“Klaus, no te intensifiques demasiado lejos”.

 

La advertencia de Layla sonó, pero Klaus la ignoró, desenvainó su espada y continuó cargando.

 

El no-muerto miró la hoja, la cual brillaba intensamente reflejando los rayos del sol, y dio un paso atrás. Al ver eso, Klaus sonrió.

 

“¡Los zombis no son rival para mí!”.

 

Como los no-muertos tenían cuerpos físicos y podían moverse bajo la luz del sol, Klaus supuso que eran zombis.

 

Los zombis, que eran uno de los monstruos no-muertos de rango más bajo, eran capaces de aumentar su número al morder y matar a sus presas, pero en términos de fuerza, los aventureros de rango cobre podían vencerlos fácilmente.

 

Para rangos hierro, incluso si los números de los zombis eran un poco más grandes que los del grupo, ellos podían exterminarlos fácilmente.

 

Pero eso no le importaba a Klaus.

 

Él era un aventurero prometedor, y esperaba grandes cosas.

 

Y por una razón en particular, él tenía que mostrar a todos lo hábil que era.

 

Es por eso que decidió tomar la delantera mientras los otros aventureros dudaban.

 

Las chicas de su grupo entendieron eso, así que lo siguieron sin quejas.

 

“¡Vuelve a estar muerto!”.

 

La hoja brilló y golpeó el cuello del zombi en el frente.

 

Dado que ya se movían lentamente, no había manera de que pudiera esquivar el ataque, por lo que la hoja rasgó su carne.

 

Pero Klaus frunció el ceño ante la sensación que llegó a su mano.

 

Si fueran zombis, su carne debería estar frágil por las heridas y descomposición.

 

Pero el zombi que acababa de cortar no parecía diferente de cuando estaba vivo, y él no podía ver ningún rastro de heridas o descomposición.

 

También había movido la espada con la fuerza suficiente para cortar la cabeza de un hombre limpiamente, Klaus había sentido resistencia y no fue capaz de atravesarla.

 

“¡Tú!”.

 

Pero Klaus era un aventurero de rango hierro.

 

Tan pronto como sintió resistencia, puso más fuerza y ​​forzó la hoja y pateó el ahora cuerpo sin cabeza.

 

“¡Son duros!”.

 

Junto a él, Layla balanceó su espada contra el hombro de un zombi, pero fue detenida en la clavícula. Ella barrió sus pies de debajo del mismo mientras este comenzaba a alcanzarla, sacó su espada de su hombro y la bajó sobre su cuello, girando la hoja para arrancar el cuello.

 

“¡Estos no son zombis!”.

 

Ante la advertencia de Layla, Roll cruzó sus manos frente a su pecho y murmuró una oración, luego se quedó sin aliento mientras abría sus ojos.

 

“Todos, no son zombis. ¡Son resucitados*!”.

(NT: También puede traducirse como “retornados”).

 

Todos se tensaron ante la advertencia de Roll.

 

Los resucitados eran “aquellos que regresaron”, y eran un tipo de no-muertos.

 

Se producían casi de la misma manera que los zombis. Alguien que muere con fuertes vínculos con el mundo de los vivos, creado por un ser no-muerto de alto rango, o magia.

 

La diferencia entre ellos y los zombis era que, aunque los zombis tenían bastante fuerza, todavía era más o menos igual que el cuerpo antes de morir, mientras que los resucitados eran mucho más fuertes que el cuerpo antes de morir y tenían algo de inteligencia.

 

Eran más fuertes que los zombis, y era difícil para los rangos cobre enfrentarse de frente, y si eran suficientes, también podían doblegar los rangos hierro.

 

“¿Necesitan refuerzos?”.

 

Broas tomó su arma.

 

Después de mirar a Broas y vio que sus armas eran dos hachas de batalla, giró su atención devuelta a Klaus.

 

“No lo creo”.

 

La lucha de Klaus era lo suficientemente increíble como para que Loren le diera esa buena evaluación.

 

Incluso después de descubrir que sus enemigos eran resucitados, Klaus no se inmutó y continuó balanceando su espada hacia ellos.

 

Cada golpe de la hoja redujo a un resucitado a piezas, y después de mirarlos ir, Broas bajó las manos de sus armas.

 

“Supongo que después de todo él no era solo palabras”.

 

“Eso creo”.

 

Loren asintió ante las palabras de Broas.

 

Dejando de lado si le agradaba Klaus o no, la habilidad y la fuerza que él poseía era realmente impresionante.

 

“¿Vas a ser un espectador indiferente?”.

 

“No lo sé todavía. Ya veremos”.

 

Loren le respondió a Broas así, pero sabía que tenía razón sobre una cosa.

 

Loren estaba convencido de que la razón por la cual Klaus seguía entrometiéndose con él era porque estaba participando en la misión usando conexiones.

 

Loren estaba seguro de que a Klaus no le gustaba el hecho de que alguien sin la habilidad necesaria había conseguido un trabajo que no era para ellos. Así que Loren sentía curiosidad por saber si el propio Klaus tenía o no el talento y la fuerza consecuente.

 

Pero solo la mitad de su atención se centró en la lucha. La otra mitad estaba enfocada alrededor de ellos. Era extraño que de diez a veinte no-muertos aparecieran repentinamente en el camino.

 

Pensó que la causa de esto estaba al acecho en algún lugar del área.

 

También existía la posibilidad de que lo que fuera que generara a los no-muertos fuera a utilizar a los resucitados como cebo y poder emboscarlos desde algún lugar.

 

Los no-muertos tenían baja inteligencia en general, pero los seres de alto rango que podían crear no-muertos eran a menudo tan inteligentes o incluso más inteligentes que los humanos.

 

Uno de los famosos no-muertos eran los vampiros, e incluso Loren sabía de ellos.

 

“Tal vez me estoy preocupando demasiado”.

 

“¿Hmm?”.

 

“Solo hablo conmigo mismo. De todos modos, parece que va a terminar pronto”.

 

Como Loren señaló, el número de resucitados, que estaban luchando contra Klaus y su grupo, estaba disminuyendo continuamente.

 

No solo Klaus, sino que la caballero llamada Layla también era hábil con la espada, y cada vez que la espada destellaba, un resucitado caía, y cuando la sacerdotisa Roll los golpeaba con su mazo*, el no-muerto en movimiento se convertía en muerto.

(NT: ¿No que era un báculo?).

 

La única que no tuvo turno fue la maga Ange, pero eso era algo que no se podía evitar.

 

Junto con el hecho de que no había necesidad de ayudar a los miembros de su grupo con magia, ya que todos eran hábiles, había un límite en la cantidad de hechizos que los magos podían usar.

 

Calmadamente evaluar la situación y saber cómo no usar hechizos cuando no es necesario también era un talento.

 

“¡Eso es todo!”.

 

Sucedió cuando Klaus dio un paso hacia el último resucitado restante.

 

Cuando pateó el suelo, sus pies y la gran espada en su mano emitieron un resplandor fosforescente.

 

“¡¿Qué diablos es eso?!”.

 

Mientras Broas gritaba sorprendido y los ojos de Loren se ampliaban un poco, el golpe de Klaus fue más rápido que ninguno de los anteriores, antes de clavarse en el hombro del resucitado y cortarlo hasta la cintura sin resistencia en absoluto.

 

“¡¿Klaus?! ¡Idiota!”.

 

“Klaus…”.

 

“Parece que se dejó llevar”.

 

Klaus le lanzó a Loren una mirada presumida, pero pronto las chicas de su grupo lo regañaron.

 

 

“¡Cuántas veces te dije que no mostraras eso sin ninguna razón!”.

 

“P-Pero, vamos. No es para tanto…”.

 

“Klaus, no sabemos quién podría estar mirando. Te dijimos tantas veces que te contengas…”.

 

“Podríamos haber ganado fácilmente incluso si no usaras eso. Eres un Idiota”.

 

“Ange, yo solo estaba…”.

 

Aparentemente, las frías palabras de la maga le causaron el mayor daño, y Klaus titubeó mientras intentaba hacer una excusa.

 

Mientras tanto, Broas se quedó congelado con la boca abierta, todavía incapaz de creer lo que acaba de ver.

 

“¿Qué fue eso justo ahora? El desapareció”.

 

“Tus ojos no pudieron seguirlo, ¿huh? Debe apestar ser viejo”.

 

“¡Púdrete! ¿Estás diciendo que pudiste verlo?”.

 

“Bueno, sí”.

 

Aunque eso es lo que dijo, si hubiera estado en contra de Klaus sin saber sobre ese movimiento, era difícil decir si sería capaz de responder.

 

Así es como los movimientos de Klaus habían aumentado.

 

La nitidez de la espada que empuñaba también fue impresionante.

 

Cortó el cuerpo duro de un resucitado en dos con un solo golpe.

 

No era como si Loren no pudiera hacer lo mismo, pero eso era con el arma que él tenía. Una gran espada común se volvería opaca antes de ir a mitad de camino o incluso romperse.

 

“¿Qué diablos fue eso?”.

 

“Sobre eso”.

 

Lapis se unió a su conversación.

 

Broas saltó en sorpresa a la voz detrás de él que se arrastró sin que él lo notara, pero Loren permaneció inmóvil y miró a Lapis sospechosamente.

 

“¿Sabes lo que es?”.

 

“Sí, por supuesto. No soy una sacerdotisa del Dios del Conocimiento por nada, ¿sabes?”.

 

Lapis hinchó su pecho, pero Loren la instó silenciosamente a seguir.

 

Ella dejó escapar un pequeño suspiro, desconcertada, pero comenzó a explicar los movimientos de Klaus.

 

“Eso fue probablemente << Boost* >>”.

(NT: Impulsar, aumentar, potenciar, etc).

 

“¿Magia?”.

 

Loren se hizo una idea a juzgar por su nombre, pero Lapis negó con la cabeza.

 

“No. Hay un hechizo que tiene un efecto similar llamado << Assist* >>. << Assist >> es un hechizo que amplifica el poder de la persona en la que se lanza, pero << Boost >> no se limita a la persona en sí, sino que es un ‘Don’ que también puede amplificar las habilidades pertenecientes al usuario también”.

(NT: Asistencia, ayuda, etc).

 

“Eso es muy conveniente”.

 

Si lo que Lapis decía era cierto, Klaus podría amplificar la habilidad no solo de sus armas y armaduras, sino también de aumentar la efectividad de todas sus pertenencias y objetos.

 

Tanto Loren como Broas podían entender lo beneficioso que era eso.

 

“No es algo que puedas ver todos los días. Casi siempre, solo las personas que tienen el potencial de convertirse en héroes o valientes* pueden usar eso”.

(NT: “Brave”, o valiente, puede significar también “héroe”).

 

Loren no estaba seguro de cuál era la diferencia entre un héroe y un valiente, pero estaba seguro de que existían ligas por encima de otras. Suspiró mientras no podía evitar pensar que era una molestia que alguien como Klaus, que era algo cercano a ellos, lo odiara.

 

“Creo que… podría ser un talento para engreírse”.

 

Loren se preguntó por qué alguien con tales talentos sería un aventurero, pero dejó de pensar en ello mientras decidía que sin importar lo que sucediera con Klaus, él no estaba relacionado con ello.

 

“Ahora mismo tiene el apoyo del Gremio de Aventureros, pero parece que es seguro decir que también cuenta con el apoyo de algún país”.

 

“Realmente no me importa. No tiene nada que ver conmigo de todos modos. Probablemente no los vuelva a ver después de que este trabajo esté hecho”.

 

Loren comenzó a caminar hacia adelante mientras decía eso.

 

Lapis lo siguió mientras él caminaba hacia Klaus, con quien acababa de decir que no tenía nada que ver.

 

“¿Que estás tratando de hacer?”.

 

“No mucho, pero por ahora…”.

 

En lugar de Klaus y las chicas, quienes todavía estaban haciendo un escándalo, Loren se giró hacia los cadáveres que yacían a su alrededor.

 

“Tenemos que enterrarlos. No podemos simplemente dejarlos al aire libre”.

 

“Tienes razón”.

 

Lapis asintió ante las palabras que Loren había murmurado.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email