“No es bueno, ¿huh?”. (Rona)

Rona alzó su voz mientras todavía estaba acostada en la cama. De alguna manera, la respiración y el cuerpo de Renya se habían calmado. Además, había transcurrido bastante tiempo.

Casualmente estirando las manos y piernas, mientras mira hacia arriba, esta voz interrogante y ruidosa voz se escapó de dentro de su pecho, donde las dos colinas se destacaban visiblemente.

Porque mirarla fijamente en ese estado movía sentimientos extraños dentro de Renya, él apartó su mirada en pánico.

El cuchillo que había recuperado de la cama lo ponía extremadamente nervioso.

‘Seguramente, enfrente de un monstruo, este cuchillo es algo así como una protección que no me gustaría perder, tampoco en una situación como esta’, pensó Renya acerca su naturaleza.

“Y pensé que había avanzado a una etapa tan agradable”. (Rona)

“Me empujaste peligrosamente cerca de convencerme, tonto”. (Renya)

Cuando Renya escupió esas palabras, Rona se echó a reír.

“¿Qué es tan gracioso?”, él la miró furioso, quien no mostraba señales de intención de levantarse. Girando sólo su cara hacia Renya, Rona dijo:

“Hice algo muy lamentable”. (Rona)

“Podrías por lo menos explicar la razón, ¿no?”. (Renya)

“Quería que aceptaras la invitación de Shion. ¿No es eso suficiente?”. (Rona)

“¿Por esta razón usaste tu cuerpo de sacerdotisa para seducirme? Eso sería imposible”. (Renya)

“Para mí esta era razón suficiente, no es nada inusual, ¿verdad?”. (Rona)

Aunque Rona lo expresó claramente, suspiró inmediatamente.

“Sin embargo, terminó en fracaso. Que decepcionante. Renya-san, estabas planeando rechazar la invitación de Shion, ¿no?”. (Rona)

Renya estaba demasiado avergonzada para responder.

¿Era este el lugar para continuamente jugar al tonto? ¿O él debería actuar sorprendido por haber sido visto por aquí?

No esperando una respuesta favorable desde el principio, Rona continuó sin esperar las palabras de Renya.

“Sólo quiero que Renya-san acepte la invitación de Shion por cualquier medio. ¿No puedes reconsiderarlo de alguna manera?”. (Rona)

“¿Por qué quieres eso? ¿Y por qué insistes en mí?”. (Renya)

“En cuanto a la respuesta de tu primera pregunta: Renya-san, tú piensa que Shion es algo así como una chica inexperta y tonta, ¿no?”. (Rona)

“No la juzgué tan lejos como para llamarla tonta”. (Renya)

“Sin embargo, no negaste su inexperiencia”. (Rona)

‘¿Quieres que lo admita yo mismo?’, pensó Renya.

‘En cuanto a sus virtudes, se puede decir fácilmente que ella es una chica fina y diligente.

 

Sin embargo, si lo miras desde el punto de vista de un Aventurero, pensando en ayudar a otra persona sin tener en cuenta la situación, a veces tienes que convertirte desafiantemente descarado y sin escrúpulos. Inmediatamente haciendo algo como admitir su propia culpa la haría caer en una situación desventajosa. Pero no puede evitarse que ella no sea consciente de tal cosa, ¿no?’, él pensó.

Cuando le dijo honestamente a Rona esto, ella estuvo de acuerdo con un: “Como era de esperar, eso es correcto”.

“Por esta razón quiero que Renya-san entre a nuestro grupo”. (Rona)

“He comprendido esto a partir de los intentos de persuasión de Shion. Sin embargo, seleccionar a un Perdido como yo para viajar con ella es peligroso por sí mismo en primer lugar”. (Renya)

“¡No, no! De la apariencia de Renya-san puedo decir que eres obviamente muy experimentado”. (Rona)

‘Tengo 94 años para empezar’, murmuró Renya dentro de su mente.

‘A pesar de que no hace ninguna diferencia en particular para decirles acerca de mi edad real, Rona y Shion probablemente pensarían que estoy bromeando sin creer una palabra de todos modos.

 

Por lo tanto, sería inútil contarles sobre ello’, juzgó Renya.

“¿No puedes conceder de alguna manera mi deseo? La única recompensa que puedo darte, soy yo”. (Rona)

“¿Por qué hacer algo así? Inmediatamente proponiendo entregar tu propio cuerpo…”. (Renya)

“Eso es… maa, digamos que es el secreto de una mujer”. (Rona)

‘¿Qué secreto de mujer?’, pensó Renya. ‘Por supuesto la propuesta de Rona es bastante encantadora’.

