Chiyu Mahou – Capítulo 28

 

Autor: La primera mitad es del punto de vista de Orga, mientras que la segunda es del ejército del Maou.

 

 

Como Escuadrón de Rescate, actualmente nos dirigíamos hacia las llanuras en un carruaje.

 

Operando las riendas en el frente estaban Rose-san y Usato-kun. Usato-kun, a pesar de decir lo poco dispuesto que estabas, he notado que claramente tienen una relación de confianza entre ustedes. Estoy un poco aliviado.

 

Fuera del carruaje, también había muchos soldados armados.

 

Para luchar con el ejército del Maou, 1.500 Caballeros fueron capacitados.

 

Las fuerzas del ejército del Maou consistían principalmente en seres Demoníacos con habilidades físicas y poderes mágicos que los seres humanos normales no poseían.

 

Solo por mirar el reporte, no podíamos bajar la guardia. Todos los que se dirigían al campo de batalla entendían eso.

 

En cuanto a por qué estábamos en un carruaje, la razón era simple. Tenemos un papel importante en esta guerra, por lo que teníamos que preservar nuestra estamina.

 

Eso fue lo que Rose-san dijo, pero… Podría ser posible que tomara mi débil constitución en consideración.

 

Dentro del carruaje, estaba mi Imouto Uluru junto con el grupo de Tong, un total de siete personas.

 

Había inesperadamente mucho espacio adentro, así que pensé que no se sentiría apretado… Ese debería haber sido el caso.

 

“Ha pasado un tiempo desde que estuvimos en un campo de batalla real”.

 

“Sííí, mi sangre está hirviendo”.

 

“……”.

 

“¿Onii-chan?”.

 

Imouto, ¿no notas esta extraña atmósfera?

 

Fue así la vez anterior también.

 

Tong y su grupo también se acercaron a mí justo antes de entrar en la guerra y trataron de levantar mi moral con ese tipo de charla.

 

Solo pude dar una leve sonrisa al recordar lo que sucedió la última vez.

 

“Eso me recuerda, ¿de qué ha estado hablando el grupo de Tong?”.

 

“E-Erm… eso es…”.

 

Mi Imouto se sentó cerca del frente y era la más alejada del grupo de Tong. Parecía que ella no podía escucharlos.

 

Esto también fue una forma de felicidad; sería mejor no decírselo.

 

“Cielos, algo así como el ejército del Maou… No hay manera de que ganen contra nosotros en el secuestro”.

 

“¡Gejajaja! ¡No te equivocas! ¡¡Incluso si sus rostros son sombríos, no son tan impresionantes!!”.

 

“¡Así es! ¡Lo que es más, nuestra Anego está aquí! ¡No hay nada que temer!”.

 

“¡Esos tipos son desafortunados! Hey, tú”.

 

“….. Esos tipos del ejército del Maou, no vamos a perder contra ellos”.

 

“Fuun, ¿alguien más?”.

 

Aún quieres escuchar más respuestas… A veces, realmente me preocupa la inocencia de mi Imouto.

 

“Oi, ¿qué tal un concurso? Para saber quién es el más fuerte cuando se trata de secuestrar a los heridos”.

 

“¡¿Huuuh?! Tú, Alek, este no es un juego, ¿sabes?”.

 

“¡Cuántas veces tengo que decírtelo antes de que entiendas, idiota! ¡¡Es sobre la Motivación!!”.

 

“…. Tienes razón, la motivación es importante… Por qué no. ¡Los llevaré a ustedes! ¡Tendremos una batalla para ver quién subirá a la cima como el secuestrador número uno!”.

 

“….. Deberías decir que definitivamente salvarás a los heridos”.

 

“No diré algo que no va conmigo”.

 

Si entiendes eso, entonces no me preguntes……

 

Lo que es más, Alek. No es secuestrar a los heridos, es llevarlos, ya sabes.

 

…. Bueno, incluso si les dijera eso, sería inútil.

 

Sin embargo, sus esfuerzos son incomprensibles. En un abrir y cerrar de ojos, los verías traer a los heridos que estaban gritando de miedo y arrojándolos a la base.

 

En cuanto a su próxima presa… Persona herida, inmediatamente se dirigen al campo de batalla para encontrarlos. Tienen las apariencias como la de los patriotas…

 

En cierto sentido, ellos son los soldados más fuertes.

 

Casualmente miré hacia donde estaba mi Imouto, y pude ver que parecía estar escuchando algo mientras presionaba su oreja contra la pared.

 

“¿Qué estás escuchando?”.

 

“¡Shh! ¡No puedo oír!”.

 

“…..”.

 

Creo que debería darle un sermón sobre esto, pero… Cuando comencé a imitar a mi Imouto y escuché con atención, pude escuchar débiles voces desde el otro lado. Era probable que fueran las voces de Rose-san y Usato-kun.

 

“…. No es bueno escuchar a escondidas, ¿sabes?”.

 

“Uu, lo sé, pero—. Tengo algo de curiosidad”.

 

Entiendo cómo te sientes, pero todavía siento que no era algo bueno.

 

“Rose-san y Usato-kun están en ‘ese tipo de relación’… la probabilidad de eso es esencialmente inexistente. Es por eso que no debes dejar que tu curiosidad se apodere de ti, ya que puede llevarte a la ruina”.

 

“Onii-chan, no entiendes en absoluto el corazón de una doncella”.

 

“¿Donce….lla?”.

 

“…..”.

 

Uu, me sorprendió escuchar que algo como el corazón de una doncella existía para mi Imouto, teniendo en cuenta su edad.

 

Debido a ese asombro, ahora era mirado con ojos despreciativos. Esto era malo, la ofendí. A pesar de que ya era casi hora de desplegarse en el campo de batalla…

 

“Y pensar que tuve tantos problemas para encontrar algo para desviar mi tensión… Onii-chan es realmente denso”.

 

“L-Lo siento…”.

 

“¡Cuando eso suceda, no serás capaz de moverte!”.

 

Ciertamente… Si sucede algo inesperado frente a mí, no podría moverme. Recuerdo la última vez que el ejército del Maou invadió.

 

Mis piernas estaban temblando cuando vi transportar a los heridos y arrojármelos.

 

Y lo que es más, estaba yo solo para ocuparme de esa pesada responsabilidad.

 

Me apoyé con eso en mente y llevé a cabo frenéticamente mi papel.

 

Esta vez, ese gran deber sería compartido con mi Imouto y podría perder la tensión que tuve la última vez, pero…

 

Al mismo tiempo, me siento aliviado de no estar solo esta vez.

 

“¿Qué sucede? De repente te quedaste en silencio…”.

 

“… Jaja, no es nada”.

 

No podría mantenerme solo con solo pasar las cosas por alto.

 

La amargura de estar solo, cualquiera podría identificarse con eso. Mi reunión con esa persona…

 

Eran así también, por lo que esa persona deseaba a alguien como él.

 

“Usato-kun, tú…”.

 

No, esto no era algo en lo que pudiera involucrarme descuidadamente.

 

Yo——— Fue algo muy dañino después de todo.

 

 

 

 

 

 

 

*

 

 

 

 

 

 

 

Habían pasado tres días desde que el puente fue destruido.

 

El puente que estaba casi completo, fue tan fácilmente demolido y tuvo que ser construido desde cero nuevamente.

 

Era una situación que Amira no esperaba y rechinó sus dientes.

 

“Tch… ¡¿Cuánto tiempo más hasta que esté terminado?!”.

 

“Para mañana por la mañana…”.

 

“¡Dense prisa!”.

 

Ella disparó sus palabras con ira.

 

Mientras mostraba una sonrisa autocrítica, era evidente que se estaba burlando de sí misma en su mente.

 

Soy consciente del error que cometí, y fue uno grande.

 

El puente podría haber sido defendido si me asegurara de tener patrullas en la orilla opuesta.

 

Sentí desesperación por algo tan simple que no hice.

 

“A pesar de que nuestra moral era alta… la marcha se ha retrasado considerablemente… No soy apta para mi puesto como Comandante del Tercer Ejército”.

 

“Disculpe— ¿puedo volver ya? Estoy bastante cansado”.

 

“Silencio. No tengo tiempo para molestar a alguien como tú en este momento……”.

 

La persona que se quejó fue el cercano Caballero negro con armadura. Un rechazo apático fue lanzado hacia ellos.

 

No importa cómo lo miraras, ella se sentía deprimida, pero todavía tenía este tipo de actitud hacia el Caballero Negro.

 

“Hey, realmente me pregunto por qué tengo que esperar en un lugar como este… Si no fuera por la orden del Comandante del Segundo Ejército, ya me habría ido a casa”.

 

“¿Quién estaría triste si un subordinado descortés como tú se fuera? Para empezar, el Comandante de la Segunda te sacó de las élites de las élites*. Probablemente haya una buena razón para que vinieses aquí”.

(NT: No hay error).

 

El Caballero Negro no era alguien al mando de Amira, sino alguien enviado por otro Comandante.

 

La razón por la que fue enviado, fue ‘para acumular experiencia’, o al menos esa era la razón oficial detrás de esto, por lo que no había un argumento factible para hacer frente a ello.

 

“Hmph, sería inútil ganar experiencia en un campo de batalla como este… Bueno, descansaré mucho después de que todo esto termine”.

 

“… Si tienes tiempo de sobra, deberías ayudar con el trabajo…”.

 

Este subordinado y su jefe eran similares.

 

Por lo que Amira sabía, el Segundo Comandante era un tonto y alguien que no hacía ningún trabajo. Era vergonzoso que estuvieran en las mismas posiciones.

 

Sin embargo, este subordinado suyo era sin duda alguien con habilidad capaz. Tenía un tipo raro de magia y nadie más dentro de la unidad podía rivaliza con este.

 

“… Haa, entiendo. Tan pronto como el puente termine mañana, anunciare el comienzo de la invasión. En cuanto a ti, toma ‘Balzinack’ y acaba con los enemigos. Te dejaré el papel de elevar la moral de las tropas… Cuento contigo”.

 

“Sí~”.

 

“Al menos dame una respuesta adecuada”.

 

Como si se negara a hablar con el Caballero más, Amira se separó del Caballero Negro y se dirigió hacia donde se destinaba la construcción del puente.

 

El Caballero Negro estaba sentado en el suelo mientras miraba a Amira irse. Todavía no sentía ninguna motivación.

 

“…. Sin valor. Luchando cuando quieras, decidiendo cuándo quieres terminar… Esta espada llena de decoraciones también…”.

 

La espada fue quitada de su cintura y arrojada lejos.

 

Era tonto para un espadachín manejar su espada con cuidado y orgullo. Si Celica estuviera aquí ahora, probablemente se enfurecería, pero desafortunadamente, su apariencia no se encontraba aquí.

 

“No importa qué, siempre es aburrido. Aah, es deprimente… Algo así como aniquilar al enemigo, qué chiste”.

 

La armadura que cubría al Caballero Negro parecía hervir a fuego lento debido a la bruma del calor. Era casi como si no fuera una armadura, sino un ser orgánico. Mientras miraba sus dos manos, se quitó la armadura y el casco, mientras que su boca tenía una leve sonrisa.

 

“A pesar de que no tengo el poder para cortar a los enemigos…… Todos son idiotas, el Maou, los Comandantes, los seres Demoníacos, los seres humanos, todos, todos… Aja, ajajajajajajajajajajajajajajaja”.

 

Lo que estaba expuesto era una noble boca junto con una loca risa.

 

Su apariencia no podría llamarse Caballerosa desde ningún punto de vista.

 

Era una apariencia extraña, negra como el barro, como si—

 

“Aunque, nada es efectivo contra mí”.

 

Fuera la apariencia del diablo.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: