otro grupo.

 

Pero eso no era lo que le preocupaba a Nim.

 

“Si vamos a continuar con la teoría de que es uno de los miembros del otro grupo. Su ladrón era una mujer”.

 

“¿Huh?”.

 

Loren no estaba seguro de lo que eso significaba, pero Lapis, quien estaba escuchando a su espalda, pareció encontrar algo mal.

 

“Por lo que vi, los únicos monstruos que salieron en estas ruinas son goblins”.

 

“¿Qué hay de eso?”.

 

“Los goblins no suelen matar mujeres. Es porque pueden usarlas para otras cosas. Pero si el portador de esta armadura era una mujer, significa que la mataron. Eso es lo que es extraño”.

 

Loren volvió a mirar los restos de la armadura en el suelo.

 

En su estado actual, era difícil saber si era una armadura hecha para una mujer.

 

Pero si era como dijo Nim y el usuario era una mujer, era raro que la mataran en el acto, como acaba de decir Lapis.

 

“¿No es como que algo la golpeó y la mató?”.

 

“No es imposible. Pero hay demasiada sangre”.

 

Loren estuvo de acuerdo con Nim.

 

Incluso si algo como una flecha la hubiera matado, era difícil pensar que las armas de los goblins pudieran causar una herida que causara tanto sangrado.

 

“Hay demasiada sangre. Es probable que la desmembraran en el acto”.

 

“Eso sería inusual para los goblins. Si su presa estuviera viva, priorizarían su entretenimiento y la llevarían a su nido”.

 

“Entonces supongo que podría haber algo más que goblins aquí”.

 

“A eso se reduce todo”.

 

Después de guardar silencio por un momento para ordenar sus pensamientos, Nim le preguntó a Loren.

 

“La grieta donde los conocimos a ustedes dos. ¿Recuerdas el camino de regreso?”.

 

“Sí. En su mayor parte, era un túnel directo”.

 

“Okay. Ritz”.

 

Ritz dejó de pensar y se giró hacia Nim.

 

Después de esperar a que él girara completamente su atención hacia ellos, Nim le sugirió a Ritz.

 

“Algo es extraño. Deberíamos salir y reiniciar”.

 

“Espera un segundo. Siento que algo está mal también, pero no sabemos con certeza si estos restos son del otro grupo. Necesitamos una razón clara para retirarnos”.

 

“No se verá bien si decimos que volvimos porque encontramos una armadura ensangrentada. Sin embargo, es una historia diferente si encontramos sus etiquetas de identificación”.

 

Nim escaneó la zona con sus ojos, pero no había nada por el estilo en el suelo.

 

“Podemos ser más cautelosos, pero retirarse es imposible. Afectará nuestros trabajos en el futuro”.

 

“Está bien si eso es lo que decide Ritz, pero…”.

 

“Lo sé. Regresaremos si encontramos cosas como etiquetas”.

 

“Entonces está bien”.

 

Nim dejó de ser persistente mientras Ritz presentaba las condiciones para la retirada.

 

Loren, quien no tuvo más remedio que seguir a Ritz sin importar si estaba de acuerdo con su decisión, se quedó en silencio y asintió.

 

 

 

Anterior | Tabla de Contenido | Siguiente

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email