Konjiki no Word Master Vol. 2 – Capítulo 3: Bestiaficación – Parte 3

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

“¡Oh, sí! Si recuerdo correctamente, su nombre es Whiskey Gin o algo así”.

 

Nagnala recordó a Pevin, el nombre de Winka, ya que ambos permanecieron atrapados en la pared.

 

“¿Qu-Qué es?!”.

 

“… ¿Es realmente su nombre? ¿No es ese el nombre de las marcas de alcohol?”.

 

“Sí… ¡A-Así es! Si mi memoria es correcta, su nombre es definitivamente Whiskey, ¡lo es!”.

 

“Qué sospechoso. Qué muy sospechoso Jefe, usted no ha mostrado ningún interés en ella, por lo que ha olvidado su nombre o lo ha recordado incorrectamente”.

 

“¡E-Eso es demasiado! ¡Ya lo he decidido, lo he hecho! ¡Definitivamente voy a convertirte en algo dulce, Pevin, lo haré! ¡También te machacaré en una batidora y convertirte en una pasta antes de congelarlo, y luego se lo venderé a niños a un precio razonable, lo haré!”.

 

“Es duro para usted expulsar una mezcla de ideas extrañas e íntegras, Jefe”.

 

El sonido de los pasos se escuchó acercándose a los dos durante su conversación y se detuvo cuando los alcanzó.

 

“Mhm… ¿Qué diablos está pasando aquí?”.

 

Un hombre vestido con una túnica blanca apareció. Él había terminado de negociar con Nagnala hace un rato, se dirigió al carruaje para preparar los documentos y esperó afuera.

 

Vio a Hiiro y compañía entrando a 【Buscador】 y envió esa información a cierto lugar. Como no tenía nada más que reportar, volvió a entrar al edificio.

 

Pero lo que vio fue a Nagnala y Pevin incrustados en la pared. Tenían expresiones desconcertadas en sus rostros y parecía que no tenían una buena comprensión de su situación.

 

“¡Oh! Esa voz… ¿Quién es?”.

 

Aunque Nagnala había dicho tan alegremente, el hombre estaba retorciendo sus mejillas.

 

“Es el Enlace de la Organización, Jefe”.

 

“Mhm … ¡Oh! ¡Ese tipo también estaba aquí, estaba!”.

 

“¿No es como dije? Usted no  recuerda los nombres de las cosas que no le interesan o las recuerda incorrectamente”.

 

… AHEM.

 

Nagnala escuchó que alguien se aclaraba la garganta y luego continuó con su conversación como si la anterior nunca hubiera sucedido.

 

“¿Y? ¿Qué están haciendo en tal lugar? No puede ser que este sea su hobby, ¿verdad?”.

 

“¡No lo es, nop! ¡Quiero que me saques de aquí, lo hago!”.

 

El hombre de túnica blanca suspiró de mala gana y los rasgó a los dos de la pared.

 

“Ah~, estoy salvado~”.

 

“Sí, no quiero quedarme atrapado en la pared por más tiempo”.

 

“Por cierto, ¿por qué están aquí?”.

 

Cuando el hombre de túnica blanca preguntó, el rostro de Nagnala se puso rojo de repente al recordar lo que sucedió.

 

“¡Así es! ¡Todo es culpa de ellos, lo es!”.

 

“¿Ellos? ¿Ellos entraron en la instalación después de todo?”.

 

“¡Lo hicieron! ¿Huh…? ¿Lo sabías?”.

 

“Sí, estaban merodeando afuera. Quiero confirmar, pero ¿cuáles eran sus características?”.

 

Nagnala describió a Winka y los otros tres que aparecieron de repente. Tras escuchar la descripción de Winka, el hombre comenzó a preguntarse.

 

“Esa chica… ¿Dónde la…?”.

 

“¿La conoces?”.

 

“No… ¿Dijeron que de repente se bestiaficó?”.

 

“Sí. Aunque estaba debilitada por el veneno de la parálisis, se movió como si se hubiera recuperado y mató fácilmente a la Black Chimera que habíamos hecho. Fue una vista tremenda”.

 

Pevin dijo y el hombre parecía pensativo,

 

“… Ahora que lo pienso, hoy es luna llena… No puede ser”.

 

El hombre levantó su rostro y revisó el archivo en su mano izquierda que había traído con él del carruaje. Comenzó a hojear las páginas, luego se detuvo y miró un trozo de papel.

 

“Una chica de cabello rubio empuñando una larga lanza y vistiendo una armadura de pecho y pantalones cortos”.

 

Dijo mientras confirmaba su descripción y luego abrió sus ojos ampliamente”.

 

“… Jefe Nagnala”.

 

“¿Qué es?”.

 

“Has invitado a algunas personas problemáticas”.

 

Por supuesto, Nagnala no entendió el significado de esas palabras y miró inexpresivamente al hombre. El hombre se encogió de hombros como si estuviera conmocionado y dijo:

 

“La cosa que invitó no es una rata pequeña, sino un tigre feroz”.

 

“¿Q-Qué quieres decir?”.

 

“Si se trata de la persona escrita en este documento, entonces se la conoce como Winka de la «Luz de la Luna»”.

 

Nagnala no cambió su expresión mientras miraba al hombre que sostenía el aleteando papel. Él no lo entendió.

 

“Esta chica es nuestro objetivo, pero, al mismo tiempo, también es nuestro mayor enemigo”.

 

“¿Su enemigo? ¿Es ella tan fuerte?”.

 

“Sí, ella derribó a varios de mis hermanos*. Pero podría haber sido suerte”.

(NT: Como una hermandad, no son sus hermanos reales).

 

“¿Qué quieres decir?”.

 

“Tengo asuntos urgentes que atender. Disculpe”.

 

“¿Eh?”.

 

El hombre de túnica blanca ignoró lo que Nagnala había dicho y rápidamente se fue.

 

“Es un gran trabajador, ¿no es así?”.

 

“Lo que sea”.

 

“Bueno, en el mundo de los humanos, es difícil hacer una carrera en la organización en la que él está registrado. Él debe estar desesperado, ¿verdad?”.

 

“Es sofocante, lo es. No entiendo qué es tan bueno acerca de esa organización, yo no. Era «Breast Rage*», ¿no es así?”.

(NT: Pecho/Seno de Furia/Ira).

 

“… Es «Beast Cage», Jefe”.

 

“… Gah~”.

 

Nagnala fingió que eso no sucedió y Pevin se encogió de hombros,

 

“Como pensé, usted no lo recuerda, ¿verdad?”.

 

“¡Es-Estás equivocado! ¡Quería ver si lo recuerdas, Pevin~!”.

 

Nagnala mintió y Pevin suspiró como si no le creyera en absoluto.

 

“¿Es eso así…? Por cierto, ¿qué haremos ahora, Jefe?”.

 

“Mhm~, no quiero quedar atrapado en ello, así que vamos a escapar, síp~. ¡Pero quiero que prueben cuán temeroso puedo ser, quiero!”.

 

“Entonces, ¿deberíamos unirnos?”.

 

“¡Kufufu~, les mostraré!”.

 

Los ojos de Nagnala brillaron silenciosamente.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

[Arnold]

 

“Haahaahaahaah… Ar-Argh…”.

 

Aunque Arnold se había estado defendiendo contra el ataque de Winka con todas sus fuerzas.

 

‘Es como si ella estuviera jugando…’.

 

Sí, Winka atacaba muchas veces a un ritmo al que Arnold apenas podía responder. Ella se estaba riendo alegremente mientras probaba si él podía mantener su defensa. Era como si una niña estuviera jugando con un juguete. Arnold todavía estaba desesperado.

 

‘Incluso logré que Hiiro usara su magia conmigo’.

 

Arnold le había pedido a Hiiro que escribiera 『Velocidad 速』 en su brazo antes de su pelea con Winka. La magia de Hiiro cubrió todo su cuerpo y él se sintió tan ligero como una pluma, lo que le permitió moverse más rápido de lo normal.

 

Arnold había pensado que era injusto que Hiiro pudiera hacer algo como esto.

 

Pero Winka aún jugaba con él. Hiiro había dicho que solo era efectivo por un minuto.

 

‘Wi es realmente increíble…’.

 

Si ella le daba un poco más de poder a sus ataques, se convertirían en ataques de clase muy alta. Incluso cuando iba fácil en alguien, si ella le diera un solo golpe a su oponente, ellos serían eliminados o asesinados.

 

Arnold miró a Hiiro, quien le dirigió una mirada a Arnold que decía: “Detén Winka”.

 

Arnold quería decir: “¿Y por qué no lo haces entonces?”, pero mientras le confiara a Hiiro el golpe final, no había nada que él pudiera hacer. Él tenía que perseverar y completar su parte.

 

“¡Wi-san! ¡Por favor, despierta!”.

 

Muir había seguido hablando con Winka por un tiempo ahora detrás de Arnold.

 

Aunque ella había alzado su voz, Winka no estaba interesada y solo miró a Arnold mientras ignoraba a Muir.

 

Era conveniente para Arnold que ella no mostrara ningún interés en Muir porque él entonces podía centrarse únicamente en detenerla. Pero aún no había encontrado la manera de detenerla.

 

‘¿Qué puedo hacer…? ¿Cómo detengo los movimientos de Wi…?’.

 

Pero antes de que pudiera pensar en una idea, ella nuevamente lo golpeó juguetonamente. Él se protegió con su espada y fue empujado hacia atrás.

 

“Guh… Haahaahaahaa… Maldición… A este ritmo me quedaré sin fuerzas”.

 

No importa cuántas veces se defendiera, el impacto del ataque pasaba a través de la espada hacia su cuerpo. Con cada golpe, el daño masivo de los ataques de Wi comenzó a desgastar a Arnold. El sudor de Arnold cayó al suelo y él respiraba pesadamente.

 

‘… ¿Mhm? ¿Tierra? ¿Arena…?’.

 

Arnold pensó en algo y respiró hondo.

 

‘¡Está bien! ¡No sé si funcionará, pero lo intentaré!’.

 

El cabello parado como una antena en la cabeza de Winka comenzó a balancearse cuando sintió que la atmósfera alrededor de Arnold cambiaba. El sello distintivo de Winka seguía siendo fuerte, incluso si ella estaba bestiaficada.

 

Arnold sostuvo su espada con ambas manos y se concentró en ella, luego el viento comenzó a juntarse alrededor de él y envolvió la espada.

 

La espada de Arnold se hizo más grande gradualmente, ya que estaba rodeada por el viento. El viento solo cubrió la espada una vez, pero creció enormemente. El viento que había envuelto la espada vibró y se veía como una estela.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

[Hiiro]

 

‘¿Está vibrando a altas velocidades…? ¿O el viento simplemente se mueve a gran velocidad?’.

 

Hiiro comprobó, pero no podía entender el principio detrás de eso, sin embargo, sintió que el ataque y la defensa de Arnold habían aumentado.

 

Arnold lanzó una mirada tensa a Winka y movió su espada para provocarla.

 

‘¿Qué intentas hacer, Anciano? El minuto ya pasó, ¿sabes?’.

 

Sí, el carácter 『Velocidad速』, que había cubierto el cuerpo de Arnold con un poder mágico de un blanco azulado, ya se había desvanecido.

 

Hiiro entendió lo que Arnold estaba tratando de hacer, pero cuando miró la expresión acorralada de Arnold, pareció que este movimiento la haría o rompería. Arnold estaba poniendo todo en este ataque.

 

Si este ataque fallara, crearía una brecha entre ellos y, si fueran atacados durante este tiempo, se verían obligados a retirarse.

 

Hiiro miró a Arnold y tragó saliva. Winka respondió a ser provocada por una sonrisa, apresurándose directamente hacia Arnold.

 

Mientras corría, cada paso hacía que la tierra explotara para que pudieran ver que se movía a una velocidad tremenda.

 

Arnold abrió ampliamente sus ojos y balanceó su espada abajo ――― pero el ataque no estaba dirigido a Winka.

 

* ¡KER-THUMMMP! *

 

Arnold había golpeado su espada en el suelo. Además, estaba justo cerca de sus pies. Hubo el sonido del impacto y una nube de polvo. El polvo flotaba alrededor del área.

 

Winka se sorprendió por las acciones de Arnold y se detuvo. Los pedazos de tierra y arena flotando nublaron su visión. Cuando Winka movió sus manos para despejar el humo, miró a su alrededor con inquietud para encontrar a Arnold, pero a causa del polvo, ella no pudo encontrarlo.

 

Hiiro, sin embargo, podía ver todo porque estaba mirando desde muy lejos. ¿Por qué Arnold liberó el ataque a sus pies? Fue para quitarle la visión, detener sus pies y restringir sus movimientos. Una cosa más, la explosión causada por ese ataque ――――

 

“¡Lo entiendo!”.

 

Arnold saltó e intentó sacar lo mejor de ella desde arriba. Es innecesario decir que no fue completamente ileso. La explosión había causado que fragmentos del suelo volaran por todas partes, lo que causó pequeñas heridas en su cuerpo. Sin embargo, él había pensado que había entrado en el punto ciego de Winka.

 

Si Arnold mismo la atacara y la hiciera titubear, entonces la agarraría del cuello con las manos y entonces Hiiro podría hacer algo acerca de ella.

 

Entonces, como había esperado Arnold, ella estaba desprotegida, así que bajó del cielo y agarró sus manos hacia su cuello. Había pensado que sería mejor dejarla inconsciente e, incluso si no podía, él restringiría sus movimientos.

 

 

 

Pero ――― estaba lejos de lo que Arnold había anticipado.

 

 

 

“¡¿Qué?!”.

 

Su agarre definitivamente se dirigía hacia su cuello, pero sus movimientos se detuvieron justo antes de alcanzarlo. Su brillante cola dorada lo había detenido.

 

Sus tres colas crecieron de repente y la protegieron del ataque de Arnold. Esas acciones eran tan increíbles que Hiiro y Muir se quedaron sin palabras. Hiiro y Muir pensaron que el golpe de Arnold la golpearía. Hiiro estaba preparado para lanzar su «Word Magic» en cualquier momento, pero el ataque de Arnold había fallado.

 

Winka movió una cola y la envolvió alrededor de Arnold, quien estaba detrás de ella.

 

“Guh… ¡¿Hah?!”.

 

La fuerza de constricción gradualmente se hizo más fuerte y cuando Hiiro pensó que ella iba a sonreír:

 

* CRUJIR CRUJIR CRUJIR… *

 

Ella puso poder en su puño derecho. Hiiro y Muir que vieron eso, gritaron.

 

“¡¿Esto es malo?!”.

 

“¡¿Tío?!”.

 

Hiiro inmediatamente comenzó a moverse y arrojó su katana a Winka. Ella no se giró y repelió la katana voladora con su cola.

 

“¡Tch, tienes libertad de acción, Chica Antena! ¡Pero qué tal esto!”.

 

Debido a que hubo un poco de tiempo antes de atacar a Arnold, Hiiro pudo acercarse a ella e intentó agarrar su cuello. Pero en cambio, él agarró el aire. Winka instantáneamente se movió detrás de Hiiro mientras sostenía a Arnold con su cola. Luego envolvió su cola restante alrededor del cuello de Hiiro.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: