El lugar llamado infierno existe más o menos dentro de la doctrina de Dios.

 

Dentro de las “Sagradas Escrituras”, el concepto de infierno se explica minuciosamente a través de una espléndida cantidad de capítulos. Estas Escrituras registran lo que debería heredarse de la doctrina de Dios, dada por los ángeles a los humanos, y eran las únicas escrituras reconocidas por la iglesia.

 

De acuerdo con las Escrituras, hay un lugar donde los que cometieron pecados a lo largo de sus vidas serán lanzados después de la muerte por el veredicto de los ángeles. Es un lugar que se dice que se asigna a los muertos para que puedan experimentar varios tipos de torturas con el fin de compensar sus actos ilícitos.

 

Se dice que, a través de largas torturas, la impureza del pecado será absuelta del alma de una persona. Finalmente, una persona es perdonada por sus pecados y podrá volver a unirse al ciclo de la muerte y el renacimiento una vez más.

 

Eso es definitivamente una mentira, pensó Keith.

 

El infierno no es algo que existe después de la muerte. ¿No está justo aquí justo ahora?

 

Su conciencia se siente vaga. Su cuerpo desea aire y agua, mientras que la respiración pesada escapa de su boca.

 

Ya había pasado bastante tiempo desde que sus dos piernas alcanzaron su límite, pero el dejar de moverlas no sería tolerado.

 

Si paro mis pies, eso vendrá aquí.

 

Eso definitivamente no es humano, cree Keith.

 

Estoy seguro de que es algo que imita la forma de un humano.

 

Los demonios*, que se dice que existen en el infierno, son seguramente algo así como “eso”.

(NT: En este caso son los demonios del infierno, no los de la raza demoníaca).

 

Incluso Keith era consciente de que estaba pensando incoherentemente.

 

Sin embargo, si no piensa en algo, su conciencia inmediatamente abandonaría su cuerpo.

 

Por lo general, él habría insistido sin pensar que es el peso de su equipo, que usaba tan a menudo que ni siquiera es consciente de su existencia.

 

Las cuerdas de los hombros de su mochila, que llevaba puesta en la espalda, producen continuamente crujidos y ruidos chillones.

 

Tratando de absorber esos sonidos, de repente escuchó un sonido robusto.

 

Probablemente alguien se derrumbó, asume Keith.

 

Debido a que es un compañero de la misma unidad, los soldados realmente quieren ir a ayudar, pero nadie trata de darle una mano.

 

Si tuvieran tanto margen de maniobra, preferirían avanzar incluso un paso más, ya que tienen que escapar de “eso”.

 

El hombre colapsado extiende su mano, buscando ayuda.

 

Quiero ayudarte, piensa Keith.

 

El que pide ayuda es su propio subordinado.

 

Palabras pidiendo por ayuda es probable que salgan de su boca, pero lo único que se puede escuchar actualmente son los sonidos similares a una voz afónica.

 

Si voy a ayudarlo, es muy probable que yo también colapse.

 

Y aun así, debido a su posición como Líder Soldado, Keith no pudo abandonar a un compañero que había caído.

 

Keith, quien intentó acercarse a los soldados que buscaban ayuda mientras estaba inestable sobre sus pies, se tambalea después de recibir una patada en su trasero por detrás.

 

Normalmente, eso le haría estallar mientras decía “¿Qué diablos estás haciendo?”, pero en lugar de sentir el dolor de la patada que recibió en su trasero, Keith se pone pálido debido al hecho de que recibió una patada.

 

Significa que “eso” vino.

 

“Eso” envía a Keith, que trató de hacer algo innecesario, volando con una patada y camina hacia el soldado derrumbado.

 

No hay nada parecido a simpatía hacia el soldado que cayó debido a la fatiga en “sus” ojos.

 

Esos son los ojos de un cazador que se pregunta cómo debería cocinar el cerdo ante él.

 

El soldado, quien quedó atrapado por esa mirada, simplemente cerró sus ojos en silencio.

 

Probablemente se resignó a su destino, lágrimas brotan de los ojos de Keith.

 

“Eso” agarró la nuca del soldado caído y lo levanta casualmente.

 

Con una mano, levantó el cuerpo del soldado, que se ha forjado bastante, la mochila del soldado, que se había llenado con pesas, y el equipo del soldado al mismo tiempo.

 

Por supuesto, ya que “eso” no es tan alto, no es como si los pies del soldado estuvieran flotando en el aire, pero incluso así, el cuerpo del soldado, a quien no le quedaba poder en las extremidades, debería ser muy pesado.

 

“¿Hey? ¿Te dije que hicieras algo tan difícil?”. (Renya)

 

El que indiferentemente le pregunta al soldado, que sostenía con una mano, es Renya.

 

Su tono no contiene enojo o burla. Era un tono como si simplemente confirmara los hechos de una manera verdaderamente distante.

 

“Solo te dije que corrieras alrededor del patio de armas en plena marcha y con alrededor de 50 kg de pesas metidas en tu mochila, ¿no es así? ¿Es eso difícil? No es como si te hubiera pedido que corrieras varias decenas de vueltas en menos de una hora. ¿No te dije solo que corrieras hasta que te dijera que es suficiente?”. (Renya)

 

¿Pones tanto peso en nuestras mochilas?, los soldados, que escucharon la voz de Renya, pensaron uniformemente.

 

Dado que su equipamiento era el de soldados de infantería, no es como si estuvieran usando una placa de plata completa como los Caballeros.

 

Su equipamiento ha sido creado utilizando principalmente cuero, pero como está reforzado con metal aquí y allá y cubierto con cadena, tiene un peso sustancial.

 

Las espadas largas colocadas en sus cinturas son para uso de entrenamiento, pero el peso de las espadas no es diferente del que se usa en combate real.

 

Incluso con solo eso, debería sumar un peso razonable, pero agregar 50 kg adicionales además de eso no puede considerarse como una orden razonable.

 

“P-… Para haber añadido tanto peso… y decirnos que sigamos corriendo; eso es irrazonable. Instructor-dono…”.

 

Las palabras del soldado fueron exprimidas de alguna manera, ya que estaba jadeando dolorosamente, pero Renya corta esa objeción por completo.

 

“¿No es tan similar a lo que una sola mujer puede llevar? Si es un soldado del ejército del Principado, ellos tienen el deber de rescatar a los ciudadanos, que no pueden moverse durante la batalla, al cargarlos, ¿no es así? Tienen el deber de escapar con un camarada caído, ¿verdad? ¿O tienes ganas de abandonar esos deberes? ¡No te quejes!”. (Renya)

 

“Algo a-…”.

 

“En primer lugar, mira. A esa inútilmente energética Shion”. (Renya)

 

Shion, quien de repente se involucró en la conversación, con una voz que contenía un poco de resentimiento, tuvo su cuerpo temblando por el shock mientras estaba en el medio del patio de armas.

 

Ella estaba blandiendo la espada de entrenamiento mientras llevaba el mismo equipo de infantería que Keith y los demás, y llevaba una mochila sobre sus hombros.

 

“Si consideras que se le ha hecho correr en las mismas condiciones, ustedes debiluchos están detrás de varias malditas vueltas en solo una hora después de haberse separado de Shion. Al principio, de repente, ustedes no pudieron seguir su ritmo corriendo…”. (Renya)

 

Esa era una realidad que incluso Keith no podía creer.

 

Shion, quien apareció en el patio de armas en el mismo equipamiento que los soldados, comenzó a correr en tal estado después de que Renya le ordenara hacerlo. Ella se separó de los soldados a una velocidad abrumadora, aunque ruidosamente debido a sus pesados ​​pies, y al final los rebasó en un abrir y cerrar de ojos. Logró la imprudente acción de adelantarlos varias veces durante solo una hora.

 

 

La otra parte es inequívocamente la estimada hija de Su Majestad la Archiduquesa.

 

Para que ella tenga una resistencia superior a la nuestra, quienes continuaron recibiendo entrenamiento como soldados; ¿me pregunto qué tipo de estafa se supone que es?

 

Su estado físico era el de tambalearse sobre sus pies, mientras también sudaba con el rostro rojo, pero incluso así, Shion siguió corriendo durante una hora. Renya le había ordenado inmediatamente después que hiciera algo más.

 

La mitad de la razón por la que lo hizo fue que consideraba que ella probablemente tenía un exceso de resistencia.

 

La otra mitad era que pensaba que ella probablemente rompería el espíritu de los soldados si la dejaba participar en el mismo menú de entrenamiento que ellos.

 

“¿Hey? ¿Cómo te sientes justo ahora? Mientras dices cosas como recibí el entrenamiento de un soldado, es solo resistencia, pero ¿cómo te sientes ahora que te diste cuenta de que no eres rival para Shion? ¿Cómo te sientes al darte cuenta de que eres inferior a la Princesa que debes proteger? Hey, intenta decirme”. (Renya)

 

El soldado, quien estaba colgando sus manos después de ser atrapado, interrogado y sujetado por su nuca por Renya, no levantó la voz ni una sola vez, soportó pacientemente mientras apretaba sus dientes, produciendo sonidos molientes.

 

Mirando aburrido al estado del soldado, Renya soltó la mano que sostenía la nuca del soldado en breve.

 

Como si a un títere le cortaran las cuerdas, el soldado se sentó débilmente en el suelo. Mirando hacia abajo, Renya acercó su rostro al inclinarse ligeramente y le dijo en voz baja:

 

“Está bien quedarse dormido aquí, ¿sabes? ¿Qué harás? ¿Te rendirás sin algún coraje? ¿Qué diablos eres? ¿Un mocoso? ¿O un soldado? El tipo que te contrató pensando que eres un soldado debe ser bastante idiota, ¿verdad? ¿Este país le está pagando un alto salario a un perdedor sin valor como tú?”. (Renya)

 

“¡Es diferente…! Solo un minuto… ¡estaré bien después de un minuto, por favor!”.

 

El soldado grita mientras agarra fuertemente las manos que puso en el suelo para levantar su cuerpo.

 

“Ciertamente… ¡los perseguiré sin falta!”.

 

“… Ya veo. Así que no te rendirás, ¿verdad?”. (Renya)

 

Una vez que el soldado asiente a la pregunta de Renya, Renya agarra la nuca del soldado una vez más y lo lleva fácilmente sobre su espalda.

 

Sin preocuparse por el soldado sorprendido, Renya comenzó a correr mientras perseguía las espaldas de los soldados que estaban delante de él.

 

“¡¿Instructor-dono?!”.

 

“Descansa allí por un minuto. U observa mi forma de correr mientras descansas. De cualquier manera, ustedes son ruidosos sin razón. Si empiezas a cansarte, inútilmente pierdes tu resistencia arrastrando los pies”. (Renya)

 

Renya comienza a regañarlos mientras se queja de que tienen que considerar la razón por la cual los humanos poseen una cabeza o articulaciones.

 

El soldado en su espalda se dio cuenta de que el cuerpo de Renya apenas tiembla a la izquierda y a la derecha, y tampoco lo hace su jouge*.

(NT: Un tipo de uniforme masculino. Creo que ya lo expliqué anteriormente).

 

Renya, quien corre prácticamente sin crear alguna huella, sobrepasa fácilmente a los soldados en el frente de inmediato y luego se pega a la espalda de los soldados una vez más después de correr alrededor del patio de armas.

 

El soldado en la espalda de Renya, y los soldados que fueron rebasados de inmediato después de haber sido superados, se han quedado sin palabras, ya que están absolutamente estupefactos por la increíble velocidad de Renya. Incluso mientras carga el peso de un hombre adulto y su equipamiento en su espalda.

 

Renya, quien claramente ignoró sus miradas y los sentimientos de asombro que se han dirigido hacia él, alcanza el final de la línea de los soldados corriendo y deja que el soldado, a quien él llevó sobre su espalda, abajo en el suelo.

 

“Descansaste por alrededor de un minuto, ¿verdad? Allí, corre”. (Renya)

 

“¡Sí, instructor-dono!”.

 

No hay forma de que un humano, que se ha agotado hasta el punto de no poder moverse, pueda correr después de haber descansado un minuto.

 

Sin embargo, el soldado responde las palabras de Renya en voz alta y corre detrás de sus compañeros con una mirada frenética mientras aprieta sus dientes.

 

Viéndolo irse, Renya saca las herramientas, para la siguiente actividad de entrenamiento, de su inventario y comienza a amontonarlas en un montón en el centro del patio de armas.

 

Al final, este entrenamiento de maratón continuó durante toda la mañana.

 

Una chica, que tiene una apariencia bastante lasciva consistente de una cola lateral, un sujetador de blusa y pantalones cortos, distribuye el almuerzo a los soldados que no pueden moverse debido al agotamiento total.

 

Renya, quien odiaba los molestos esfuerzos, no le gustaba usar el comedor. Debido a eso, no fue utilizado por uno solo de los soldados, ya que ellos no tenían la energía para caminar allí. Así que tomaron su almuerzo en el patio de armas de ese modo.

 

La comida distribuida es suave, pan blanco, sopa negra en contraste con el pan, y varias frutas secas.

 

Debido a su extrañeza, los soldados al principio dudaron en probar la sopa, pero al ver a Shion simplemente metiéndola en su boca indiferentemente, todos lo intentaron tímidamente.

 

Ellos no tenían alguna expectativa hacia su sabor, debido a su apariencia anormal, pero una vez que la probaron, era una sopa de mariscos que contenía una gran cantidad de productos marinos sin ningún punto para quejarse.

 

La sopa en sí tenía una ligera amargura, pero debido al caldo de mariscos, que es rico hasta el punto de no preocuparse por la amargura, la sopa se recibió en su mayoría favorablemente. A pesar de la chica de blusa llevando una olla tan alta como ella, esta se había vaciado completamente cuando la comida llegó a su fin.

 

Incluso el pan blanco se había preparado en una cantidad que excedía la cantidad de personas, pero también se comió finamente.

 

“Renya… esa es, Emil, ¿verdad?”. (Shion)

 

Shion pregunta señalando a la chica que camina mientras agita su mano y trata a los soldados con amabilidad.

 

“Así es”. (Renya)

 

“No creo que proveas cosas que no puedan comerse, Renya, pero… ¿es seguro, esto?”. (Shion)

 

“No hay problema. No hay veneno en ella”. (Renya)

 

“Ya veo… Aunque me gustaría escuchar los ingredientes por precaución”. (Shion)

 

“Los productos frescos marinos que se adquirieron en el mercado y las hortalizas de jardín de lujo de Frau”. (Renya)

 

“Ah, de alguna manera siento que ya no es buena con eso”. (Shion)

 

“También un caldo de sopa que obtuve de los ingredientes frescos que obtuve de nuestros vecinos”. (Renya)

 

“¿Vecinos…?”. (Shion)

 

Como Renya está hablando de vecinos, es probable que sea la casa donde viven Az y Liaris, cree Shion.

 

Sin embargo, no recordaba haber oído que los dos estuvieran cultivando en casa ingredientes que pueden usarse para el caldo de sopa, ya que ambos también están ocupados con el trabajo.

 

Renya silenciosamente acercó su boca, a la curiosa oreja de Shion, y susurró:

 

“Mira, es tan grande… fue cortado en pedazos más pequeños dos o tres veces después de eso, fue quemado y molido, y mezclado”. (Renya)

 

“S-Si es esa, ca…”. (Shion)

 

Renya silencia a la sorprendida y nerviosa Shion presionando un dedo contra sus labios.

 

Esa conversación también llegó a oídos de los soldados de los alrededores, sin embargo, no mostraron ningún interés por los ingredientes de los que Shion comenzó a hablar hasta la mitad.

 

No tenían mucho margen de maniobra, uno podría decir.

 

También uno podría decir que no tenían ganas de preocuparse por detalles menores siempre que pudieran comer algo delicioso.

 

Se convertirá en un problema si ocurre algo como personas muriendo como resultado de la comida, pero Renya y Shion han comido lo mismo.

 

Por lo tanto, no había ninguna razón para que hubiera un problema.

 

“Instructor-dono, ¿cuál es el programa de entrenamiento a partir de la tarde?”. (Keith)

 

Aparentemente, ellos habían recuperado su resistencia un poco después de comer y descansar hasta cierto punto.

 

Keith preguntó mientras caminaba hacia Renya.

 

Renya responde señalando las cosas que están amontonadas en el centro del patio de armas.

 

“Las usarán”. (Renya)

 

“Esas, ¿huh?”. (Keith)

 

Lo que se ha apilado allí son innumerables azadas.

 

Una herramienta verdaderamente típica utilizada en la agricultura y tal.

 

“Después de haber mezclado varios metales en ellas, son muy pesadas. Debido a que todo, desde los dientes de las azadas hasta el mango, están hechos de metal, no se romperán fácilmente, incluso si los manejan bruscamente”. (Renya)

 

“Jaa… entonces, ¿qué es lo que estás diciendo que hagamos con estas?”. (Keith)

 

“¿No es eso… usualmente cavando hoyos?”. (Renya)

 

Renya parece como si quisiera preguntar por qué está preguntando algo tan obvio.

 

Keith continúa cuestionando mientras rasca su mejilla.

 

“¿Dónde y hasta dónde cavaremos hoyos?”. (Keith)

 

“Por todas partes”. (Renya)

 

“¿Perdón?”. (Keith)

 

Keith reflexivamente hace una pregunta en retorno a la breve respuesta de Renya.

 

Con el sentimiento de un maestro que lleva a cabo una clase con estudiantes que son lentos en comprensión, Renya señaló la totalidad del terreno.

 

“Cavarán a una profundidad de alrededor de su propia altura a lo largo del patio de armas”. (Renya)

 

Siéndole dicho eso, Keith examina el patio de armas.

 

Es natural que sea vasto, ya que es un lugar que pueden ser usado por varias unidades al mismo tiempo y donde se llevan a cabo batallas simuladas entre otras unidades.

 

Además, como los soldados están constantemente pisándolo, el terreno es bastante duro.

 

Y, según lo que dice Renya, las azadas, que se utilizarán para cavar los hoyos, se han hecho especialmente de metal en su totalidad.

 

La conclusión de la que derivó de eso era una realidad de trabajo pesado que los esperaba, sobre la que él no quería pensar.

 

“¿Hablas en serio?”. (Keith)

 

“Siempre estoy serio, ¿verdad? ¿Debo hacerles terminar hasta la hora de la cena? Mientras no terminen, el entrenamiento de hoy no terminará. Sigan con esa mentalidad”. (Renya)

 

Siéndole dicho eso por Renya con una expresión sonriente, Keith no tuvo más remedio que prepararse a sí mismo.

 

“¡Ustedes! ¿Cuánto tiempo planean perder el tiempo? ¡Trabajen rápido si no quieren morir! ¡Quítense la armadura, dejen las pesas y recojan una de las azadas que están apiladas allí!”. (Keith)

 

“Ah, hey, ¿quién te dijo que está bien quitarse la armadura…?”. (Renya)

 

“Renya, me postraré frente a ti si quieres, pero permíteles que se quiten la armadura”. (Shion)

 

Shion decide sujetar a Renya, quien intentó detener a Keith, por detrás.

 

Como se esperaba, incluso Shion aparentemente lo consideró irrazonable el llevar a cabo el entrenamiento actual mientras está completamente equipado.

 

Mientras Shion está reteniendo a Renya, los soldados se quitan rápidamente sus armaduras, recogen las herramientas rápidamente, y comienzan a cavar ferozmente hoyos en el suelo.

 

Dado que el trabajo comenzó sin tiempo para que Renya los detuviera, Renya renunció esta vez a hacer que lo hicieran mientras llevaban puesto su equipo.

 

“Sólo esta vez, ¿okay?”. (Renya)

 

“Renya… ¿qué diablos estás planeando que hagan…?”. (Shion)

 

“¿No se ha decidido que los estoy transformando en soldados en toda regla?”. (Renya)

 

Renya lo dice como si fuera obvio.

 

Mientras piensa Estoy segura que los soldados son monstruos o algo así en el mundo anterior de Renya, Shion también tomó una azada, se mezcló entre los soldados y comenzó a cavar el suelo.

 

“Ustedes, pese a que su Princesa lo está haciendo mientras usa la armadura, solo ustedes lo están tomando con calma al quitarse su equipamiento. Qué buen estado social tienen. ¿Es el estatus social de los soldados sirviendo en el ejército nacional más alto que el de Su Alteza la Princesa en este país?”. (Renya)

 

“Ah…”.

 

¡Ups!, pensó Shion, pero ya era demasiado tarde.

 

Shion comenzó a quitarse la armadura mientras se sonrojaba mientras miraba a los soldados que la acusaban con sus miradas Aunque no le culpamos, ¿por qué hace lo que él dice?

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email