Usato e Inukami salieron de la sala de recepción.

 

Los restantes tres, Rose, Sigris y Sergio, se giraron para mirar a Lloyd, quien estaba sentado en el trono con sus brazos cruzados.

 

“…… ¿Descubriste algo relacionado con el ataque del Fall Boar al grupo de Usato?”.

 

“Todavía no estoy muy seguro con respecto a ese asunto, pero…”.

 

Los Fall Boars son monstruos que residían en llanuras y bosques. Sin embargo, estos monstruos salieron de su camino para atacar a Usato y al resto. La líder del Escuadrón de Rescate, Rose, y el líder de los Caballeros, Sigris, no habrían sido llamados aquí si este incidente hubiera sido solo una coincidencia. Sergio, quien esperaba esta pregunta del Rey, dio un paso adelante y expresó su opinión,

 

“Los bandidos que cruzaron las llanuras y atacaron a los Héroes fueron interrogados. Todos dijeron que “como de costumbre, no había muchos monstruos” cuando se les preguntó. Por supuesto, estas son las palabras de los delincuentes que derivan fuera de Reino Lyngle. Puede ser difícil confiar en ellos”.

 

“No, deberíamos confiar en ellos. Si tomamos en cuenta las otras declaraciones de los bandidos, podemos inferir algunas cosas. Los monstruos parecían estar huyendo, pero la pregunta es, ¿de qué? Podrían haber huido de algo aterrador y poderoso en la otra dirección”.

 

La frente de Sergio se frunció después de que el Rey Llyod lo afirmó.

 

Finalmente habían llegado. El enemigo al que este Reino inevitablemente se enfrentaría… No sería como la última vez en que el enemigo fue rechazado porque subestimaron este país. Ellos avanzarán con toda su fuerza. Aunque Sigris hizo todo lo posible por permanecer en silencio, e incluso sabiendo que sería grosero, interrumpió la conversación y dijo:

 

“El ejército del Maou… ¿verdad?”

 

“Así es. Finalmente han venido”.

 

Los invasores tenían todo un ejército de monstruos siniestros de diferentes razas y tribus. Si es posible, el Reino debería evitar esta guerra, pero ellos ciertamente atacarán sin previa advertencia como la última vez.

 

“Comandante Sigris, informe esto a todos los Oficiales al Mando… Organicen su ejército para que puedan partir en cualquier momento”.

 

“¡¡Sí!! ¡He escuchado y reconocido esta orden!”.

 

“Bien…”.

 

Lloyd hizo un gesto de aprobación hacia la respuesta reconfortante de Sigris. Sigris hizo una respetuosa reverencia y luego salió para prepararse.

 

Después, Lloyd miró hacia una mujer, quien estaba apoyada en una pared con sus brazos cruzados.

 

“Rose…”.

 

“Ya lo sé, Lloyd-sama. Debería ir y verificar la situación con el ejército de Maou, ¿verdad?”.

 

“…Perdón por esto”.

 

“No se preocupe, soy consciente de que soy la más rápido en este país. Debería estar bien si voy donde están las llanuras con la línea fronteriza, ¿no es eso cierto?”.

 

“Sí, debería estar por allí… Estoy realmente agradecido, ya que no tenemos a nadie con las capacidades para este trabajo”.

 

El área de la llanura interior tiene una línea límite que divide 3 áreas.

 

Uno de ellos es el Reino Lyngle, otro es un país vecino, y el último es el [Territorio del Maou]. Anteriormente se llamaba [Paso Kuuro], pero con la aparición del Maou, quedó ocupada por innumerables monstruos en un instante.

 

“Bueno, entonces, iré cuando oscurezca”.

 

“¿Qu—? ¡¿Por la noche?! ¡¿No es eso peligroso?! ¡Rose-dono!”.

 

La preocupación de Sergio era razonable.

 

Si el ejército de Maou realmente se acercaba, sería extremadamente peligroso si uno se acercara. Sin embargo, esta era la Rose del Reino de Lyngle— casi todos los monstruos podían ser fácilmente derrotados por ella.

 

“Rose…. ¿No considerarías volver a tu puesto anterior como Oficial al Mando?”.

 

Rose, quien tenía la intención de alejarse, tuvo esas palabras arrojadas a su espalda.

 

Ella se negaría con certeza, pero la pregunta aún se hizo.

 

“….. No tengo intención de regresar. Además, no soy la humana pura y buena que usted cree que soy, Lloyd-sama”.

 

“Como esperaba, es por ese incidente————”.

 

“Siempre está en mi mente, es poco probable que lo olvide. Esta cicatriz siempre me recordará el hecho de que sus muertes son realidad”.

 

Mientras señalaba su ojo derecho, la expresión de Rose se rompió gradualmente. En la superficie, la razón por la que no regresó fue por su ojo derecho, pero como se esperaba, es “ese incidente”. Ella experimentó una tragedia que probablemente dejó cicatrices mucho más profundas.

 

“Esta es una buena oportunidad, ¿debería decirle por qué creé el Escuadrón de Rescate?”.

 

“Eso es… ¿Por qué?”.

 

Rose miró a Lloyd con su ojo izquierdo.

 

Su pupila verde jade parecía atraer al Rey, ya que visiblemente se estremeció… El Rey correspondió su mirada con la suya. La última victoria se debió a las contribuciones del Escuadrón de Rescate. El que aprobó el Escuadrón de Rescate fue Lloyd, pero él nunca supo del propósito de su existencia por parte de Rose. Pero era seguro que salvar las vidas de las personas era solo una parte de la razón. Ella seguramente tenía otro objetivo en mente.

 

“Yo—”.

 

Mientras cubría su ojo derecho con la mano derecha, sus hombros se estremecieron y las comisuras de su boca se distorsionaron. Al ver que era una expresión que normalmente no se mostraría, Lloyd y Sergio se acercaron a ella con anticipación.

 

“Quiero un subordinado que no muera”.

 

009

 

“Un subordinado que no muera”, eso es lo que ella estaba buscando. Mientras las palabras “poco probable” e “imposible” estaban en la mente de Lloyd, él también recordó la figura de un chico.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email