Broke Mercenary – Capítulo 24: Despertando a lo Prometedor

“Loren, estás despierto. Estoy tan feliz”.

 

Loren despertó con Lapis mirándolo a la cara y algo pesado apretando su estómago.

 

Levantó su mano derecha y se la puso en la frente y la presionó.

 

Sintió una cama suave debajo de él y una manta limpia cubriéndolo.

 

La pesadez que estaba sintiendo era que Lapis estaba sentada encima de él, y cuando Lapis movió su rostro justo hacia él, él golpeó su* frente con bastante fuerza.

(NT: La frente de Lapis).

 

 

“¡¿Ow?!”.

 

“No te sientes imprudentemente encima de un hombre”.

 

Lapis se inclinó hacia atrás, con su mano sobre su frente y lágrimas en sus ojos. Ella luego le dio a Loren una mirada llena de quejas y señaló la habitación con su otra mano.

 

“No hay ningún lugar para sentarse más que aquí”.

 

Loren, todavía acostado, giró su cabeza para mirar a su alrededor.

 

Era una habitación de hospital normal.

 

Aparte de su cama, había una mesa y un estante, pero no había sillas.

 

La fuerte luz del sol y una suave brisa provenían de la ventana, y la brisa agitaba levemente las cortinas.

 

“¿Un hospital…?”.

 

Loren decidió que debía estar en un hospital, y Lapis asintió.

 

“Sí, este es un hospital. ¿Quieres saber qué pasó después de que te desmayaste?”.

 

Loren asintió sin vacilar.

 

Recordó hasta que se había movido para destruir el panel de control, pero no tenía idea de lo que sucedió después y de cómo estaba vivo.

 

“¿Qué es lo último que recuerdas?”.

 

“Hasta cuando arrojé mi espada”.

 

Loren perdió el conocimiento antes de poder ver si fue capaz de destruir el panel de control.

 

Como no estaba en las ruinas ni en el más allá, sabía que debía haber destruido el panel de control y quería saber de alguien que sabía lo que sucedió después de eso.

 

“Parece que tu conciencia y memoria están bien. Las personas que dejan que su conciencia y poder se descontrolen a menudo tienen daño mental, pero me alegra que el berserk Loren parezca inofensivo”.

 

“¿Hay buenos y malos?”.

 

“Por supuesto. De todos modos, sobre los eventos después de que Loren arrojó la gran espada”.

 

Gracias al colgante y la gran espada rota que Loren había arrojado al panel de control, este dejó de funcionar completamente.

 

Debido a que se apagó, los comandos para detener a los goblins y cerrar las ruinas pasaron. Los goblins dejaron de moverse y las ruinas se detuvieron también.

 

“Nadie podrá reiniciar esas ruinas nunca más”.

 

“¿En serio?”.

 

“Sí, porque destruiste por completo el panel de control. Tampoco se puede arreglar porque el colgante también se deshizo de los circuitos mágicos dentro de él”.

 

Lapis creía que en la época en la que se encontraban actualmente, destruir esas ruinas era algo bueno.

 

No le había importado al Reino Antiguo, pero con el nivel de cultura mágica de la sociedad actual, no podría ser capaz de entregar tal ruina.

 

Incluso si la gente tratara de usarla para fines militares, las únicas órdenes que tomarían los goblins serían las relacionadas con las ruinas, por lo que todo lo que podrían hacer es dejar sueltos a los goblins en un área y esparcir miedo y confusión. Si se iba a usar así, era mejor si nadie podía usarla más.

 

“Sin embargo, Ritz y su grupo estaban bastante enojados”.

 

“Eso no es sorprendente. Hicimos las ruinas inútiles”.

 

Aunque lo pensaban como una broma, era un hecho que decían algunas cosas a regañadientes.

 

Como habían estropeado su misión, no era sorprendente que les dijeran una o dos cosas, pero Ritz y su grupo no se resintieron en absoluto por Loren.

 

Pero Lapis decidió que no tenía que decirle eso a Loren.

 

Ritz y su grupo reunieron mucha información sobre las ruinas, pero ya no importaba porque las ruinas ya no servían para nada.

 

No pudieron encontrar tesoros ni nada de gran valor, por lo que las recompensas por su búsqueda no sumaron demasiado. Sumando los gastos que usaron para prepararse para la expedición y tratar a sus miembros heridos, estaban en una perdida.

 

Pero a pesar de eso, Loren aún les salvó la vida, por lo que todos estaban muy agradecidos con él.

 

A pesar de que Loren no entendía cómo Ritz y su grupo se sentían por él, Lapis no tenía intención de corregirlo, ya que ella no fue la causa del malentendido en primer lugar.

 

“Será problemático si hago conexiones extrañas, así que”.

 

Lapis ya sabía en qué dirección iba ella a entablar esta conversación. Aunque Ritz y su grupo eran aventureros de alto rango y eran buenas personas, hacer amistad con ellos era un poco problemático para ella.

 

Es por eso que estaba tratando de hacerle pensar que ellos no les gustaba él demasiado.

 

“¿Dijiste algo?”.

 

El murmullo de Lapis no había llegado a oídos de Loren.

 

Lapis decidió que era malo si ella dejaba salir algo sin cuidado y hacía que Loren sospechara de ella, por lo que continuó con fuerza la conversación.

 

“Aunque la expedición misma terminó en un fracaso, todavía hicieron su trabajo, por lo que obtuvieron muchas de las recompensas, así que no creo que tengas que preocuparte tanto”.

 

“Pero aun así hice algo bastante malo”.

 

Ante el tono de disculpa de Loren, Lapis decidió que no era bueno seguir hablando de eso, así que tosió y cambió de tema.

 

“El gremio enviará un equipo de expedición a las ruinas y se asegurará de que esté sellado adecuadamente. Ya no se puede usar, por lo que no debería necesitar sellado, pero supongo que no debes ser demasiado cuidadoso”.

 

Si se llevara a cabo una expedición oficial, ellos también buscarían en el área, y eso significaría que las chicas del grupo de Sarfe podrían ser rescatadas.

 

Lapis se dio cuenta de la posibilidad, pero no le importó en absoluto.

 

Ya sea que sean rescatadas o no, ella no iba a volver a verlas nunca más, así que era una pérdida de tiempo pensar en ellas.

 

“¿Quién me llevó aquí? ¿Dónde es esto, de todos modos?”.

 

“Yo lo hice. No podía dejar que Ritz y los demás te cargaran. Además, este es el hospital en Kauffa. Ellos ofrecieron ayudar, pero tenían que encargarse de sus propios heridos”.

 

Loren, Lapis y el grupo de Ritz se juntaron dentro de las ruinas, pero originalmente eran grupos separados. Dado que era la norma para que los grupos se hicieran cargo de sus propios miembros, habría sido incómodo si Lapis les permitiera llevar a Loren.

 

“Parece que me ayudaste bastante”.

 

“No, no. No te preocupes por eso. Hablando de misiones fallidas, la misión de exterminar goblins que tomamos se consideró un fracaso. Tres miembros del grupo no han regresado y no hemos podido destruir el nido, y no tenemos ninguna prueba de caza, así que”.

 

El saco que contenía las orejas de los goblins se perdió en algún momento durante la pelea.

 

Loren tuvo que concentrarse en luchar por su vida, por lo que no pudo hacer un seguimiento de ella al mismo tiempo, y se preguntó dónde la dejó caer.

 

Como resultado, no recibieron ningún tipo de recompensa del gremio de aventureros.

 

Loren suspiró por su error.

 

“Perdón por eso, Lapis”.

 

Aunque Loren había perdido el saco, Lapis podría haber cosechado mucho de todos los goblins que se habían detenido después de que se rompiera el panel de control.

 

Los que mataron fueron recogidos por los goblins, pero todavía quedaban muchos goblins allí.

 

Pero ella no hizo eso porque todos sabían que no estaban fuera de peligro solo porque las ruinas se desactivaron y Ritz sugirió salir de allí lo más rápido que pudieran.

 

Debido a eso, ella no pudo recoger nada después.

 

“No te preocupes por eso. Oh, y ya he tomado la tarifa de transporte que se necesitó para regresar de tu billetera, pero las tarifas de tratamiento y las tarifas del hospital que se agregaron son una historia diferente”.

 

Loren se sintió triste después de oír esas palabras y no quería levantarse más, así que relajó su cuerpo y se mantuvo acostado.

 

La única razón por la que aceptó la misión fue porque no tenía dinero, pero perdió el saco con la prueba de la caza y, por encima de eso, tenía que pagar otras tarifas.

 

La tarifa de transporte que Lapis le quitó a su billetera fue dinero que ella le había prestado también.

 

Cuando escuchó a Lapis decir que ella agregó los honorarios del tratamiento y los honorarios del hospital, él miró a Lapis.

 

“Pagaré por ellos, así que no te preocupes”.

 

Lapis entendió lo que Loren estaba pensando.

 

“¿Cuánto tiempo estuve fuera?”.

 

“Alrededor de tres días. Nos tomó un día volver, así que has estado aquí durante dos días, y las facturas del hospital costarán cinco monedas de plata”.

 

Loren suspiró al descubrir que era un costo que no podía pagar, mientras que Lapis sonrió y acercó su rostro al de Loren y le susurró.

 

“No tienes que preocuparte tanto. Te estoy prestando el dinero, pero no voy a pedir ningún interés”.

 

“No puedo pagarlo incluso si lo hicieras”.

 

“No te lo recordaré tampoco. Y también puedes pagar en cuotas”.

 

De hecho, Lapis era la única que tuvo un beneficio de la misión, pero lo mantenía en secreto de Loren.

 

Fue porque mientras buscaba el manual de las ruinas, deslizó cosas que parecían valiosas en sus bolsillos.

 

Incluso un ladrón como Jack no pudo darse cuenta de ella haciéndolo, por lo que ella era la única que logró salir con objetos de valor en sus manos.

 

Todo lo que encontró fueron accesorios con hechizos mágicos y decidió que la persona que supervisaba las instalaciones era una mujer.

 

Además, supuso que el colgante <<Mana Lost>> que tenía el mago goblin era de la sala de control. Especuló que tomó el colgante y abandonó las ruinas y eventualmente se convirtió en un mago goblin.

 

Sin embargo, no había forma de que ella comprobara si era correcto.

 

“¿No son las condiciones demasiado buenas?”.

 

“En cambio, por favor, quédate conmigo por un tiempo”.

 

Ella se entusiasmó cuando llegó al punto principal.

 

Lo que Lapis estaba buscando era al Loren mismo.

 

Loren era bastante experimentado y confiable, y no cambió su actitud hacia ella, incluso cuando ella le dijo que era demonio, los cuales eran odiados por la mayoría de las personas.

 

Una persona como esa ya era difícil de encontrar.

 

No solo eso, Lapis se fue de su casa para aprender sobre el mundo y ella estaba disfrazada de sacerdotisa, pero a pesar de que era una poderosa demonio, había un límite para lo que ella podía hacer sola.

 

Pero si se asociaba con un espadachín, ellos podrían trabajar como un grupo, y cuando ella tendría que asociarse con un grupo al azar, le causaría menos problemas.

 

Eso fue lo difícil que era para una sacerdotisa moverse por sí misma.

 

Las personas seguirían acudiendo a ella con motivos ocultos, e incluso si pudiera participar en un buen grupo, es posible que no la dejaran irse, aunque ella quisiera.

 

“No creo que sea un mal intercambio. ¿Qué piensas?”.

 

Lapis no se sentía cómoda con el uso del dinero para atar a Loren con ella, pero ella no quería perderlo, por lo que estaba dispuesta a hacer la vista gorda.

 

Incluso cuando se ponía en los zapatos de Loren, ella pudo ver los méritos de moverse con una sacerdotisa.

 

Un espadachín se beneficiaría mucho de una sacerdotisa que podría curar heridas instantáneamente.

 

“¿Q-Qué piensas?”.

 

Loren no respondía.

 

Lapis estaba preocupada de que ella pudiera haberlo enojado, por lo que le volvió a preguntar nerviosamente. Él miró hacia Lapis y al techo, exhausto, y respondió.

 

“No estoy en condiciones de negarme”.

 

“Entonces, ¿eso significa que aceptas?”

 

“Prométeme. Es hasta que pague mi deuda”.

 

“Sí, está bien. Estaré a tu cuidado, Loren”.

 

La cara de Lapis se iluminó brillantemente.

 

Mientras él la miraba sonreír por debajo de ella preguntándose cuándo se bajaría, se preguntó cómo iba a devolverle el dinero.

 

Pero Loren no tenía idea.

 

Bajo su brillante sonrisa, Lapis estaba pensando en cómo podía aumentar la deuda de Loren para poder mantenerlo a su lado.

 

Así es como un mercenario quebrado comenzó a caminar por el sendero de un aventurero.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: