“Ah… creo que tienen varios pensamientos negativos tales como descontento, quejas y que todo este asunto es absurdo, pero como se trata de una orden de arriba, ríndanse Me gustaría que siguieran mis instrucciones por el próximo mes”. (Renya)

 

Renya se giró hacia los soldados, que se alineaban en el patio de armas, mientras intentaba permanecer lo más inexpresivo posible, ya que no podía evitarlo, aunque maldijera los cielos, pero excluyendo a los soldados, vio un elemento que le causó un dolor de cabeza.

 

Vestida con el mismo equipo que los otros soldados, por alguna razón, Shion estaba de pie en la primera fila con ojos brillantes.

 

Debido a que es la única mujer entre los soldados varones, ella destaca de manera anormal, pero solo ella misma no se ha dado cuenta de eso.

 

En el momento en que Renya hizo el contrato para entrenar a los soldados del Principado a solicitud de Mayria, Shion repentinamente propuso participar en el entrenamiento también.

 

Quienes la rodeaban y especialmente Mayria querían detenerla con todas sus fuerzas, pero Shion lo rechazó obstinadamente.

 

“La única en la party de Renya que carece de fuerza de batalla soy yo. Odiaría estar excluida de combate para siempre. Incluso quiero ser capaz de luchar decentemente”. (Shion)

 

Con Shion insistiendo en eso, los otros aceptaron de alguna manera su punto y dejaron de contenerla.

 

Sin embargo, desde el punto de vista de Renya, Shion no parece ser tan débil.

 

En realidad, comparado con cuando Az y Rona cayeron en un estado cercano a la muerte por un golpe durante la batalla con Emil, Shion lo superó con nada más que lesiones al nivel de una paliza.

 

Dejando de lado a Az, quien es un mago, fue un ataque que sumergió incluso a Rona, una ex Caballero, en una situación tan precaria.

 

Eso no significa que Shion posea un cuerpo extraordinariamente robusto.

 

Una vez que lo pienso, no está claro si Shion estaba consciente o inconsciente en ese momento, pero ¿no fue capaz de defenderse de un golpe de Emil?, reflexiona Renya.

 

Como una creencia de Renya, es imposible que haya coincidencias en una batalla.

 

Si puedes hacer que incluso tu oponente piense que fue una coincidencia, entonces tus bases en una habilidad son lo suficientemente fuertes para que puedas ejecutarlo de manera confiable y consciente en batalla, cree Renya.

 

En otras palabras, significa que a los ojos de Renya, Shion posee la habilidad de defenderse contra el ataque de un demonio, siempre y cuando prepare adecuadamente su equipamiento.

 

La persona misma no es consciente de eso. Ella tampoco posee equipamiento que corresponda a sus habilidades.

 

Ya que es una buena oportunidad, supongo que trataré de entrenarla abundantemente al mismo tiempo que confirmo su determinación, planea Renya.

 

“¿Instructor-dono? ¿Está bien para mí hacer una pequeña pregunta?”.

 

Un solo soldado levantó su mano delante de Renya, quien estaba en silencio, ya que estaba meditando sobre esas cosas.

 

Juzgando más o menos por su apariencia, es un joven hombre con su cuerpo bastante fortalecido.

 

Tiene cabello rubio de corte militar y ojos azules.

 

Por el hecho de que hay varias cicatrices visibles en su rostros y brazos, uno puede esperar que sea un soldado veterano.

 

“¿Qué es? Umm…”. (Renya)

 

“Es Keith. Soy el líder de los soldados. Adjunte -sama a mi nombre en el momento en que me llames, Instructor-dono”. (Keith)

 

¿Huh?, Renya inclinó su cabeza hacia un lado.

 

Siento que escuché algo extraño allí, pero supongo que es solo mi imaginación.

 

Sin preocuparse de los pensamientos más íntimos de Renya, el soldado, que se presentó como Keith, da un paso adelante entre los soldados y le dice a Renya con una sonrisa pegada en su rostro.

 

“Parece que eres un aventurero, Instructor-dono. Pero, ¿alrededor de qué rango estás?”. (Keith)

 

“Era F, ¿creo? Es el rango más bajo”. (Renya)

 

Una risa estalla entre los soldados debido a la inmediata respuesta de Renya.

 

Renya inclinó su cabeza hacia un lado una vez más.

 

Desde el punto de vista de Renya, algo como el rango o tal no importaba en absoluto, ya que el hecho de registrarse en el gremio de aventureros era un acto para obtener documentos de identificación que se pueden usar ampliamente, pero parece que, para los soldados, eso no es el caso.

 

Keith, quien soltó una carcajada frente Renya, le dice a Renya mientras sonríe.

 

“¡Eso es una sorpresa! ¿Nos estás diciendo que un aventurero del rango más bajo nos entrenará en la forma de luchar?”. (Keith)

 

“H-Hey, Soldado Líder”. (Shion)

 

En pánico, Shion intenta detenerlo.

 

Aparentemente porque son soldados de las fuerzas armadas del Principado más o menos, los soldados parecen conocer el rostro de Shion.

 

“Shion-sama, no sé lo que este tipo dijo para convencerla a usted y a Mayria-sama, ¡¿pero habla en serio al dejar el entrenamiento de los soldados de las fuerzas armadas del Principado a tal bastardo?!”. (Keith)

 

“Soldado líder, creo que esto es…”. (Shion)

 

“Shion, quédate en silencio por un momento”. (Renya)

 

Aunque Shion se acercó e intentó explicar las circunstancias a Keith, ella cerró su boca, y su cuerpo se movió nerviosamente cuando Renya la llamó con una voz fría.

 

Girando su cuello rígidamente en dirección a Renya como si estuviera haciendo sonidos chirriantes, el rostro que ella vio tenía sonrisas en contraste con su helada voz.

 

“Renya…”. (Shion)

 

“¿Keith-sama? No, ¿Soldado Líder Keith-sama? ¿Supongo que está bien con esto?”. (Renya)

 

Renya preguntó con mucha calma con un tono deliberadamente cortés, pero el rostro de Shion, que lo está mirando, está espantosamente pálido.

 

Los soldados no entienden por qué la tez de Shion se ha deteriorado tanto.

 

“En resumen, ustedes son solo eso. ¿Dices que no hay nada que ser enseñado por un aventurero con un rango bajo?”. (Renya)

 

“¡E-Eso solo es natural! Hasta ahora, nos hemos entrenado como fuerzas armadas del Principado…”.

 

“Ya veo ya veo. No es que no entienda tu actitud”. (Renya)

 

Aunque fue Keith quien levantó su voz, Renya lo interrumpe, no permitiéndole terminar.

 

“Quieres decir que ustedes, como soldados orgullosos de las fuerzas armadas, han pasado hasta ahora por un entrenamiento tan intenso que va más allá de ser suficiente, ¿verdad?”. (Renya)

 

“A-Así es”. (Keith)

 

“Maravilloso. Eso es realmente magnífico”. (Renya)

 

Renya aplaude hacia Keith mientras sonríe.

 

Los soldados se miran entre sí sin comprender a dónde Renya está dirigiendo esta conversación. Sólo el sonido de los aplausos de Renya reverbera en el patio de armas donde se encuentran.

 

“Renya… esto ya es suficiente. Se lo explicaré apropiadamente”. (Shion)

 

“¿Sh-i-o-n?”. (Renya)

 

Shion, quien es la única persona que entiende que la situación actual no debe continuar en la dirección en la que se dirige, trata de mediar de alguna manera, pero su nombre siendo llamado lentamente por Renya hace que su cuerpo se ponga rígido.

 

La sonrisa no desaparece del rostro de Renya.

 

“¿Te unirás a los eventos que seguirán también? No me importa”. (Renya)

 

“Umm… ¿Me pregunto si podría obtener permiso para escapar?”. (Shion)

 

Siendo preguntada por Renya, Shion rápidamente se rindió.

 

Probablemente ya no puedo hacer nada al respecto, es lo que ella básicamente dice.

 

Incluso Renya no haría algo como matar a los soldados, ya que Mayria le había solicitado que los entrenara. No hay nada más que yo pueda hacer en estas circunstancias, ella comprendió.

 

Shion juzgó que no hay otro camino que ella pueda tomar aparte de escapar rápidamente para que el daño no se extienda a ella.

 

“Permiso o cualquier otra cosa. Esto no es entrenamiento…. Es simple jugar. No me importa especialmente si no participas”. (Renya)

 

“Entiendo”. (Shion)

 

Shion asiente y camina apresuradamente hacia la entrada del patio de armas mientras pasa al lado de Renya.

 

En el momento en que pasó al lado de Renya, ella colocó una mano en el hombro de Renya, acercó su boca a su oreja y susurró:

 

“Por favor, hazlo lo más gentil posible”. (Shion)

 

“No te preocupes. No habrá ningún fallecido”. (Renya)

 

Su respuesta fue breve, pero como si le diera tranquilidad a Shion, él le devolvió el toque con una palmada y la urgió hacia la entrada del patio de armas.

 

Mientras tanto, aparentemente sintiendo que algo estaba mal, los soldados no levantaron la voz ni una sola vez.

 

Después de que Renya ve que Shion irse. una vez más mira a los soldados.

 

“Pues bien, como los ojos de la princesa no estarán mirando, es hora de que los hombres estrechen lazos. ¿Hablamos francamente aquí?”. (Renya)

 

“Algo como hablar con un tipo como tú…”. (Keith)

 

“Ya veo. Si no entiendes las palabras, eso también está bien para mí, supongo”. (Renya)

 

Renya, quien interrumpió el habla de Keith una vez más, da un paso hacia Keith.

 

Keith era aproximadamente una cabeza más alta que Renya, pero debido a que Renya se acercaba a él, termina retrocediendo un paso.

 

“Entonces, en ese caso, ya que las palabras son innecesarias, ¿hablemos de cosas con estos?”. (Renya)

 

Habiendo dado un paso más, Renya golpeó ligeramente el pecho de Keith con el puño una vez.

 

La expresión de Keith, quien adivinó el significado con eso, cambia una vez más a uno de desprecio, considerando a Renya un tonto.

 

“Whoa, no estás diciendo que tú, un Rango F, quieres pelear conmigo, ¿verdad?”. (Keith)

 

“No es solo tú. Es todo de ustedes”. (Renya)

 

Los soldados no comprendieron de inmediato las palabras que habló Renya con el fin de corregir a Keith.

 

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, los soldados entienden la declaración de Renya y, comenzando a enojarse debido a su engreída forma, comienzan a aparecer, allí comienzan a aparecer incluso algunos de ellos que ponen sus manos en las espadas de entrenamiento que están colocadas a su cintura.

 

En poco tiempo, Renya abre su boca una vez más mientras observa el estado de esos soldados con una sonrisa.

 

“No sé qué tipo de entrenamiento difícil hicieron, pero, en mis ojos, tratar con ustedes es igual a un simple juego de niños”. (Renya)

 

Tomando un vistazo fugaz a Keith, quien no puede formar alguna palabra debido a que él tiembla de rabia, Renya se aparta deliberada y lentamente después de reír con desprecio y toma una pequeña distancia de Keith.

 

“Bueno, ya que no parece que tengan cabezas que sean capaces de entender palabras, supongo que en realidad será más rápido para ustedes experimentarlo personalmente. Incluso les daré una desventaja. No usaré ninguna arma”. (Renya)

 

“Desgraciado… ¡¿crees que saldrás de esto con todas tus extremidades intactas después de escupir tanta mierda?!”. (Keith)

 

Como reaccionando a las palabras de Renya, quienes los desafiaron mientras sonreían levemente, los soldados finalmente sacaron sus espadas.

 

Incluso si uno dice que están sacando sus espadas*, los soldados solo poseen espadas normales.

(NT: La primera hace referencia a las “Espadas” que usaban los Chinos, Nórdicos, Mongoles, etc., y la segunda mayormente de Gran Bretaña con sus “Caballeros” y tal).

 

Claramente hechas de hierro. Si golpean, lejos de ser doloroso, pueden romper huesos y, dependiendo del lugar, pueden incluso conducir a la muerte.

 

El escenario de 100 soldados frenéticos con armas en mano provocaba un aire intimidante al punto de que una persona tímida no podría moverse, pero Renya golpeó sus manos una vez como si declarara que se le había ocurrido una buena idea.

 

“¡Oh, sí! Vengan a atacarme sin preocupaciones, ya que tampoco usaré magia. Les haré entender correctamente que su fuerza ni siquiera está al nivel de ser un rival para un aventurero en el rango más bajo, como ustedes lo llaman”. (Renya)

 

“¡Oi, ustedes!”. (Keith)

 

Gritó Keith.

 

Los soldados detrás de él responden con un: 「¡Sí!」.

 

“¡Envíen a este pretencioso idiota al centro médico dándole una paliza!” (Keith)

 

Cuando Keith dio sus instrucciones, un centenar de soldados atacaron a Renya con sus armas en mano.

 

Por otro lado, Shion, quien había salido rápidamente del patio de armas, se dirigió hacia los asientos para los visitantes nobles en lugar de dirigirse a casa inmediatamente.

 

Los asientos se han construido en un lugar alto para que los nobles y la realeza puedan mirar en lo alto el patio de armas con el fin de mostrarles los resultados del entrenamiento de los soldados.

 

Incluso el lugar que estaba utilizando Renya y los demás no omitía la costumbre y estaba equipado con tales asientos.

 

Shion intentó observar qué tipo de cosas harían Renya y los soldados, ya que es una rara experiencia.

 

Por supuesto, si se convierte en una situación que ella no puede dejar pasar, se precipitaría nuevamente hacia el patio de armas con la intención de detener a Renya de alguna manera.

 

En el momento en que Shion se sentó en un asiento, lo que saltó en la línea de su visión fue el espectáculo de Renya corriendo rápidamente de un lugar a otro, mientras cientos de soldados lo perseguían en el patio de armas.

 

“¿Huh?”. (Shion)

 

Es sobre Renya.

 

Shion estaba convencida de que Renya, como alguien que podía atacar con magia más allá del sentido común, aniquilaría a los soldados con su katana, algo con una habilidad de corte que ella no podía entender, y filtró una voz idiota sin poder creer lo que veía.

 

El patio de armas es vasto. Lo cual es debido a que también hay eventos en los que se llevan a cabo batallas simuladas y tales con un gran número de personas, pero Renya está fácilmente corriendo a través de tal amplia área.

 

Los soldados están detrás de él o grupos de ellos están tratando de rodear a Renya realizando diferentes maniobras, pero Renya, quien se abre camino entre las brechas entre ellos, sigue corriendo sin recibir un solo golpe de alguien.

 

“¡Solo hay un oponente! ¡Propáguense y rodéenlo!”. (Keith)

 

Una vez que Keith libera sus órdenes, varios equipos se separan del cuerpo principal e intentan acorralar a Renya a través de diferentes rutas.

 

Con su ruta bloqueada, Renya fue desafiado por un equipo después de haber bajado su velocidad.

 

En el siguiente instante.

 

“Ah… aah…”.

 

Shion fue testigo de la vista de un ser humano lanzado al aire sin ningún tipo de magia.

 

Desde el punto de vista de Renya, él simplemente golpeó los pies de un soldado que lo atacó con su espada, lo agarró una vez que su postura colapsó y lo arrojó, pero solo con eso, varios hombres adultos bailaban en el aire sin poder continuar luchando por más tiempo.

 

Como si estuviera haciendo un juego de malabarismo con humanos, los soldados que obstruyeron el camino de Renya fueron obligados a bailar en el aire cuando él pasaba. Como un sendero persiguiéndolo, los cuerpos de los soldados arrojados chocan contra el suelo con sonidos blandos.

 

El terreno está cubierto de un suelo blando hasta cierto punto, pero los soldados, que fueron arrojados a una altura de 2 a 3 metros, son incapaces de adoptar una postura defensiva suficiente y aparentemente recibieron daños en el grado de no poder pararse de inmediato.

 

“¿Qué fue eso justo ahora…?”.

 

Como si viera algo que nadie puede creer, un soldado murmura aturdido.

 

“¿Han parado tus pies?”. (Renya)

 

Renya, quien escuchó el murmullo, se acerca al soldado que dijo eso.

 

Renya se paró frente al soldado, quien preparó su espada en pánico, inhaló profundamente y lanzó un golpe de palma cargado de poder al torcer todo su cuerpo. Mirando al soldado como si fuera insignificante, Renya lo hizo volar paralelo al suelo sin levantar su voz.

 

Su cuerpo se entrelazó con varios soldados que estaban en el camino de su ruta de vuelo y terminaron siendo derribados al suelo todos juntos.

 

En este momento, Keith se dio cuenta tardíamente de que acabó creando problemas con un oponente con el que no deberían haber elegido una pelea, pero ya era demasiado tarde.

 

Renya, quien rápidamente se acercó a otro grupo, golpea a un soldado, coloca los dos tobillos del cuerpo colapsado entre su brazo y sus costados y acribilla a los soldados que lo rodean con un balanceo gigante mientras usa todo su poder.

 

Aquellos que fueron golpeados con el cuerpo del soldado, que llevaban una armadura, no se escaparon a salvo, pero tampoco hay forma de que termine fácilmente para el soldado que fue arrojado.

 

Después de que Renya derrotara limpiamente al grupo de soldados, que fueron derribados mientras gritaban, con el arma contundente de alta potencia que era un soldado, quien fue blandido como un arma debido a su peso y fuerza centrífuga mientras pedía ser liberado, soltó el arma-soldado. Esto se hizo solo una vez que él consideró haber aumentado aún más su velocidad de rotación.

 

Keith no pudo hacer nada más que ver a la figura del soldado volando, ya que agitaba sus extremidades, mientras absurdamente fue arrojado.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email