“Di, Renya, ¿no fuiste un poco excesivo allí?”. (Emil)

 

“Podría haber hecho un poco demasiado después de ceder a mis emociones. Estoy reflexionando sobre ello”. (Renya)

 

“Así es, ¿no es así? Con daños a la ciudad y dejando que el objetivo real, el héroe, se escape. Eso no es muy divertido ahora, ¿verdad?”. (Emil)

 

El hechizo <Trueno Rugiente>, que Renya le disparó al héroe, terminó causando una gran cantidad de daño a las áreas urbanas además del castillo real.

 

El daño del hechizo en sí era en realidad limitado. Simplemente resultó en hacer un gran agujero con un diámetro de diez metros en una sección de los terrenos del castillo real.

 

Dicho esto, el agujero tenía una profundidad que no permitía que uno viera el fondo si miraba hacia adentro desde arriba.

 

El problema es la consecuencia del hechizo. El sonido del relámpago golpeando, junto con la vibración causada durante la apertura del gran agujero, causó daños razonables a los edificios en los alrededores.

 

Para ser más específicos, las ventanas fueron destruidas y los edificios se derrumbaron debido a las vibraciones.

 

Después de que amaneció, Emil y Renya fueron a ver el sitio real mientras fingían ignorancia, pero debido a los daños causados ​​por las consecuencias, Renya tenía un sudor frío y los ojos de Emil brillaban mientras reía con fuerza debido a su atrocidad*.

(NT: La Atrocidad del hechizo).

 

Sintiéndose aterrorizada debido a las dolorosas miradas de los alrededores, provocada cuando Emil se echó a reír a carcajadas, Renya la arrastró a la sombra de un edificio derrumbado.

 

Como parecía que se reiría histéricamente para siempre si las cosas siguieran como eran, Renya envió a Emil de vuelta a la posada y le preguntó: “¿Qué hay de la vigilancia de la persona enmascarada?”, mientras la urgía.

 

Después de eso, Emil regresó a la posada, la cual sirve como su base. Renya compró una túnica con una capucha atada en una tienda cercana, escondió su rostro y ayudó voluntariamente a transportar a los heridos y la eliminación de escombros, que comenzaron a ser realizados de forma independiente por los residentes de los alrededores.

 

Aunque Renya lo sabía, algo así como magia curativa aparentemente era extremadamente valiosa en este mundo.

 

Renya no compartía esa impresión desde su punto de vista, ya que había recibido curación y había visto a Rona usarla varias veces. Contrariamente a sus expectativas de una Ciudad Sagrada, que debería tener suficientes sacerdotes hasta el punto de poder vender curación, se le dijo que no hay mucha gente que pueda usar magia curativa precisa por parte de los residentes.

 

Renya se dio cuenta del hecho de que la excelencia de Rona, que puede usar magia curativa a pesar de que cambió su ocupación de ser una caballero, no es algo que deba esperarse.

 

Si magia no es buena, ¿qué tal un tipo de medicina, ¿la denominada poción?, se pregunta Renya. Con este siendo el lugar que es, el precio de las pociones es razonablemente bueno. Pero no parece ser un elemento que los residentes de la ciudad puedan preparar de la nada.

 

Además de no querer sobresalir, a Renya le preocupaba que su cara fuera recordada. Pero como él era culpable de este fracaso, investigó en secreto en la tienda general para aventureros, compró pociones y trató de meterlas junto con una gran cantidad de dinero en las raciones de emergencia que sacaron los residentes. Él también llamó furtivamente a la sombra a algunos sacerdotes que, según los residentes de la ciudad, parecen ser capaces de usar magia curativa, y trató de negociar con ellos para curar a la gente a bajo precio dándoles algunos sobornos.

 

La única salvación es que no hubo víctimas ni heridos más allá de la recuperación, suspira Renya. Se siente aliviado de que no haya resultado en algo que ya no se pueda deshacer.

 

No importa cuánto haya alcanzado el pico la aguja de mi medidor de enojo, este no fue un hechizo que se pueda usar dentro de una ciudad, refleja miserablemente Renya.  Usemos un hechizo de un solo objetivo que cause mucho menos daño la próxima vez después de una selección cuidadosa, juró firmemente.

 

Pero una vez más, incluso para la próxima vez, Renya tuvo la sensación de que se olvidará completamente de ello en caso de que se libere después de que ceda a su ira.

 

En medio de su trabajo de voluntariado, la nave mágica, que Shion y los demás habían abordado, llega a la Ciudad Sagrada.

 

Solo en este momento, los residentes descansaron sus manos de trabajo y se dirigieron hacia la nave mágica que llegó para darle la bienvenida.

 

“¿No vas a echar un vistazo, Renya-kun?”. (Emil)

 

En ese momento, Emil, quien no tiene intención de ayudar con el trabajo, vino a ver las circunstancias mientras llevaba a la persona enmascarada.

 

Como ya ha visto la nave mágica una vez en la ciudad de Kukrika, él no tiene alguna curiosidad.

 

En lugar de eso, debería centrarme en terminar el trabajo rápidamente, juzga Renya.

 

La persona enmascarada, que fue llevada por Emil, aumenta extremadamente la sospecha del grupo al hacer coincidir su apariencia con Renya, debido a que llevaba una túnica que los ocultaba completamente con la capucha también baja.

 

“Incluso si voy a verlas, no tiene sentido, ¿verdad?” (Renya)

 

“¿Huh? Es la apariencia de la adorable Shion-chan en sus mejores ropas, ¿no?”.

 

“¿No es esa la apariencia de un ternero que ha sido vendido en el mercado y está en sus últimos momentos?”. (Renya)

 

Debido a las palabras que Renya regresó calmadamente, la persona enmascarada cayó.

 

Por supuesto, ni Renya ni Emil pueden hacer un acto admirable como ayudar a la persona enmascarada colapsada a levantarse.

 

“Me pregunto si el comprador goza de buena salud” (Emil)

 

“Bueno, me pregunto sobre eso. Sin embargo, de ninguna manera pensé que el hechizo sería evadido”. (Renya)

 

Originalmente, <Trueno Rugiente> era un hechizo que se invocaría después de cantar durante mucho tiempo mientras viertes maná en él.

 

En el caso de Renya, debido a la activación de las dos habilidades: sin canto y recuperación de alta velocidad, se invocó en un tiempo considerablemente corto que es impensable por el sentido común. Sin embargo, incluso con esa invocación descabellada y de alta velocidad, el héroe evadió ese hechizo con un teletransporte de corta distancia.

 

Por otro lado, eso no significa que fue capaz de transferirse completamente a un lugar fuera del alcance del efecto del hechizo. Fue solo en la medida en que evitó un golpe directo. Pero desde el punto de vista de Renya, no se esperaba que eso sucediera y, por lo tanto, Renya abandonó la persecución posterior después de ver la habilidad del héroe.

 

“Pero esa teletransportación de corta distancia es una molestia, ¿no? No hay emisión y él tampoco reúne maná”. (Renya)

 

Creo que eso es demasiado tramposo, Renya está indignado.

 

Emil no lo mostró con su expresión y su boca, pero estaba llena con la sensación de querer devolver esa línea completamente de regreso a Renya, así como así.

 

“Lo más probable es que sea una habilidad de <Héroe>, supongo. Ellos son existencias que siempre causan dificultades a los demonios”. (Emil)

 

“Entonces no hay otra opción que suprimirlo con ataques de alcance”. (Renya)

 

Actualmente, Renya no pudo encontrar ningún otro método para matarlo sino acorralarlo con ataques regulares, luego, al mismo tiempo que observa los signos del héroe utilizando un teletransporte de corta distancia, usa una habilidad o hechizo capaz de atacar los alrededores.

 

Eso está bien, ya que Renya puede activar la hechicería sin cantar, pero si uno no es capaz de hacerlo, es necesario medir el tiempo de manera muy estricta, de lo contrario, no podrán terminar el canto antes del tiempo estimado cuando el héroe se teletransportará.

 

Podrías decir que es un oponente muy molesto.

 

“Si haces eso dentro de la ciudad, resultará en la misma situación”. (Emil)

 

“Guh…”. (Renya)

 

Me pregunto si existe una habilidad como el control de espacio o algo similar, que pueda obligar a mi oponente a entrar en algún campo donde el daño no llegue a los alrededores, medita Renya.

 

“Oh, bueno, no hay nada mejor para su lado que nosotros, que no luchamos tanto como sea posible. Así que, ¿qué haremos a partir de ahora?”. (Emil)

 

“¿Fuiste capaz de investigar el flujo de eventos en el castillo?”. (Renya)

 

“Después de que el rey concediera una audiencia en el castillo real, ellos serán enfrentados con el héroe… luego, bajo la influencia del héroe, se verán obligados a prometer que se esforzarán por llevar la paz a todo el continente. Después, se planificó celebrar una fiesta para celebrar otro poder habiéndose unido al campamento del héroe”.

 

La persona enmascarada, que de alguna manera se recuperó de su postura derribada, dice con voz apagada a través de la máscara.

 

Renya y Emil miran fijamente la máscara de la persona enmascarada con expresiones ligeramente asombradas.

 

Desviando el rostro como si evitase sus miradas, la persona enmascarada se aclaró la garganta con una sola tos.

 

“Se ha decidido que las cosas se desarrollarán aproximadamente en dicha secuencia. dado que tampoco hay necesidad de cambiarlo por la fuerza, debería proceder así”.

 

“Ya veo. Si dices que es como se esperaba, entonces es como se esperaba. Sin embargo, las cosas que salen como se espera son demasiado aburridas, ¿sabes?”. (Emil)

 

“No lo están haciendo particularmente por diversión”.

 

“Oh, ¿en serio? Qué aburrido”. (Emil)

 

El tono de la persona enmascarada sugiere descartar decididamente el comentario de Emil, pero a Emil tampoco parece importarle eso.

 

“¿También sabes el lugar donde se alojará el grupo del Principado de Trident?”. (Renya)

 

“El plan es que se alojen en la nave mágica. M… la princesa y su amiga irán al castillo real, pero el personal de la nave mágica y una parte de los soldados escoltando deberían quedarse en la nave”.

 

“¿Cuándo procederá la fiesta hacia el castillo real?”. (Renya)

 

“Supongo que de inmediato, después de que puedan preparar el camino después de su llegada. La ceremonia de audiencia en sí tampoco tomará mucho tiempo”.

 

“Hmm”, Renya reflexiona mientras coloca su mano en su barbilla.

 

Si no tomo en consideración las consecuencias de los eventos, en realidad no habría necesidad de llevar a esta persona enmascarada.

 

Para Renya, es cierto que trajeron a la persona enmascarada pensando en mantener los asuntos del futuro lo más simples posible. Además, les permitirá empujar la responsabilidad hacia un lugar donde no causará ningún problema a nadie.

 

“Emil, ¿qué hay de la invocación de eso?”. (Renya)

 

“Se iniciará si el héroe entra dentro de un radio de 1 m de eso. Supongo que será un gran alboroto después de que el algo especial de Frau-chan haya sido arrojado en él”. (Emil)

 

“¿También hay gente del Reino Sagrado dentro de la nave mágica?”.

 

“Eso supongo. Habrá algunas personas que tendrán reuniones preparatorias sobre la seguridad y tal”.

 

“Muy bien. Entonces hagámoslo así”. (Renya)

 

Renya declaró mirando a Emil y la persona enmascarada.

 

“Voy a empacar por el momento”. (Emil)

 

“¿Ha?”.

 

Fue solo la persona enmascarada quien preguntó en respuesta.

 

Aparentemente, Emil comprendió de inmediato qué sería lo mejor para ella a partir del breve comentario de Renya. Dando la espalda a la persona enmascarada, ella abraza con fuerza su cuerpo.

 

 

“¿Eh?”.

 

“Okay, volvamos a la posada por ahora”. (Emil)

 

“¡E-Espera, ¿Renya?! ¿Qué diablos?”.

 

Renya no respondió.

 

La razón es que no era necesario que la persona enmascarada entienda lo que ocurrirá a partir de ahora.

 

Emil tiene la apariencia de una pequeña chica, pero su verdadera naturaleza es la de un demonio.

 

Debido a eso, su fuerza física está más allá de su apariencia, o más bien, rompe poderosamente el límite de lo que se puede imaginar a partir de su apariencia.

 

Emil, quien regresó a la posada mientras cargaba fácilmente a la persona enmascarada, arroja descuidadamente a la persona enmascarada encima de la cama y rápidamente envuelve su cuerpo con la manta, la cual estaba debajo de la persona enmascarada, dejando solo la cabeza afuera.

 

Con ese desempeño demasiado hábil, la persona enmascarada terminó por quedar atrapada sin siquiera el tiempo para poner resistencia.

 

Además, con la cuerda que ella sacó, la persona enmascarada terminó atada desde la parte superior de la manta de la misma manera que un chef que evita que la carne se deshaga durante la cocción.

 

“¡¿Eh?! ¡¿Eeh?! ¡¿Qué diablos va a pasar a partir de ahora?!”.

 

No hubo voz respondiendo a la pregunta.

 

Con el lugar siendo lo que era, no hay preocupación de que la voz se filtre hacia el exterior. Incluso si somos criticados o vistos por alguien, simplemente lo vincularán a un juego especial, es lo que Renya intentó insistir.

 

Sin embargo, en ese caso, la timidez de Renya tomaría el daño sustancial.

 

“Renya-kun, ¿está bien así?”. (Emil)

 

Debido a la pregunta de Emil, Renya verifica ligeramente el estado de la cuerda que ata a la persona enmascarada.

 

La persona enmascarada está atada con fuerza para que no pueda deslizarse, pero no parece que los nudos estén atados de una manera que estrangulara su cuerpo, juzga Renya

 

“Está bien. Por favor, hazlo para que no sea doloroso”. (Renya)

 

Mientras advierte a Emil por precaución, Renya llama a la empleada de la posada y le pide la factura.

 

“Perdón. Un trabajo repentino ha surgido. Todavía queda dinero, ¿verdad? No necesito el cambio, por favor, guarde todo. Y también recibimos favores de ustedes. Por favor, tomen esto como un pequeño gracias”. (Renya)

 

Dijo Renya mientras deslizaba una moneda de oro en manos de la empleada con una impresión clara.

 

Es demasiado dinero como propina, piensa Renya, pero además de la salida repentina, era el dinero lo que implicaba el secreto, ya que él mismo no quería estar conectado a la desastrosa escena detrás de él.

 

Detrás de él, Emil asume una mirada triunfante como si dijera: “Atrapada”, pisando con un pie el cuerpo de la persona enmascarada que se transformó en un rollo envuelto.

 

Esa es la desastrosa escena con la que Renya no quiere tener ninguna conexión y, aparentemente, percibe que se convertirá en un problema si ella toca ese asunto, la empleada ni siquiera le echa un vistazo.

 

“Hay varias circunstancias especiales, ¿okay? Nos ahorrará algunos problemas si pudieran manejar estos asuntos como un secreto”. (Renya)

 

“… No hay gente decente que venga a un lugar así…”.

 

“Ya veo. Sin embargo, bueno, sería genial si pudiera tenerlo en cuenta. Pues bien, estamos en deuda con ustedes”. (Renya)

 

Una vez que le pide a ella que le dé sus mejores deseos al propietario de la posada, Renya deja la posada atrás.

 

Fácilmente aferrando a la persona enmascarada empaquetada, Emil lo siguió.

 

“¿Cruzaremos la ciudad así?”. (Emil)

 

“Eso es imposible, ¿verdad? Está bien aquí, ya que son los barrios marginales, pero nos destacaremos demasiado en la ciudad normal. Saldremos una vez al exterior cruzando el muro Norte”. (Renya)

 

“¡Q-Que alguien explique un poco!”.

 

Ni Renya ni Emil prestan atención a la voz de la persona enmascarada.

 

Aparentemente estaba empacada con mucha habilidad. Emil bloquea la boca de la persona enmascarada, quien ni siquiera es capaz de retorcerse, con una mano.

 

Incluso si se les llama barrios marginales, no es una buena idea hacer un escándalo sin saber qué ojos están mirando desde dónde.

 

Los dos, que corrían a través de los barrios marginales en tal estado, saltaron fácilmente sobre el muro en la parte exterior de la ciudad, justo como en el momento en que entraron, y se dirigieron hacia la nave mágica a lo largo del muro.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email