“¿Puedo pedirle que confirme y explique las circunstancias? Por supuesto que usted no tiene derecho a veto”.

 

La chica, que está sentada al otro lado de la mesa, abordó el tema tan pronto como abrió su boca.

 

Mientras prueba el té negro que había sido servido por Frau, Renya observa a la chica, que sigue mirando hacia él mientras está sentada profundamente en el sofá.

 

Su cabello es del color de las plumas de cuervo mojadas. Cae directamente sobre su espalda sin estar trenzado. Su mechón está dispuesto en línea recta sobre sus cejas.

 

Debajo de las algo grandes cejas, que parecen tener una fuerte voluntad, hay ojos con una tendencia a caer que le dan una impresión fresca.

 

Sus rasgos finos y bien ordenados aumentan la atmósfera afilada que envuelve su cuerpo.

 

A pesar de que su atuendo parece estar bien personalizado y cuesta bastante dinero, según Frau, es algo así como un jouge* de hombre con un tranquilo color estructurado.

(ETN: Un tipo de uniforme en la ropa japonesa. Normalmente es una túnica ceremonial sin mangas samurai hecha de la misma tela).

 

Renya se preguntó si ella era un hombre cuando la vio por primera vez, pero él definitivamente entendió que era una mujer después de ver el bulto aunque moderado, en el área del pecho.

 

Es genial que lo haya notado antes de preguntar, cree profundamente Renya.

 

Una vez que envía una mirada fugaz al lado de la chica, puede ver que, por alguna razón, Shion y Rona están sentadas en el suelo en seiza.

 

 

Aunque no es como si hubieran hecho nada malo, evaluó Renya, pero la chica las obligó a ambas a hacer seiza y les ordenó que se quedaran así, mientras que, por alguna razón, ninguna de las dos la desafió.

 

Por cierto, seiza y dogeza parece haberse extendido entre la raza humana debido a un Perdido que se quedó varado en este mundo en el pasado. Hoy en día es algo que todos saben, susurró Croire al oído de Renya.

 

No parece haber sido aceptado por los Elfos, aunque parecen estar conscientes de ellos.

 

Mientras Croire, quien está sentada ligeramente a la izquierda de Renya, sostiene una taza de té que contiene té negro con ambas manos, tratando de enfriarlo soplando, Emil, quien está a su derecha, está reclinándose en el sofá con una amplia sonrisa mientras mira el estado actual de las cosas.

 

Frau no dice nada mientras espera detrás de Renya como si fuera su lugar habitual.

 

La habitación está llena de mujeres, piensa Renya, mientras se siente inquieto.

 

Reflexivamente, Renya siente la necesidad de convocar a Az a su lado para tener un oasis para su corazón, pero como no tiene ninguna relación con el incidente de esta vez, no hay forma de que Renya lo arrastre al tema llamándolo.

 

Supongo que no es bueno si no digo algo, Renya abrió su boca:

 

“No sé nada de lo que estás hablando”. (Renya)

 

“Esa no es la respuesta que estoy buscando”.

 

Siendo refutado inmediatamente de una manera tan decisiva, Renya revela una incómoda expresión.

 

Parece que ella ni siquiera nos permitirá hacernos los tontos.

 

“No tiene sentido que yo visite sin propósito. Por favor, tenga en cuenta el significado de la presencia de Mayria Femme Fatale en este lugar”. (Mayria)

 

“Incluso si me dices eso…”. (Renya)

 

Mientras muestra una expresión preocupada en su rostro, Renya desvía su mirada hacia Shion.

 

Shion, quien soporta frenéticamente el dolor que le asalta los pies debido a la postura poco familiarizada de seiza, se da cuenta de que la mirada de Renya se centra en ella y secretamente sacude su cabeza.

 

“He escuchado la historia de mi hermana mayor en anticipación”. (Mayria)

 

La chica lo dice en un tono plano, al parecer habiendo notado el objetivo de la atención de Renya.

 

Aunque no sabe qué escupió Shion, Renya piensa: Con esto, la opción de decir algo irreflexivo se ha desvanecido, con un sentimiento depresivo.

 

Renya entiende que la chica que está frente a él, quien se presentó a sí misma con el nombre de Mayria Femme Fatale, es una persona relacionada con Shion. O más bien, ella era la muy capaz hermana menor que Shion había mencionado antes.

 

Después de haber causado un alboroto en la Ciudad Sagrada, Renya y Emil regresaron a la ciudad de Kukrika, rugiendo estrepitosamente en el auto que habían creado para el viaje. Mientras, ligeramente tras ellos, Shion y Rona también lograron regresar en la nave mágica.

 

Como le había pedido a Frau que se asegurara de que no se filtrara a los alrededores que Renya y los demás habían abandonado la ciudad de Kukrika, Renya y Emil se quedaron atorados al entrar secretamente en la ciudad. Pero, si uno posee las habilidades de esos dos, no representa un gran desafío.

 

Dado que Shion y Rona abandonaron la ciudad con gran atención pública, también fueron recibidas con entusiasmo cuando regresaron, pero cuando entraron en la ciudad, fueron rodeadas por soldados y se las llevaron.

 

Es probable que no resulte en algo tan peligroso, ya que están dentro de su propio país de origen, Renya estimó la gravedad, pero parece que esta imouto-dono fue la culpable que llevó cautivas a Shion y Rona.

 

“No sé lo que has escuchado de esas dos, pero no sé nada”. (Renya)

 

“¿Así que pretende fingir ignorancia hasta el amargo final?”. (Mayria)

 

La fugaz mirada que envió hacia Renya fue terriblemente severa.

 

Yendo por la constitución de su cuerpo y el hecho de que es la hermana menor de Shion, uno puede considerar que tiene alrededor de 15 años, pero sus ojos no se parecen a los de una chica de su edad, y la percepción que uno puede ver dentro de ellos tampoco es algo que uno pueda adquirir a su edad.

 

Renya, de alguna manera, comprende que ella aparentemente se ha centrado en él y lo considera una molestia.

 

Como eso es problemático, él pensó si debía mandarla de regreso después de drogarla, pero Frau no estaba de acuerdo con esto.

 

“Ella es una apropiada visitante ~nano. Como maid que cuida esta casa, no puedo hacer algo tan grosero como eso ~no”. (Frau)

 

Frau reconoció a Mayria, quien contactó con ellos de antemano, pasó por la puerta principal e incluso preparó regalos, como una invitada extremadamente inusual. Ella insistió en que no podía aprobar herirla o drogarla sin dudarlo, incluso si, por ejemplo, la discusión por la que había venido era algo no deseado por Renya.

 

Como era un argumento extremadamente sólido, Renya no tenía nada con lo que pudiera responder.

 

Renya, quien creía que era apropiado que la hermana menor de Shion apareciera al momento del contacto previo, terminó aprobando su visita sin pensarlo demasiado, ya que estaba seguro de que ella había venido para reunirse con su hermana mayor, quien acababa de regresar a casa a salvo.

 

Incluso si él piensa esto a estas alturas juego: Hubiera sido genial si me hubiera negado a su solicitud, ya es demasiado tarde.

 

“Incluso si me dicen eso, no puedo decirte lo que no sé”. (Renya)

 

“Usted es un caballero terco. Esperaba esto, pero… entonces permítame hablarle como me plazca”. (Mayria)

 

Ella saca un pequeño bloc de notas del bolsillo de su chaqueta, abre una página y comienza a hablar mientras mira a Renya.

 

“En primer lugar, la mente maestra del incidente de esta vez está bajo sospecha de haber atravesado la frontera nacional”. (Mayria)

 

“Un villano, supongo”. (Renya)

 

Mayria no aparta los ojos de Renya, quien responde brevemente.

 

¿No tiene sentido para ella abrir su bloc de notas si sigue mirando por acá?, Renya termina preguntándose, pero sin darse cuenta de los pensamientos de Renya, Mayria continúa hacia adelante.

 

“También se ha agregado que se han penetrado en la Ciudad Sagrada”. (Mayria)

 

“Lo hicieron bastante bien, no haber sido notados por los guardias o alguien similar”. (Renya)

 

“Parece que se debe a que los soldados de la puerta retrocedieron para protegerse… Sin embargo, es intrascendente, ya que se trata de un país extranjero”. (Mayria)

 

Mientras menosprecia fácilmente la conducta de los soldados, quienes probablemente no conocen el rostro de Renya, con una “inconsecuencia”, Mayria continúa hablando.

 

“Están bajo la sospecha de haber envenenado al héroe Yuuki Yatsufusa, los diez y tantos nobles y la familia real del Reino Sagrado”. (Mayria)

 

“Eso es un drama. ¿Fue una masacre?”. (Renya)

 

No hay perturbación en el tono inquisitivo de Renya.

 

Aunque fue solo un poco, la severidad de la mirada de Mayria se intensificó.

 

Parecía que ella quería decir: “A pesar de estar ya consciente del hecho”, pero Renya persiste en fingir ignorancia.

 

“No, parece que no fue letal, pero… parece que desde entonces, los caballeros infectados han perdido la capacidad de acercarse a las mujeres”. (Mayria)

 

“Eso es un veneno extraño. Aunque, si es así, será un desastre para la Familia Real, ya que no podrán dejar a un heredero, ¿verdad?”. (Renya)

 

Renya habla como si fuera un problema completamente de alguien más.

 

“Para la familia real es un deber crear un heredero, por lo tanto, probablemente se verán obligados a hacer uno, incluso si tienen que estar atados a la cama. Sin embargo, incluso si no llegan tan lejos, lo más probable es que los respaldos hayan sido preparados aquí y allá”. (Mayria)

 

Las palabras de la respuesta de Mayria también tienen un tono que considera el problema como el de alguien más.

 

Habiendo dicho eso, Renya recuerda el rostro del emperador del país Élfico.

 

Incluso si esa persona tiene demasiado sexo, si es la realeza de un país humano, no es extraño que se haga de la misma manera en cualquier lugar, pero en una escala menor.

 

Si se detienen, es muy posible que el país perezca.

 

Era natural preparar muchas piezas de repuestos al mismo tiempo que tomaban precauciones para evitar que sus prioridades se atrasaran y exageraran, lo que podría hacer que el país se dividiera.

 

“Según el sacerdocio de nuestro país, hay indicios de que se usó un veneno para engañar a las mentes de los soldados escoltas, así como a las maids y Rona Chevalier, quienes fueron asignados como la escolta de mi hermana mayor”. (Mayria)

 

Renya dirigió una mirada fugaz a Rona, quien está sentada en Seiza.

 

Rona inmediatamente sacude su cabeza suavemente.

 

Parece que ella quiere decirle que no le dé importancia, sin embargo, varias partes rebotan al mismo tiempo, y Renya, quien no quería que otras personas se dieran cuenta de que estaba un poco nervioso, rápidamente regresa su mirada hacia Mayria.

 

“Además, la destrucción del castillo real, la intrusión en la nave mágica que pertenece a nuestro país, cometiendo todo tipo de maldad y mala conducta hacia Shion Femme Fatale…”. (Mayria)

 

“¡¿Mala conducta?!”. (Shion)

 

Shion levantó su voz en sorpresa.

 

Shion protestó contra Mayria, quien reaccionó a esas palabras y miró en su dirección.

 

“¿Qué es eso de mala conducta? ¡No había tal conducta!”. (Shion)

 

“Debería corregirme. Además de estar envuelta en una lona de bambú, Shion-ane-sama fue secuestrada”. (Mayria)

 

“Guuh…”. (Shion)

 

Rindiéndose a la fría mirada de Mayria, Shion se sumerge en el silencio.

 

“De todos modos, si enumeramos solo los cargos principales, es una serie de crímenes atroces, como violar la frontera nacional, penetrar instalaciones públicas y una ciudad, uso de veneno, destrucción de propiedad, asalto y secuestro. Es hasta el punto de ser extraño que el asesinato no esté incluido en eso”. (Mayria)

 

“¿Cuál era el objetivo del criminal?”. (Renya)

 

“El lado del Reino Sagrado parece estar casi seguro de que toda la situación fue probablemente orquestada por los demonios o alguien en complot con ellos”. (Mayria)

 

Después de cerrar su bloc de notas con un golpe y devolverlo al bolsillo de su chaqueta, Mayria apoyó su cuerpo sobre la mesa que está entre ella y Renya.

 

“Sin embargo, tengo una pista sobre una persona que puede lograr tanto y aún tener un motivo para hacerlo, ¿sabe?”. (Mayria)

 

“Eso es un gran logro. Supongo que la capacidad de recopilación de inteligencia del Principado de Trident es extremadamente alta”. (Renya)

 

“Aunque él está justo delante de mis ojos”. (Mayria)

 

“No tengo ningún recuerdo de haber hecho algo así. Niego firmemente cualquier sospecha implícita”. (Renya)

 

Renya sin duda devuelve la mirada a la mirante Mayria.

 

La ofensiva y defensa entre sus miradas continuaron por un tiempo, sin embargo, en poco tiempo el lado de Mayria cedió y desvió su mirada.

 

“¿Es eso así? Parece que cometí un error. Por favor, disculpe mi descortesía. Tiene mis disculpas”. (Mayria)

 

Además de retirarse fácilmente, Mayria devuelve su cuerpo inclinado hacia el sofá e inclina su cabeza.

 

Como parecía que había sido demasiado simple, todos, excepto Mayria, tenían una expresión sorpresiva.

 

Al parecer al notar sus miradas, Mayria se encogió de hombros y comenzó a hablar con indiferencia.

 

“La verdad es que no importa. El criminal es alguien, ¡qué sorpresa! La violación de la frontera nacional no es algo tan inusual. Incluso la intrusión en la nave mágica; no es como si se tratara como un secreto”. (Mayria)

 

No hay manera de que todos los países controlen sus fronteras nacionales que cubren un área enorme.

 

Por supuesto, si uno pasa a través de un lugar que no sea el punto de control, está acompañado por un peligro acorde, pero como no hay nada más que una red áspera extendida, hay varios caminos, dice Mayria.

 

Es un acto que se convertirá en un crimen si se descubre. Pero si no se descubre, tampoco es un crimen. Si ellos no tienen, al menos, tanta libertad de maniobra en su pensamiento, no tendrán suficiente mano de obra, no importa cuántos se reúnan, y tendrán que rendirse eventualmente a las circunstancias.

 

Incluso la invasión de la nave mágica; es un crimen ser capturado con las manos en la masa, pero no parece ser un delito que justifique que persigan a alguien que escapó.

 

“¿Qué hay del secuestro de Shion?”. (Renya)

 

Renya pregunta mientras se pregunta si eso está realmente bien.

 

Él intentó secuestrar a la princesa de un país, aunque fuera una farsa.

 

Considerándolo normalmente, el honor de la nación les exigiría que busquen al criminal, incluso si es una persecución al fin del mundo. Es posible considerarlo como una redención por el crimen de uno, pero la respuesta de Mayria fue algo que Renya no había esperado.

 

“Esa parte es aún menos importante”. (Mayria)

 

“¡¿May?!”. (Shion)

 

“A ella se le ha dado el título exagerado de primera princesa, pero en realidad es una ciudadana común. Incluso si preparamos a otra persona que se parezca a ella como la princesa, no tendrá ninguna influencia en mi gente”. (Mayria)

 

“Lo sé. Entiendo eso, pero… hacia tu hermana mayor consanguínea, eso es demasiado…”. (Shion)

 

Renya pensó que era un tratamiento bastante despiadado, pero incluso la persona misma entiende el tipo de tratamiento que está recibiendo.

 

Parece que ella entiende, pero que se lo digan directamente a la cara, parece ser algo desgarrador.

 

Al mirar a Shion, quien agacha su cabeza abatida con una expresión sumamente miserable en su rostro, Mayria susurra:

 

“Sin embargo, eso es una broma”. (Mayria)

 

“Extremo… eso es extremo, May…”. (Shion)

 

“Eso no es nada comparado con el shock que recibí cuando me dijeron que me convirtiera en la próxima Archiduquesa después de que tu negaras tu posición como la primera princesa”. (Mayria)

 

“Es maravilloso que ustedes dos estén en buenos términos, pero… ¿qué tipo de negocio tienes con nosotros entonces?”. (Renya)

 

Renya interrumpe después de ver que Shion había recibido un daño mental que no se podía recuperar si se dejaba sola.

 

Mayria tiene una expresión que insinúa que todavía había algo que quería decir, pero después de aclararse la garganta una vez más con una tos, ella nuevamente encara a Renya y se dirige a él con un tono algo respetuoso.

 

“Por favor, asegúrese de mantener la historia que estoy a punto de contarle atada a este lugar”. (Mayria)

 

Debido a la repentina expresión seria de Mayria, Renya aceptó con un gesto de asentimiento después de perder de alguna manera la batalla mental.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email