Autor: La primera parte será desde la perspectiva de Kazuki, mientras que la segunda parte será de la del protagonista.

 

 

Mientras miraba las extensas llanuras, utilicé mi temblorosa mano derecha para desenvainar la espada que recibí del Rey.

 

“Está bien… Está bien…”.

 

Aunque me estaba diciendo eso, mis palabras solo servían para distraerme de mi propia inseguridad. Honestamente pensé que sería bueno si algo como el ejército del Maou no viniera aquí. Después de todo, no habría una guerra en este momento y las personas que conocí en este mundo no necesitarían perder sus vidas.

 

Como héroes, a Senpai y a mí se nos ordenó derrotar a los enemigos con los otros soldados y abrir el camino. Con eso, podríamos tener la oportunidad de derrotar a su general… Pero era solo una “oportunidad”, Sigris estrictamente enfatizó eso a nosotros. Tal vez lo dijo para aconsejarnos que no fuéramos demasiado imprudentes. Como Comandante, él probablemente se sintió culpable por arrastrar a personas comunes como nosotros a una guerra.

 

“Kazuki-kun, no te presiones. Si no te gusta pelear, entonces puedes quedarte atrás—”.

 

Senpai, quien estaba sentado a mi lado, dijo esas palabras.

 

“Está bien. No hay necesidad de preocuparse por mí”.

 

“Incluso si dices eso…”.

 

“Bueno, tienes varias preocupaciones por tu cuenta, ¿no es así, Senpai?”.

 

“Me siento nerviosa… pero incluso en un momento como este, sinceramente siento que mi corazón está lleno de emoción”.

 

¿Emoción? Cuando ella estaba en el consejo estudiantil en ese entonces, nunca usó una palabra tan ambigua.

 

Sin embargo… comprendí vagamente qué tipo de persona era Senpai. Por eso, yo—

 

“No entiendo en absoluto el pensamiento de Senpai”.

 

“Fufu, como se esperaba… Verás, Usato-kun se refirió a mí como una ‘persona extraña’. Es solo que soy diferente de lo normal”.

 

“¿Una persona extraña? ¿Usato dijo eso?”.

 

Fue sorprendente que Usato le dijera algo así a Senpai.

 

“Sí, esto fue durante ese tiempo cuando nos perdimos… Bueno, ahora no es el momento de hablar de eso. Hablaremos de eso cuando volvamos a casa de manera segura”.

 

“Cuando volvamos con seguridad…, ¿huh?”.

 

“Tienes una razón para regresar a casa, ¿verdad?”.

 

Senpai dijo eso mientras sonreía y me miraba.

 

Incluso en nuestra situación actual, ella todavía podía hacer una expresión así. Tal vez ella era la única aquí que todavía podía hacer un rostro como esa. Se podría decir que no tenía ninguna sensación de tensión, pero… Parecía que se estaba divirtiendo.

 

“Sí, tengo personas que me están esperando del otro lado”.

 

“…. Kazuki-kun, no creo que debas decir esas líneas”.

 

“¿Qué quieres decir?”.

 

“¡¿Eh?! Aah, no te preocupes… Sí, no te preocupes por ello”.

 

Por un momento, su expresión se puso pálida, pero ella rápidamente la ocultó y giró la cabeza hacia las llanuras. Me pregunto si dije algo extraño.

 

Justo cuando estaba a punto de cuestionar su comportamiento sospechoso, una sensación fuerte envolvió mi cuerpo y me envió escalofríos por la espalda. Inconscientemente miré a lo lejos de las llanuras.

 

Sin embargo, el ejército del Maou todavía no se veía por ningún lado. Pero sabía que se estaban acercando.

 

Senpai miró las llanuras con una expresión tensa.

 

“¡Senpai!”.

 

“…. Han llegado”.

 

Es probable que Sigris-san también lo haya notado.

 

De hecho, mensajeros de diferentes unidades ya estaban siendo enviados poco después de sentir esa sensación. Al igual que el plan implicado, la unidad mágica atacaría primero.

 

“…. Deberíamos prepararnos también”.

 

“¡Entiendo!”.

 

Lentamente respiré profundamente y acumulé mi poder mágico.

 

Mi atributo mágico es luz… No sé cuán efectivo será contra el ejército del Maou, pero… haré mi mejor esfuerzo. Me he acostumbrado a esta sensación de poder circulando por todo mi cuerpo.

 

Pero como se esperaba, todavía sentía que no era algo que debería usar la gente común.

