Por favor, lee: El subjetivo en la primera parte de este capítulo es intencional y se ha mantenido tal como está en la raw. Lee el capítulo completo para entender el contexto.

 


 

Lo que es llamado la sala de audiencias en el castillo real tiene, por alguna razón, bastante longitud.

 

Lo más probable es que haya tomado tal forma para hacer que la distancia del rey sea lo más grande posible, pero no parece tener mucho significado, pensaba.

 

Después de descender de la nave mágica, fueron guiadas al castillo real por los soldados. Esperaron a que terminara el trabajo de descargar el equipaje de la nave mágica, y luego hicieron que las maids sacaran el conjunto completo de vestido desde dentro, que había sido traído para la audiencia. Se cambió el vestido en una habitación preparada por el lado del Reino Sagrado para uso personal de Shion.

 

Los soldados hombres estaban naturalmente en espera fuera de la habitación. Solo Rona, quien es la única guardia mujer, se quedó justo al lado mientras se cambiaba de ropa.

 

“Shion… ¿no tienes alguna intención de escapar después de esto?”. (Rona)

 

No solo el cambio de ropa, sino todos los demás preparativos, como la colocación de accesorios, se dejaron en manos de una maid. Mira a Rona con una expresión de sorpresa debido a lo que ella dijo.

 

Notando las miradas hacia ella, Rona, quien estaba vigorosamente mordiendo sus labios, discute con vehemencia para presionar a Shion por una respuesta sin preocuparse de que las voces a su alrededor comiencen a moverse.

 

“No hay razón para que seas sacrificada, Shion, ¿verdad? ¡A quién le importa que él sea un héroe, ese tipo de comportamiento es inexcusable!”. (Rona)

 

“Rona… tu voz es muy alta. Este es un tema que causará varios problemas si es escuchado”.

 

Mientras responde mientras sonríe con amargura, Rona se sumerge en silencio con una expresión llena de descontento.

 

Es Probablemente algo que ella no puede soportar, supongo, sonríe irónicamente.

 

Medita: Me pregunto qué rostro haría Rona si supiera lo que va a suceder de ahora en adelante. También se siente un poco mal por Rona, quien parece preocuparse por eso desde el fondo de su corazón, pero visto que no se sabe de dónde podría filtrarse potencialmente la información, es apropiado mantener el número de personas, que sepan sobre ello, lo más bajo posible. Celebrar una reunión preparatoria detallada también es imposible.

 

“Rona, no te preocupes. Estaré bien”.

 

“Pero Shion…”. (Rona)

 

“Realmente no hay problema. No es necesario que te preocupes por nada. Estará bien para ti considerar únicamente el tema de cómo volverás a Kukrika, Rona”.

 

“¿Huh? Es decir, por supuesto con la nave mágica…”. (Rona)

 

“Eso es cierto, supongo… Ah, en ese caso, déjame proceder por mi cuenta a partir de este momento. Rona, por favor, prepara tu regreso en la nave mágica”.

 

“¿Shion?”. (Rona)

 

“No hay ningún problema en absoluto. ¿No voy a ir a la audiencia y complacer al héroe de ahora en adelante de todos modos? Hacer eso por mi cuenta será suficiente, ¿verdad? ¿Okay, Rona?”.

 

Mientras se acerca ligeramente a Rona con su expresión preocupada, afloja uno de los corchos de cierta preparación, que le fue entregada por Frau, dentro de su cuerpo y la mezcla en su aliento.

 

La preparación, que no tiene olor, no posee nada más que un efecto muy débil, pero pensó que sería suficiente para Rona, quien parece estar algo agotada de ser conducida mentalmente a un rincón.

 

Por precaución, cuando se acercó, colocó sus manos sobre los hombros de Rona, además de afirmarlos, mientras la encara directamente.

 

“No hay problema, no hay nada de qué preocuparse, ¿entiendes?”.

 

“… No hay problema… no hay nada de qué preocuparse. Sí, lo entiendo, Shion …”. (Rona)

 

Al sentir que la resistencia de su voz se debilita, percibe que la preparación está mostrando su efecto sin lugar a dudas.

 

Después de todo, es una situación en la que termina sintiéndose muy apenada en lugar de solo un poco, pero como no volverá a reunirse con Rona después de esto, confía todas las explicaciones y disculpas a Renya y su maestra*.

(NT: no maestra de Renya, sino de quien está hablando).

 

“En cualquier caso, por eso, por favor, regresa a la nave junto con las maids y los guardias. No eres necesaria para lo que viene después”.

 

“Sí… entendido, Shion”. (Rona)

 

“Eres una buena niña. Ustedes también, tan pronto como terminen su trabajo, está bien regresar a la nave junto con Rona. ¿Pueden apresurarse? Es posible que sea demasiado tarde después de que suceda algo”.

 

Una vez que lo dice con un tono que insinúa algo, ellas muestran su lealtad inclinando silenciosamente sus cabezas sin que nadie exprese una protesta, ya que parece que el efecto de su aliento también ha llegado a las maids y soldados en espera.

 

Viendo eso, sonrió mientras se veía satisfecha.

 

“Shion-sama, ¿sus preparativos van bien?”.

 

Cuando un soldado del Reino Sagrado vino a llamar a Shion, solo Shion quedó dentro de la habitación.

 

Con su cabello fluyendo suavemente por su espalda, ésta lleva un vestido negro tipo sirena.

 

Sus adornos para el cabello están hechos de plata y hay un collar de plata similar que descansa sobre su pecho.

 

En sus dos muñecas hay pulseras que también son de plata. Su apariencia, mientras estaba sola dentro de la habitación, era ciertamente hermosa, pero en lugar de una princesa, ella daba indicios de ser una bruja de algún lugar.

 

“Aah, ¿es hora? Te dejaré la guía entonces”.

 

Dijo cuando notó la llegada del soldado. Mientras que el soldado, que terminó sin palabras debido a que aparentemente estaba intimidado, hizo una reverencia en pánico.

 

¿Es esta apariencia tan rara?  Se ríe de ese pensamiento agradablemente con un tono agudo.

 

“Shion-sama… esas, ropas son…”.

 

“¿Estas? Me pregunto si me quedan bien”. (Shion)

 

Pregunta con una voz que contiene una sonrisa mientras agarra el dobladillo del vestido.

 

“Negro, es decir… en tal lugar de celebración…”.

 

“Aunque no creo que sea algo que se verá como descortés. ¿Quieres que me cambie la ropa?”. (Shion)

 

Dicho esto, el soldado reflexiona.

 

Una mujer que se viste a sí misma llevará, en cualquier caso, tiempo.

 

Llamar a alguien para que vuelva una vez más, quitarse el vestido y cambiarse por uno diferente, arreglar los accesorios y el peinado; simplemente cuánto tiempo tomaría no era algo que él supiera.

 

Como resultado de eso, los nobles y la familia real, que están esperando en la sala de audiencias, tendrán que seguir esperando ese tiempo.

 

Incluso si la apariencia de Shion se considera grosera, por el bien del argumento, eso no es responsabilidad de un soldado.

 

Una vez que pensó tan lejos, el soldado se preguntó si no sería menos problemático llevarla como está, en lugar de perder más tiempo de aquí a partir de ahora.

 

“No, con mucho gusto le guiaré”.

 

“Sí, por favor, cuida de mí”. (Shion)

 

Aceptando con un solo asentimiento, sigue al soldado al frente.

 

El soldado sentía sospecha acerca de no haber maids y guardias alrededor de Shion, que está caminando detrás de él, pero como no tendrían otra opción más que esperar afuera si iban a la sala de audiencias, deja de preocuparse por eso. Es lo mismo si están allí o no.

 

Por lo general, el soldado probablemente lo habría pensado más a fondo y comprobaría los alrededores después de interrogar a Shion sobre el tema, pero el dulce aroma que emanaba de algún lugar robó la capacidad del soldado para pensar.

 

En su cabeza, el olor se comporta de manera similar a estar intoxicado por el alcohol, el soldado lo considera simplemente como el aroma o perfume de Shion.

 

Pero en realidad, ese olor salió de la brecha entre los labios ligeramente abiertos de Shion

 

Era una de las drogas especiales de Frau.

 

“Pronto el momento llegará, ¿supongo?”.

 

Mientras tanto, dentro de la nave mágica perteneciente al Principado de Trident.

 

Renya y Emil, quienes secretamente se habían colado, hablaban en voz baja mientras se agachaban a la sombra, bastante ancha, del interior de la nave.

 

“No parece que esté a bordo, pero si hubiéramos sido demasiado rápidos, ese otro lado se habría expuesto, supongo”. (Renya)

 

“Deberíamos haber agregado una función de comunicación, un error, eso es un error”. (Emil)

 

La persona enmascarada completamente empacada en el hombro de Emil, quien está riendo mientras se rasca la cabeza con una mano, ha sido transportada en un estado flácido.

 

Podríamos haberles agobiado demasiado, evalúa Renya.

 

Con el fin de infiltrarse en la nave de forma rápida y silenciosa para que nadie los viera, Renya y Emil se movieron sin restricciones o tomando en consideración las particularidades de la situación.

 

Si se veían desde el punto de vista de Renya y Emil, no eran movimientos excesivos, pero desde el punto de vista de la persona enmascarada, que era sacudida hacia arriba y hacia abajo mientras Emil la cargaba con los hombros, era insoportable.

 

¿Perdió el conocimiento después de haber sido girada tan rápido? Ya ni siquiera podía levantar su voz*.

(NT: En capítulos pasados no se revelaba el “género” de la persona enmascarada, ya que ponían “They/Ellos” para referirse a la misma, pero ahora la llaman con “she/ella”).

 

“Deberíamos haber decidido una señal, ¿no crees?”. (Renya)

 

“Incluso si lo hubiéramos hecho, ¿qué esperas que haga mientras estés dentro de la sala de audiencias? ¿No suele eso ser irrazonable?”. (Emil)

 

“No soy adecuado para tales planes…”. (Renya)

 

“Sólo hay cabezas de músculo en nuestro grupo, en un grado asombroso, ¿no es así?”. (Emil)

 

Renya dirige una expresión hosca y enojada a Emil, quien ríe con un sonido cacareo, pero no se da cuenta, ya que ambos tienen sus rostros cubiertos por una tela.

 

“Tú, ¿no eres tú la que está a cargo del pensamiento?” (Renya)

 

“Soy una investigadora, no una planificadora o una estratega”. (Emil)

 

“Bah, te llamas a ti misma una investigadora solo cuando es conveniente…”. (Renya)

 

“Ah, hey, solo un momento, Renya-kun. Mira por aquí”. (Emil)

 

Echando un vistazo por la ventana de la nave, Emil llama a Renya.

 

Renya, quien miró hacia afuera donde Emil estaba señalando, mientras pensaba que iba a decir algo sin valor otra vez, vio a un grupo que tenía a una mujer de cabello rubio con ropas de sacerdotisa a la cabeza caminando con un paso un tanto asombroso desde la dirección de la ciudad.

 

“Esa es… Rona, ¿no?”. (Renya)

 

“No hay duda con esos masivos pechos”. (Emil)

 

“Aunque sus pechos no importan aquí en absoluto… en ese caso, me pregunto, ¿son esos tipos los que se fueron al castillo real con eso?”. (Renya)

 

“Eso es probablemente correcto. Eso significa que usó la droga”. (Emil)

 

Emil dice al recordar que también había un medicamento que tenía algo como un efecto inductor de hipnosis entre los medicamentos que habían preparado.

 

El “eso” mencionado por ambos era un homúnculo que Emil había producido del cabello de Shion.

 

Dentro de su cuerpo había varias drogas, que fueron creadas por Frau, almacenadas. Dependiendo de la situación, podría usarlos mezclándolos con su respiración. Es la muñeca de veneno especial de Emil.

 

Era algo que Renya hizo que Emil hiciera para asegurarse de que Shion definitivamente no fuera al héroe, no importa cómo caigan los dados, pero no le han dicho a Shion que está siendo usada como molde.

 

Si le hubieran dicho, Shion se habría preocupado y habría ocasionado dificultades al decir que odia algo como una muñeca que se parece completamente a sí misma escupiendo veneno.

 

Renya solo le ha dicho a Shion que un sustituto de muñeca va al castillo real.

 

El muñeco venenoso tiene la orden de lanzar un veneno extremadamente poderoso, que se ha almacenado en su interior, al héroe cuando llegue a un rango de menos de un metro de la muñeca y luego se convierta en un monstruo.

 

Renya estaba un poco insatisfecho de que no podría ver el momento en que el héroe se envenenara, pero eso era algo que Renya le gustaría, y solo Renya pensaría.

 

“Pues bien, ¿deberíamos comenzar, Renya-kun?”. (Emil)

 

“Está bien, ¿vamos a hacerlo llamativo, supongo?”. (Renya)

 

Después de fijar la postura de transporte de la persona enmascarada, o en otras palabras, Shion, a quien Emil estaba a cargo de los hombros, Emil destruye una puerta cercana adecuada con una patada.

 

La puerta, que fue pateada con todas sus fuerzas demoníacas, pertenecía, afortunadamente para Renya, a una habitación vacía. Además de estar dividida en dos mitades, voló hasta la pared en el lado opuesto y provocó un enorme sonido aplastante que resonó dentro de la nave.

 

Además, ya que eso aparentemente activó algún tipo de alarma, un fuerte sonido de advertencia comienza a hacer eco en todo el interior de la nave.

 

“Ah, maldita sea. Esa no es la salida~”. (Emil)

 

Renya reprime sus cejas debido a la declaración terriblemente indiferente de Emil.

 

Aunque consideraba inútil esperar que la calidad actuara de un demonio, él temía que obstaculizara el progreso de su estrategia demasiado sencilla si fueran demasiado violentos.

 

“¡¿Qué es?! ¡¿Qué sucedió?!”.

 

“¡Es desde arriba! ¡Parece que algo fue destruido!”.

 

Las voces de los soldados, gritándose el uno al otro, pueden escucharse desde algún lugar.

 

Aunque podría tener un tamaño considerable, estar a bordo de la nave hace que uno se sienta confinado, pese a todo.

 

Incluso las voces de los soldados terminan haciendo eco dentro de este espacio confinado, lo que hace que sea bastante difícil comprender qué tan lejos están.

 

“¿Creo que tenemos que huir pronto?”. (Emil)

 

“No, tenemos que ser descubiertos por alguien… de lo contrario, no podemos dejar eso atrás”. (Renya)

 

Renya apunta al objeto encima del hombro de Emil.

 

“¿Así que la dejaremos atrás después de todo?”. (Emil)

 

“Bueno, por supuesto. Hasta el momento, hay una razón por la que ella viniera aquí en esta nave”. (Renya)

 

“Tengo miedo de lo que me digan una vez que regresemos a la ciudad”. (Emil)

 

En el momento en que Renya le devolvió una sonrisa amarga a Emil, quien sonríe con un “tee-hee”, los soldados, a quienes esperaban, finalmente llegaron donde estaban Renya y las otros dos.

 

Como se esperaba, no hay forma de balancear espadas dentro de esta nave estrecha, ¿huh?  Las armas que ellos tienen son lanzas cortas. Mientras que la armadura usada por los soldados variaba entre dos diseños.

 

Me atrevo a decir que un lado de ellos son soldados del Principado de Trident, mientras que los otros son probablemente soldados del Reino Sagrado, juzga Renya.

 

“¡Bastardos! ¡¿Qué están haciendo en ese lugar?! ¡¿Qué diablos es esa cosa en tu hombro?!”.

 

“¡Responde! ¡Cabrones sospechosos! ¡Quítense esa tela y muestren sus rostros!”.

 

“¡Reaccionaron más rápido de lo esperado! ¡Oi, deja eso atrás aquí!”. (Renya)

 

Renya, mientras finge una postura como si fuera a liberar magia al enfrentar una palma hacia los soldados, que están alzando sus voces exigiendo su identidad mientras lanzan sus lanzas, ordena a Emil.

 

“Sin embargo, el secuestro de esta chica es de esta vez~”. (Emil)

 

Incluso a esta hora del juego, Emil todavía habla en tono monótono.

 

Mientras planeaba regañarla más tarde, Renya gritó,

 

“… ¡Lo que sea, déjala atrás, gran tonta!”. (Renya)

 

Renya le grita a Emil, con la última parte bastante seria. Finalmente, Emil baja gentilmente lo que estaba sobre su hombro en el suelo.

 

“¡Escapa!”. (Renya)

 

“¿A dónde~?”. (Emil)

 

“Arriba. ¡Apresúrate, idiota!”. (Renya)

 

“¡Malditos ladrones! ¡¿Creen que les dejaremos escapar?!”.

 

Renya lanza cuchillas de viento, activadas en la producción de maná más baja, a los soldados que se acercan mientras empujan sus lanzas.

 

Por supuesto, dado que sufrirán lesiones si son golpeadas, las cuchillas de viento golpean una pared vacía debido a que el objetivo no fue fijo completamente, se repelen y desaparecen.

 

Sin embargo, debido al sonido de las cuchillas de viento que arrancan las paredes del pasaje y el hecho de que la magia fue disparada, los soldados tropiezan.

 

Con eso como una oportunidad, Renya y Emil comenzaron su escape apuntando hacia el piso superior de la nave.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email