Broke Mercenary – Capítulo 16: Trepar Para Escapar

“Hey, Lapis. Perdón por interrumpir tu buen estado de ánimo”.

 

Mientras observaba a Ritz subir torpemente por la escalera, él llamó a Lapis, quien estaba pie a su lado con una gran sonrisa en su rostro, tan tranquilamente como él podía.

 

Lapis, quien estaba de buen humor al ser capaz de explorar las ruinas del Reino Antiguo, giró su rostro sonriente hacia Loren.

 

“Una vez que trepemos allí, ¿no nos dirían que volvamos a casa?”.

 

A diferencia de Lapis, quien estaba demasiado emocionada por la rara oportunidad, Loren estaba calmado todo el tiempo.

 

Lapis se congeló ante las palabras de Loren.

 

“Ritz y los otros saben el camino de regreso porque cayeron a este piso, ¿verdad? Si subimos, significa que conocen el camino de regreso desde allí”.

 

Todo lo que tenían que hacer ahora era ver si valía la pena llevarlos más allá para que pudieran usar las Artes Divinas de Lapis una vez.

 

Si Loren estuviera en su lugar, sería más fácil si él les dijera que tuvieron la suerte de salir e irse a casa, incluso eso significaba no ser capaz de usar Artes Divinas.

 

Loren pensó que los aventureros veteranos llegarían a una conclusión similar, pero aparentemente Lapis no había pensado tan lejos, ya que todavía estaba congelada en el lugar.

 

“Que debería hacer. Esto es inesperado”.

 

“Supongo que también tienes tus momentos”.

 

“Estaba demasiado emocionada por el hecho de que podía explorar las ruinas… Pero realmente debemos ir al piso superior. Realmente no hay nada aquí abajo”.

 

Loren giró su mirada de Lapis, quien parecía preocupada, a Ritz, quien todavía estaba subiendo la escalera.

 

Para Loren, que Ritz le dijera que el camino de regreso y salir de allí, no era un problema.

 

Para aventureros como Ritz y su grupo, o para alguien que actuara por curiosidad intelectual como Lapis, las ruinas podrían ser un lugar divertido, pero para Loren era solo un lugar peligroso que a él no le importaba menos.

 

Pero viendo a Lapis tan desanimada, sintió que quería cumplir su deseo a pesar de los peligros que podría enfrentar.

 

“¿Hay algo así como algo que podamos ofrecer?”.

 

“¿Aparte de las Artes Divinas? Esa es una pregunta difícil. Si les digo que yo también podría usar magia, parecería demasiado sospechoso”.

 

“¿Algo como conocimiento o habilidades?”.

 

“Si puedo descubrir qué tipo de ruina es esta, tendré una muy buena idea de cómo son estas ruinas”.

 

La información que acaba de decir Lapis era muy útil, incluso para alguien como Loren, quien no sabía nada sobre la exploración de ruinas.

 

Él pensó que era más eficiente si tuvieran una idea básica de cómo era el interior que caminar sin ninguna idea.

 

“Eso es impresionante, pero ¿cómo lo sabrías?”.

 

Cuando Ritz apenas logró subir a la cima, Quartz comenzó a subir, pero debido a su túnica y su vejez, era incluso más lento que Ritz.

 

Mientras Loren preguntaba a Lapis, vio que el rostro de Nim se frustró por la lentitud de los dos que tenía delante de ella, y cuánto tiempo la estaban obligando a esperar.

 

“Loren, ¿sabes cómo se ve el gremio de aventureros por dentro?”.

 

“No estoy muy seguro, pero está el piso con la recepción y un lugar donde puedes comer, ¿verdad? También están los archivos y la habitación del maestro del gremio… ¿Algo así?”.

 

Loren, quien no había sido un aventurero por mucho tiempo, no sabía demasiado sobre el edificio, así que le dijo lo que vio y lo que escuchó, y Lapis asintió.

 

“Los detalles no importan, pero los edificios como el gremio de aventureros se parecen entre sí sin importar dónde se encuentren. Aparentemente, es para que los empleados puedan adaptarse más rápido cada vez que se trasladan a diferentes lugares, pero lo mismo se puede decir de las ruinas”.

 

Loren vio a Quartz, quien estaba a medio camino, perder un escalón y volver a caer.

 

Como fue una caída bastante larga, Loren estaba preocupado de que él podría haberse lastimado, pero inmediatamente se levantó y se frotó el trasero. Pero dejó escapar un gemido cuando Nim, quien estaba incluso más frustrada ahora, le dio una patada.

 

Aunque Loren sabía que ella no estaba siendo seria, y Quartz también lo sabía, él no pudo evitar verlo como un abuso, así que desvió su mirada.

 

“Las personas en el Reino Antiguo construyeron cosas de manera funcional y eficiente, por lo que la mayoría de las veces los edificios se construyen de manera similar”.

 

“¿Alguna excepción?”.

 

“Siempre hay excepciones. Aparentemente, eso permaneció igual desde tiempos antiguos, y hay ruinas construidas extrañamente de vez en cuando”.

 

Lapis cruzó sus brazos, molesta.

 

Aunque poco confiable, Loren pensó que el hecho de que Lapis fuera una sacerdotisa del Dios del Conocimiento, que usaba las Artes Divinas además de tener bastante conocimiento de las ruinas, era una buena razón para que Ritz les dijera que podían quedarse.

 

Loren concluyó que si le dijera a Ritz lo que Lapis acaba de decirle antes de que Ritz les diga que se vayan a casa, había una gran posibilidad de que pudieran quedarse. Cuando decidió que haría el esfuerzo por Lapis, quien todavía parecía frustrada, Quartz agarró al borde del agujero y se congeló.

 

“¡Esto es malo!”.

 

Tan pronto como gritó, Jack saltó sobre Quartz y bajó por el agujero.

 

Ritz lo siguió inmediatamente y gritó mientras descendía.

 

“¡Goblins!”.

 

Tan pronto como Nim lo escuchó, preparó su arco. Al mismo tiempo, Jack aterrizó en el suelo sin hacer ruido, y Ritz aterrizó también con un sonido sordo.

 

“¡Quartz, salta hacia abajo!”.

 

Quartz estaba casi en la parte superior, y era dos veces más alto que cuando cayó antes.

 

Jack y Ritz podían saltar gracias a su agilidad y robustez, pero Quartz vio lo alto que estaba y dudó.

 

Entonces vino el problema, la horda de goblins.

 

Las dagas y los garrotes de los goblins arañaron su cabeza y hombros, y él perdió su agarre del borde y comenzó a caer de cabeza hacia el suelo.

 

Lapis temía que pudiera caer en un mal lugar y resultar gravemente herido, pero para entonces, Loren, quien había estado junto a ella, ya estaba en movimiento.

 

Loren comenzó a subir la escalera a una velocidad increíble para alguien que tenía una gran espada grande en su espalda, y tan pronto como atrapó a Quartz, saltó sin ningún problema.

 

“L-Lo siento”.

 

“¡No tengan tiempo para eso ahora mismo! ¡Corran!”.

 

Quartz comenzó a agradecer a Loren mientras él gentilmente lo bajaba, pero a la voz de Ritz, Loren levantó su vista para ver cuál era el problema. Tan pronto como vio a los goblins comenzar a caer por el agujero, comenzó a correr.

 

“¡¿Qué es eso?!”.

 

“¡Cómo se supone que sabré! ¡Lo único que sé es que hay muchos de ellos!”.

 

Nim y Lapis comprendieron rápidamente la situación en la que se encontraban y ya habían comenzado.

 

Ritz corría frente a todos, pero Loren decidió que, desde la perspectiva de un grupo, era natural que el líder estuviera al frente y eligiera dónde ir, y no era que Ritz huyera rápidamente.

