“Ese es un…”.

 

Lapis miró a Ange, quien era llevada a lo alto en el aire, y dijo el nombre de la cosa que lo hizo sin un rastro de urgencia en su voz.

 

“Dragon zombi… No, parece que es un dragón de hueso”.

 

Lo que había surgido de debajo de la tierra y había raptado a Ange, quien corría en la retaguardia, en sus mandíbulas y la llevaba al aire, era un dragón hecho de huesos humanos blancos y pálidos.

 

Loren y los demás ahora sentían que el suelo retumbaba y se tensaba mientras observaban al dragón sacar su gigantesco cuerpo del suelo.

 

“¡Es muy grande!”.

 

“Por supuesto que lo es, es un dragón”.

 

Lapis tranquilamente respondió al grito de Loren.

 

A pesar de que era un monstruo no-muerto hecho de hueso, tenía una apariencia que podía ser llamada dragón.

 

Broas palideció al verlo y huyó dentro de la caravana, mientras Klaus y su grupo parecían haberse olvidado de Ange por un momento y se lo quedaron mirando.

 

Ange gritó desde arriba de sus cabezas.

 

“¡Layla! ¡No te preocupes por mí! ¡Toma a Klaus y vete!”.

 

“¡Ange! No hay forma… ¡Iré a salvarte!”.

 

Layla y Roll retuvieron a Klaus mientras él gritaba e intentaba regresar corriendo con su arma en mano.

 

“¡Déjenme ir! ¡Tengo que salvarla!”.

 

“¡Eso es absurdo! ¡No hay manera de que podamos enfrentarnos a ese monstruo!”.

 

“¡Klaus, por favor, valora tu vida!”.

 

“¿Están diciendo que deberíamos dejarla atrás? ¡No hay forma de que yo pueda hacer eso!”.

 

“¿Qué deberíamos hacer, Loren?”.

 

Loren sonrió débilmente a Lapis, quien le pregunto luciendo que quería dejar a todos atrás.

 

Desde que conoció a Klaus en la tienda de equipos, él lo había estado mirando con desprecio, y si Loren pensaba que dejarlo allí, no era la peor opción.

 

Él se rascó la cabeza.

 

“Como alguien que sabe lo difícil que es perder algo, es difícil para mí simplemente irme”.

 

“No me desagrada ese tipo de cosas, ¿sabes?”.

 

Mientras Lapis soltaba una risita ante sus palabras, Loren sintió un poco de lástima por haber tenido que ella lo ayudara a lidiar con algo peligroso, pero se aseguró de recordárselo.

 

“No puedo vencerlo, ¿de acuerdo? Después de todo, solo soy un mercenario ordinario”.

 

“A la cuenta de tres, usaré algo que capture su atención. Haz algo mientras está distraído”.

 

“Pensé que la única arte divina que podía usar es << Healing >>”.

 

“Te mostraré una que acabo de aprender, cálida y fresca”.

 

Loren asintió hacia Lapis, quien golpeó su pecho, luego corrió hacia el dragón de hueso sin dudarlo.

 

A la cuenta de uno, pasó corriendo junto a Klaus, quien todavía estaba gritando. A la cuenta de dos, el dragón notó a Loren y encaró sus ojos vacíos hacia él, con Ange todavía en su boca.

 

Ange gritó de dolor mientras el dragón la sujetaba un poco más fuerte que antes.

 

Ellos no comían seres vivos, pero disfrutaban de emociones negativas como el resentimiento, dolor, y tristeza.

 

Esa fue la razón por la cual el dragón no la mató inmediatamente, y en su lugar, comenzó a hundir sus dientes lentamente en ella.

 

Cuando contó tres, vio a Ange escupir sangre y se preguntó si podría salvarla antes de que muriera.

 

“¡Bajo el nombre de Dios, brilla, << Holy Light* >>!”.

(NT: Luz Sagrada).

 

Cuando el conteo alcanzó el tres, Lapis usó su carta de triunfo.

 

La luz cegadora no solo quemó la oscuridad de la noche, sino que también quemó el olor a no-muerto y estalló frente a la nariz del dragón.

 

Penetró en sus ojos y quemó la superficie de los huesos, pero no dañó a Ange en absoluto.

 

Lapis le dijo a Loren sobre esto de antemano, así que él se cubrió los ojos cuando la luz estalló. Corrió bajo el dragón y balanceó su gran espada con todas sus fuerzas.

 

Escuchó el sonido molesto del metal contra el hueso, y el lugar donde golpeó se hizo añicos, y el dragón perdió el equilibrio.

 

Corrió por el costado del dragón, el cual caía del otro lado, saltó y bajó la espada atrás hacia su cabeza.

 

“¡No mereces cazar a alguien como ella! ¡Escúpela!”.

 

Él no fue capaz de cortarle la cabeza al dragón, pero el impacto hizo que abriera su boca y dejara caer el cuerpo de Ange.

 

Loren atrapó a Ange cuando estaba cayendo y tan pronto como aterrizó, comenzó a huir de él.

 

“¡Lapis! ¡Arranca la caravana!”.

 

“¡Entiendo! ¡No dejaré a nadie que no entre!”.

 

Mientras Lapis gritaba y azotaba al caballo, Klaus y su grupo, que estaban mirando la cadena de acontecimientos, aturdidos, se apresuraron a entrar en la caravana.

 

Tan pronto como Loren se zambulló en ella, el caballo comenzó a galopar.

 

Podían ver al dragón persiguiéndolos con su pierna regenerada, rugiendo de ira.

 

“Lo bueno es que el chico está hecho de huesos y no tiene alas”.

 

Loren miró al dragón persiguiéndolos mientras bajaba a Ange y murmuraba.

 

Los dragones comunes tenían una capa de piel en sus alas que atrapaba el viento, pero a pesar de que el dragón de hueso tenía alas, no había nada cubriéndolas.

 

Lapis, quien conducía la caravana, le dijo a Loren, que estaba pensando que si podía volar, ellos no podrían correr más rápido.

 

“Los dragones usan magia para volar, por lo que sus alas no importan, ¿sabes?”.

 

“Espera, ¿así que esa cosa pueda volar?”.

 

“La mayoría de los no-muertos no son lo suficientemente inteligentes como para usar magia. Así que estoy bastante segura de que no puede volar”.

 

“Entonces…”.

 

Como Loren comenzó a confiar en que podrían escapar, Lapis señaló la fría realidad.

 

“Pero hay demasiada diferencia entre eso y el caballo. Nos alcanzará en muy poco tiempo”.

 

Si les alcanzaba, no tendrían más remedio que luchar contra eso.

 

Loren comenzó a pensar si era posible vencerlo con las personas que estaban allí en la caravana.

 

A sus pies, Ange tosió un poco más de sangre debido al violento estremecimiento de la caravana.

 

“Ange no se ve bien. ¡¿No puedes conducir más despacio?!”.

 

Klaus comenzó a hablar, su cara estaba muy pálida, pero Broas inmediatamente agarró su cuello y le gritó.

 

“¡Idiota! ¡Si disminuimos la velocidad incluso un poco, nos alcanzará!”.

 

“¡Pero! ¡Pero a este ritmo, Ange no va a lograrlo!”.

 

Por lo que Loren pudo ver, a pesar de que el dragón no la mató para que pudiera alimentarse de sus emociones negativas, las heridas que infligió fueron bastante fatales.

 

Dado que ella estaba tosiendo sangre, lo más probable es que algunos de sus órganos estuvieran dañados, y todos los temblores no ayudaban en absoluto.

 

Pero en comparación con el dragón de hueso que los perseguía, la velocidad del caballo no era exactamente lo que él podía llamar rápido, y si disminuían la velocidad incluso un poco, él se recuperaría inmediatamente.

 

“¡¿Le estás diciendo a Ange que muera?”.

 

“¡Si nos atrapa ese montón de huesos, todos vamos a morir!”.

 

Loren suspiró cuando descubrió que Broas no creía que incluso con todos ellos peleando, no serían capaces de vencer al dragón de hueso.

 

Los dragones eran realmente criaturas terroríficas.

 

Loren sabía con certeza que la única razón por la que fue capaz de recuperar a Ange de las mandíbulas del dragón de hueso era porque este no pensaba en Loren y los demás como una amenaza y bajó su guardia.

 

“Hey, sacerdotisa. Tu nombre es Roll, ¿verdad?”.

 

Loren llamó a la chica de cabello azul vestida como una sacerdotisa, que se aferraba a la caravana tratando de no ser arrojada.

 

Ella estaba en una posición de arrastrase en el suelo, pero logró asentir en dirección a Loren.

 

“Puedes usar artes divinas, ¿verdad? No me importa si las usas hasta tu límite, así que adelante y cúrala”.

 

“Hey, ¿estás seguro? Si terminamos teniendo que luchar contra ese dragón, necesitaríamos las artes divinas de una sacerdotisa, o si no…”.

 

Loren respondió calmadamente.

 

“Si terminamos luchando, ya hemos perdido en ese punto. Usarlas ahora o después no hace ninguna diferencia”.

 

“Tú…”.

 

Klaus lo miró con una expresión de sorpresa.

 

Incluso si era como dijo Loren, si terminan luchando, ellos perderían con certeza, era normal pensar como Broas, teniendo artes divinas disponibles para sanar durante la pelea, por lo que Klaus no esperaba que Loren dijera que no le importaba si usaran todas.

 

De hecho, ya que Roll estaba en el grupo de Klaus, él podría haberle dicho que usara sus artes divinas para sanar a Ange.

 

Pero incluso así, él no tenía intención de dejar que Roll usara sus artes divinas porque podrían ser algunos de sus comodines más adelante.

 

“No puedo dejar que mi sacerdotisa use los suyos. Si ella muere incluso después de la curación, tendrás que rendirte”.

 

Después de decir eso, Loren caminó cuidadosamente hacia el asiento del conductor para chequear a Lapis.

 

No había ninguna fuente de luz para ayudarlos a ver, excepto la luz de la luna, y aun así estaba completamente oscuro

 

Aunque era casi imposible ver algo y el camino era realmente malo, Lapis mantuvo la caravana a toda velocidad en la oscuridad.

 

Loren sintió miedo de no poder ver al moverse a esta velocidad, pero Lapis no parecía asustada en absoluto, sino que miró hacia adelante con una expresión seria.

 

“¿Puedes ver a dónde vamos?”.

 

Loren le preguntó a Lapis mientras recordaba que sus ojos eran prótesis, y Lapis lo miró.

 

“Por supuesto. Puedo ver todo claramente”.

 

“Va a ser incómodo explicarles a los demás. Todavía no lo han notado, pero van a pensar que es extraño cuando lo hagan”.

 

“Solo diles que tengo una buena visión nocturna. Si eso no funciona, diles que todo es intuición”.

 

Aunque nadie se dio cuenta todavía, porque estaban centrados en el dragón que los perseguía, Lapis siendo capaz de conducir una caravana en la más absoluta oscuridad sin dudar era demasiado anti-natural.

 

No era algo que cualquiera pudiera hacer, y mientras Loren estaba pensando en maneras de explicarlo cuando finalmente lo notaran, Lapis le dio sugerencias poco entusiastas.

 

“Espero que lo crean”.

 

“En lugar de eso, ¿podrías traerme al chico pelirrojo de atrás?”.

 

Loren vaciló ante la petición repentina de Lapis, sin saber lo que estaba tratando de hacer.

 

“Pelirrojo… te refieres a Klaus, ¿verdad?”.

 

“No sé si él es Klaus o simplemente un idiota, pero el pelirrojo”.

 

Loren no entendió lo que quería hacer, pero como ella estaba pidiendo por alguien específicamente, decidió que debía ser algo importante. Volvió a entrar en la caravana y agarró a Klaus, quien estaba cuidando a Ange, mientras Roll usaba sus artes divinas para curarla, por la parte posterior de su cuello.

 

“¡¿Q-Qué estás haciendo?!”.

 

“¿Qué hago con esto?”.

 

Loren regresó a Lapis con Klaus luchando en su mano y lo levantó frente a Lapis y preguntó. Lapis soltó las riendas con una de sus manos y se la extendió a Loren.

 

“Por favor, entrégalo”.

 

“Seguro”.

 

Loren sostuvo a Klaus junto a Lapis, todavía sosteniéndolo por la parte posterior de su cuello. Lapis luego lo agarró por la parte delantera de su cuello, y de repente lo arrojó hacia el caballo que estaba tirando de la caravana.

 

“¡¿Whoa?!”.

 

Klaus gritó sorprendido mientras volaba en el aire, aterrizó boca abajo en la parte trasera del caballo, y se aferraba a su querida vida.

 

Si se caía, sería pisoteado por el caballo o atropellado por la caravana, e incluso si lo esquivaba, sería presa del dragón de hueso.

 

“¡¿Q-Qué ocurre contigo?!”.

 

“¡Quédate allí y usa << Boost >> en el caballo!”.

 

Lapis hizo girar el látigo mientras le gritaba.

 

Debería haber golpeado al caballo, pero en cambio golpeó a Klaus, quien estaba colgado en su retaguardia, y dejó escapar un grito de dolor.

 

“¡Nos atrapará a este ritmo! Si no queremos quedar atrapados, necesitas usar << Boost >> en el caballo y acelerarlo. ¡Apresúrate!”.

 

“Nunca lo he usado en algo vivo antes…”.

 

“¡Estabas alardeando mucho antes, así que solo úsalo!”.

 

 

Mientras Lapis volvía a agitar el látigo, Klaus soltó otro grito y una luz pálida comenzó a emitirse de sus manos.

 

La luz desapareció en el caballo, y Loren sintió que el caballo de repente iba más rápido. Los temblores también aumentaron, por lo que Loren agarró una cuerda para mantenerse firme.

 

“¡Mira, puedes hacerlo si lo intentas! ¡Ahora hazlo más fuerte! ¡No tienes tiempo para quedarte dormido! ¡Necesitamos mantener esto hasta la mañana!”.

 

“¿Va a ayudar cuando llegue la mañana?”.

 

“Los dragones de hueso son débiles a la luz del sol incluso entre otros monstruos no-muertos. Debería dejar de perseguirnos una vez que llegue la mañana. ¡Vamos! ¡La luz se está volviendo débil de nuevo!”.

 

Los dolorosos gritos de Klaus resonaron en la paz de la noche mientras Lapis agitaba el látigo una y otra vez.

 

“Bueno… No va a morir, supongo”.

 

Loren pensó que era un espectáculo lamentable, pero no había manera de que él detuviera a Lapis de lo que estaba haciendo. Instó a Shayna, quien estaba a punto de asomar su cabeza afuera para ver qué pasaba, de vuelta a la caravana, se sentó y cerró sus ojos, tratando de alejar, la imagen del dragón de hueso y Klaus, fuera de su mente.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email