Incluso ahora, el cuerpo indefenso de Rona estaba tendido sobre la cama. Renya no había recuperado su presencia de la mente hasta tal punto que no sentiría nada al ser invitado por tal bishoujo.

012

 

Siendo invitado a hacer lo que uno quisiera con ella, no es difícil predecir que la mayoría de los hombres le darían una respuesta inmediata al final.

Aunque no fue fácil, Renya resistió fuertemente a no tener su mente tomada por su lujuria.

“Para decirte la verdad, con respecto a rechazar la invitación, hay otra razón también”. (Renya)

Después del intento de seducirlo, no había forma de que la situación se volviera aún más caótica, sin importar lo que hiciera. Así, Renya decidió usar esta situación para preguntar sobre un asunto que lo había estado molestando todo el tiempo desde que había conocido a las dos.

“Una vez que hayas entendido la razón y resuelto la parte que me preocupa, no me importará aceptar tu invitación y acompañarte incluso sin que Rona tenga que convertirse en el sacrificio por ella”. (Renya).

“De alguna manera, siento que no quiero contestar, pero haré todo lo posible para hacerlo.” (Rona)

“Lo que me preocupa es algo que debes tener en cuenta y la respuesta debe ser de alguna manera obvia para ti*”. (Renya)

(ETN: No estoy seguro acerca de la última parte de esta oración: 君が知っている事との答えあわせみたいなもんだ… Cualquier ayuda es apreciada).

Cuando Renya dijo eso, Rona inclinó la cabeza hacia un lado mostrando obviamente que no entendía de lo él que estaba hablando.

Ese gesto le hacía pensar que era una chica inocente por naturaleza mientras poseía un encanto innato hacia los hombres, lo que influyó tanto en Renya que reflexivamente pensó que había juzgado mal su elección de palabras. Sin embargo, Renya no tenía la intención de dejarla influir en sus pensamientos desde el principio.

“Si tienes intención de jugar a la tonta, no me importa particularmente. Quiero que me escuches de todos modos”. (Renya)

“Sí, escucharé tu historia”. (Rona)

La sonrisa de Rona no vaciló en lo más mínimo.

“Primero, la situación cuando nos conocimos era extraña”. (Renya)

Renya comenzó a recordar las circunstancias mientras hablaba.

“Después de escuchar la solicitud aceptada de investigar el bosque, la composición de su grupo fue demasiado rara”. (Renya)

“¿Fue realmente un grupo tan raro?”. (Rona)

“De hecho, tener un grupo de 6 hombres junto con un grupo de 2 mujeres para tomar la misma solicitud, debe haber un límite a lo ingenuo que uno puede ser. En caso de que la composición del grupo de 8 personas fuera necesaria, podría entender la razón de tal acción. Sin embargo, viendo las dos partes por separado, era una situación donde la elección de los compañeros era incomprensible. Era como lanzar carne de primera clase enfrente de lobos hambrientos”. (Renya)

“Fumu…”. (Rona)

“La situación de dos mujeres quienes no confían en sus habilidades terminan siendo dependientes de los 6 hombres, de un modo u otro, me hizo pensar: ‘Ah, había tal método también’. También, después de que ustedes dos se presentaran como aprendices”. (Renya)

Con una expresión estática, Rona escuchó la explicación de Renya mientras estaba acostada en la cama. Su sonrisa permaneció como estaba, haciendo difícil leer sus emociones.

“Por favor, continúen”. (Rona)

“… La segunda discrepancia es tu apariencia. No importa cómo lo mires, el tamaño de tu ropa es demasiada pequeña comparado con tu figura. En caso de que fuera tu afición o alguna razón religiosa, me gustaría escuchar la razón de eso. Por lo que te puedo ver estás deliberadamente revelando tus líneas del cuerpo mediante el uso de ropa que son un tamaño más pequeño de lo que deberían ser”. (Renya)

“¿Has estado mirándonos con esos ojos? Eso es bastante ecchi*”. (Rona)

(NT: Para los que no saben, “ecchi” es la pronunciación en japonés de la letra “H”, haciendo referencia a la palabra “Hentai”, que significa: Pervertido/a).

Rona mostró un ligero movimiento de vergüenza. Renya la miró con ojos dudosos, sin importar qué parte de ella temblara en * burun burun *. El espectáculo no lo cautivó más.

Más bien, sus diversas artimañas con el fin de engañarle no dieron ningún fruto. Simplemente mirando a su comportamiento aparentemente sombrío, Rona hizo detener su ridículo movimiento después de un rato viendo que no había ningún efecto en él.

“¿Por qué lo sabes?”. (Rona)

“En mi mundo, algo así se llama técnica de inducir la mirada. En resumen, es una habilidad para atraer la atención y las miradas de los que te rodean. En el caso de las mujeres, se puede hacer fácilmente vistiendo ligeramente apropósito. Es decir, usar una falda corta y aumentar la exposición de la piel”. (Renya)

“Tu mundo parece ser bastante espantoso, ¿sabes?”. (Rona)

Dijo Rona seriamente. Sin acomodarla para responder, Renya continuó.

“La tercera discrepancia son sus nombres. Porque no conozco el sentido común de este mundo, es, como mucho, sólo en la medida en que me molesta. Ambas debían tener un nombre y un apellido, pero Shion sólo dio su apellido cuando llegamos”. (Renya)

“¿Qué tiene de malo eso?” (Rona)

“Pasando por lo que leo en novelas en mi mundo anterior, esto a menudo apunta hacia circunstancias especiales como algunos nombres absurdamente largos o las complicaciones que siguen las personas de una casa noble”. (Renya)

“No era consciente de eso, ¿sabes? Ni Shion ni yo consideramos en dar nuestro nombre completo, pero eso parece haber causado complicaciones”. (Rona)

Mientras su rostro sonriente no vacilaba, Rona soltó un pequeño suspiro.

“La cuarta discrepancia es acerca de la espada que me diste durante la batalla con los Goblins*”. (Renya)

(NT: En realidad, si la dio Shion, pero así estaba en inglés).

“Eso fue… creo que fue un movimiento imprudente, también”. (Rona)

Como ella recordó esa vez, por primera vez su sonrisa comenzó a estropearse. Sin embargo, inmediatamente regresó a su rostro * sonrisa sonrisa *.

“Aunque la hoja de la espada no podía considerarse nada bueno, la apariencia de la empuñadura era magnífica. Shion dijo que era una herencia familiar. Y dijiste que debería estar bien si era un Perdido, Rona”. (Renya)

“Lo recuerdas con claridad, ¿no?”. (Rona)

“Porque la empuñadura es un artículo pasado a través de la casa de Shion, no significaría que la cresta magníficamente trabajada de esos dos Dragones entrelazados era la cresta de la familia de Shion, es lo que yo pensé. Dijiste que estaría bien para mí usar la espada porque yo no sería capaz de reconocer el origen de la cresta de la familia de todos modos, ya que soy un Perdido, Rona. ¿No es eso lo que pensabas?”. (Renya)

“Ya que es un artículo tan espléndidamente artístico, podría haber sido comprado por la familia de Shion en primer lugar, ¿no crees?”. (Rona)

Aunque Rona habló como refutación, su tono reveló que ella tampoco creía en lo que estaba diciendo.

Por supuesto, Renya también esperaba una excusa así.

“Si ese es el caso, no la llevarías como un arma de repuesto, ¿no estás de acuerdo?”. (Renya)

“Ah… para llamar a ese artículo un arma de repuesto no es exactamente correcto”. (Rona)

“La quinta discrepancia es…”. (Renya)

“¿Hay más…*?”. (Rona)

(NT: Jajajaja xD La pobre ya no aguanta más. :’v).

La sonrisa de Rona terminó desapareciendo por completo, siendo reemplazada por una cara seria. Renya no tenía la intención de debilitar su espíritu de perseguir el asunto en absoluto.

La razón de esto era porque Rona no había confirmado ni siquiera una palabra de las suposiciones de Renya.

“El nombre escrito en la Tarjeta de Aventurero. Sólo pude confirmar la tarjeta de Shion. A pesar de que di mi nombre completo en el momento en que me presenté, sólo mi nombre fue registrado en la tarjeta. Por ninguna razón, o más bien, si se necesita una razón, no puedo pensar en otra cosa que en actuar como apoyo a la tercera discrepancia que mencioné anteriormente. En resumen, alguien que viera el apellido reconocería inmediatamente a qué hogar pertenecía, por así decirlo”. (Renya)

“Has observado muy bien. Sin embargo, ¿no has girado las mesas lo suficiente…?”. (Rona)

Apretando firmemente su pecho, Rona mostró su estado nervioso.

(ETN: Así).

Como uno esperaría que la conciencia y la mirada de Renya acabaran siendo atraídas por la naturaleza hacia el par de montículos que se balanceaban.

“¡Oh! Parece haber alguna esperanza”. (Rona)

Al ver la amplia sonrisa de Rona, el rostro de Renya estaba teñido ligeramente en escarlata.

“Cállate, también soy un hombre. Dejando eso de lado, hay una sexta discrepancia”. (Renya)

Retirando su mirada del balanceante pecho con un gran esfuerzo de fuerza de voluntad, Renya continuó.

“Los guardias vacilaron ligeramente cuando les regresaron sus Tarjetas de Aventureras”. (Renya)

“Eso fue lo más probable porque no querían desprenderse de la agradable sensación de las tarjetas que aún mantenían el calor de nuestros cuerpos, me gustaría pensar”. (Rona)

“Creo que la mitad de la razón se puede atribuir a eso, pero ¿es que todo lo que hay en ellas? Me temo que es probable que esos guardias conozcan el rostro tuyo o de Shion”. (Renya)

No hubo respuesta.

A estas alturas, la levedad sobre el asunto había terminado. Rona miró fijamente la cara de Renya con una seria expresión.

“¿Es el asunto que acabo de mencionar de tal preocupación para ti?” (Renya)

“¿Qué debería decir? Aunque tuve la intención de ser cuidadosa, todavía encontraste mis errores”. (Rona)

Haciendo evidente que se rendía, Rona bajó los ojos y se encogió de hombros.

“La respuesta a la número 1: La razón por la que aceptamos tal solicitud a propósito fue para mejorar el sentido de peligro de Shion”. (Rona)

“No fue tanto tiempo desde que se habían convertido en Aventureras, ¿no?”. (Renya)

“Sí, fue alrededor de un mes antes de eso. De todos modos, Shion no es buena. Ella carece totalmente del sentido del peligro de esa dirección*. Así, quería cambiar su forma de pensar experimentando una situación tan arriesgada”. (Rona)

(EEN: La atención de los hombres).

‘Tratamiento de shock, ¿huh?’, pensó Renya. Aun así, él todavía tenía la sensación de que era un método demasiado peligroso para lograr plenamente el propósito.

Renya llegando a tiempo para rescatarlas, fue completamente por casualidad después de todo.

Para resumir, considerando el método en esa ocasión, si él no hubiera llegado a tiempo para ayudarlas, Rona ya había esperado ser asaltada como premisa y decidió que sólo ellas dos podrían tratar la situación de una manera u otra.

“Ah, porque mi verdadera ocupación es más o menos la de un caballero, clasificando a seis personas desarmadas debería ser factible, ¿no? A pesar de que miro la forma en que lo hago, soy una persona capaz quien fue designada para ser una guardaespaldas”. (Rona)

Mientras los pensamientos de Renya se mostraban en su rostro, Rona lo complementó con una explicación.

Esto hizo que Renya estuviera asombrado. Sin embargo, después de experimentar personalmente la serie de acciones para sujetarlo e inmovilizarlo no hace mucho tiempo, una parte de su mente pensó: ‘Ya veo, así es como fue’.

Falsificando su ocupación, aparentemente eso era lo que ella había hecho. ‘Si ese fuera el caso, ella debería haber demostrado su verdadera fuerza en el momento de la subyugación Goblin’, Renya terminó pensando.

“Ya que debe ser un secreto absoluto que yo soy una caballero… a menos que haya circunstancias extremas que se adhieren al papel de ser una sacerdotisa”. (Rona)

“Ah, ¿es eso así…? ¿Es ésa quizás la razón por la que dijiste que no tienes talento en la magia…?”. (Renya)

“Ser una caballero en ropa de sacerdotisa, si fuera capaz de dominar la magia, ¡me convertiría en una Héroe!” (Rona)

Era como decir que el mantenimiento de la habilidad técnica ha sobrevolado*.

(ETN: Que ha excedido el límite de su clase original [caballero]).

Aunque ella falsificó su ocupación, no parece ser una mentira que ella sea sacerdotisa por el momento.

“Seguir hablando de la segunda discrepancia. Eso es bastante difícil… incluso si es trabajo”. (Rona)

Dijo Rona mientras acariciaba suavemente su pecho.

‘Apretado*, ¿quiere decir en el sentido físico, o el sentido emocional de vergüenza, o es en lo que respecta a ambos?’, Renya no pudo llegar a una conclusión.

(ETN: El kanji usado aquí, significa “difícil” y también “apretado”, ya que utiliza el mismo kanji, Renya lo interpreta de tal manera, mientras que en el discurso de Rona “apretado” no tendría sentido en inglés / NT: Ni en español).

“La tercera discrepancia: Tienes razón, Shion es de un cierto linaje de clase alta. Sin embargo, no tengo la intención de revelar qué tipo y quién es en el momento actual”. (Rona)

En el momento actual no estaba claro qué tipo de posición tomaría Renya, y, además de eso, era de esperarse teniendo en cuenta el impulso anterior de Renya.

“En cuanto a la cuarta: Es igual a lo que habías deducido antes, esa cresta muestra la línea de sangre de Shion*”. (Rona)

(NT: O sea, su linaje familiar).

“Entonces, ¿la quinta discrepancia también?”. (Renya)

“Sí, estoy segura que registrarse con su nombre completo habría causado un alboroto”. (Rona)

“Eso significa que la sexta discrepancia también…”. (Renya)

“Estabas equivocado acerca de que los guardias me conocían a mí o a Shion, es decir, conocen los rostros de las dos en la puerta”. (Rona)

Con esto, todo fue contestado, admitió Rona con su sonrisa.

Confiándole su espalda a la pared y golpeando su cabeza con la palma de la mano, Renya dijo:

“En resumen, Shion es la princesa de algún linaje de clase alta que no quieres revelar. Estás siguiéndola disfrazada de sacerdotisa ya que te asignaron como su guardaespaldas. Sin embargo, no entiendo por qué te reducirías a tal estatus social. Como tienes muy poca experiencia como Aventurera intentaste apoderarte de mí, quien parece tener de alguna manera lo básico, en orden de evitar futuros errores. Entonces, ¿así sería tu razonamiento?”. (Renya)

“Esas son mis razones, sí. ¿Crees que Shion incluso consideraría tal asunto en primer lugar? Debido a que eres un hombre que posee una fuerza confiable y se puedes confiar en ella, ella desea obtener tu cooperación como un compañero adecuado. Eso es lo más lejos que ha considerado las cosas”. (Rona)

En el momento en que dijo que ella quería ayudar a los aldeanos en la aldea de pioneros, el resultado fue su rendición al plan de compromiso que le habían dicho. En ese momento, Rona miró a Renya con una mirada que transmitía su intención de estrangularlo hasta la muerte mientras mostraba una sonrisa muy brillante.

“En otras palabras, eres bastante perversa”. (Renya)

“Sí, aunque no creo que sea algo de lo que avergonzarse”. (Rona)

“Este asunto es increíblemente problemático, ¿no? ¡No me vayas a arrastrar dentro de ello!”. (Renya)

“No digas eso. Si se habla de desalmado, después de pasar una noche entera aparte unos de otros, ¿quieres verme llorar delante de una gran multitud de personas por mi violación?”. (Rona)

“No bromees. ¡¿De verdad quieres acosarme con algo así?!”. (Renya)

“¡Bien, entonces divirtámonos al máximo! Ahora~ ¡Vamos!”. (Rona)

(NT: Renya, do it! Just do it!).

Rona extendió ambas manos sobre la parte superior de la cama señalando una * oide oide **.

(NT: No sé japonés, pero creo que se traduciría como: ven aquí, ven aquí).

‘No es bueno’. Con bastante sentimiento de desesperación, Renya miró hacia el techo.

Desde el principio, Rona tenía la intención de apostar todo lo que podía ofrecerse*.

(EEN: Incluyéndose a sí misma).

Renya no era tan indiferente, él estaba seguro de que su fuerza de voluntad ganaría al final.

Una persona que no pensaba en las consecuencias de perder una competición era una fuerza absoluta*.

(EEN: Por lo tanto, cualquier divino o un idiota imparable / NT: No entendí ni mierd*).

Ya se trate de negociaciones, juegos de azar o peleas, esto de verdad podría llamarse suficientemente un hecho.

En resumen, en el momento en que Rona decidió hacer de Renya su objetivo, el encuentro ya estaba decidido, lo cual tampoco fue una exageración al final.

Y considerando la situación de Renya, era sólo cuestión de cuánto tiempo él podría evadir su situación inevitablemente desventajosa a través de hablar. Esa fue la única pregunta.

Habiendo reflexionado sobre las cosas hasta ahora, Renya levantó ambas manos mientras miraba al techo indicando su rendición.

“Me doy por vencido. Aunque no sé si podré estar a la altura de tus expectativas”. (Renya)

Al oír esas palabras, Rona se echó a reír en la cama como ella estaba completamente satisfecha.

(NT: Joder tío, se la cogió, no hay nada más que explicar, los ingleses también conjeturan igual. :’v).

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email