Broke Mercenary – Capítulo 9: Escape a Confesión

“Oh sí, sobre lo que sucedió antes”.

 

Loren estaba trotando por el túnel con Lapis en su espalda.

 

La espada presionada sobre el cuerpo de Lapis debe haber sido incómoda, ya que ella se retorcía sobre la espalda de Loren. Pero ella aún no podía mover sus extremidades para ayudarse a sí misma.

 

“¿Antes?”.

 

Ella acercó su rostro hacia el hombro de Loren.

 

Naturalmente, sus cuerpos se acercaron, pero lo único que Loren sintió en su espalda fue su espada que se alojó entre los dos.

 

“La forma en que hablas cambió. ¿Es así como hablas naturalmente?”.

 

Lapis dejó de retorcerse.

 

Loren tuvo la sensación de ella que no quería hablar de eso, pero él continuó, decidiendo que era mejor saber todo lo que podía sobre ella, especialmente porque iba a estar con ella un tiempo.

 

“Tu cuerpo también. ¿Hay alguna razón por la cual dejó de moverse?”.

 

“¿Tengo…? ¿Tienes que saber por qué?”.

 

Después de escuchar la reacia voz de Lapis, obvio que era algo de lo que ella no quería hablar, Loren comenzó a pensarlo dos veces para profundizar en este asunto.

 

No era la información lo que él necesitaba, pero siempre existía la posibilidad de que la información que no era necesaria contuviera algo importante. Juzgando por la situación en la que se encontraban, él quería cada detalle que pudiera encontrar.

 

Pero al mismo tiempo, él tampoco quería presionar demasiado y arruinar su relación con Lapis.

 

Desde que Sarfe y los otros se habían ido, el único aliado que le quedaba ahora era Lapis.

 

“No te forzaré, pero sería más fácil pensarlo si me lo dijeras”.

 

Lo hizo para que Lapis tomara la decisión.

 

Él decidió decirle lo que tenía en mente, luego ver cómo reaccionaría.

 

“Bueno, veamos… ya que ya viste todo, creo que puedo decírtelo”.

 

Después de tomarse un momento para ordenar sus pensamientos, ella le susurró hacia su oído.

 

Mientras pensaba que una mujer que le susurraba al oído era algo que corría por su espina dorsal, se concentró en la voz de Lapis, sin aminorar la velocidad y continuar escaneando su entorno.

 

“Loren, ¿cuánto sabes sobre la especie demoníaca (demon kin*)?”.

(NT: Que son parientes a los demonios).

 

Loren casi se detiene en seco ante la pregunta de Lapis, pero recuerda que no estaban en una situación para detenerse.

 

Él desaceleró a un trote al tratar de recordar lo que sabía de especie demoníaca.

 

Por lo general, ellos no tenían muchas interacciones con los humanos.

 

En este mundo, existen razas distintas de los humanos, como los semihumanos y las beast kin*, quienes viven en sus propias sociedades junto con los humanos.

(NT: Parientes de Bestias).

 

Especie demoníaca era uno de ellos, pero no tenía una buena reputación entre las otras razas.

 

Tenían poca o ninguna interacción con los humanos, y mucho menos con otras razas y, generalmente, se pensaba como el nombre de la raza sugerida.

 

Pero, de hecho, solo hubo un puñado que estuvo a la altura de esa reputación y no era que fuera imposible interactuar con ellos.

 

A pesar de que tenían habilidades físicas más altas y una mayor afinidad a la magia, ellos no estaban interesados ​​en otras razas, y su tendencia a usar cualquier cosa que pudieran para beneficiarlos era la raíz de su mala reputación.

 

Pero las personas así también existían entre los humanos y todo dependía de la personalidad del individuo, por lo que el mercenario que le contó todo esto le advirtió a Loren que no pensara “solo porque son especie demoníaca”.

 

La mayoría de ellos tampoco creía en los dioses, lo que hizo que muchas iglesias también les desagradaran.

 

Se veían casi igual que los humanos, excepto por el color de sus ojos, los cuales eran de un color púrpura oscuro.

 

Seres que se llamaban lords demonios surgían de vez en cuando y traían miedo al mundo, pero ellos solo eran gobernantes de la especie demoníaca y rara vez trataban de controlar monstruos y tomar el mundo.

 

Loren le dijo a Lapis todo lo que podía recordar sobre la especie demoníaca.

 

Después de que terminó, Lapis asintió y dijo:

 

“Soy una de la especie demoníaca”.

 

“Estás bromeando, ¿verdad?”.

