Inicio / Konjiki no Word Master Vol. 2 – Capítulo 4: Escape de Buscador – Parte 1

[Hiiro]

 

Las personas que repentinamente aparecieron frente a Hiiro y compañía fueron Nagnala y Pevin, quienes Arnold había incrustado en la pared hace un tiempo.

 

“Ustedes…”.

 

Una sed de sangre brotó de Winka cuando vio a los dos.

 

“¡Tú! ¡¿Quieres ser enterrado en la pared otra vez?!”.

 

Arnold podía sentir lo que Winka estaba sintiendo y se enojó.

 

“¡Cállate! Mhm, ermm … ¡Enemigo!”.

 

“… Escuchó sus nombres del oficial de enlace hace un tiempo, pero no lo recuerda”.

 

Pevin dijo exclamando en decepción mientras se encogía de hombros.

 

‘… ¿Oficial de enlace?’.

 

¿Quién es este oficial de enlace…? Hiiro se encontró con las palabras “oficial de enlace”. Nagnala no dijo investigador. Él conjeturó que debe haber sido la persona que viajaba en ese carruaje afuera.

 

“¡Pevin, eres tan ruidoso, lo eres! ¡Es inevitable que no pueda recordar los nombres de las personas que van a morir, lo es!”.

 

“Bueno, no puedo negar eso, pero compadezco su mala memoria”.

 

“¡Eso está mal, lo está! ¡Simplemente no estoy interesado, no lo estoy!”.

 

Los dos habían regresado con la intención de matar a Hiiro y compañía. Era poco probable que Hiiro y compañía perdieran, pero este era territorio enemigo, no sabían lo que iba a suceder. Además, si todos estuviesen en perfecto estado, no tendrían que sentirse nerviosos, pero estaban bastante cansados ​​de detener a Winka.

 

Nagnala y Pevin estaban actualmente peleándose. Hiiro pensó que era posible que se aprovecharan de esto, escaparan y miró a Arnold. Él sabía lo que Hiiro quería hacer y asintió sin decir una palabra, pero luego Winka repentinamente colapsó cerca.

 

“¡¿Wi-san?!”.

 

Muir instantáneamente se apresuró a ponerse de su lado y le tocó el hombro. Ella vio que la tez de Wi era mala, entonces Arnold dijo:

 

“Y-Ya veo. No es irracional. Es común que ella obtenga «Rebote» después de haber enloquecido tanto”.

 

Cuando Hiiro escuchó lo que Arnold había dicho, usó 『Ojear 覗』 para mirar su «Estado». Estaba sorprendido de que los parámetros de su estado hubieran disminuido desde el momento en que fue «Bestiaficada».

 

Su nivel seguía siendo el mismo, pero sus parámetros de estado ahora eran más bajos que los de Hiiro. Eso fue lo que era «Rebote».

 

Hiiro no sabía cuándo su estado volvería a la normalidad, pero no podía esperar que ella luchara mientras se sentía mal.

 

La oportunidad de huir fue perdida. Nagnala giró su atención a ellos debido al alboroto.

 

“Oyaoya, valió la pena elegir el momento adecuado para aparecer. Ella ahora está experimentando «Caída de Estado».

 

Pevin asintió y explicó lo que le había sucedido a Winka.

 

“¿Elegir el momento adecuado para aparecer?”.

 

Hiiro preguntó mientras fruncía el ceño y Pevin sonrió.

 

“¿No sabes? ¿El alboroto causado por «Bestiaficación» generalmente desaparece después de 30 minutos?”.

 

¡¿Qué?! Hiiro quería gritar: “Entonces no teníamos que obligarla a detener”. Miró agudamente a Arnold, pero Arnold tampoco lo sabía y quedó estupefacto.

 

“Si la dejaban sola, ella eventualmente se detendría. Se lo hicieron más difícil ustedes tratando de detenerla, lo hicieron. Bueno, gracias a ese esfuerzo inútil, podemos tomar ventaja d ustedes así, podemos~”.

 

Nagnala respectivamente miró a Arnold, cuyas heridas habían sido curadas, pero todavía no tenía fuerzas; Winka, quien no podía luchar y, por último, Muir, quien obviamente no tenía poder de lucha.

 

“Solo hay una persona que puede resistir, la hay… Esto es lo que sucede cuando tontamente se esfuerzan, lo es”.

 

Nagnala dijo maliciosamente. Hiiro intentó responder.

 

“Usted está equivocado”.

 

Para sorpresa de Hiiro, Muir lo refutó primero. Todos la miraron atónitos.

 

“¿Equivocado? ¿Qué está mal, en qué?”.

 

“Cu-Cuando se rió y dijo que era un empeño inútil, un esfuerzo tonto”.

 

“¿Qué hay de eso?”.

 

“En este mundo… ¡Ningún esfuerzo merece que se rían de él!”.

 

“…”.

 

“¡Gracias a Hiiro-san y Tío, soy capaz permanecer aquí así! ¡También porque Wi-san lo intentó muy duro, ella escuchó mi voz!”.

 

“Muir…”.

 

Arnold murmuró su nombre. Hiiro también se sorprendió porque no creía ella pudiera decirles claramente su opinión a otras personas.

 

“¡Ciertamente no haces un esfuerzo para ser recompensado, pero creo que es necesario esforzarse para seguir adelante! ¡Así que no hay esfuerzos desperdiciados!”.

 

Ella hizo su mejor esfuerzo para gritar mientras sus manos estaban sobre su pecho y su cuerpo temblaba. Winka sonrió mientras la miraba, pero su rostro se puso rígido al instante y, mientras usaba a «Bone Maiden of Victory» como soporte, se puso de pie.

 

“Sí… como Muir dijo. El esfuerzo es necesario”.

 

“Así es, Muir. ¡Honestamente, mi propia hija me robó las palabras de la boca!”.

 

Arnold le guiñó un ojo feliz a Muir.

 

“Tío…”.

 

Muir miró a Hiiro.

 

“Ningún esfuerzo merece que se rían de él… Bien dicho, Chibi”.

 

Hiiro estaba convencido de que Muir había crecido durante la lucha contra Winka. Hiiro le había dicho antes: “Si te preocupa, entonces vuélvete más fuerte”, pero él se refería a largo plazo. Hiiro estaba sinceramente sorprendido de que pudiera verla crecer pronto.

 

Hiiro miró a Nagnala.

 

“Eso es lo que es. Hombre Gordinflón, ¿tienes un problema?”.

 

“¿Ho-Hombre gordinflón…?”.

 

Por supuesto, era el apodo de Nagnala. Es un apodo fácil de entender y ver.

 

“Puh…”.

 

“¡¿De qué te estás riendo, Pevin?!”.

 

“Ah, lo siento. El apodo va perfecto y oops”.

 

“¡No es oops, no lo es! ¡Argh~, ya estoy enojado, estoy~!”.

 

El rostro de Nagnala se puso rojo y sus fosas nasales se encendieron, pero Pevin no estaba reflexionando sobre eso y permaneció tranquilo.

 

“Voy a abrir un agujero como antes, Anciano. Vamos a escapar de allí”.

 

Hiiro no sabía lo que haría el enemigo y se mantuvo vigilante mientras hacía la sugerencia a Arnold.

 

“Será mejor así. En serio, quiero patearle el trasero, pero Muir está aquí y Wi también está así”.

 

Hiiro notó que estaban preocupados por la batalla. Incluso si él hiciera un agujero y escapaban a través de él, Arnold y los demás estaban cansados ​​y podrían ser atrapados de inmediato.

 

Si es así, como medida de seguridad, Hiiro pensó que sería mejor derrotar a las dos personas aquí primero.

 

“Está bien”.

 

Winka escuchó lo que Hiiro y Arnold decían y habló.

 

“¿Qué quieres decir con que está bien, Wi?”.

 

“Wi todavía puede pelear. Todos lo intentaron con fuerza, así que esta vez, Wi protegerá a todos”.

 

Sus ojos brillaban con fuerza, pero no le quedaba poder de lucha. Nagnala comenzó a iniciar algo y Hiiro estaba preocupado de si podrían romper a través de ello.

 

“¡Ah~, suficiente! ¡Voy a aliviar mi estrés matándolos a todos, lo haré! ¿Huh…?”.

 

Nagnala dijo con resentimiento, pero luego notó algo y su rostro se convirtió en desagrado.

 

“¿Qué sucede? Está muerto, ¿no es así?”.

 

El Sky Wolf que yacía a sus pies era Winger, el Sky Wolf que había traído a Winka aquí.

 

“Está sucio con manchas de sangre, lo está”.

 

Nagnala pateó firmemente el rostro de Winger y Winka, quien vio eso, estalló.

 

“¡Te mataré!”.

 

Winka trató de moverse como si hubiera olvidado que estaba incapacitada, pero Arnold de alguna manera había logrado contenerla por detrás.

 

“¡Ca-Cálmate, Wi!”.

 

“¡Dé-Déjame ir! ¡Lo mataré…!”.

 

Winger había muerto protegiendo a Winka. Era comprensible que estuviera enojada con Nagnala que estaba pateando a Winger. Pero si ella se acercaba a ellos de esta manera, ella estaría haciendo lo que ellos querían. Por eso ―――

 

――― * ¡BOFETADA! *

 

“… ¿Eh?”.

 

Se escuchó un sonido en las mejillas de Winka.

 

“Contrólate, Chica Antena. ¿Vas a desperdiciar nuestros esfuerzos?”.

 

Hiiro había golpeado sus mejillas. Arnold, Muir y Winka, quien había sido abofeteada, todos miraron a Hiiro estupefactos.

 

“No tendrá sentido si te vuelves salvaje aquí”.

 

Gracias al regaño de Hiiro, los ojos de Winka volvieron a la normalidad. Ella bajó sus ojos y tocó sus mejillas hinchadas.

 

“Mhm… Lo siento”.

 

Hiiro resumió que serían atrapados bastante rápido mientras miraban a Winka, aunque ella estaba de pie, obviamente temblaba de cansancio.

 

“Si te has calmado, entonces deja esos tipos a mí. Escapa con el Anciano a través del Edificio B allá”.

 

“¿Eh? H-Hey, ¿Hiiro?”.

 

Arnold lo llamó precipitadamente. Hiiro había dicho que crearía un agujero para escapar, pero el plan cambió, por lo que Arnold quería preguntar al respecto.

 

“Sé que dije que crearía un agujero antes, pero nos las arreglaremos sin él, ya que estos tipos probablemente se interpongan en nuestro camino. Por lo tanto, será más sencillo escapar a través del Edificio B. Anciano, tú y los demás escapen a través del Edificio B y yo me ocuparé de estos tipos. Vete rápidamente. Ustedes están cubiertos de heridas, solo se interpondrán en mi camino”.

 

Hiiro sintió que su MP era mucho menos que antes. Si hubiera interrupciones mientras estaba haciendo el agujero, habría desperdiciado su MP. Entonces, como había pensado antes, lidiaría con Nagnala y Pevin primero.

 

Por lo tanto, pensó que Arnold y los demás podrían escapar del Edificio B mientras él se enfrentaba a Nagnala y Pevin. Si pudiera ganar algo de tiempo, entonces se reduciría el riesgo de que los atrapen.

 

Aunque Arnold quería refutar la forma de hablar de Hiiro, se tragó sus palabras.

 

“… Ya veo. De acuerdo… ¡Lo Entiendo!”.

 

Arnold asintió en acuerdo. Reconoció que Hiiro podría tratar con ellos, ya que él ya había derrotado fácilmente a estos tipos antes.

 

“Wi también está bien…”.

 

“¡Y-Yo también evitaré ser una carga y huiré!”.

 

Tanto Winka como Muir estaban decididas. Sin embargo, en ese momento, Winka dijo en voz baja: “Ah…”.

 

“¿Q-Qué sucede, Wi-san?”.

 

Muir preguntó en preocupación. Muir vio que ella estaba mirando algo y se giró para mirarlo también.

 

Nagnala y Pevin también parecían atraídos.

 

Era el cadáver de Winger. Muir pensó que Winka todavía estaba en conflicto y se puso triste… Pero…

 

“… Se está moviendo”.

 

Winka dijo débilmente. Muir levantó su rostro para mirar a Wi y respondió: “¿Eh?”. Winka señaló con el dedo a algo, era la parte de atrás de las piernas de Winger.

 

“¿Wi-san? Qué…”.

 

“Mira”.

 

“… ¿Eh?”.

 

Dijo Winka, y tanto Arnold como Muir, giraron a mirar hacia donde señalaba. Como ella había dicho, la pierna de Winger todavía se movía, pero difícilmente.

 

Desde el estómago de Winger hasta la espalda y la pierna, algo se movía por dentro. Los tres pensaron que algo estaba mal y se congelaron. Entonces, el movimiento se detuvo de repente.

 

Pensaron que era solo su imaginación, pero esta vez una gota de sangre y un pequeño cuerpo salieron de la parte inferior de Winger.

 

“… ¡¿Ah?!”.

 

Muir lloró y todos se enfocaron en el pequeño cuerpo.

 

“… * llorar * …”.

 

Fue un pequeño Winger. Winka abrió sus ojos y las lágrimas brotaron.

 

“H-Hey, ¿no me digas que Winger estaba embarazada…?”.

 

Lo que dijo Arnold no era incorrecto. Winger tenía una pequeña vida dentro de su estómago.

 

“¡No necesito tal melodrama, no lo!”.

 

Nagnala de repente sacó algo de su bolsillo y lo apuntó hacia el hijo de Winger. Hiiro juzgó que era una especie de arma de fuego, ya que parecía una pistola. Sin embargo, una luz blanca azulada se liberó del cañón y se dirigió directamente hacia el pequeño Winger. Hiiro supuso que era una pequeña bala hecha de magia.

 

Era fácil imaginar qué pasaría si golpeara al bebé recién nacido.

 

——— * ¡SWOOSH! *

 

Para sorpresa de Hiiro, la bala se esparció justo antes de que golpeara al hijo de Winger y la persona que había hecho esto era ———

 

“——— ¡No te dejaré!”.

 

Winka. Ella respiraba pesadamente mientras defendía al hijo de Winger con «Bone Maiden of Victory».

 

“Argh~ qué persona tan rara. No puedo creer que quieras proteger a un monstruo como ese, yo no”.

 

“¡Definitivamente protegeré a este niño…!”.

 

Winka dejó al niño de Winger detrás de ella y les dijo lo que ella había decidido. El hijo de Winger estaba mirándola.

 

“… ¡Si quieres morir tanto, entonces sé manchada de sangre con esa bestia detrás de ti y muere!”.

 

Cuando Nagnala una vez más preparó su arma e intentó disparar, una sombra se le acercó. Fue Hiiro.

 

“¡Muere!”.

 

Hiiro intentó atacar a Nagnala con su katana, pero… Pevin apareció de repente y protegió a Nagnala.

 

‘¡¿Qué?!’.

 

Sorprendido, Hiiro miró hacia atrás y Pevin sacó una canica de su bolsillo y la rompió entre su dedo índice y el pulgar derecho.

 

Una brillante luz se produjo a partir de la canica y le quitó la vista a Hiiro. Él sintió que sería peligroso apresurarse mientras estaba así y se distanció.

 

La luz desapareció en un instante, pero Hiiro estaba preocupado por otras cosas.

 

‘… Ese tipo’.

 

Era Pevin. El Pevin con los ojos rasgados estaba de pie como si nada hubiera pasado. Su velocidad cuando protegió a Nagnala no era tan rápida.

 

Si Pevin, quien estaba de pie cerca, se moviera un poco, podría proteger a Nagnala. Sin embargo, cuando él estaba encarando a Pevin de cerca, él sintió algo sobre su espalda.

 

‘… ¿Que es él?’.

 

Hiiro se preguntaba si no solo era un investigador. Fue derrotado fácilmente por Arnold antes, por lo que era natural que Hiiro pensara que era débil.

 

Sin embargo, por su interacción en este momento, Hiiro sintió una sensación ominosa y aumentó su guardia.

 

“Kufufu~, gracias Pevin~. Pero sigue siendo deslumbrante, sigue~”.

 

“No, no. Yo sigo siendo su asistente, Jefe”.

 

Hiiro consideró que la situación podría empeorar, ya que hablaban tranquilamente en este tipo de situaciones.

 

“Hey, Chica Antena. Tómalo y escapa rápidamente”.

 

“¿Hiiro…?”.

 

“Incluso si te quedas aquí, solo serás una carga cuando te enfrentes al Gordinflón. También…”.

 

Hiiro giró su mirada hacia Pevin y Nagnala. Era peligroso aquí mientras sus habilidades fueran desconocidas.

 

“De todos modos, solo ve. Anciano, tómalos y vete de aquí”.

 

“¿Qué vas a hacer, Hiiro?”.

 

“Te lo dije antes, alguien tiene que detener a estos tipos, ¿verdad? Y todavía tengo algo que tengo que hacer”.

 

“¿Algo? ¡N-No sé qué es, pero será mejor que nos sigas poco después! ¡Vamos, ustedes dos!”.

 

Arnold gritó y las dos asintieron. Winka miró al hijo de Winger.

 

“… ¿Creerás en mí?”.

 

“… Woof”.

 

Tocó sus manos con su nariz. Winka gentilmente sonrió y lo levantó.

 

“Muir, Arnold, vámos”.

 

“¡E-Está bien!”.

 

“¡Hey! ¡Dejaré el resto a ti, Hiiro!”.

 

“Lo que sea, solo dense prisa y váyanse. No tienen que decirme el lugar de reunión, lo encontraré yo mismo”.

 

“¡Entiendo!”.

 

Los tres se alejaron de Hiiro y se dirigieron a la salida, pero Nagnala estaba sonriendo audazmente.

 

“No les dejaré, no lo haré”.

 

Esta vez, sacó del bolsillo algo que parecía un control remoto.

 

“¡Muéstrenme sus caras mientras se deforman en desesperación!”.

 

Había algo que parecía un interruptor en el control remoto y Nagnala lo empujó.

 

‘¡¿N-No puede ser…?!’.

 

Hiiro pensó, pero ya era demasiado tarde. Cuando Nagnala jugueteó con el control remoto, un sonido de explosión vino desde arriba.

 

Hiiro levantó su vista para comprobar. El enrejado que cubre el techo fue destruido y los escombros llovían.

 

Él escuchó un grito de la dirección de Arnold y compañía.

 

“¡Kufufu ~, griten un poco más, háganlo~!”.

 

Hiiro escuchó la risa irritante de Nagnala y el sonido de las explosiones resonó por todas partes.

 

Hiiro activó el carácter 『Ward 防』. Una pared de un blanco azulado cubría a Hiiro y servía como una barrera. Los escombros del enrejado cayeron uno por uno sobre la barrera y fueron repelidos.

 

Aunque era difícil de decir desde la distancia, los escombros eran bastante gruesos y pesados. Además, se amontonaban el uno al otro.

 

Caín como la lluvia, si Hiiro fuera a ser golpeado por los escombros, probablemente lo enviarían al otro mundo.

 

Hiiro recordó que Arnold y compañía se dirigían hacia el Edificio B. Todo el campo estaba lleno de polvo y le resultaba difícil para él ver.

 

Intentó comprobar el área circundante y descubrió que Nagnala y Pevin habían desaparecido.

 

‘¿Están bien…?’.

 

Pensó y esta vez explotó la pared del Edificio A.

 

“¡¿Que?!”.

 

Hiiro, aún siendo protegido por 『Ward 防』, se preparó para la explosión. El Edificio A, de donde habían entrado, estaba completamente bloqueado.

 

“Se ha convertido en un problema…”.

 

Hiiro chasqueó su lengua. Por el momento, pensó que debería escapar de allí, pero luego escuchó que una explosión provenía del Edificio B.

 

“¡Ahí es donde Anciano y ellos están!”.

 

Nagnala intentó destruir completamente el Edificio B y enterrarlos vivos. Hiiro ya no podía ingresar al Edificio A.

 

‘… ¿Huh? ¿Edificio A…?’.

 

“… ¡Aaaaaaaaaaaaaaah!”.

 

Tenía una razón importante para dirigirse a cierto lugar en el Edificio A.

 

Él quería dirigirse hacia la sala de archivo donde estaban contenidos los materiales de investigación. Ese era, por supuesto, el principal objetivo de Hiiro. El investigador al que había amenazado le había dicho que la sala de archivos estaba en el Edificio A.

 

Solo puedes ingresar desde el sitio de prueba.

 

Hiiro se había quedado y se separó de Arnold y compañía porque quería ir a esa sala. La explosión, sin embargo, lo había hecho para que no pudiera entrar más. El lugar también se veía horrible.

 

“¡Esto es malo!”.

 

Hiiro observó el extremo derecho de la pared en el Edificio A. Escuchó que había una puerta allí. La miró y la comprobó y vio que la pared todavía estaba intacta y no fue destruida.

 

Hiiro se apresuró hacia la puerta y entró a la habitación. El interior no era tan ancho, pero los estantes estaban llenos de materiales.

 

Su sed de conocimiento latía, pero no sabía cuándo se derrumbaría el edificio, así que tenía que apresurarse. Quería revisar los materiales aquí, pero él no tenía tiempo.

 

Lamentablemente rechinó sus dientes mientras miraba a su alrededor en busca de algo para transportar los materiales. Luego encontró una tela envuelta alrededor de una gran pieza de maquinaria. Era una tela de embalaje.

 

Hiiro tenía la intención de empacar la tela de embalaje con materiales y arrancarla de la maquinaria. Luego, con ojos penetrantes, hojeó una cantidad de libros, rápidamente confirmó cuáles quería tomar y rápidamente los metió en la tela de embalaje.

 

Una vez que terminó de recoger los materiales, colocó la tela sobre su espalda. Una persona normal sucumbiría al peso de los materiales, pero para Hiiro, era un peso confortable.

 

Después de que lo puso sobre su espalda, escuchó un crujido del techo. Tan pronto como salió de la puerta, el techo cayó y se volvió imposible volver a entrar.

 

‘Eso estuvo cerca…’.

 

Pero Hiiro consiguió lo que quería. Ahora todo lo que tenía que hacer era seguir a Arnold y compañía. Se sintió aliviado de haber podido obtener los materiales, pero ahora su cuerpo se sentía considerablemente exhausto.

 

Había usado un poco de magia después de venir aquí. Su poder mágico debería haber disminuido considerablemente.

 

Hiiro no sabía qué pasaría después, así que trató de reponer su poder mágico. Buscó la pequeña bolsa que debería haber estado en su cintura, pero… No pudo encontrarla.

 

“… ¿Qué?”.

 

Se preguntó si la dejó caer en algún lado y miró a su alrededor. Sin embargo, era extremadamente peligroso para él mirar alrededor del suelo en esta situación. No había garantía de que no hubiera otra explosión.

 

Hiiro necesitaba alejarse de aquí lo antes posible. Nunca había pensado que una situación como esta ocurriría y rechinó sus dientes. Miró el enrejado que bloqueaba el camino al Edificio B.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

En ese momento, Nagnala, quien había salido triunfante de 【Buscador】, se estaba alejando de la instalación mientras escuchaba los sonidos de las explosiones.

 

“Kufufu~, están siendo aplastados como insectos en este momento, ¡lo están!”.

 

Su cuerpo temblaba encantadoramente mientras reía.

 

“Así es. Ah, ¿qué vamos a hacer a partir de ahora?”.

 

Como de costumbre, Pevin dirigió sus ojos rasgados hacia Nagnala.

 

“Veamos~”.

 

“¿Habrá una guerra pronto?”.

 

“El Mundo Humano también se verá envuelto en eso, ¿verdad? Será interesante, lo será”.

 

“¿Va a aprovechar la situación?”.

 

“¡Kufufu, eso también será interesante, lo será!”.

 

“¿Entonces deberíamos ir a 【Victorias】?”.

 

“Mhm~, ¿qué crees que deberíamos hacer Pevin?”.

 

“Bueno, ¿qué tal si miramos el proceso y tomamos solo las partes buenas?”.

 

“¡Ah, eso también es bueno, lo es! Haremos eso~”.

 

“Gracias”.

 

Pevin inclinó su cabeza deliberadamente y luego el estómago de Nagnala rugió como un temblor de tierra.

 

“Ah~, aun así, tengo hambre, tengo~”.

 

“Ah, entonces ¿qué tal si come esto?”.

 

“¿Mhm? ¿Qué hay en la bolsa?”.

 

Pevin sacó una bolsa de su bolsillo y se la pasó a Nagnala, quien confirmó el contenido.

 

“… ¡Estas son pociones MP! ¡Esto no puede satisfacer mi estómago, no puede!”.

 

Nagnala dijo mientras lo arrojaba al suelo.

 

“Oyaoya, qué desperdicio”.

 

“De todos modos, ¿por qué tienes tal cosa?”.

 

“… Cuando me di cuenta, estaba en mi bolsillo”.

 

“Eso suena como una mentira…”.

 

“Bueno, dejémoslo así”.

 

“Ahora que lo pienso, ¿vamos a caminar allí, cierto?”.

 

“No, no. Creo que llegarán pronto, así que usemos eso. ¿Los otros están haciendo lo mismo?”.

 

Pevin dijo mientras miraba a los otros investigadores que estaban de pie mirando estupefactos.

 

“Estoy contento, lo estoy~, me da hambre cuando camino, así que es realmente útil”.

 

“En su caso, Jefe, usted es realmente un hombre gordinflón, así que sería mejor si adelgaza un poco”.

 

“¡Argh~! ¡Pevin, eres realmente malvado, lo eres~!”.

 

“Ah, tengo dulces. ¿Le gustaría comerlo?”.

 

“Me lo comeré, lo haré~”.

 

“Estoy bromeando”.

 

“¡Puh! Pevin, eres demasiado cruel. Es una total oscuridad frente a ti, lo es…”.

 

“Bueno, es de noche”.

 

“¡Eso no es lo que quise decir, no lo es~!”.

 

Los dos estaban teniendo su conversación habitual mientras veían 【Buscador】, mientras el sonido de las explosiones resonaba en el área.

 

Los otros investigadores miraron a los dos con rostros pálidas debido a lo extraño que era.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

“Guh… ¡¿Estás bien Muir~?! ¡Wi!”.

 

Mientras se dirigían hacia el Edificio B, de repente escucharon los sonidos de explosiones. Al mismo tiempo, escombros llovieron del techo.

 

Muir no tenía ninguna técnica para defenderse contra ello. Winka estaba cubriendo el cuerpo del hijo de Winger, quien había sido envenenado*. El único, que podía actualmente moverse, era Arnold.

(NT: Espera, ¿cuándo?).

 

Es por eso que desenvainó su espada y protegió a Muir y Wi con todo su poder, a pesar de que su cuerpo estaba agotado. Sin embargo, los escombros habían bloqueado la entrada al Edificio B.

 

“S-Sí, estoy bien, Tío”.

 

“Estoy bien también…”.

 

Muir, Winka y el hijo de Winger estaban a salvo, pero Arnold estaba preocupado por lo que deberían hacer ahora.

 

Winka de repente miró inquieto al hijo de Winger, entonces Arnold preguntó: “¿Qué sucede?”.

 

“Bueno… Este niño está temblando un poco”.

 

“¿Temblando?”.

 

Su pequeño cuerpo ciertamente temblaba en los brazos de Winka. Arnold pensó que era porque acababa de nacer, pero el hijo de Winger tenía una expresión dolorosa en su rostro.

 

“… Hey, no creo que sea cierto”.

 

“¿Qué sucede, Tío?”.

 

“Bueno, nació cuando su madre se infectó con veneno, ¿no?”.

 

Winka asintió.

 

“E-Es posible que también fuera infectado por el veneno, ¿no?”.

 

Cuando escucharon eso, Muir y Winka se pusieron rígidas y miraron al hijo de Winger. Incluso ahora, él estaba completamente exhausto y, aunque la habitación no estaba fría, el hijo de Winger estaba temblando.

 

“… ¿Es doloroso?”.

 

Winka le preguntó al niño, quien estaba soportando el dolor. Él respondió con un débil gemido. Los otros dos adivinaron cómo era la situación cuando vieron que Winka se tensó.

 

Arnold había adivinado correctamente. Los tres no sabían si era veneno o no, pero entendieron que a este ritmo el niño estaba en peligro.

 

“¡As-Así es! ¡Si vamos al Edificio B, debería haber algunos antídotos o pociones de vitalidad! Estoy seguro de que el investigador que amenazó a Hiiro nos dijo que el Edificio B era donde desarrollaban medicina”.

 

“¡As-Así es, Wi-san!”.

 

“Sí… pero”.

 

Había escombros en frente de los tres. No podían ingresar al Edificio B a menos que se ocuparan de ello primero.

 

Si Hiiro estuviera aquí, él podría haber sido capaz de hacer algo al respecto, pero el Edificio B podría ser destruido mientras esperaban, por lo que debían actuar lo antes posible.

 

Normalmente, Arnold blandiría su espada y despejaría el camino para ellos, pero…

 

El cuerpo de Arnold ya había alcanzado sus límites. Él no tenía poder suficiente para demoler los escombros para dejarlos pasar.

 

“Maldición…”.

 

Aun así, Arnold apretó sus dientes y empuñó su espada.

 

Viendo lo desesperado que estaba Arnold, Winka tomó una decisión y asintió. Pasó el hijo de Winger a Muir.

 

“Por favor, sostén a este niño”.

 

“Eh, pero ¿Wi-san?”

 

Muir recibió al niño y, cuando vio cuán determinada estaba Winka, se quedó sin palabras.

 

Winka sostuvo a «Bone Maiden of Victory» con ambas manos y la hizo girar.

 

“¡¿Wi?!”.

 

Arnold se sorprendió por sus repentinos movimientos y gritó, pero ella continuó. Constantemente aceleró, sus movimientos eran tan rápidos que no ellos pudieron seguirlo con sus ojos.

 

“I-Increíble…”.

 

Arnold dijo involuntariamente.

 

El aire se estaba partiendo y, cuando Arnold escuchó un zumbido en sus oídos, llama emergió repentinamente de la punta de la lanza.

 

“¿Wi-san…?”.

 

Muir estaba preocupada por Winka cuando se hizo evidente que estaba sufriendo.

 

“… Voy a ser imprudente… por un pequeño momento…”.

 

Winka dijo mientras saltaba al aire.

 

“¿Eh?”.

 

Los dos al mismo tiempo la siguieron con sus ojos.

 

Esta vez, Winka giró su cuerpo como un trompo.

 

Giró su lanza llameante mientras giraba su cuerpo. Parecía como si una gran bola de fuego flotara en el aire. Entonces, la gran bola de fuego cayó sobre la montaña de escombros.

 

“¡La Quinta Etapa – Recolección de Llamas!”.

 

* ¡KER-THUUUUUMP! *

 

La bola de fuego cayó al suelo como un meteorito y creó un gran cráter en la entrada. Los escombros que estaba bloqueando su camino habían desaparecido por completo.

 

Arnold y Muir estaban estupefactos por lo que había sucedido. Arnold involuntariamente dijo “Ooh~”, en admiración.

 

Pero cuando la vieron tendida en el centro del cráter como si estuviera muerta, los dos palidecieron.

 

“¡Wi-san!”.

 

“¡Wi!”.

 

Los dos se apresuraron hacia ella y verificaron su estado. Afortunadamente para ellos, ella abrió sus ojos.

 

“Mi… cuerpo… duele…”.

 

Winka dijo francamente y los dos se sintieron aliviados.

 

“Eres demasiado imprudente”.

 

“As-Así es! ¡Creí que mi corazón iba a detenerse!”.

 

Winka dijo “Lo siento” a Muir, quien estaba hinchando sus mejillas.

 

“Toma un descanso. Déjanos el resto a nosotros”.

 

“¡Definitivamente curaremos a este niño!”.

 

Cuando Winka escuchó lo que dijeron, ella cerró sus ojos como si estuviera aliviada. Cuando «Bone Maiden of Victory» regresó a su forma más pequeña, Arnold la guardó en el soporte de Winka.

 

Envainó su espada sobre su espalda y sostuvo a Winka en sus brazos. Arnold pensó que incluso si se tomaban un montón de tiempo para encontrar el antídoto y su ruta de escape desaparecía, Hiiro podría hacer algo al respecto.

 

‘¡Date prisa, Hiiro!’.

 

Arnold gritó en su mente al confiable lector ávido y se dirigió directamente.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

[Hiiro]

 

Hiiro se dio cuenta de que su situación actual era realmente mala. No tenía a mano ninguna de sus pociones MP de supervivencia.

 

Había usado bastante MP en la batalla contra Winka y estaba ansioso de que su MP se estuviera agotando. Podría escribir 『Agujero 穴』 en la pared y salir de la misma manera en que entró.

 

Como no había nadie que lo obstaculizara, podía escribirlo directamente en la pared y su consumo de MP se mantendría al mínimo.

 

Sin embargo, estaba preocupado por Arnold y compañía desde que el Edificio B fue destruido por la explosión anterior.

 

Estaba bien ir a ver cómo estaban una vez que saliera, pero si asumía que Arnold y compañía todavía estaban dentro del Edificio y necesitarían ayuda de él, entonces tendría que usar magia nuevamente para llegar a ellos.

 

En esta situación en la que su MP era bajo, parecía un enfoque algo problemático.

 

‘Entonces, ¿debería ir tras Anciano y los otros primero? El Anciano o Chibi podrían tener algunas pociones MP’.

 

A pesar de que era una ilusión de Hiiro, era más eficiente para él encontrarlos ahora que tratar de hacer todo solo.

 

Sintió pena por Arnold y compañía, pero si se volvía peligroso, él usaría su magia y escaparía solo.

 

Hiiro pensó y su próximo curso de acción fue decidido. Primero iría al Edificio B. Había escombros bloqueando el edificio, así que tenía que deshacerse de eso de alguna manera.

 

Podría encontrar uns brecha y atravesarla, pero buscarla tomaría tiempo y, si ocurriera otra explosión mientras buscaba, él estaría indefenso.

 

Entonces una idea golpeó a Hiiro y él miró hacia el cielo.

 

“De acuerdo, parece que puedo escapar desde allí arriba”.

 

Los restos del techo estaban sobre él, pero él podía ver el cielo. Hiiro concentró poder mágico en su dedo.

 

『Volar 飛』

 

Él lo activó mientras se sentía dudoso por los resultados. Entonces su cuerpo flotó.

 

“¡Ooh~!”.

 

Nunca antes había intentado con este carácter, pero era capaz de volar por el cielo, como se esperaba de la trampa única «Word Magic».

 

Hiiro voló hacia el cielo.

 

Él no estaba volando muy rápido. Lo más rápido que podía volar, a pesar de que había puesto todo du poder en ello, era tan rápido como un trote. No importa cuán omnipotente sea su magia, un consumo de 30 MP solo podría llevarlo hasta tan lejos.

 

Como era mezquino sobre su consumo de MP, él había escrito el carácter en su mano. Si hubiera escrito el carácter en el aire y lo hubiera activado, podría haber sido posible que volara un poco más rápido.

 

En este momento, volando en el cielo era suficiente. Los resultados probablemente desaparecerían en un minuto, así que tenía que apresurarse. Se dirigió hacia la entrada del Edificio B.

 

Hiiro voló un poco más alto y confirmó su entorno, vio algo asombroso. Todavía estaba lejos, pero había varios carruajes dirigiéndose hacia la instalación.

 

Recordó la túnica blanca que llevaba la persona que llevaba las riendas.

 

‘¡Whoa! Esas son probablemente las personas del enlace que ellos hace un tiempo…’.

 

Hiiro recordó lo que Nagnala había dicho. Si así era, entonces era como Hiiro había pensado, era peligroso para él salir solo.

 

‘… De todos modos, necesito unirme con Anciano y los demás lo antes posible’.

 

Hiiro aterrizó lentamente en la entrada del Edificio B, vio un cráter que no estaba allí antes e inclinó su cabeza.

 

‘Ahora que pienso sobre ello, hubo un terrible sonido hace un rato. ¿El Anciano lo hizo?’.

 

No recibió una respuesta y llegó a la conclusión de que no importaba. Entró al Edificio B.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

[Hiiro]

 

Cuando Hiiro ingresó al Edificio B, Arnold y compañía buscaban un antídoto para el hijo de Winger. Si hubiera un investigador por allí, podrían haberlo amenazado para obtener la ubicación del antídoto, pero no había ningún investigador a la vista y sus expectativas se esfumaron.

 

“¡Maldición! ¡No sé qué es qué!”.

 

Habían encontrado la habitación. Había varios artículos similares a medicinas en las estanterías, pero Arnold y compañía no tenían ningún conocimiento de medicina.

 

Winka y el hijo Winger no se sentía bien, así que estaban sentados en la silla y Arnold y Muir estaban buscando la medicina.

 

“… * Quejido * …”.

 

Sentían que la vida del hijo de Winger se estaba desvaneciendo muy rápido.

 

“¿Qué deberíamos hacer, Tío?”.

 

“Incluso si me preguntas…”.

 

La puerta se abrió con un clic. Arnold y compañía levantaron su guardia y era ———

 

“Creí haber escuchado voces, pero ¿por qué siguen aquí?”.

 

Era Hiiro con una gran tela de embalaje en su espalda.

 

 

 

“Hi-Hiiro, ¿por qué te ves así?”.

 

No era solo Arnold, Muir también estaba sorprendido porque Hiiro parecía que iba a huir a la noche.

 

“¿Por qué? Porque hay libros ahí por supuesto”.

 

“¿Libros? Tú…”.

 

“Quería llevarlos a todos conmigo, pero no había tiempo suficiente. Solo tomé los que parecían interesantes”.

 

Arnold y compañía sabían cómo era Hiiro, pero no creían que pudiera vacilar en esta situación y suspiraron.

 

“¿Entonces? ¿Qué están haciendo chicos, Anciano?”.

 

“Puedes decirlo, ¿verdad? ¡Estamos buscando medicina!”.

 

“¿Medicina?”.

 

Hiiro comprendió la situación cuando vio al hijo de Winger completamente agotado en la silla.

 

“Ya veo. Pero si buscas por ella aquí…”.

 

Hiiro también miró los artículos en los estantes y supo que no había forma de que pudiera encontrarlo, ya que él no tenía ningún conocimiento médico.

 

“Ah, eso es correcto, Hiiro. Puedes hacer algo al respecto con tu magia ¿verdad?”.

 

“…”.

 

“Ya sabes, si dices algo como que no tengo ninguna obligación, en este tipo de situación te daré una paliza”.

 

“… Así es. No hay nada que no pueda hacer”.

 

“¡Está bien, entonces apresúrate!”.

 

“¿Tienes pociones MP?”.

 

“¿Qué?”.

 

Los ojos de Arnold se abrieron ante la inesperada pregunta de Hiiro.

 

“Te estoy preguntando si tienes alguna poción MP”.

 

“Y-Ya sabes, Hiiro-san, estoy seguro de que le dimos todas las pociones MP que le llevamos a Hiiro-san, ¿no es así…?”:

 

Hiiro recordó lo que había olvidado cuando escuchó esas palabras: “¡Ah!”.

 

Eso le recordó, la última vez que se detuvieron en la tienda, hablaron sobre Hiiro sosteniendo las pociones MP porque Arnold y Muir no las necesitaban.

 

“H-Hey, no me digas… ¿Puedo preguntarte algo, Hiiro?”.

 

“… ¿Qué es?”.

 

“No me digas que usaste todas las pociones que teníamos y ahora no te queda ninguna, ¿verdad? Y no me digas que quieres usar tu magia, pero estás bajo MP, ¿cierto?”.

 

Arnold hizo dos preguntas seguidas. Hiiro lo admiraba por ser un poco brusco.

 

“Ooh, tienes buena intuición, Anciano”.

 

“¡¿En serio?!”.

 

“Bueno, para ser más exactos, la bolsa que contenía las pociones cayó en alguna parte”.

 

“¡Eso es peor, Idiota!”.

 

Arnold sostuvo su cabeza.

 

“Hi-Hiiro-san, ¿entonces no puedes usar magia?”.

 

“No, puedo usarla dos veces más. Pero terminaría cuando salgamos y estemos rodeados de enemigos”.

 

Muir se quedó pasmada ante Hiiro, quien había dicho con calma algo peligroso. Arnold respondió a la palabra enemigo.

 

“E-Enemigo? ¿De qué estás hablando?”.

 

Hiiro habló sobre lo que vio cuando estaba volando. Arnold y Muir palidecieron.

 

“… ¿Estás hablando en serio, Hiiro?”.

 

“Sí, es por eso que no usaré imprudentemente mi magia”.

 

Él podría descansar aquí hasta que su MP se recupere, pero no sabía cuándo se derrumbaría el techo. Ellos tenían que salir de aquí lo más pronto posible.

 

“Es como dijo Hiiro, sería realmente malo si nos encontramos con esos tipos afuera… pero…”.

 

Arnold miró al hijo de Winger, quien tenía dificultad para respirar.

 

“Hey, Hiiro. Por favor, cura a este chico”.

 

“… Comprendes el significado de tus palabras, ¿verdad?”.

 

“Sí”.

 

Si Hiiro usaba su magia aquí, entonces solo podría usar su magia una vez más. Arnold entendió que las tácticas que podían usar eran cada vez más pequeñas, e incluso así se lo pidió.

 

Los dos continuaron mirándose el uno al otro por un momento, y luego Hiiro suspiró y miró al hijo de Winger.

 

Tenía dificultad para respirar. Si lo dejaban por unos minutos más, probablemente se enfriaría más y más.

 

Él se conmovió cuando conoció a Winger y le curó la herida y le pinchaba el corazón al pensar en cómo el hijo de Winger moriría aquí.

 

“Bueno, tampoco tengo la intención de ver morir a ese niño de Wolf ante mis ojos. Pero solo puedo usar mi magia una vez más después de esto”.

 

“Entiendo. Si lo dejamos así, él morirá”.

 

Hiiro no se sentiría bien si viera morir al hijo de Winger frente a sus ojos. Además, puso sus manos sobre los libros que quería, así que estaba de buen humor y pensó que estaría bien curarlo.

 

Hiiro se acercó al hijo de Winger.

 

‘Está envenenado, ¿verdad? ¿Qué carácter debería usar…?’.

 

Hiiro se llevó la mano a la barbilla mientras meditaba, y luego dijo: “¡Está bien!”.

 

『Purificar 浄』

 

Hiiro escribió el carácter en el cuerpo del hijo de Winger e imaginó que el veneno que invadía su cuerpo estaba siendo purificado.

 

Entonces, una luz blanca azulada, emitida por el carácter, envolvió al hijo de Winger.

 

“¡Oh!”.

 

Arnold inconscientemente dijo. Muir también parecía feliz y lágrimas caían de sus ojos.

 

El hijo de Winger, cuyos ojos estaban cerrados debido al dolor, ahora los estaba abriendo silenciosamente.

 

Hiiro se encontró con los ojos del hijo de Winger.

 

“Woof”.

 

Era como si estuviera diciendo gracias a Hiiro.

 

“Gra… cias… Hiiro…”.

 

Hiiro pensó que el hijo de Winger había hablado y se sorprendió, pero la persona que había hablado estaba completamente agotada, Winka.

 

“No tienes que agradecerme. Salgamos rápido de aquí”.

 

Cuando Hiiro dijo eso, una gran explosión resonó de nuevo como si hubiera sido cronometrada, y una grieta corrió por el techo.

 

“¡Esto es malo! ¡Tenemos que apresurarnos!”.

 

Todos sabían que no tenían más tiempo. Hiiro también intentó mover sus piernas, pero estaba a punto de colapsar.

 

“¡¿Hiiro?!”.

 

Arnold sostuvo a Winka y gritó cuando vio la apariencia de Hiiro.

 

“¿Estás bien, Hiiro-san?”.

 

Muir también sostenía al hijo de Winger en sus brazos.

 

“Puh, Ah, solo puedo usar magia una vez más, así que me siento un poco débil”.

 

Hiiro había estado constantemente usando su magia además de luchar contra Winka, por lo que estaba considerablemente agotado.

 

“Deje la tela de embalaje si te es difícil moverte———”.

 

Arnold dejó su frase colgando y Hiiro lo miró. No era una exageración que Hiiro viniera aquí por los libros y no hubiera forma de que pudiera escapar sin ellos.

 

“E-Entiendo. No me has mirado así. Vámonos”.

 

Hiiro siguió detrás de Arnold, tratando desesperadamente de mantener el ritmo a pesar de que los libros en su espalda se sentían cada vez más pesados. Después de caminar por un rato, vieron una puerta que parecía la salida.

 

“¡Bien! Logramos hacer———”.

 

Arnold habló con voz alegre cuando encontraron la salida y…

 

“¡Tío, arriba!”:

 

Muir gritó cerca, y luego, uns horrible grieta corrió por el techo.

 

“¡¿Uoh?!”.

 

Arnold exclamó sorprendido, se detuvo y saltó hacia atrás.

 

“¡Maldición! ¡Escapen! ¡Este lugar va a colapsar!”.

 

Todos se retractaron cuando escucharon gritar a Arnold, pero estaban atascados.

 

“Si es así, ¿vamos hacia el Edificio A?”.

 

Arnold sugirió mientras corría, pero era inútil.

 

El camino que lleva al Edificio A estaba bloqueado porque el techo se había derrumbado. Hiiro sabía que no había forma de entrar al Edificio A, pero incluso si lo decía en voz alta, nada podía ser hecho, así que permaneció en silencio.

 

“Hey, hey, ¿hablas en serio…? ¿Están todas las salidas bloqueadas…?”.

 

Los sentimientos de Arnold eran similares a los de Hiiro.

 

‘Esto es una verdadera apuro. ¿Debo prepararme y usar todo mi MP para escapar por la pared…?’.

 

Pero entonces, Hiiro se convertiría en una carga completa. Todavía estaban en una situación difícil y Hiiro estaba preocupado sobre si podría proteger la tela de embalaje en ese estado.

 

Hiiro realmente quería proteger los libros, pero si salían en ese momento y se encontraban con el enemigo, definitivamente serían incapaces de escapar.

 

Ya había pasado bastante tiempo, por lo que era muy probable que estuvieran rodeados de enemigos.

 

‘¿Qué debo hacer…? ¿Qué debo hacer…?’.

 

Rechinó sus dientes mientras su mente estaba dando vueltas y luego sintió que algo tiraba de su ropa.

 

“¿Mhm?”.

 

Era el hijo de Winger, quien había estado en los brazos de Muir. Estaba rascando la ropa de Hiiro con sus pequeñas patas.

 

“¿Qué hay contigo?”.

 

“Ar~f”.

 

Él movió su cabeza como si estuviera apuntando a un lugar lejano.

 

Era como si él estuviera diciendo “sígueme”. Hiiro accidentalmente se encontró con los ojos de Muir. Ella tampoco sabía qué estaba haciendo el hijo de Winger.

 

“Hey, ¿qué les pasa a ustedes dos?”.

 

Arnold notó que los dos estaban actuando de forma extraña y se acercó, el hijo de Winger entró en su línea de visión.

 

“… Winger…”.

 

Winka también lo miró con ojos gastados. El hijo de Winger estaba husmeando y su nariz temblaba. Parecía como si estuviera tratando de hacer un gesto a algo.

 

Levantó su rostro y lanzó un lindo grito, “¡Arf!”.

 

“Nos dice que… lo sigamos”.

 

Winka interpretó lo que dijo el Sky Wolf, dado que ella le entendía.

 

“Sigamos… ¿En serio?”.

 

Arnold no fue el único dudoso, Hiiro y Muir también se sorprendieron.

 

“¡Arf, arf, arf!”.

 

“… Dijo que quiere ayudar a todos”.

 

Muir acarició gentilmente su cabeza.

 

“¿Nos mostrarás el camino?”.

 

“¡Arf!”.

 

El hijo de Winger apuntó con su nariz hacia la dirección que quería ir. Significaba que había algo en esa dirección. Entonces, una explosión sonó cerca.

 

“… Vamos”.

 

“Hey, Hiiro”.

 

“Es natural que estés ansioso, Anciano. Pero no podemos quedarnos aquí para siempre, ¿verdad?”.

 

“E-Eso es…”.

 

“No sé por qué, pero creo en él”.

 

Hiiro se encontró con los ojos del hijo de Winger. Esos ojos parecían decir “¡Cree en mí!”.

 

Ser inútil era lo peor. Incluso si tuviera que renunciar a sus libros, él haría un agujero y escaparía, pero cuando miró al hijo de Winger, pensó que tal vez no tuviera que llegar a eso.

 

No sabía por qué, pero sintió que las cosas funcionarían si seguía al hijo de Winger.

 

“Hey, Wingy, apresúrate”.

 

Ellos finalmente llegaron a una sola puerta bajo la guía de Wingy. Afortunadamente, la habitación no había sido destruida todavía. El interior parecía una habitación de siesta y había varias camas dentro.

 

El hijo de Winger ladró en cierto lugar. El lugar donde ladró tenía dos camas. Winka, quien pudo interpretar lo que dijo, habló.

 

“Hay un sonido debajo de la cama”.

 

“¿Un sonido?”.

 

Hiiro pensó: “¿Qué diablos?”, y se inclinó para comprobar. Entonces, encontró algo que parecía una pequeña portada.

 

“¿Mhm? ¿Qué es esto?”.

 

Él apartó la cama y abrió la tapa. Había algo que parecía un mango incrustado en la pared.

 

“Ya veo. Intenta tirando de esa manija, Anciano”.

 

Arnold hizo lo que Hiiro le dijo que hiciera. Colocó a Winka sobre la cama antes de tirar de la manija y ésta se abrió. Allí encontraron un agujero en el piso.

 

“Es una ruta de evacuación. Bien hecho, Wingy”.

 

“¡Arf!”.

 

Wingy ladró alegremente al elogio de Hiiro.

 

“¿Pero cómo encontró el hijo de Winger esto…?”.

 

“Guarda tus preguntas para más tarde, Anciano. Tenemos que———”.

 

“¡Hiiro, cuidado!”.

 

Winka había notado que el techo estaba a punto de colapsar y rápidamente se movió y apartó a Hiiro fuera del camino.

 

Él escuchó un sonido de golpeteo doloroso proveniente del cuerpo de Winka. Cuando ella ayudó a Hiiro, ella tenía aplastado su brazo en el piso.

 

“¡Hey, Chica Antena!”.

 

“Argh…”.

 

“Hey, Anciano. ¡Toma esto!”.

 

“¡Ok!”.

 

Hiiro arrojó la tela de embalaje a Arnold. La tela era bastante pesada y Arnold la tiró al suelo antes de caer sobre su trasero.

 

“¡Ten cuidado con eso!”.

 

“¡Entonces no me la tires!”.

 

Hiiro se acercó a Winka y la sostuvo como una princesa. No se dio cuenta de que Muir decía “Woah~” mientras se sonrojaba debido a sus acciones.

 

En ese momento, ocurrió una explosión cerca y los escombros golpearon a Hiiro y compañía, todos gritaron mientras se protegían. La explosión ya había llegado lejos.

 

No era solo el techo, las grietas comenzaron a correr por el suelo y las paredes. Todos concluyeron que este lugar colapsaría en segundos.

 

“¡Apresúrense y vamos!”.

 

Hiiro gritó y todos corrieron a la ruta de evacuación. Muir bajó primero, luego Arnold y finalmente Hiiro siguiendo.

 

“¡Hiiro!”.

 

Él vio en los ojos de Winka que el techo se estaba acercando. Hiiro escuchó su grito y no necesitó mirar hacia arriba para comprender la situación. Así, el techo los aplastaría.

 

“¡Tch!”.

 

Hiiro saltó por la ruta de evacuación mientras sostenía a Winka. Pronto se escuchó un sonido terrible desde arriba y los escombros cubrieron el cielo.

 

“… Fuh, apenas lo logramos”.

 

Hiiro no pudo moverse por un momento dado que su espalda había cedido.

 

 

 

La ruta de evacuación se convirtió en un pasaje subterráneo. El agua fluía a través de ella como una alcantarilla y el interior era como una cueva. Era de noche afuera y el interior todavía estaba bastante oscuro.

 

Era peligroso seguir sin luz, así que Hiiro envolvió un paño alrededor de la madera que había caído aquí, lo encendió y lo usó como sustituto de una antorcha.

 

“Ya veo. Él debió haberlo captado por el olor y el sonido del agua”.

 

Era como si Hiiro hubiera dicho, Wingy el Sky Wolf, cuyos cinco sentidos eran mucho mejores que los humanos, había sentido que había agua subterránea. También podía decir que en algún lugar dentro de la instalación había un agujero lo suficientemente grande para que la gente entrara y alcanzara el pasaje subterráneo.

 

“Realmente nos salvaste… Francamente, no estábamos en posición de luchar. Espero que este pasaje se dirija a un lugar seguro”.

 

Como había dicho Arnold, podrían haber escapado al exterior, pero existía la posibilidad de que se encontraran con los enemigos. Entonces fue realmente una suerte para ellos encontrar esta ruta de evacuación.

 

Era imposible para los enemigos pensar que Hiiro y compañía habían encontrado el pasaje y se habían escabullido. Fue todo gracias a Wingy que encontraron este lugar.

 

“Pero Chica Antena, también eres realmente imprudente, ¿huh?”.

 

Hiiro dijo mientras la sostenía en sus brazos mientras caminaba.

 

“Porque… Hiiro es el Rey de Wi, así que Wi te protegerá”.

 

“También podrías haber sido arrastrado hacia eso, ¿sabes?”.

 

“Hiiro salvó a ese niño y Wi también. Entonces Wi está muy feliz”.

 

El rostro de Winka se relajó levemente.

 

“… Gracias por salvarme”.

 

“Oh~, ¿estás enamorado, Hiiro?”.

 

“… ¿Dónde aprendiste esa palabra?”.

 

“Arnold me la enseñó, ¿sabes?”.

 

Hiiro sintió que era necesario educar a Arnold después.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

[Muir]

 

Muir tuvo una sensación compleja cuando vio a Hiiro y Winka hablando en armoniosamente.

 

Era bueno que se llevaran bien. Si iban a viajar juntos por un tiempo, entonces era algo de lo que alegrarse, pero Muir sintió que pinchaba su corazón.

 

‘Hmph~, eso es muy bueno, Wi-san’.

 

Sí, Muir estaba celosa. Además, Hiiro llevaba a Winka como una princesa.

 

‘Sostenida como una princesa… Si Hiiro-san me hiciera eso…’.

 

Se imaginó a sí misma estando en el lugar de Winka. Contacto corporal cercano. Poder escuchar claramente la respiración y los latidos del corazón de Hiiro.

 

Vapor salió del rostro de Muir. Ella tenía a Wingy en su mano izquierda, así que tocó su rostro con su derecha.

 

‘¡Woooaaah! ¡T-Tu rostro está cerca, Hiiro-ssaaan!’.

 

Muir estaba angustiada por su ilusión. Wingy la miró con una mirada que decía: “¿Qué pasa con esta niña?”.

 

‘Hah~, ese nivel todavía es demasiado alto para mí… Pero, pero algún día…’.

 

Muir quería que Hiiro también la sostuviera así y le miró la espalda mientras la sangre corría a su cabeza.

 

“… Hey, esto es más pesado de lo que pensé que sería…”.

 

Nadie le prestó atención a Arnold mientras cargaba la gran tela de embalaje sobre su espalda mientras respiraba pesadamente.

 

◊ ♦ ◊ ♦ ◊ ♦ ◊

 

[Hiiro]

 

Cuando caminaron por un tiempo, se produjo un temblor repentino como un terremoto. El temblor no era tan grande y ellos aún podían caminar.

 

“¿Estás bien, Muir?”.

 

Arnold le preguntó a Muir a pesar de que era solo un pequeño terremoto.

 

“Sí, estoy bien. ¿No son pesados ​​los libros que sostienes por Hiiro-san, Tío?”.

 

“¿Ah? ¿Esto? Jajaja, no te preocupes por mí, Muir. Al principio, era bastante pesado, ¡pero ya me he acostumbrado! ¡Ya no se siente pesado más!”.

 

Arnold se estaba riendo impertinentemente, pero como solo había una antorcha iluminando el pasaje, Muir no podía ver su rostro por completo.

 

Además, esa antorcha estaba siendo sostenida por Winka, quien estaba siendo sostenida por Hiiro.

 

“¿Seguiremos yendo? ¿Ah? ¿Esa es la salida?”.

 

Como dijo Arnold, vieron una pequeña luz en la distancia. El sol ya había escondido, así que probablemente era la luz de la luna.

 

Cuando Hiiro y compañía casi estaban afuera, todos soltaron un suspiro de alivio, pero al igual que ellos, un terremoto sacudió la tierra. Además, esta vez fue uno grande, y luego escucharon el sonido de algo que se derrumbaba detrás de ellos.

 

“… Eh… Hey … No me digas…”.

 

Escucharon un sonido desagradable desde el techo.

 

“¡Hi-Hiiro!”.

 

“¡Lo sé! ¡Apresurémonos!”.

 

Ya no era seguro aquí. Mientras corrían, tierra y escombros caían del techo.

 

La luz gradualmente se hizo más grande y más brillante a medida que se acercaban a la salida, hasta que finalmente cuatro personas y un animal salieron del oscuro y sombrío pasadizo hacia el suelo donde brillaba la luz de la luna.

 

El pasaje detrás de ellos instantáneamente colapsó.

 

“Haahaahaahaah… En serio… estoy harto y cansado de escapar”.

 

Hiiro se sentó y Winka hizo lo mismo mientras Muir le daba palmaditas en su pecho y dejaba escapar un suspiro de alivio.

 

“Ah~, estamos a salvo~. ¿Estás bien, Muir?”.

 

“S-Sí. Este niño también está bien”.

 

Wingy, quien estaba en brazos de Muir, ladró alegremente: “¡Arf!”. Hiiro tomó un profundo respiro y miró a Arnold, quien estaba bañado por la luz de la luna, y luego una sensación incómoda lo abrumaba.

 

Hiiro no podía ver la tela de embalaje en la espalda de Arnold y pensó que él la había dejado en alguna parte.

 

“Anciano, ¿dónde están mis libros?”.

 

“¿Hah? ¿Qué estás diciendo? Están justo… ¿aquí…?”.

 

Arnold apuntó con su pulgar a su espalda mientras se giraba a mirar, pero el bulto que se suponía que estaba en su espalda no estaba allí.

 

“… Eh, ¿huh?”.

 

“Mhm, Tío, ¿está rasgado en la parte inferior?”.

 

Señaló Muir, luego Arnold inmediatamente extendió la tela de embalaje frente a él para confirmar; había un gran agujero en la tela de embalaje.

 

“No puede ser, ¿Tío…?”.

 

Muir miró tímidamente la ruta de evacuación bloqueada. Arnold también miró la ruta y juntó sus manos.

 

“Ah, ya veo. ¡Pensé que la tela se había puesto más liviana a la mitad, así que los libros se cayeron! Pensé que mis músculos se adaptaban bien al peso de la tela de embalaje, pero…”.

 

Arnold asintió con su cabeza, pero Muir y Winka, incluso el hijo de Winger, lo miraron mientras temblaban.

 

“Bueno~, diablos… ¿huh? ¿Qué pasa, Muir? Te ves tan asustada… ¿Huh?”.

 

Una mano palmeó el hombro de Arnold. Él sintió una terrible aura negativa venir detrás de él y su cuerpo tembló.

 

“Anciano… ¿Te has preparado?”.

 

“¡Noooooooooooooooo, Hiiro! ¡Este es el acto de dios!”.

 

“¡No hay nada sobre lo que discutir!”.

 

“¡Nnnnnnnoooooooooo!”.

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: