Pude ver a Kazuki e Inukami-senpai colapsar en el suelo. Un caballero cubierto en armadura negra estaba a punto de acabar con ellos. La escena era exactamente como lo que había visto antes y mi mente se quedó en blanco.

 

“¡¿Llegué demasiado tarde…?! ¡¡No, no lo estoy!!”.

 

Después de que envié al Caballero Negro a volar, rápidamente corrí hacia Inukami-senpai y Kazuki y comencé a usar magia curativa.

 

Los dos parecían tener una espada similar perforada en sus pechos.

 

Normalmente sería una herida grave de la que podrían morir, ¡pero puedo salvarlos…!

 

“U-Usato-kun. Pensar que vería una alucinación así justo cuando estoy al borde de la muerte… Aah, ya que es una alucinación, ¿puedes llamarme Suzu-tan antes de morir…?”.

 

“Inukami-senpai, tienes más margen de lo que pensaba. Pues bien, supongo que Kazuki es la principal prioridad, iré a tratarlo primero”.

 

“E-Espera un minuto, estoy en la misma condición que él, tengo un agujero en mi pecho”.

 

Para pronunciar tales palabras en una situación como esta, realmente eres solo…

 

Sin embargo, parecía que ella tenía razón. Su herida era realmente seria.

 

Su herida era lo suficientemente grave como para que la magia normal no fuera capaz de curarla… Pero afortunadamente era capaz de curar esto inmediatamente. Antes que nada, sanaré a Kazuki, ya que él todavía estaba inconsciente—

 

“Usato-kun… ¡Detrás!”.

 

“¡!”.

 

Reflexivamente reaccioné a la voz de Senpai y llevé a los dos lejos.

 

Mientras estaba activando mi magia curativa a través de mis brazos, pude ver que un molesto Caballero Negro había golpeado su espada en donde yo estaba anteriormente. Sentí un escalofrío, ya que apenas escapé y pude haber perdido mi vida allí mismo.

 

“E-Eso fue peligroso… Muchas gracias, Senpai”.

 

“No, no, no te preocupes por eso. También recibo beneficios, ahora estoy en tus brazos”.

 

“Realmente eres directa”.

 

¿Se recuperó lo suficiente hasta el punto en que podía hablar despreocupadamente así o era siempre tan lúdica en el campo de batalla?

 

“Qué…”.

 

“¿Nn?”.

 

El Caballero Negro frente a nosotros estaba murmurando algo mientras agarraba su espada. Cuando estaba a punto de expresar mis dudas, la expresión de Inukami-senpai se transformó en asombro mientras levantaba su cabeza para mirar al Caballero Negro.

 

“¡¿Qué eres tú…?!”.

 

“Su casco—”.

 

El lugar donde había golpeado comenzó a desmoronarse y pude ver la mitad del rostro del Caballero Negro. Por lo que pude ver, era una mujer de cabello plateado que no era humana.

 

…. Dejando eso de lado, ¿por qué Senpai estaba tan sorprendida?

 

“Perdón, pero no tengo idea de por qué Inukami-senpai está tan sorprendida con el enemigo ahora mismo”.

 

“La armadura mágica del Caballero Negro puede devolver cualquier ataque que se le fuera infligido al oponente, es una magia atroz…. Los otros caballeros y yo fuimos derrotados por eso…”.

 

“¿Qué pasa con eso? ¿No es solo simplemente trampa…?”.

 

Mientras era cauteloso con la Caballero Negro, miré a los soldados que habían caído. Pude ver por sus heridas que eran similares. Entonces, lo que Inukami-senpai estaba diciendo no era necesariamente una mentira.

 

Como todavía respiraban, podía salvarlos.

 

Como se esperaba de los caballeros de este mundo, las personas en este mundo eran increíbles.

 

“Inukami-senpai, te dejaré Kazuki”.

 

“¿Usato-kun?”.

 

He terminado su tratamiento en su mayor parte. Después de dejarlos a los dos, encaré a la Caballero Negro.

 

El sistema de magia que estaba usando era muy probable [Oscuridad]. Era una habilidad escasa similar a la mía y ella tenía más experiencia en combate real que yo. Eso parece ser lo que encaraba.

 

Mientras la Caballero Negro sostenía su hinchada mejilla, dirigieron sus ojos llenos de furia hacia mí.

 

“….. Uwah”.

 

Esta persona era una mala noticia, en un sentido diferente al de Inukami-senpai.

 

¿Por qué seguía encarando a personas tan peligrosas? Al principio fue un oso, una serpiente y luego Rose.

 

Pero no había tiempo para quedar perplejo. Para ser honesto, realmente no quería luchar. Las vidas de los soldados colapsados estaban en peligro con cada momento que desperdiciaba.

 

Después de envolverme en magia curativa, di un paso adelante.

 

“¡¿Usato-kun?!”.

 

“Voy a retener a esta tipa”.

 

Dado que podía devolver cualquier ataque infligido sobre ella, también podría sanar cualquier daño que me causara. Voy a golpearla lejos y restringirla.

 

“¡D-Detente! ¡Incluso si eres tú!”.

 

Podía escuchar la voz de Senpai desde atrás mientras instantáneamente me acercaba a la Caballero Negro.

 

La Caballero Negro— No, la mujer ante mí transformó su armadura en un brazo gigantesco y lo balanceó hacia a mí desde un lado.

 

Era un ataque simple, pero ocultado detrás de él también era una habilidad de contraataque.

 

Podía simplemente recibir el golpe, pero como podía soportar una gran cantidad de dolor y curarlo, simplemente usé mi pie derecho para derribarlo.

 

“¡Nuun!”.

 

Cuando sentí una sensación de incomodidad en la planta de mi pie, la sacudí. El dolor… ¿no había ninguno? ¿Falló?

 

“¡¿Qué?!”.

 

¿Por qué estás tan sorprendida cuando fuiste la que estaba atacando…?

 

Sin embargo, el dolor no vino. Se le acabó el poder mágico… No había forma de que eso fuera posible, me pregunto si simplemente no lo usó. Si ese era el caso, esta era una oportunidad.

 

Agarrando mi brazo derecho, giré mi cuerpo para cerrar distancia mientras me preparaba para golpear a la Caballero Negro. ¡Comenzó a defenderse, pero mi verdadero objetivo era su costado izquierdo!

 

“¡¿Gwaah?!”.

 

“… ¿Huh?”.

 

Penetré en su defensa con solo mi brazo derecho.

 

¿Tal vez ella no era tan fuerte?

 

No, esto podría ser solo parte de su estrategia. Incluso si la atacara, no era como si estuviera recibiendo daño directo. Rápidamente me alejé de mi posición actual.

 

Mientras la Caballero Negro sostenía la parte frontal de su cuello, la parte de la armadura que estaba fragmentada emitía humo negro. Yo también tenía algo de la armadura negra en mi mano, pero la rigidez original desapareció y en su lugar se sentía como un líquido negro fangoso. ¿Qué era esta armadura? No entendía en absoluto.

 

“Gwuh… ¡Pequeña cosita incomprensible!”.

 

“Uwah, cielos”.

 

Justo entonces, noté que otro brazo se acercaba a mí. A partir de ahí, escapé a donde estaba Inukami-senpai. Intentar agarrarlos no parecía ser efectivo, lo que significaba que tampoco era posible arrojarlos lejos.

 

Por lo tanto, tenía que evitar que se movieran de alguna manera.

 

“Inukami-senpai, ¿tienes algo que pueda atar?”.

 

“¿Crees que habría algo así aquí…? Sin embargo, Usato-kun—”.

 

“Aah, estás malinterpretando algo. No tengo ese tipo de preferencia”.

 

“Espera a que termine al menos… ¿Pero para qué necesitas eso…?”.

 

“… Si no lo tienes, entonces no se puede evitar”.

 

Me quité el uniforme del Escuadrón de Rescate y lo sostuve del cuello con mi mano izquierda.

 

Mientras fijaba mi mirada en la Caballero Negro, murmuré en voz baja:

 

“Perdón, Líder”.

 

Di un gran paso al ser consciente de lo que tenía en la mano izquierda. Al ver que estaba corriendo con un abrigo en una mano, la Caballero Negro transformó su armadura en una gran aguja y comenzó a atacar.

 

“¡Muere!”.

 

“¡¿Crees que voy a morir solo porque me dices?!”.

 

Cogí la aguja frente a mí.

 

Sangre fresca brotaba de la herida que estaba recibiendo, pero apreté los dientes y comencé a tirar de la Caballero Negro hacia mí.

 

“¡¿Qu—?!”.

 

El equilibrio de la Caballero Negro estaba perdido, pero aún era capaz de desenvainar su espada mientras me miraba.

 

“¡Muy peligroso!”.

 

Me las arreglé para inclinar mi cabeza y evitar la espada presionada hacia mí. Como su costado izquierdo estaba muy abierto, usé mi codo izquierdo para golpear.

 

Solo tenía la intención de obstruirle en su próximo ataque, probablemente no le afectaría—

 

“Uu…”.

 

Parecía que se sentía mareada y retrocedió.

 

¿Fue eso efectivo en este momento?… ¿Tal vez solo estaba actuando?

 

No tenía tiempo para pensarlo, este era un monstruo que abrumó a Inukami-senpai y Kazuki. Antes de curarme, debería seguir adelante.

 

Después de golpear a la Caballero Negro con mi brazo izquierdo, utilicé ambos brazos para agarrar los suyos por debajo de su cuerpo. Luego usé el abrigo para atarlos.

 

“¡Te atrape!”.

 

¡Este agarre la dejaría sin poder y no sería capaz de luchar devuelta!

 

Miré a la dirección de Inukami-senpai para comunicar que yo estaba bien.

 

Sin embargo, Inukami-senpai pareció asombrada una vez más.

 

“¡¿Eh?! ¡Usato-kun, ¿estás realmente bien?!”.

 

“No, no hay nada realmente malo… ¡Dejando eso de lado, tenemos que salvar a los demás!”.

 

Parecía que Inukami-senpai quería hacer más preguntas, pero ahora teníamos que priorizar la curación de los otros soldados. La Caballero Negro sería un obstáculo porque tenía que llevarlos sobre mi espalda, pero no podía soltarla en este momento. Mientras cargaba a la Caballero Negro, corrí hacia los soldados y comencé a curarlos.

 

“¡Maldición! ¡Déjame ir! ¡¿Qué demonios eres?!”.

 

Realmente quería decirle a la persona que está sobre mi hombro que se callara, pero lo soportaré por ahora.

 

Usar mi abrigo como atadura me causaría varios problemas si quisiera moverme libremente en el campo de batalla. Existía la posibilidad de que no me reconocieran como el subordinado de Rose.

 

“¡¿Qué hiciste?!”.

 

“Incluso si me preguntas lo que hice…”.

 

“¡Normalmente podría reflejarlo! ¡Por qué! Algo tan fácil como esto…”.

 

Parecía estar confundida.

 

…… Parecía que Inukami-senpai también estaba sorprendida cuando normalmente pude luchar contra esta persona. Solo lo noté ahora, pero no recibí ningún daño de su magia.

 

No sabía el motivo, podría tener que ver con “eso”….. Probablemente.

 

“No tengo intención de darte una respuesta”.

 

“Guh…..”.

 

No, fue porque realmente no sabía la razón…

 

Pero puedo decir una cosa… hice lo que dijo Rose cuando estaba atacando.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email