 

Basado en el conocimiento de Loren, la especie demoníaca no creían en los dioses.

 

Los dioses no compartían sus poderes con aquellos que no eran creyentes, y si Lapis era, de hecho, de la especie demoníaca como ella dijo, eso contradeciría el hecho de que ella era una sacerdotisa.

 

Debido a que Lapis estaba en su espalda, él vio su rostro más claramente y vio que sus ojos eran de tono como su cabello.

 

Sus características físicas eran diferentes a las de la especie demoníaca también.

 

“Definitivamente no creemos en el dios supremo o en la diosa de la tierra y tal, pero el dios del conocimiento tiene gustos similares a los que tenemos nosotros…”.

 

Aunque los dioses supervisaron cosas diferentes, ideales como el amor y la paz eran parte de sus enseñanzas.

 

Pero Lapis le dijo a Loren que las enseñanzas del dios del conocimiento no incluían a ninguna de ellas, y que lo único que se enseñaba era obtener conocimiento, luego buscar conocimiento adicional.

 

Esta enseñanza no era famosa por la especie demoníaca, pero había un pequeño número de seguidores entre ellos.

 

“Dado que el dios del conocimiento considera que la magia es una forma de conocimiento, los sacerdotes del dios del conocimiento pueden usar tanto magia como las artes divinas. Sin embargo, los sacerdotes de otros dioses no pueden usar magia, solo las artes divinas que les concede su dios”.

 

Esta es la razón por la cual Loren se sorprendió cuando Lapis conjuró luz usando un hechizo mágico.

 

Los sacerdotes por lo general solo usaban las artes divinas de su dios, y Loren nunca escuchó hablar de un sacerdote que usara magia encima de eso.

 

“¿Eso significa que un sacerdote humano del dios del conocimiento también puede usar magia?”.

 

Si esto era cierto, significaba que los sacerdotes del dios del conocimiento podrían cumplir dos roles al mismo tiempo, y sería muy solicitado tanto por los aventureros como por los mercenarios.

 

Incluso si fuera costoso, tener a una persona con los roles de dos era un trato demasiado bueno.

 

“Puede haber algunos que sí pueden, pero nadie debería ser tan bueno como yo. Soy de la especie demoníaca. Es natural para mí tener especificaciones más altas”.

 

Lapis sonaba ligeramente orgullosa de sí misma.

 

Loren pensó que ella no estaba equivocada.

 

Él no tenía idea de cuánta fuerza poseía Lapis, pero si tenía lo suficiente para cubrir el valor de una persona para la magia y artes divinas al mismo tiempo, no era algo de lo que no debiera enorgullecerse.

 

“Entonces, ¿por qué una especie demoníaca como tú es una aventurera? ¿Ustedes, por lo general, no se quedan dentro de la cordillera en el medio del continente?”.

 

La razón por la cual la especie demoníaca no interactuaba mucho con otras razas.

 

Aunque su mala reputación y sus personalidades jugaban un papel importante, la razón principal era dónde vivían.

 

Estaban rodeados por una alta cordillera de piedra en el centro del continente, y era físicamente muy difícil para las personas entrar, y mucho menos salir.

 

Había muchas teorías sobre por qué vivían en tal lugar, y Loren no sabía demasiado al respecto, pero la más conocida era que se retiraron a las montañas debido a la persecución en su contra.

 

“En realidad, salimos bastante a menudo”.

 

Ahora Loren estaba seguro de que la especie demoniaca era muy diferente de lo que él sabía.

 

“Simplemente no nos atrapan. Lucimos similares a los humanos, así que si tenemos cuidado, nos parecemos a los humanos que son un poco más distinguidos”.

 

“¿Es eso así?”, pensó Loren.

 

Loren creía que las personas que tienen una cierta cantidad de habilidades, ya sea la esgrima o magia, tenían un aura que les decía a los demás de qué era capaz esa persona.

 

Aunque a veces sea inexacto, aún daría una idea de lo que era ese individuo.

 

Si la especie demoníaca era tan poderosa como él lo había escuchado, pensó que sería difícil no darse cuenta de ellos entre los humanos.

 

Lapis logró sentir la confusión de Loren y continuó explicando.

 

“Las personas que tienen fuerza o habilidades que son obvias a la vista no vienen a tierras humanas, o salen con restricciones”.

 

“¿Restricciones?”.

 

“Sí, y eso explica mi situación también”.

 

Ella levantó ligeramente su mano derecha, la cual estaba alrededor del cuello de Loren.

 

Su movimiento era lento, y parecía que no podía moverse como quería.

 

“Esto es artificial”.

 

“¿Qué?”.

 

“Actualmente, mis cuatro extremidades y mis ojos son artificiales y tienen algún tipo de alteración mágica en ello. Solo puedo moverlos usando mi maná, y también usa bastante”.

 

Loren entonces miró detenidamente la mano derecha de Lapis, y aunque Lapis le había explicado justo ahora, él no podía distinguir la diferencia entre eso y una mano real con solo mirarlo.

 

“¿Notaste que la magia de Oxy no funcionó antes?”.

 

Loren se había dado cuenta de eso.

 

El hechizo que ella había usado contra los goblins no tuvo ningún efecto, y esa fue una de las razones por las que el grupo colapsó.

 

“Eso fue probablemente porque el mago goblin activó algo que tuvo el efecto <Desaparición del Poder Mágico>. No es un hechizo que los goblins pudieran usar, así que supongo que tenía algún tipo de ítem mágico”.

 

Lapis explicó que el hechizo <Desaparición del Poder Mágico> dispersaba maná usando el maná en sí, haciendo imposible usar cualquier tipo de magia dentro de un área. Tomaba mucho maná y control para usar, lo que hizo muy poco probable que el goblin lo usara.

 

“No es algo que la capacidad de maná de un goblin pueda manejar, por lo que probablemente usó un ítem mágico de almacenamiento para usarlo”.

 

“¿Te refieres a esto?”.

 

Loren le mostró el collar que arrancó del cuello del mago goblin.

 

Lapis miró el collar de oro por un momento y eventualmente asintió.

 

“Probablemente es esto. Pero lo que me parece inquietante es cómo un goblin consiguió un ítem mágico como este, con un hechizo que incluso los humanos tienen problemas para usar”.

 

Cuando Loren tomó el collar antes, Lapis le dijo que prefería que lo dejara.

 

Lo más probable es porque se dio cuenta de que esa era la razón por la que no podía mover sus extremidades.

 

Sin embargo, Loren juzgó que no era un hechizo que se activaba continuamente, ya que Lapis podía mover sus extremidades poco a poco.

 

Lapis dijo que era un tipo de almacenamiento, por lo que Loren supuso que a medida que pasara el tiempo, el maná se almacenaría en el collar, por lo que decidió guardarlo en su bolsillo.

 

“Sin embargo, mis ojos lograron seguir funcionando”.

 

“Ya veo. ¿Qué hay de la forma en que hablas?”.

 

“Eso es… no es que esa forma de hablar sea más natural. La forma en que estoy hablando ahora es natural también. En realidad, la forma en que hablo ahora es la natural yo”.

 

Lapis habló como si estuviera tratando de poner excusas.

 

“No es natural para la especie demoníaca tampoco. Bueno… cómo debería decirlo… Es como si cambiara de consciencia durante la batalla”.

 

“¿Hmm?”

 

“Como mis brazos y piernas dejaron de funcionar debido a <Desaparición del Poder Mágico> y se convirtió en una situación peligrosa, mi conciencia naturalmente cambió, y comencé a hablar así”.

 

Su explicación tenía sentido para Loren.

 

Loren mismo cambiaba su conciencia dentro y fuera de la batalla.

 

Él creía que el resultado de ir demasiado lejos y cambiar la manera en que una persona hablaba o cambiaba su personalidad tampoco era tan extraña de una explicación.

 

“Ya veo. Te entiendo”.

 

“Te dije que me dejes porque en ese momento yo creía que era la decisión más óptima. Gracias, Loren, por ignorarme y llevarme todo el camino aquí”.

 

Loren no podía ver el rostro de Lapis directamente porque ella estaba en su espalda, así que cuando miró por encima del hombro, sus ojos se encontraron con los de ella, y a juzgar por su rostro serio, supo que ella lo decía en serio desde el fondo de su corazón.

 

“Aunque la especie demoníaca como yo tenemos bastante mala reputación, no somos nosotros los que debemos olvidarnos de una deuda”.

 

“Ah, está bien. Puedes pagarme como quieras. Pero eso es solo si somos capaces de salir de esta cueva”.

 

Loren estaba trotando todo el tiempo, pero el túnel continuaba en la distancia.

 

Aunque pasaron por encrucijadas y cavernas, se sentía como si el final del túnel nunca llegaría, y Loren respondió a Lapis sin rodeos, tratando de ocultar su vergüenza.

 

 

 

Anterior | Tabla de Contenido | Siguiente

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: