“Uhh, sí… se siente desagradable, ¿no es así?”. (Emil)

 

Escuchando a Emil quejarse por alguna razón, la expresión de Renya muestra preocupación, aunque solo un poco.

 

Meramente tomando unos minutos para aplastar a los rufianes, que buscaron una pelea con ella, en pasta, Emil, después de alinear en una fila a todos los rufianes que se convirtieron en pacíficas cabezas solitarias, lanza algún tipo de hechizo mientras murmura algo en voz baja y extrae la información. Eso es algo que sucedió hace solo una hora.

 

Incluso mientras sacaba la información de las cabezas de los rufianes, Emil no trató de ocultar su disgusto y frunció el ceño.

 

Si a Renya se le permitía hablar sobre Emil, él diría que su carácter es el de una Demonio tenaz que no morirá a menos que sea rociada con detergente, salpicada con agua caliente o que le arrojen una pantufla. Pero la apariencia exterior actual de Emil es la de una pequeña chica acorde con la descripción de pequeña y linda.

 

También están casos en los que el carácter de uno está fuertemente influenciado por su apariencia exterior. ¿No ha sido su estado de ánimo asesinado debido a la gran cantidad de sangre y cabezas recién cortadas? Renya estaba preocupado.

 

“¿Estás bien? Si te sientes mal, también podemos descansar un poco…”. (Renya)

 

“Oh, Renya-kun, estás siendo amable. Qué inusual”. (Emil)

 

“De vez en cuando eso sucede también”. (Renya)

 

Renya lo dice con una expresión decepcionada.

 

Emil agitó sus manos ligeramente mientras se reía.

 

“Está bien, está bien. Bueno, sólo un poco; es porque sus recuerdos extraídos realmente eran como esos…”. (Emil)

 

“¿Esos?”. (Renya)

 

“¿Experiencias de las personas que los rodean, matando a golpes, despojándolos*, violándolas en grupo, asesinándolos?”. (Emil)

(NT: También se puede traducir como “desnudándolos”).

 

Parece que era algo que ocurre todos los días.

 

Parecía que Emil estaba diciendo que se sentía mal debido a la forma en que ella personalmente lo experimentó; era como si fuera forzada a mirar los mismos sucesos desde sus recuerdos, en todo tipo de ángulos diferentes, ya que había muchos rufianes.

 

Sin embargo, piensa Renya.

 

¿No hiciste cosas aún más crueles?

 

Emil parece extremadamente disgustada, ya que aparentemente adivinó el pensamiento de Renya por su expresión.

 

“¿Puedo hacer que no confundas los objetivos de investigación con hacerlo por placer?”. (Emil)

 

“No, bueno… creo que al final es lo mismo”. (Renya)

 

“¡No! ¡Absolutamente no! ¿Es esa la boca que arroja cosas tan ridículas? Muy bien, déjame callarla hasta que entiendas que es algo totalmente diferente. Mmh~…”. (Emil)

 

“¡Basta, idiota! ¡No agarres mi cuello y lo jales a ti! ¡No te acerques mientras frunces los labios! ¡¡No cierres los ojos!!”. (Renya)

 

 

“Dices eso, pero ¿no es este un lugar para eso?”. (Emil)

 

Diciendo eso, Emil examina los alrededores.

 

Actualmente estaban en una habitación con una enorme cama decorada al extremo.

 

Al final, terminaron de examinar los recuerdos de los rufianes que los atacaron. Pero sus recuerdos no tenían absolutamente ninguna entrada de posadas como las que Renya había buscado.

 

A cambio, aparentemente contenían detalles excesivos de nada más que burdeles y los llamados hoteles de amor tradicionales.

 

Después de reflexionar un poco sobre ello, Renya le ordena a Emil que los guíe al hotel de amor tradicional más costoso de la información obtenida.

 

Un hotel de amor tradicional es básicamente una posada para que los hombres lleven a mujeres y pasen un momento agradable con ellas.

 

Si uno ignora varios asuntos, es posible pasar la noche.

 

Además, como solo tiene un uso intencionado, cosas como revisar los documentos de identidad no deberían llevarse a cabo.

 

“¿Por qué hay tales instalaciones en la ciudad sagrada?”. Murmuró la enmascarada, pero desde el punto de vista de Renya, en realidad les habría resultado extraño que no existieran.

 

Debido a que las personas viven como quieren, es simplemente algo que no se puede evitar, incluso si se critica fuertemente.

 

Si fuera posible cerrar por completo esas instalaciones, los que viven allí indudablemente no serían humanos.

 

Serían algo completamente diferente.

 

“Ciertamente, este es un establecimiento así, pero eso no significa que vinimos aquí para hacer tales cosas”. (Renya)

 

Cuando Renya lo declaró claramente, Emil hizo una expresión terriblemente desilusionada.

 

En el momento en que el grupo de Renya llegó a la posada, el hombre que parecía ser el dueño de la posada, después de mirar fríamente a Renya y a las demás, dijo en tono cortante:

 

“5 monedas de plata por una noche. No hay comida. Hay un baño, pero dime si se necesitas agua caliente. Costará extra”.

 

Aunque tenía una brusquedad como si le molestaran las personas, Renya consideraba que esa forma de interactuar era agradable.

 

Diciéndole a la otra parte solo sobre las cosas esenciales, él no se entromete innecesariamente.

 

¿No es él el dueño ideal de un hotel tradicional de amor?, Renya se pregunta.

 

Mientras pensaba en tales cosas, Renya arrojó 5 monedas de oro frente al dueño.

 

Un ligero grado de cambio fue visible en la expresión insociable del dueño, debido a que Renya pagó de repente 100 veces los gastos de alojamiento, casualmente.

 

“La habitación más espaciosa servirá. También me gustaría tener agua caliente. ¿No puedo hacer que arregles las comidas también?”. (Renya)

 

Debido al cambio en el rostro del dueño, Renya juzgó que él tenía una oportunidad y en breve le dijo las cosas que él requería.

 

Después de reflexionar un momento, el dueño le pidió a Renya que confirmara.

 

“… Estas monedas de oro, ¿son parte de todo el pago anticipado?”.

 

Renya asintió sin cambiar su expresión mientras pensaba: “Él mordió el anzuelo después de todo”.

 

“Por supuesto. Como le vamos a molestar por varias noches, por favor, dime si es insuficiente y pagaré el resto. Por favor, conserve si queda algo”. (Renya)

 

Una vez que Renya pregunta: “¿Qué tal?”, el dueño toma las monedas de oro colocadas frente a él, saca una campana del bolsillo, y la hace sonar ligeramente una vez.

 

Como en reacción a ese sonido, una sola empleada apareció desde dentro de la posada.

 

Ella tiene características que no dejan mucho impacto debido a su atuendo simple.

 

“Esta chica le atenderá. Solo dile tu asunto. En caso de que no haya suficiente dinero, ella te lo dirá. Prepararé lo mejor entre nuestras habitaciones. ¿Está bien con eso?”.

 

El poder de las monedas de oro es grande después de todo, evalúa Renya.

 

Para el dueño de la posada, Renya es un huésped excesivamente bueno con buena tesorería. El dueño aparentemente decidió aceptar todas las solicitudes de Renya después de juzgar que probablemente obtendrá grandes ganancias si cumple los caprichos de Renya.

 

“Eso ayuda. Gracias”. (Renya)

 

Mientras expresa su gratitud, Renya agrega una moneda de oro más.

 

“Disfruta tu estancia”.

 

Al escuchar detrás de ellos las palabras del dueño, que se volvió un poco más afable en comparación con el comienzo, el grupo de Renya llegó a una habitación después de ser guiados allí.

 

El arreglo de los muebles de la habitación era realmente simple.

 

Hay una cama decorada de forma llamativa con un dosel adjunto y un tamaño que aún tendría un lugar para dormir, incluso si permites que 4 personas duerman una al lado de la otra en el medio. Además de eso, solo hay un almacén que parece tener objetos de valor dentro, una silla y un tocador.

 

También hay varias ventanas, aparentemente con el fin de la iluminación. Son pequeñas y, además, no se pueden abrir debido a su fijo ajuste.

 

La empleada dejó una pequeña campana, diciéndoles que la llamaran si hubiera algún asunto, y salió de la habitación.

 

Por supuesto, Renya no se olvida de sobornar discretamente a esa empleada con varias monedas de plata cuando se iba.

 

Aunque está asombrada de que las monedas en su mano sean monedas de plata, sonríe ampliamente y se inclina. Después de ver a la empleada irse, Renya se tira sobre la gran cama, en forma de 大.

 

La persona enmascarada parece estar nerviosa y se sienta en el borde de la cama con un cuerpo rígido. Al parecer, al verlo por primera vez, Emil parece estar muy interesada en tal lugar de la raza humana. Ella camina alrededor de la habitación en círculos mientras lo examina todo.

 

“¿Qué haremos después de esto?”.

 

Siendo preguntado por la persona enmascarada sentada al borde de la cama, Renya inmediatamente respondió sin levantar su cuerpo.

 

“Dormir. Estoy agotado”. (Renya)

 

Era un poco tarde cuando abandonaron la ciudad de Kukrika.

 

Entraron a la ciudad sagrada temprano en la mañana.

 

Siendo sacudido en un automóvil durante medio día durante toda la noche, mientras evitaba el punto de control y luego saltaba la puerta, agotó mucho a Renya.

 

Aunque uno podría decir eso, él en realidad había recuperado su resistencia instantáneamente debido a la habilidad de Regeneración, pero tenía ganas de dormir debido al agotamiento, sin saber si emocional o mentalmente de todos modos.

 

“Por favor, despiértame una vez que el sol se oculte. Está bien que hagas lo que quieras, pero… salir afuera no es recomendable, ¿de acuerdo?”. (Renya)

 

“Entonces dormiré también. ¿Qué vas a hacer?”. (Emil)

 

Emil le pregunta a la persona enmascarada.

 

“Quiero dormir un poco también”.

 

“Entonces todos nosotros dormiremos felices juntos”. (Emil)

 

“¿Cómo resultó esto? Si los tres dormimos, quién nos despertará… geh, si ustedes duermen en la cama, tomaré el piso*…”. (Renya)

(NT: También se puede decir que “intervendrá”).

 

“¡No me hagas decirlo!”. (Emil)

 

Mientras se zambullía en la cama, Emil empujó su codo hacia el plexo solar de Renya, que yace en una postura 大.

 

No importa hasta que punto la llames de constitución pequeña, es un golpe que cargó todo el peso corporal de Emil. Un golpe en un lugar que, si se ataca directamente incluso en circunstancias normales, bloquea la respiración.

 

Renya, quien no estaba preparado mientras relajaba su atención debido a que finalmente podía dormir, terminó recibiéndolo completamente.

 

Como era de esperar, si fue hecho con todo el poder de una Demonio, probablemente habría caído en un estado de varias vísceras desgarradas y tosiendo sangre. Pero como aparentemente Emil lo golpeó en broma, él no sufrió tanto daño. Sin embargo, sigue causando problemas a Renya para respirar, llevándolo a la agonía.

 

Tomando una postura de dormir juntos al aferrarse a la mitad derecha del sufrido Renya, y cambiando el hombro derecho de Renya en una almohada, Emil le hizo una seña a la persona enmascarada.

 

“Dado que tomaré prestado este lado, tú tomarás el otro”. (Emil)

 

“Ah, sí”.

 

“Di… ciendo que sí aquí… está m… al, ¿ver… dad?”. (Renya)

 

La persona enmascarada desliza suavemente su cuerpo, sin estorbos, en el lado izquierdo de Renya sin quitarse la túnica negra o la máscara.

 

Aunque toma la forma de este lado acurrucándose gentilmente con Renya, su brazo izquierdo todavía es usado como como almohada.

 

Renya expresa su objeción después de jadear dolorosamente, pero no puede hacer que ni Emil ni la persona enmascarada le presten atención.

 

Además, dado que ambos brazos son usados como almohadas, él ha caído en una situación en la que no puede moverse.

 

“Okay, buenas noches. Ah, está bien dejar la tarea de despertar a todos a mí”. (Emil)

 

“Tengan unas buenas noches”.

 

“Ustedes… hey…”. (Renya)

 

Renya intentó de alguna manera extraer sus brazos y hombros de debajo de las cabezas de ambas, pero el lado de la persona enmascarada parece estar bastante cansado. La persona enmascarada comienza a levantar un pequeño respiro para dormir casi de inmediato.

 

Supongo que se cansaron un poco durante el viaje forzado, juzga Renya.

 

Como vagamente comprendió el nivel de cansancio de la persona enmascarada, Renya dejó de moverse, ya que podría salir mal si las despertaba retorciéndose después de obtener el tan esperado descanso.

 

“Eres amable, Renya-kun”. (Emil)

 

“Cállate… apresúrate y duerme. Yo también lo haré”. (Renya)

 

Debido al tono burlón de Emil, Renya cierra sus ojos mientras juzga que debería dormirse rápidamente en esta situación.

 

“Voy a dormir, pero hey… ¿qué haremos después de que el sol se oculte?”. (Emil)

 

Una vez que abre sus ojos y gira su rostro hacia ella, después de que le pregunten eso, sus ojos se encuentran con los de Emil. Ella lo mira fijamente como si estuviera sondeando la expresión de Renya, mientras estaba en un estado de estar pegado a él mientras usa su hombro como una almohada.

 

Mientras fija sus ojos con Emil, Renya dice:

 

“Ustedes se quedarán aquí mientras cenan”. (Renya)

 

“¿Y tú, Renya-kun?”. (Emil)

 

“Yo… hay un lugar al que quiero ir por un momento”. (Renya)

 

“¿Dónde es? ¿Me puedes decir también?”. (Emil)

 

Aunque ya lo sabes, Renya piensa, pero parece que Emil quiere oírlo de su boca sin importar qué.

 

Por un instante, Renya consideró si debía engañarla diciéndole algo más, pero en su mente, Renya era confidente en que probablemente no sería capaz de engañar a Emil.

 

En lugar de herir sus sentimientos diciéndole algo incómodo, hay menos demérito en decirle la verdad, supongo.

 

Llegando a esa conclusión, Renya dijo:

 

“Me escabulliré en el castillo real”. (Renya)

 

“Ya veo, para un examen preliminar de héroe-kun, ¿supongo?”. (Emil)

 

“Se dice que tomará dos días para que ese gran barco viaje desde Kukrika, por lo que el grupo de Shion llegará mañana por la noche, ¿no? Este es mi pronóstico, ¿pero no será el curso de los acontecimientos después de eso: que ella se vista y luego se haga coincidir con el héroe durante una fiesta nocturna o algo por el estilo?”. (Renya)

 

También es posible que tarden un poco, comenzando por una audiencia al día siguiente, dándole descanso por una noche. Pero si el héroe es, como dicen los rumores, del tipo que devora cualquier cosa sin hacer ninguna diferencia, él probablemente no sea capaz de esperar pacientemente a una mujer que llega a reunirse con él, ¿no es así?, Renya reflexiona.

 

Si considero que el héroe quiere devorarla lo más pronto posible, esta previsión es la más cercana, Renya fue capaz de imaginar.

 

“Puede que estés en el camino correcto allí. Entonces, una vez que la fiesta nocturna llegue a su fin, vamos a irrumpir durante su tiempo de placer, ¿dices?”. (Emil)

 

“¿Puedes realmente decir eso teniendo en cuenta tu actual apariencia exterior…? Bueno, aunque el rendimiento real será similar, no hay forma de que yo esté de acuerdo con hacerlo sin estar preparado. Además, es necesario verificar si el héroe tiene un carácter como dicen los rumores”. (Renya)

 

Lo que Renya sabe sobre el héroe en este momento es todo lo que le dijo Shion.

 

Dado que ha sido investigado por Rona, creo que su credibilidad es alta, pero debo tratar de averiguarlo con mis propios ojos una vez en absoluto, cree Renya.

 

En caso de que los rumores fueran mentiras y el héroe realmente fuera realmente espléndido, Renya terminaría jugando el rol del villano aquí debido a una pelea al creer en los rumores.

 

Y no solo eso; no es improbable que resulte en la pérdida de alguien que sea una carta de triunfo para la lucha contra el Rey Demonio.

 

“¿Hay algo con lo que te pueda ayudar?”. (Emil)

 

Aparentemente, ella terminó preguntando lo qué quería saber. Emil cierra sus ojos silenciosamente.

 

“Lo mejor sería que te quedes aquí mientras proteges este lugar”. (Renya)

 

Renya dice, preguntándose qué decir, si ella le pide que la lleve al castillo real, para rechazarla.

 

No importa cómo lo pongas, me siento un poco reacio a traspasar el castillo real del Reino Sagrado, el cual puede ser llamado el corazón del poder más fuerte de la raza humana, mientras llevas una Demonio.

 

Sin embargo, dejó de preocuparse sin sentido.

 

“… Enten~dido. Pues bien, buenas noches, Maestro”. (Emil)

 

“Buenas noches…. Duerme bien”. (Renya)

 

Añadiendo una frase más, Renya también cierra sus ojos.

 

Parece que acumuló mucha más fatiga de lo que él mismo esperaba. No tomó mucho tiempo hasta que la conciencia de Renya sucumbió a su somnolencia.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email