“Wend”. (Luise)

 

“¿Qué pasa, Luise?”. (Wendelin)

 

Por el bien de participar en el matrimonio de Erich-nii, habíamos abordado la aeronave mágica en dirección a la Capital Real. Nosotros cuatro: Erwin, Ina, Luise y yo.

 

Como he heredado el dinero, entre otras cosas, de Maestro, yo era diferente de las otras tres personas, por lo que tuve que prestarles la tarifa del barco para la aeronave mágica.

 

A pesar de que decían cosas como 『Es agradable ser capaz de prestar dinero tan fácilmente』, el acto de prestar dinero a otros no era una cosa tan agradable en este mundo.

 

No devolver el dinero prestado al acreedor daría lugar a una demanda. Al perder la demanda, el deudor ni siquiera podía quejarse de que se le hiciera esclavo en una mina.

 

La cantidad de dinero era un factor importante y, no poder devolverlo, significaba que se los obligara a trabajar hasta que pudieran ganar suficiente dinero en compensación. Esto también fue escrito en la ley.

 

Sin embargo, esta vez no hubo contrato o interés de ninguna manera.

 

Por lo tanto, sería difícil ganar una demanda si esos tres no me devolvieran el dinero, incluso si se lo dijera al Margrave Breithilde.

 

Eso es porque no había evidencia.

 

Pero, para explicar la situación esta vez, había dos de nuestro grupo atrapados en un dilema.

 

Las hijas de los retenedores me habían tomado dinero prestado de mí, quien en el futuro podría considerarse como un mago jefe, sin poder devolverlo.

 

Aún más sin ningún contrato o interés, completando préstamos sin garantía.

 

Naturalmente, las familias de Ina y Luise serían cuidadosamente examinadas por el Margrave Breithilde y, finalmente, caerían en desgracia.

 

Siendo completamente consciente de este asunto, era muy improbable que esas dos evitarían pagar las deudas.

 

Además, incluido Erwin, los cuatro de nosotros queríamos ir a cazar lo antes posible para devolver la cantidad de una moneda de oro por persona.

 

No estar dispuesto a gastar una moneda de oro habría significado gastar un mes completo usando un carruaje para hacer el viaje, lo que hubiera sido profano.

 

Debido a que esos tres llegaron a esta conclusión, me pidieron que prestara el dinero incondicionalmente.

 

“Sí, sobre el dinero que fue prestado…”. (Luise)

 

Después de abordar la aeronave mágica y terminar de comer la primera cena mientras holgazaneaba en mi habitación, Luise apareció y me pasó las tres monedas de oro que ellos habían pedido prestadas de mí.

 

Honestamente, me sorprendió la velocidad del reembolso.

 

“¡Eso fue rápido!” (Wendelin)

 

“Encontré un buen trabajo a tiempo parcial”. (Luise)

 

“¿Puedo hacerlo también?” (Wendelin)

 

“No puedes. No creo que puedas usar un estilo de combate mágico para un trabajo a tiempo parcial, ¿verdad?”. (Luise)

 

“Qué tipo de respuesta es esa…”. (Wendelin)

 

“Aunque está bien decírtelo, quiero que lo mantengas en secreto”. (Luise)

 

Luise comenzó a explicar el método de cómo pudo devolver los costos de la tarifa justo después de haber subido a la aeronave mágica por menos de medio día.

 

“Este barco está dedicado al uso exclusivo de personas ricas, ¿no estás de acuerdo?”. (Luise)

 

Debido a que el precio más bajo de la tarifa era una moneda de oro, los ciudadanos comunes fueron excluidos y la calidad de los clientes se limitó principalmente a los nobles con sus asistentes y comerciantes adinerados.

 

Es por eso que Luise reunió a muchas personas en el salón y comenzó un juego.

 

『Si pueden ganar en pulso* contra mí, recibirán una moneda de oro. La tarifa de participación es de 10 monedas de plata』. (Luise)

(NT: O vencidas, dependiendo del país).

 

Con una chica linda hablando de una cuestión tan valiente de repente, naturalmente, esto atrajo mucha atención.

 

“Los nobles-samas no aceptarían tal desafío”. (Wendelin)

 

“Los que yo buscaba eran los retenedores”. (Luise)

 

Una moneda de oro por vencer a Luise, quien parecía una niña de 10 años, en pulso.

 

Había muchos guardias, empleados por nobles para protegerlos, quienes confiaban en su fortaleza.

 

Reuniéndolos, Luise comenzó a desafiarlos al pulso.

 

“Siento lastima por ellos”.. (Wendelin)

 

La fuerza sin adornos de Luise no debía ser diferente de una niña de la misma edad.

 

Sin embargo, ella había soportado el entrenamiento en un estilo de combate mágico hasta el dominio de su padre y sus hermanos como instructores.

 

Un musculoso con una estatura, que excede una altura de 2 metros, fue derrotado por Luise en cuestión de segundos. Por eso, todos se entusiasmaron y pagaron la cuota de participación para convertirse en un retador.

 

Cuando se volvió en la segunda mitad del desafío, el ambiente circundante se convirtió en algo así como: 『Debe haber una persona que pueda vencerla al menos una vez』.

 

Hasta este punto, la racha de victorias consecutivas de Luise había durado.

 

“Aparentemente obtuviste bastante ganancias”.. (Wendelin)

 

“Un, ahora puedo ir de compras a la Capital”. (Luise)

 

Como no tendríamos ningún gasto mientras permanecíamos en la Capital Real, ella rápidamente devolvió el dinero prestado para poder concentrarse en comprar y conseguir regalos sin importar qué.

 

Me dijeron que las ganancias esta vez habían resuelto todas las preocupaciones relacionadas con eso.

 

“No habrá ningún problema”. (Luise)

 

Como ella los había derrotado a todos, los hombres adultos ciertamente no admitirían una cosa tan embarazosa como ser derrotado por Luise en el pulso.

 

Por esa razón, estoy bastante seguro de que no habría problemas con Luise conservando las 5 monedas de oro que se había ganado.

 

“Por las dudas, perdí una vez al final”. (Luise)

 

Solo una persona, un antiguo Aventurero, que estaba empleado como guardia de un noble, estaba a la altura de la tarea.

 

Por lo tanto, ella había actuado como si fuera una competencia cerrada y perdió a propósito al final.

 

“No deberías hacer una cosa tan desalmada”. (Wendelin)

 

Naturalmente, la tribuna notó y miró al retador, quien había derrotado a Luise y había obtenido el precio de una moneda de oro, lo que llevó a la conclusión de que ellos enfrentarían a ese hombre después.

 

Durante ese tiempo ocupado Luise aprovechó la oportunidad para escabullirse hábilmente con la sensación de 『Maidoari*』.

(ETN: Gracias por su continuo patrocinio).

 

“Siendo astuta, también reembolsaste la parte de Erwin y de Ina, ¿huh?” (Wendelin)

 

“Hahaha. En cuanto a pagar la parte de Erwin, he dispuesto a que trabaje duro como un portaequipajes mientras vamos de compras”. (Luise)

 

Debido a que Ina es su amiga de la infancia, no es particularmente extraño que Luise no exija nada de Ina.

 

Considerando la relación de esas dos, Ina probablemente trabajará diligentemente para reembolsar a Luise.

 

“Eres una mujer aterradora”. (Wendelin)

 

“¡Claro, soy una mujer diabólica!”. (Luise)

 

Mientras decía esto, Luise estaba haciendo una pose de aspecto coqueto. Desafortunadamente debo decir, sin embargo, que aparentemente no tuvo ningún efecto en absoluto.

 

“Desafortunadamente, no queda mucho tiempo”. (Wendelin)

 

“¡No digas eso!”. (Luise)

 

Solo en esta ocasión, la diabólica mujer no se encontraba por ningún lado, sin importar cómo la miraras.

 

Sin esperar a tomar a la ligera su disposición, todavía era un hecho.

 

“Tengo la misma edad y también soy estudiante de la escuela de preparación de Aventureros como Wend. Aunque soy hija de un retenedor semi-noble, no quiero incurrir en deudas en la medida de lo posible. Esos son mis pensamientos, pero…”. (Luise)

 

Aunque descaradamente confiaba en mí, ella todavía tiene el extremo orgullo de un noble.

 

Encontrar un equilibrio allí es una tarea extremadamente difícil.

 

“Entonces déjame pagar un poco de interés”. (Luise)

 

“No es necesario”. (Wendelin)

 

“Un caballero lo aceptaría en silencio”. (Luise)

 

Así, Luise rápidamente se movió a mi lado y gentilmente besó mi mejilla.

 

Como uno esperaría de una usuaria de estilo de combate mágico.

 

No pude hacer nada más que terminar siendo besado así.

 

“Porque es embarazoso, no es en los labios”. (Luise)

 

Mientras decía esas palabras, el rostro de Luise se puso rojo debido a su vergüenza, y terminó escapándose rápidamente de la habitación.

 

“A pesar de seguir siendo una niña, está claro que ella se convertirá en una mujer bastante diabólica en el futuro, ¿huh?”. (Wendelin)

 

No estoy seguro de lo que debería pensar a pesar de ser seducido por una niña así, pero, a decir verdad, mi corazón estaba yendo severamente * dokidoki *.

(NT: Latido del corazón).

 

Sin embargo, ese * dokidoki terminó cambiando a un dokidoki * completamente diferente solo medio día después.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email