 

Loren redujo la velocidad un poco para dejar que Nim, Lapis y Quartz se adelantaran a él y tener la retaguardia. Loren le preguntó a Jack, quien corría a su lado, qué había sucedido arriba, pero lo único que recibió de Jack fue un grito de pánico.

 

Loren miró hacia atrás, preguntándose qué había hecho que un aventurero de plata como Jack hiciera semejante sonido, y un pequeño gemido escapó de sus labios cuando vio lo que hizo que Jack gritara.

 

Lo que vio fue una avalancha de goblins.

 

Vio a goblin tras goblin caer. Aquellos que aterrizaron en el suelo fueron aplastados por los que vinieron después, algunos de ellos se rompieron los huesos, y actuaron como cojines para los goblins que vinieron después. Era un espectáculo que haría que cualquiera quisiera gritar.

 

Loren no podía ver el final, por lo que descartó la idea de luchar contra ellos y se concentró en correr.

 

 

“¡¿Qué es esto?! ¡¿Qué diablos es esto?!”.

 

“¡Esto es una ruina, ¿verdad?! Por qué hay tantos goblins… ¡¿dónde diablos se estaban escondiendo, de todos modos?!”.

 

“Realmente no quiero morir pisoteado por los goblins”.

 

“Cállate y corre. Es lo único que podemos hacer en este momento”.

 

Todos siguieron corriendo, quejándose y apresurándose todo el tiempo, pero no tenían idea de dónde correr, y simplemente continuaron corriendo ciegamente por los corredores.

 

Si tomaban un rumbo desafortunado y se encontraban en un callejón sin salida, el único fin que les esperaba era la muerte de una horda de goblins. Todos y cada uno de ellos trataron de pensar en una forma de salir, pero ninguno de ellos pudo pensar en algo que pudiera detener a una horda de goblins, y no pudieron hacer nada más que rezar para que no se toparan con un callejón sin salida.

 

“E-Esto es…”.

 

“Esto, no se ve muy bien”.

 

Los primeros en comenzar a quedarse sin estamina fueron Quartz, quien era mucho más viejo que los demás, y Lapis, por razones que solo Loren podía suponer.

 

Lapis estaba disminuyendo la velocidad debido a que sus pies protésicos se habían quedado sin maná debido a todos los movimientos repentinos y duros.

 

Mientras los dos disminuían la velocidad y estaban a punto de pasar por Loren, él envolvió sus brazos alrededor en cada una de sus cinturas, los levantó, y comenzó a correr con ambos debajo de cada brazo.

 

“H-Hey. ¿Estás bien?”.

 

“Estoy acostumbrado a ello”.

 

Correr mientras llevaban compañeros lesionados era algo que los mercenarios hacían todo el tiempo, y Loren había hecho esto muchas veces antes.

 

Comparado con los mercenarios robustos que llevaban armadura completa, un anciano vestido con una túnica y una chica vestida con ropa de sacerdotisa era mucho menos una carga.

 

Loren no disminuyó la velocidad, incluso con el peso de su armadura añadida a eso, su fuerza y ​​resistencia estaban en un nivel donde incluso Jack y Ritz estaban sorprendidos por ello.

 

“Perdón, joven… me aseguraré de agradecerte después…”.

 

“Lo siento por el problema otra vez, Loren”.

 

“Estoy bien. No se preocupen por mí y traten de usar sus cerebros. Seremos atrapados eventualmente”.

 

Loren no estaba seguro de quien tenía más resistencia, las personas o los goblins, pero en comparación con ellos, quienes todos tenían armadura y equipo, los goblins, que tenían armas, pero eran más ligeras en general, parecían tener la delantera.

 

Aunque no podían perder a los goblins, y los goblins tampoco podían alcanzarlos, era solo cuestión de tiempo antes de que ya no pudieran moverse.

 

Si los goblins los atraparan en ese momento, sus números los aplastarían a todos.

 

Loren siguió corriendo detrás de Ritz y los otros, rezando para que los dos que llevaba pensaran en una solución.

 

 

Anterior / Siguiente

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: