Podrías decir que esta vez fue una victoria sobre el ejército del Maou.

 

El daño de nuestro lado no fue pequeño, pero me alegró el hecho de que mucha gente sobrevivió. No pude evitar pensar que los esfuerzos de nuestro Escuadrón de Rescate no se desperdiciaron.

 

Posteriormente… Escuché que cuando caí inconsciente, pasaron muchas cosas. Teníamos que cargar a los heridos que no podían moverse y recuperar las armas y armaduras en el campo de batalla para que los bandidos no pudieran usarlas. Bueno, en cualquier caso, había muchas cosas con las que lidiar después de una batalla.

 

Desperté después de dormir durante tres días y no hubo duda de que Tong fue quien más se quejó. Pero estoy muy contento de que todos en el Escuadrón de Rescate estén a salvo. Dejando a un lado el Tong con cerebro de músculo, Orga-san y Uluru-san no tenían cuerpos fuertes. Me alegra que los dos estén bien.

 

El día después de haber despertado, fui a ver a Kazuki e Inukami-senpai recibir sus medallas y condecoraciones del Rey frente a las personas de la nación.

 

“Esto es increíble”, fue lo que pensé hasta que Rose me llamó al escenario. ¡¿Por qué yo?! Rose me dio una sonrisa malvada mientras yo estaba en confusión; entonces me golpeó en la espalda y me forzó a subir.

 

Fue increíble estar en ese escenario y recibir aplausos de los ciudadanos. Debido a mi influencia como alguien de la era moderna, hice una reverencia a las personas vitoreando. Después de probar los nudillos de Rose y llorar, recibí una medalla de honor por mis esfuerzos en la guerra del Rey.

 

Lo que me recuerda, ¿qué tipo de esfuerzos hice? Cuando le pregunté eso, ella dijo que había capturado a un enemigo importante y que pude evitar muchas muertes con ese mérito. “Acéptalo, es algo para honrarte”. No pude evitar temblar mientras ella me susurraba eso en voz baja.

 

Después de eso, pasó una semana hasta que finalmente volví a mi vida diaria. Me estaba dirigiendo hacia el cobertizo de Bluerin en este momento para decirle lo que experimenté en el campo de batalla. Parecía que los Blue Grizzlies poseían una gran inteligencia y podían entender a las personas que se le daban todo. Por eso, con frecuencia hablaba con Bluerin de esta manera, pero el animal en cuestión estaba durmiendo como una vaca y bostezando.

 

“Hey, Bluerin. Te estoy diciendo, sucedieron muchas cosas”.

 

“Guah”.

 

“Debería haberte llevado conmigo. O más bien, deberías ir y hacer ejercicio. Podrías olvidarte acerca de tu naturaleza salvaje”.

 

Peshi Peshi. Removí el polvo en la cabeza de Bluerin contra su voluntad. Normalmente lo cargo, pero debería hacerlo caminar de vez en cuando. Se ha hecho un poco más grande y está almacenando más grasa. Él también estaba comiendo mucho más.

 

Oh, sí, fui convocado por el Rey. Podría llevar a este chico conmigo.

 

“Vamos, Bluerin”.

 

“Guah”.

 

Justo cuando pensaba que no se podía evitar, Bluerin comenzó a caminar por su cuenta a mi lado. Me reí un poco de su aspecto divertido mientras trataba de caminar y le di su comida habitual. Caminé junto con Bluerin, quien estaba de buen humor, a la entrada del Escuadrón de Rescate y vi una figura familiar.

 

“¡Ah, Usato-kun!”.

 

“Uluru-san”.

 

Era una chica que podía usar magia curativa como yo. Saludé a Uluru-san y corrí.

 

“¿Tu cuerpo ya está bien?”.

 

“Sí, dormí bien y ahora estoy completamente recuperado”.

 

“¡Me alegro! Estaba realmente preocupada cuando Usato-kun y Rose se fueron… Ah, Bluerin-chan, buenos días”.

 

Uluru-san saludó a Bluerin con su pequeña mano, pero Bluerin simplemente se giró hacia otro lado. Eso infligió bastante daño y shock a Uluru-san, pero ella forzó una sonrisa y se giró hacia mí.

 

“¿D-Dando un paseo?”.

 

“Bueno, el Rey me convocó. Después… llevaré a este chico a dar una pequeña caminata”.

 

“…. Ajaja, ten cuidado cuando entres a la ciudad”.

 

“¿Eh? ¿Qué quieres decir—?”.

 

“¡Onii-chan me está esperando, así que debería volver pronto—!”.

 

…. Ella escapó cuando estaba a punto de interrogarla. ¿Qué estaba sucediendo en la ciudad? No me digas que la gente de la ciudad estaba enojada por las personas que no pudimos salvar. El Reino se aseguró de dar un entierro y una ceremonia apropiados para aquellos que habían fallecido… Por supuesto, yo también estaba presente. Si hubiera personas que estuvieran resentidas conmigo, no negaría que era porque carecía de habilidad.

 

Si ese tiempo fuera a llegar, honestamente lo aceptaría.

 

Me preparé para ser condenado por familias y llegué a las puertas del castillo. Era un castillo blanco con un gran foso rodeándolo. En las puertas había tres personas… Un caballero con una armadura solemne, un guardia con cabello rojo, y Alek Girdle-san.

 

Notaron mi presencia y con una mirada alegre, se apresuraron.

 

“Usato-dono, ¿cómo está la condición de tu cuerpo?”.

 

“Ya estoy bien. Alek-san… Parece que también estás bien, juzgando por tu aspecto”.

 

Como no estábamos luchando ahora y Alek estaba apostado aquí para proteger las puertas, pude asumir que no estaba demasiado herido. Tenía que agradecerle a Alek-san por proteger a Uluru-san y Orga-san.

 

“Una vez más… Alek-san. Muchas gracias por protegernos”.

 

“¡No! ¡Era algo que se esperaba! ¡Para nosotros, todos ustedes son existencias importantes en el campo de batalla! ¡Yo soy el que debería agradecerte en su lugar!”.

 

Alek-san cruzó una mano sobre su pecho e inclinó su cabeza. Los caballeros de atrás se quitaron sus cascos y se inclinaron con un vigor increíble también. Mientras todavía estaba distraído por sus acciones, Alek-san continuó hablando.

 

“Fue gracias a Usato-dono y Rose-dono que yo… No, ¡que nosotros pudimos regresar con vida!”.

 

“No… Hubo muchas personas que no pude salvar…”.

 

“Aun así… ¡Si no fuera por ti, hubiésemos perdido muchos aliados!”.

 

“Ah, n…o….. Por ahora, levanta tu cabeza”.

 

No estaba acostumbrado a ser agradecido de esta manera. Alek-san y los otros dos caballeros levantaron sus cabezas. Bueno, no había manera de que no estuviera feliz de que me dieran las gracias, pero esto era por mi propio egoísmo. Solo me sentía agitado cuando me daban tanta gratitud.

 

Mientras acariciaba a Bluerin, quien parecía estar aburrido, buscaba palabras aceptables.

 

“No habría podido hacerlo solo. Casi fui asesinado varias veces en el campo de batalla por demonios, pero los otros soldados me salvaron. Por lo tanto, estamos iguales”.

 

Alek-san sonrió ante mi respuesta y, probablemente sintiéndose un poco inquieto por dentro, rascó su cabeza avergonzado.

 

“Ya veo, Usato-dono realmente es una persona interesante… ¡Ah! ¡Si estás aquí, probablemente quieras entrar al castillo! ¡La abriré inmediatamente!”.

 

“Oh, sí… Me olvidé de eso”.

 

Mientras recordaba por lo que vine aquí, los caballeros abrieron las puertas. Dándoles mi agradecimiento, Bluerin y yo entramos al castillo.

 

Era espacioso como siempre.

 

Caminé sobre el pavimento de piedra y finalmente llegué a la puerta con los caballeros en espera. Entré y dejé a Bluerin esperando afuera. Él fue sorprendentemente obediente, debería estar bien.

 

Después, fui guiado por una maid hasta donde estaba el rey, pero los caballeros me seguían agradeciendo mientras caminábamos…. Este era solo el castillo, ¿pero era el “ten cuidado” de Uluru-san refiriéndose a esto? Si el castillo fuera así, debe ser aterrador en la ciudad.

 

“Ooh, es Usato”.

 

“Buenos días, Rey Lloyd”.

 

Cuando entré al lugar al que la maid me condujo, el Rey Lloyd me saludó con una expresión amable con Sergio-sama junto a él…. Además, también estaba Sigris-san.

 

“Usato, perdón por repentinamente convocarte”.

 

“No, no me importa en absoluto. Así que, la razón por la que me llamaron aquí… ¿Qué necesitabas de mí hoy?”.

 

“Eso es… Sigris-san”.

 

“Hah…”.

 

Después de que el Rey Lloyd intercambió miradas con Sigris, Sigris se giró hacia mí. Como siempre, tenía un rostro severo, pero parecía estar mirándome con ojos algo amables… Al menos eso es lo que sentía. Fue una gran diferencia de los ojos que veo todos los días de esos idiotas.

 

Si tuviera que hacer una comparación, era similar a los ojos de Rose, pero era difícil de juzgar porque ella era aterradora. La sonrisa que Rose me mostró después de la pelea con el ejército del Maou era muy probablemente su lado “dere”.

 

“¿Recuerdas a ese demonio que atrapaste, Usato-sama?”.

 

“S-Sí…”.

 

Esa persona con… cabello blanco, ¿verdad? Todavía no sabía si esa persona era hombre o mujer*. Pero después, Inukami-senpai me dijo que pude vencer a esa persona usando el impacto de mis golpes y curando sus heridas al mismo tiempo. Sin embargo, pensarlo detenidamente significaría que solo Rose y yo podríamos derrotarla… Los cuerpos de Uluru-san y Orga-san eran demasiado débiles.

(NT: En el cap 35 dijo que era mujer, por lo que se queda como mujer :v).

 

… Pero ¿por qué llamarme…? No me digas…

 

“¿Cometió suicidio?”.

 

Era posible. Podrían haber creído que pasarían por un trato cruel en el Reino Lyngle y decidieron terminar con su propia vida para evitar el sufrimiento… He oído hablar de casos como ese.

 

Tal vez ese Caballero Negro tenía miedo de eso…

 

“Eso no es. Sorprendentemente cooperó con nuestro interrogatorio”.

 

“¿Huh?”.

 

“Sé que es un poco contradictorio. Pensé lo mismo, a pesar de que estuve allí presenciándolo”.

 

Sigris-san simpatizó con mi respuesta mientras fruncía el ceño. Pero si cumplieron con el interrogatorio, ¿por qué llamarme?

 

“Parece que la que se conoce como la Caballero Negro no tenía ninguna lealtad particular hacia el ejército del Maou. Aunque no estábamos dispuestos, pudimos obtener una gran cantidad de información de conversar con ella”.

 

“¿Pero no es eso peligroso?”.

 

“Naturalmente, no es que confiemos en todo lo que dice. Somos conscientes de la información que se nos da”.

 

Bueno, por supuesto. Normalmente pensarías que esto era una especie de trampa, ya que no se resistió al interrogatorio… Lo cual no necesitaba decirle a Sigris porque él parecía entenderlo. Sin embargo, cada vez me confundía más la razón por la que me convocaron aquí.

 

“¿Por qué me llamaron aquí?”.

 

“La Caballero Negro no cooperará más con nosotros a menos que se reuna con Usato-sama”.

 

“…. ¡¿Haah?!”.

 

“Reunirse con Usato… Esta era la razón”.

 

“¡¿Eh?! ¡Pero Lloyd-sama! ¡Solo la atrapé!”.

 

“Frasearlo como atrapar es fácil… Atrapaste a un monstruo que pudo abrumar a los dos héroes, Usato. Sospecho que, aparte de Rose, solo tú puedes luchar contra la Caballero Negro en el mismo nivel”.

 

“Eh…”.

 

Fui arrojado en confusión por las palabras del Rey Lloyd. No podía decir que no puedo ir porque “la demonio obviamente guardaba rencor contra mí por capturarla”. No podría hacer algo tan desvergonzado…

 

“Durante la mitad del interrogatorio, la Caballero Negro estaba dispuesta a ofrecer información importante siempre que cumpliéramos una determinada condición”

 

“Esa condición era hablar contigo, Usato-dono”.

 

“… Tohoho…”.

 

Parecía que incluso después de la pelea, aún había disturbios en mi vida cotidiana.

 

Me sentí como si estuviera en una depresión y mis hombros cayeron como si estuviera triste.

 

“Supongo que al menos debería escucharla… por esa importante información…”.

 

“Dijo que tenía que ser Usato, que no se tomaría a nadie más”.

 

Naturalmente, no tuve más remedio que escucharlos.

 

Esta era una tarea importante, después de todo.

 

“Dijo que conoce el poder de la Segunda al Mando del Tercer Ejército del Maou”.

 

……. ¿No es esto una información extremadamente peligrosa?

 

(NT: Se sique refiriendo a la Caballero Negro como varias personas: “They” y “Them”, y no como: “He” o “She”).

 

*

 

 

Pude escuchar el sonido de mis pasos resonando en el sótano. Sigris y varios otros caballeros de aspecto confiable estaban alrededor para protegerme.

 

Pero….

 

“No te preocupes, Usato-kun. ¡Al menos te daremos un escudo!”.

 

“Está bien si crees que no puedo ganar, pero… No tienes que asumir que daré la espalda y huiré inmediatamente…”.

 

Por alguna razón, Inukami-senpai nos estaba siguiendo.

 

No, creo que estaría feliz si ella nos acompañaba porque estaba preocupada por mí. Pero, sinceramente, sentí que sería simplemente más complicado si apareciera Senpai.

 

Para el registro, Kazuki estaba pasando tiempo con Seria-sama. En serio, él realmente estaba disfrutando un gran festín. Realmente no me importa porque Kazuki es un Riajuu, pero, por favor, apresúrate y explota por la eternidad.

 

“Pero en realidad, solo Usato-kun y Rose podrían lidiar con ella en este momento”.

 

“Aunque magia no está destinada a ser usada para lastimar al oponente…”.

 

En ese entonces, pensé que simplemente se desmayaría. ¿Podría ser que le haya infligido algunas heridas serias…?

 

….

 

“¡¡Sigris-san!! ¡¿Le diste tratamiento a la Caballero Negro?!”.

 

“No, para ser honesto, lleva esa armadura negra desde el principio… ¿Qué ocurre? ¿Crees que está herida? Pero no se veía así en absoluto…”.

 

“…. Usato-kun”.

 

“…. Esto es malo”.

 

Parecía que Inukami-senpai lo entendió porque su rostro se puso pálido. Cuando luché contra la Caballero Negro, le di un puñetazo en su rostro, golpeé su estómago y le di un codazo en sus costados.

 

… No pretendo presumir, pero recientemente he podido romper piedras fácilmente. Inukami-senpai y yo descendimos al sótano apresuradamente. No sé si había algún punto en nosotros apresurándonos ahora, pero…

 

“…..”.

 

Una vez que descendimos, había un soldado de pie en guardia. Detrás de ese soldado estaba la jaula donde estaba retenida la persona que llevaba la armadura negra.

 

“¡Usato-dono, ¿qué sucede?!”.

 

“……… ¿Usato?”.

 

En respuesta a la voz del caballero, Inukami-senpai y yo miramos a través de la abertura de la jaula. Era muy siniestra por lo oscuro que estaba, pero pude decir…

 

Mezclado en el aire había un ligero olor a hierro. ¿Estaban planeando dejar su herida sin tratamiento?

 

“Nos reunimos nuevamente, mago curador”.

 

“…. Estás herida, ¿verdad?”.

 

“¿Eh? Aah, lo sé. Pero está bien. Esto es lo que ustedes llaman dolor, ¿verdad?”.

 

La Caballero Negro murmuró desde el interior de su armadura. Su voz sonaba como una niña que estaba feliz.

 

Inukami-senpai pareció percibir algo en su voz mientras se agarraba a mi ropa.

 

“Usato-kun, ella podría ser una M sin darse cuenta ella misma…”.

 

“Deberías callarte un poco… Entonces, ¿por qué llamaste por mí?”.

 

“Solo pensé que quería reunirme a la persona que me capturó de nuevo… Oops, jajaja, ¿qué es esto? Es difícil moverse”.

 

La Caballero Negro se tambaleó mientras dejaba escapar un suspiro.

 

Ella era eso. Ella era una pervertida como Inukami-senpai.

 

“Disculpa, Caballero-san, ¿puedo tener la llave?”

 

“¡¿Usato-sama?!”.

 

“¡Espera, ¿Usato-kun?!”.

 

Como un miembro del Escuadrón de Rescate, no había manera de que pudiera ignorar a alguien que estaba herido. Sospecho que cuando le di un codazo, dañó sus órganos internos. La expresión de Inukami-senpai se sobresaltó y me agarró del brazo para detenerme, pero hablando francamente, ella no podía igualar mi fuerza física.

 

Después de recibir la llave del caballero, Sigris-san finalmente había llegado. Sigris miró al Caballero Negro y a nosotros dos antes de decir:

 

“¿Qué está pasando en este momento…?”.

 

“Sigris-san, Usato-kun está en realidad…”.

 

 

*

 

 

Ese mago curador estaba justo frente a mis ojos. La mujer héroe trató de detenerlo, pero el curador me señaló y me explicó algo.

 

Después de un momento, una sensación misteriosa volvió a asaltar mi cuerpo.

 

“…. Hah”.

 

Mi cuerpo estaba adormecido por el dolor, era algo que nunca había sentido antes, ya que mi cuerpo era más duro que el demonio promedio y tenía esta armadura invencible. La “yo” que no podía ser herida, estaba en este momento… herida y no podía recuperarme completamente.

 

Después de varios días, mi rostro y mi estómago se habían recuperado. Sin embargo, todavía había un dolor agudo en mis costados.

 

Nunca me había herido tanto antes. Solo podía decir esto como “extremadamente doloroso”.

 

Mientras acariciaba mis costados, como si fueran queridos por mí, cambié mi atención al joven chico frente a mí.

 

Magia curativa, era un poder escaso entre los humanos. La habilidad era simple, les permitía curar. Eso era todo. La Tercera Comandante nos advirtió sobre Rose, y de acuerdo con mi conversación con los caballeros… Él era el discípulo de Rose.

 

El grupo de magia de recuperación… No pensé mucho en ellos, pero fui molida a golpes como resultado. No pensé que mi magia oscura sería derrotada en una pelea frontal.

 

Fue este chico. Este fue el chico que me hirió.

 

Él fue quien me dio dolor.

 

Él fue quien me dio la sensación de derrota.

 

Él me liberó del molesto lugar conocido como el ejército del Maou.

 

“Estoy entrando”,

 

“¡…..!”.

 

Clank. El chico abrió la puerta y entró. Pude ver que detrás del niño estaba la mujer héroe, quien parecía estar sin aliento y el Comandante que estaba dirigiendo ¿ sed de sangre hacia mí. Parece que el mago curador iba a hacerme algo.

 

“¿Qué, vas a torturarme?”.

 

“Saca tu mano”.

 

“¿Eh?… ¿Por qué?”.

 

“¡¡Porque te estoy diciendo que la saques!!”.

 

“¡¿Hii?!”.

 

Viendo la gentil expresión del usuario curador convertirse en una de demonio, no pude evitar sacar mi mano. ¿Qué con esto? ¿Encontró el Reino Lyngle un método para incorporar sed de sangre en su equipo de curadores? Aunque estaba acostumbrada a ser gritada todos los días, sentí miedo por un momento allí.

 

La mano que saqué fue gentilmente agarrada por el curador, y una densa cantidad de magia curadora irradió mientras envolvía mi mano. Mi mano y las manos del curador estaban conectadas. La magia curativa fluyó de mi mano y penetró en mi cuerpo.

 

“Solo, ¿qué estás planeando…?”.

 

Mi mano sintió una cálida luz mientras se extendía a mis hombros, luego a mi cabeza, luego a mi pecho, y finalmente a mis caderas.

 

“Te he curado”.

 

“¡Eso fue innecesario…!”.

 

Mi dolor fue robado, pensando eso, traté de quitar sus manos, pero a pesar de que estaban sosteniendo mi mano gentilmente… No pude moverla. El curador puso su otra mano en la mejilla que había golpeado.

 

“Cielos, me dejaría un mal sabor de boca si murieras aquí… Desafortunadamente, no tengo intenciones de relacionarme con la muerte de otra persona. Aunque no soy una persona desalmada, tampoco soy una persona amable. Esto es para mi propia satisfacción, solo debes callarte y ser curada por mí”.

 

“….. Ah”.

 

La mano que penetró a través de mi armadura estaba ahora en mi mejilla. La mano tenía tanto calidez que no podía creerlo. Hasta este día, nadie me había tocado así porque los había rechazado. Ni siquiera mis padres. Inconscientemente toqué su mano.

 

“¡Usato-dono…!”.

 

“…. Está bien….. Probablemente”.

 

“¡¡No suenas tan confiado diciendo eso!!”.

 

No sabía cómo expresar los sentimientos que estaban surgiendo dentro de mí. Estar envuelta por la luz de la magia curativa, una calidez en mi piel que no era de un demonio… Muchas cosas que aún eran desconocidas para mí… No pude evitar anhelar por ello.

 

“Fuu….”.

 

La mano tocando mi mejilla se debilitó a medida que la magia curativa desaparecía. El dolor de mis costados había desaparecido por completo. Solo fueron unos segundos, pero ya no me sentía inconfortable más. Sin embargo, no solté la mano que estaba en mí.

 

“Disculpa, ¿podría por favor dejarla ir? Estoy un poco asustado”.

 

“Solo por un poco más de tiempo”.

 

“¿?”.

 

“¿Puedo sentir tu mano así por un poco más de tiempo?”.

 

Mis mejillas y la mano del curador se mojaron. Sin entender lo que estaba pasando, mi casco estaba cubierto sobre mi cabeza mientras sentía más de su mano.

 

“Haa… Si lloras así, no hay manera de que pueda rehusarme, ¿sabes…?”.

 

Ya veo, yo estaba derramando lágrimas…

 

Mi visión se volvió borrosa y pude ver al chico frente a mí sintiéndose preocupado mientras rascaba su cabeza. Aprendí la sensación de mirar a una “persona” por primera vez.

 

 

*

 

 

Después, la Caballero Negro, no, la chica de cabello plateado con piel morena* comenzó a honestamente darnos información.

(NT: #TeamCaballeroNegro).

 

No estaba seguro de si estaba satisfecha después de hablar conmigo, pero pude ser útil para el Rey Lloyd. Después de subir desde el sótano, reporté al Rey y me dirigí al exterior del castillo. En el camino, Senpai dijo que quería salir también. Senpai y yo estábamos caminando juntos mientras ella débilmente me sonreía.

 

“Cielos, Usato-kun, pensar que levantarías una bandera con el enemigo… Pero como se esperaba del hombre que yo apruebo”.

 

“Simplemente estaba cumpliendo con mi deber. Para empezar, no soy el tipo de hombre que levantar banderas románticas…”.

 

“No, no, no lo sabes con certeza~”.

 

“Sin embargo… podría haber exagerado un poco… Seguimos siendo enemigos después de todo”.

 

En el campo de batalla pude ver vagamente que era una mujer, pero no esperaba que nuestras edades fueran similares. Era porque estaba cubierta con toda esa armadura y no lo pude decir… Los ojos de Sigris-san miraban con asombro cuando lo escuchó por primera vez.

 

“Incluso si fue para curarla… No puedes tocar el rostro de una chica así”.

 

“Pero… Yo fui el quien la golpeó en el rostro, ¿sabes? Para dar una comparación, sería como si el poder de un Blue Grizzly golpeara en su cara”.

 

“….. Puedo simpatizar con eso”.

 

No podía ser evitado, ya que éramos enemigos, ella tendría que ser prisionera por el momento. Estaba respondiendo preguntas obedientemente, por lo que me resultaba difícil considerarla mi enemiga. Por eso no me gustaba la idea de que ella muriera ahora mismo. Estos sentimientos de culpa se interpondrían en mi camino y afectarían mi condición mental.

 

Sin embargo, cuando Inukami-senpai y Kazuki fueron apuñalados… Estaba realmente enojado.

 

“Estaba realmente enojado en ese momento. Pensando que los dos morirían… Pero ahora que están todos vivos, me siento muy agradecido”.

 

“Eres realmente simple… Pero ese es uno de tus puntos buenos”.

 

Mientras tomaba golpes Pon Pon en mi hombro de Senpai con buen humor, salimos del castillo.

 

Mientras continuaba caminando y pasé por los campos de entrenamiento del castillo, algo grande y azul se abalanzó sobre mí.

 

“¡Guooh—!”

 

“¡¡!!”.

 

Atrapé la cosa grande y azul, Bluerin, y él comenzó a caminar con nosotros después de que lo bajé. Sentí que Inukami-senpai estaba abriendo su boca ampliamente e intentando decirme algo…

 

“¿Ocurre algo raro?”.

 

“¡¡No, no, no, no!! ¡Estoy sorprendido de que de repente hayas atrapado a Bluerin, quien pesa más que tu oso pardo promedio!”.

 

“Ah, estoy acostumbrado. Estoy acostumbrado… ¿Vamos a la ciudad?”.

 

“Guah”.

 

“De alguna manera, Usato-kun se siente un poco más lejos ahora…”.

 

Después de la guerra, sentí una extraña sensación de incomodidad. Por alguna razón, sentí que no podía quedarme quieto. Antes de darme cuenta, comenzaba a hacer flexiones. Cuando lo hice, Rose vino y me dijo: “¡Eres muy ruidoso! ¡Es medianoche, maldición!”, y después de decir eso, me dio una patada en el aire tan fuerte como pudo. Bueno, fue malo para mí hacer entrenamiento muscular en medio de la noche.

 

“Pero realmente, Bluerin es lindo como siempre…”.

 

“Gwah~”.

 

Bluerin esquivó ágilmente la mano de Senpai mientras ella intentaba acariciarlo….. ¿Por qué eras tan obstinado con esto? Me dejaste acariciarte hasta cierto punto… Bueno, ¿tal vez tenías que lograr cierta confianza con Bluerin antes de que pudieras acariciarlo?

 

“Si nos dirigimos a la ciudad, deberías ponerte un disfraz o algo así, Inukami-senpai”.

 

“Usato-kun también debería. Ya eres de este país el… No, ya eres nuestro héroe”.

 

Qué exageración… Pero no podía negarlo por completo, así que me puse la capucha de mi abrigo… Espera un momento, Bluerin estaba aquí, así que él revelaría mi identidad de todos modos. Me rendí de poner un disfraz.

 

Senpai trenzó su cabello. Le quedaba muy bien, pero si la felicitaba, ella se pondría engreída, así que decidí no decir nada…

 

“Nos dirigimos a la ciudad, ¿verdad?”.

 

“Sí. Antes de venir aquí, me reuní con Uluru-san, así que esperaba ir a reunirme con Orga-san también”.

 

“Si recuerdo, ellos eran personas que también podían usar magia curativa como tú, ¿verdad?”.

 

“Son diferentes de mí, ya que sus cuerpos no son tan fuertes, pero la magia curativa de Orga-san supera a la mía”.

 

“Heeh…”.

 

Escuché que después de que la guerra había terminado, Orga-san colapsó. Por lo que me dijeron los demás, se despertó antes que yo, pero dado que su cuerpo era más débil que el mío, yo todavía estaba preocupado. Probablemente estaba bien, ya que Uluru-san estaba cerca, pero al menos debería comprobarlo personalmente.

 

Atravesamos las puertas del castillo y salimos mientras me despedía de Alek-san.

 

Eso me recuerda…

 

“Bluerin, ¿deberíamos regresar al bosque para verificar la situación actual?”.

 

“¿Guah?”.

 

“El bosque. Me refiero a ese bosque”.

 

Inukami-senpai mostró una expresión reacia mientras nos miraba a los dos. Ella no tenía una buena impresión de la casa de Bluerin.

 

“Pensé en hacer una lápida para tu familia, Bluerin. Puede que no haya restos del cuerpo debido a la bestia mágica, pero incluso así, deberíamos hacer una lápida”.

 

“Gwah…”.

 

Pareció entender mis palabras mientras soltaba un frágil llanto. Gentilmente rocé la nariz de Bluerin. Probablemente estaba recordando a su madre y padre.

 

El crecimiento del cuerpo de Bluerin era rápido, pero aún era un niño por dentro. Deberíamos regresar al bosque y llevar a cabo un servicio conmemorativo para él.

 

“No puedo irme de aquí cuando quiera, ya que el enemigo podría atacar en cualquier momento… Pero una vez que la guerra se estabilice, ambos podremos ir… ¿Nn?”.

 

“¿Qué ocurre?”.

 

Una chica con cabello rubio estaba de pie frente a la entrada de la ciudad. Los habitantes de este mundo poseían varios colores de cabello. Puede deberse a la existencia de magia en este mundo. Al igual que la última vez que vi a esta chica, sentí que las comisuras de los labios se movían hacia arriba.

 

La chica me daba la espalda y pude ver orejas triangulares sobre su cabeza. También tenía una cola. En otras palabras, ella era una de las pocas beast-kin que residía en el Reino Lyngle.

 

A partir de ahí, comencé a correr hacia ella.

 

“¡¡Te encontré!!”.

 

“¡¿Usato-kun?!”.

 

Di un paso adelante con fuerza suficiente para grabar huellas bien definidas en el suelo. Cubrí la distancia de 12 o más metros en pocos pasos. Parecía que ella me estaba esperando, ya que de repente se dio la vuelta. Levanté mi voz y exclamé a la chica bestia:

 

“¡¡Te haré escuchar lo que tengo que decir!!”.

 

Esta chica bestia fue la que me mostró la visión de la muerte de mis dos amigos. La chica me miró maravillada y dudaba en decir algo. Pero ella pareció haber encontrado su resolución y me declaró:

 

“—Parece que viviste. Si ese es el caso, haré que pagues tus deudas, usuario de magia curativa”.

 

“¿Hah?”.

 

Mientras escuchaba los pasos de Senpai y Bluerin corriendo para alcanzarme, sin expresión miré a la chica frente a mí. Cuando fijé los ojos de la chica con los míos, sentí un escalofrío por sus palabras.

 

La chica parecía ser consciente de cómo me sentía y exprimió sus siguientes palabras…

 

“Mi madre, por favor, sálvala…”.

 

Así es, sabía las palabras que ella iba a decir.

 

 

Autor: Usato: “¡Te he encontrado!” (Sonrisa original).

 

Este es el epílogo del Volumen 1.

 

El próximo volumen hablará sobre los otros países. Y haré todo lo posible para insertar tantas bromas como sea posible.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email