 

“¡Como somos el ejército del Reino Lyngle, seguiremos luchando hasta que derrotemos al ejército del Maou!”.

 

Podía escuchar a Sigris-san exclamando detrás de mí e intentando aumentar la moral de la tropa. Los ojos de los soldados se ven más nítidos que antes.

 

“¡Por el rey! ¡Por la nación! ¡Por el Reino Lyngle!”.

 

Antes de darme cuenta, la ansiedad en sus ojos había desaparecido y estaban gritando junto con Sigris. Fue todo un espectáculo ver temblar la tierra cuando 1.500 soldados alzaron sus voces.

 

“……”.

 

De pie en la cima de una colina donde el ruido de voces no podía alcanzar estaba una sombra oscura. Esa sombra era muy pequeña y podría deberse al hecho de que estaba muy lejos, pero parecía muy oscura.

 

“Qué es… eso…”.

 

La cantidad de sombras se multiplicó gradualmente en número.

 

Las formas de estas sombras obviamente no eran humanas. Sus formas estaban dispersas y desorganizadas; algunas eran similares y otras eran diferentes. Algunas características que noté que tenían eran cuernos y piel oscura.

 

Sin embargo, aparte de eso… parecían similares a los humanos.

 

“Estás bromeando… No son muy diferentes de nosotros…”.

 

“Ellos” finalmente habían llegado. Levantaron sus voces mientras se acercaban a nosotros, y sacaban sus armas.

 

Pensé que se verían más como monstruos. La imagen que tenía de ellos eran cosas con seis brazos, o muchas cabezas, o tal vez incluso algo con forma de ameba… ¿Pero eran esos chicos los que nos atacaban? Tenían apariencias parecidas a las nuestras… Para atacarlos sería—

 

“¡¡Unidad mágica, prepárense—!!”.

 

“¡¿Hah?!”.

 

La voz fuerte de Sigris me despertó de mi tren de pensamientos y me sacudí esa sensación tímida de mi mente. Dirigí mi atención hacia el ejército del Maou que se acercaba.

 

“Somos la Primera Unidad de Lanzas. ¿Puedes hacerlo?”.

 

“Lo haré… ¡Porque no tengo más opción que hacerlo!”.

 

Apunté mi palma hacia el frente y reuní mi magia.

 

Lo he usado contra monstruos, pero esta era la primera vez que lo usaba contra algo que se parecía a un humano… Pero si vacilara ahora, nos matarían. No tenía más opción que hacerlo.

 

“No piensen mal de mí…”.

 

Los soldados mágicos en espera en la vanguardia sincronizaron su magia con la nuestra. Comenzamos a acumular magia en nuestras palmas y apuntamos hacia el ejército que se acercaba.

 

Tan pronto como estuvieran en rango, dispararíamos.

 

“No funcionaría si no tuviéramos un comienzo llamativo”.

 

Todo el cuerpo de Senpai estaba lleno de relámpagos. Parecía que ella estaba lista.

 

Estaba listo para disparar en cualquier momento… Los otros soldados también habían terminado con sus preparativos. Habíamos completado nuestros arreglos para la intercepción… Sin embargo, el ejército del Maou no se detuvo. Sus tropas seguían avanzando como saboteadores lanzando un ataque kamikaze.

 

“¡Cuando dé la señal, dispararemos juntos!”.

 

La distancia entre los dos ejércitos se acortaba gradualmente. No podríamos retroceder ahora, así que me preparé—

 

“¡¡¡¡FUEGOOOOOOOOOOOO!!!!”.

 

“¡¡UOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!”.

 

Usando todo mi poder, liberé un rayo de luz blanco brillante. Después de un poco de retraso, la magia de los otros soldados también desbordó y se dirigió hacia el ejército del Maou.

 

 

*

 

 

“… Ha comenzado, ¿huh?”.

 

Oí grandes explosiones afuera. Después también escuché gritos y ruidos fuertes; esto señaló el estallido de la guerra.

 

Nosotros, el Escuadrón de Rescate, estábamos de pie en fila ante Rose.

 

“Creo que ustedes ya lo saben, pero… Estaremos a la espera y los que visten de negro saldrán para traer primero a los heridos”.

 

“¡¡SÍ!!”.

 

Los tipos que vestían negro levantaron vigorosamente sus voces.

 

¿Pero no son estos diseños un poco extraños? Estas chaquetas negras parecían… algo que un criminal vestiría. Si atrapan a estos tipos, no creo que nadie se sorprenda.

 

“Los que visten gris permanecerán aquí. Pero dependiendo de la situación, huyan si es necesario”.

 

“¡¡SÍ!!”.

 

Orga-san y Uluru-san vestían de gris con diseños similares a los de Rose y los míos. Estos dos tienen un papel importante aquí en el CG*.

(NT: Cuartel General).

 

“Finalmente, tu y yo saldremos mientras la batalla gradualmente progresa”.

 

“Entiendo”.

 

“Muy bien, entonces comencemos… Cuento con ustedes Tong, Alek, Mill, Guld y Gomul”.

 

“¡SÍ!”.

 

“Entonces, ustedes chicos pueden irse. Vuelvan con vida como la última vez”.

 

Los cinco levantaron sus voces en respuesta para asegurarle a Rose que estarían bien.

 

Probablemente no tenía que preocuparme por estos tipos, pero aún me sentía un poco incómodo. Si estos tipos fueran asesinados por el ejército del Maou… Nah, de ninguna manera.

 

Tong y los demás se apresuraron a salir de la entrada. Estoy seguro de que estarán bien. Por ahora, debemos permanecer a la espera en la carpa.

 

“Me pregunto si Senpai y Kazuki están bien… Esta sería su primera vez peleando en el campo de batalla…”.

 

“¿Preocupado por tus amigos?”.

 

“Uluru-san… Por supuesto que estaría preocupado, son mis ‘amigos’ después de todo”.

 

“Estoy… preocupada por Usato-kun~”.

 

“Qué quieres decir—”.

 

Cuando estaba a punto de expresarle mis dudas, un hombre con un rostro de miedo entró en la carpa apresuradamente.

 

Ese hombre era Tong, uno de los miembros que salió. Mientras cargaba sobre su hombro a una chica sollozante, caminó hacia nosotros.

 

“¡Traje a alguien!”.

 

““¡¿Tan rápido?!””.

 

La voz de Uluru-san se superpuso con la mía. Ni siquiera han pasado 5 minutos desde que comenzó la batalla.

 

“Obviamente, esta es la norma. Habrá muchos heridos que vendrán uno tras otro. Tong, deja a esa persona con Usato y regresa allí”.

 

“¡¡Sí!! Hey, Usato, te lo dejo a ti”.

 

“S-Sí”.

 

Tong me confió a la mujer soldado. Su condición… Tenía cortes profundos grabados en su hombro y pie.

 

“Uuu… Cara, aterradora…..”.

 

“Pobrecita, ella debe estar llorando porque es doloroso… Ciertamente, tiene que ser un caso. Está bien, el dolor desaparecerá”.

 

“Usato-kun, no deberías apartar la mirada de la realidad, ¿sabes…?”.

 

No puedo oírte

 

Por alguna razón, la mujer soldado estaba tratando de aferrarse a mí con terquedad. Mientras resistía sus intentos, vertí magia curativa sobre sus heridas. Si las heridas fueron solo hasta este punto, ella debería recuperarse inmediatamente. Después de unos segundos, sus heridas se curaron.

 

“¿Estás bien?”.

 

“… Tú eres… A-Así es, fui herida… El plan falló… El ejército del Maou hizo un ataque kamikaze con magia de ilusión… Hubo un monstruo grande y negro… Entonces fui secuestrada——”.

 

“Por favor, cálmate un poco”.

 

Su memoria parecía nublada debido al shock. Puede ser temporal… Pero el plan falló, magia de ilusión, un enemigo grande y negro…

 

… Enemigo negro… Armadura negra——

 

“¡¡!!”.

 

Una oleada de dolor me recorrió la cabeza. Vi la visión que la chica bestia me había mostrado una vez más.

 

¿Por qué recuerdo esa escena en este momento? Es como si realmente—

 

“Es como si Kazuki y Senpai realmente murieran…”.

 

“¡Usato-kun! ¡Ayúdame con esto!”.

 

“Ah~~~ ¡Cielos! ¡Entiendo!”.

 

Estoy seguro de que Kazuki y Senpai estarán bien. Ni siquiera podría ser comparado con ellos en términos de fuerza. No morirían tan fácilmente.

 

Pero si… si sus vidas estuvieran en peligro, yo—

 

“No tendría más opción que hacerlo”.

 

Era mi trabajo curar a los heridos. Protegeré la vida de mis aliados… Era mi deber.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email