Capítulo 19: Parece Ser Una Vendedora Ambulante

En la puerta norte, Renya presentó la tarjeta del Gremio y respondió al guardia, quien le preguntó a dónde iba, que entrenaría y al mismo tiempo viajaría un poco más lejos para echar un vistazo.

Renya agitó sus manos en respuesta al guardia que le pidió que tuviera cuidado en ella marcha y el guardia le devolvió el saludo. Renya caminó a un ritmo constante durante un rato hasta que estuvo en un lugar, el cual creía estar lo suficientemente lejos de la puerta, y entonces, repentinamente comenzó a correr.

Aunque dijo que iría un poco más para echar un vistazo, Renya inspeccionó los alrededores después de salir de la puerta norte. Como Shion había dicho antes, era una escena donde realmente no se veía nada.

‘Debe haber algunos monstruos débiles alrededor’, aunque él pensó eso, no había ninguna señal de su presencia en este lugar. Mirando el áspero terreno, sólo unas cuantas hierbas cortas estaban creciendo esporádicamente.

Como podría ser el mejor lugar para las personas quienes sólo quieren balancear su arma, Renya sintió que de ninguna manera carecía si quería probar su resistencia simultáneamente también. Pensó en viajar sólo a un ritmo de carrera mientras exploraba.

Partiendo más lejos de la ciudad, podría haber algunos monstruos fáciles de manejar.

Al principio, su velocidad era hasta el grado de hacer un ligero trote, a pesar de que se dejó llevar después de un tiempo en un ritmo de carrera, que se sentía en una manera igual a la realización de un maratón, no mostró ningún signo de quedarse sin aliento.

Mientras pensaba que su cuerpo se había convertido en algo sorprendentemente ligero, ahora tenía ganas de correr a corta distancia. Aunque su ritmo de respiración aumentó algo como se esperaba, no había ninguna señal de que tuviera que dejar de correr debido al agotamiento.

Como era su propio cuerpo, Renya terminó teniendo una sensación algo misteriosa. ‘No es una mala cosa, más bien, si tuviera que decirlo, entonces es una cosa convenientemente agradable’, por eso, dejó de preocuparse por ello.

Mientras mantenía un ritmo estable durante aproximadamente una hora, siguió corriendo. La llanura terminó rápidamente y terminó llegando al grupo de montañas exponiendo rocas de superficie áspera.

No había presencia de nada vivo. Mientras admiraba las extendidas montañas rocosas, trató aproximadamente de calcular en su cabeza.

‘Shion dijo que, para llegar a estas montañas a pie, tomaría algunas horas.

 

Como hay diferencias individuales, la velocidad de caminata sería de aproximadamente 4 km/h.

Puesto que los habitantes de este mundo, y no sólo los Aventureros, entrenan sus cuerpos, debo asumir un poco más de velocidad como 5 km/h.

Porque creo que unas pocas horas podrían significar algo alrededor de 5 a 6 horas y si hago una pequeña estimación de 5 horas, puedo calcular que la distancia entre la ciudad y las montañas rocosas es de aproximadamente 25 km.

Hablando de una velocidad de 25 km/h, puedes calcular que correr 100 m tomaría aproximadamente 14 segundos.

Eso no significa que sea tan rápido’, a pesar de que Renya pensaba eso, corriendo un poco menos de 2 horas para viajar 42 km es una carrera de maratón. Por el hecho de que pensara así, podrías declarar que esos pensamientos estaban muy lejos de la norma.

“Bueno, empecemos entonces, ¿huh?”. (Renya)

De su [Inventario], sacó la larga espada que acababa de comprar. Renya murmuró esas palabras mientras confirmaba su agarre.

‘No soy un idiota que no conoce la capacidad técnica de blandir instrumentos afilados’, era lo que pensaba, pero hablando de cómo juzgaba su propia habilidad, podrías decir que era igual sin importar qué arma comprara.

Sin embargo, no se sabía lo que Renya esperaba de esta larga espada tampoco.

Se producía en grandes cantidades, se vendía en los mercados en cada esquina, y cuando se habla de la calidad de la hoja, no había borde énfasis en él tampoco. Fue producido por el bien de usarlo para golpear, suprimir y cortar.

No podía evitarse que Renya estuviera extremadamente descontento con ella.

‘Esperaba que la cosa tuviera un cierto grado de afiles, incluso si sólo fuera un poco’, aunque terminó pensando en esto, ya que esto podría llamarse una típica arma en este mundo, no tenía más remedio que aceptarlo.

Después de comprobar su agarre, trató de balancearla ligeramente.

Renya no tenía ningún conocimiento adecuado sobre la esgrima en este mundo.

Y como sus recuerdos habían sido removidos, aunque no podía afirmarlo con certeza, él no esperaba que aprendiera a manejar armas de niño cuando iba a la escuela en su mundo anterior.

Por esta razón, sin tener el conocimiento sobre cosas como la forma, como de alguna manera terminó de tomar una postura para empuñar la espada, ya que no tenía absolutamente ningún conocimiento al respecto, empezó a practicar el balanceo, combinando cortes y empujes usando alguna lógica. Daba una apariencia razonable.

En cuanto a Renya, ya que era inusualmente desafortunado, sólo quería practicar el kendo. En cierta medida, él estaba aplicando la esgrima, incluso podría ser posible usar adecuadamente este estilo cuando iba a la batalla.

Sin embargo, él dedicó la mayor parte de su vida anterior a infundir técnicas en su cuerpo, técnicas de esgrima empleadas en una katana.

Así, tal cual, como representación, la larga espada que Renya decidió retener, demostró que su compatibilidad con las armas de este mundo era la peor.

A diferencia de las armas de este mundo, cuyo propósito era golpear, suprimir y cortar, una katana era algo que mataba cuando la sacabas y conectabas.

Si lo usaras para golpear de manera similar a la espada larga de este mundo, no importaría cuán excelente sea la katana, acabaría rompiéndose o deformándose.

Dado que difería en la forma en que matabas, la forma de manejarlo era natural y totalmente diferente también.

Como era una brecha tan distintiva, el cuerpo de Renya acumulaba molestias y no importaba qué movimiento empezara, su cuerpo se volvía incapaz de seguirlo.

Cuando luchó contra los Goblins en la aldea de pioneros, se entusiasmó con la batalla misma. A pesar de que todavía estaba bien entonces para manejar las armas, si lo analizaba con calma y tratara de luchar como de costumbre, esta sensación fuera de lugar, o más bien, este malestar habría sido bastante grande.

Renya repitió los balanceos de práctica por quién-sabe-cuánto tiempo y luego, después de guardar la larga espada en su vaina y arrojarla dentro de su [Inventario], dio un suspiro.

“Esto es inútil… ni siquiera vale la pena quejarse sobre ello”. (Renya)

Se movió bastante bien.

Pero la disposición de algo como estar razonablemente satisfecho no le ocurría a Renya.

Profundamente observando, él sacudió su cabeza mientras se sentaba en una conveniente piedra durante un tiempo.

“¿Te preocupa algo?”. (-)

De repente, una voz vino volando hacía desde su espalda. Poniéndose en un instante, Renya giró su cabeza mientras se ponía en guardia.

La pendiente de las montañas estaba atrás de Renya y esa montaña tenía un nivel asombrosamente alto de altitud. Levantó sus ojos para ver a una sola niña quien estaba agachada usando sus rodillas y codos mientras envolvía sus mejillas con ambas manos.

Su estilo de cabello consistía en un largo cabello negro con atado de coletas a la izquierda y derecha. Los ojos medio abiertos con pupilas rojas daban la sensación como si estuviera dormida.

Llevaba una camisa de color marrón claro y pantalones en la parte superior, los cuales estaban cubiertos con un manto gris opaco. En su cintura derecha algo con la forma de un morral ligeramente grande estaba colgando. Según su aspecto, él concluyó que era probable que ella estuviera en medio de un viaje.

“¿Quién eres tú?”. (Renya)

Ella no era alguien que recordara haber visto antes.

Sin darle una respuesta a Renya en cuanto a su identidad, se levantó del lugar en el que había estado agachada y saltó de la pendiente así.

Esa agilidad hizo que Renya aumentara su cautela.

La pendiente estaba a una altura en la medida en que Renya tenía que mirar hacia arriba. Cuando ella saltó de ese lugar, el cual probablemente tenía una altura de unos 3 m, la chica prácticamente no dobló su rodilla y, sin embargo, no se tambaleó del impacto del aterrizaje. Todavía y silenciosa, Renya observó a la chica que descendía frente a sus ojos.

“Si le pides a alguien por su nombre, es sentido común dar su propio nombre justo después de preguntar, es lo que me gustaría señalarte. Pero dado que fui yo quien te llamó, ¡te daré mi nombre!”. (-)

Antinaturalmente volteando el manto y arrogantemente poniendo ambas manos en sus caderas, no importa cómo y dónde mirara, ella era turbia aparte de tener una apariencia sospechosa.

Mientras mantenía una distancia que le permitiera escapar en cualquier momento, Renya observó a la niña, quien se presentó grandiosamente a sí misma, intensamente.

“Me llaman la vendedora ambulante Gi… Kirie*”. (Kirie)

(ETN: >> Kirie <<).

006

“¿No creo que sea algo de lo que deba alardear?”. (Renya)

Calmada y rápidamente cortando la introducción de Kirie, Renya insertó su tsukkomi causando que la arrogante Kirie dejara caer sus hombros con una sensación de desaliento.

“¿No deberías decir algo más apropiado leyendo el estado de ánimo allí?”. (Kirie)

“Aunque no sé nada de eso, ¿qué quiere esta vendedora ambulante de mí?”. (Renya)

Ya que ella se acercó específicamente para saludarlo, Renya le preguntó mientras intentaba adivinar sus intenciones.

Al ver que la expresión de la vigilancia no desaparecía de su rostro, Kirie, quien se hacía llamar una shoujo, sonrió amargamente.

“Incluso si no estás en guardia así…”. (Kirie)

“Por si acaso, había comprobado que no había nadie cerca. Y, sin embargo, estuviste allí. Eso debería ser motivo suficiente para permanecer en guardia, ¿no estás de acuerdo?”. (Renya)

Renya no entendía la magia como la que usaba Rona.

Por lo tanto, para asegurarse de que, aunque no lo mencionara, prestó atención a su entorno. Había confirmado que no había nadie en el rango de su aplicado campo de visión.

‘Creo que probablemente se habría vuelto incómodo, si alguien fuera a ver mi forma de usar la espada’. Aunque probablemente él no debería dar tal razón para eso.

“Me preocuparé si miras hacia abajo a los vendedores ambulantes. Después de todo, tengo que rechazar los ataques de bandidos, así como monstruos mientras continuamente viajo de ciudad en ciudad con el fin de llevar a cabo mis negocios. Algo en el nivel de borrar mi propia presencia es un asunto trivial”. (Kirie)

Una vez más, haciendo un completo revés, Kirie de repente y vigorosamente, infló su pecho con orgullo.

‘¿Es así como es?’. Mientras reflexionaba sobre ello, Renya trató de arrojar otra pregunta.

“Aunque te llamas a ti misma una comerciante, no llevas ninguna mercancía, ¿verdad?”. (Renya)

“Soy una rara vendedora ambulante. Poseo [Inventario]. Increíble, ¿no crees?”. (Kirie)

Renya asintió por el momento mientras entendía la lógica subyacente.

“Entonces, ¿qué estás vendiendo?”. (Renya)

“Soy capaz de vender lo que quieras. Debe ser algo así como el destino conocernos en este lugar. ¿Quieres que te muestre algunas de mis mercancías?”. (Kirie)

Sin esperar siquiera una respuesta, Kirie sacó una voluminosa alfombra, el cual, posiblemente, no esperarás que encajara en tal lugar, del morral que colgaba de su cintura. Ella inmediatamente la extendió en el suelo.

Además, sacó varias mercancías del mismo morral, mientras las alineaba en la parte superior de la alfombra de manera que pudieran examinarlas fácilmente. ‘De alguna manera estoy seguro, que encontré ese bolsillo que ella posee en algún anime*’, pensó Renya.

(NT: Referencia a Doraemon).

Pequeñas botellas como tubos de ensayo llenos de líquidos multicolores, adornos hechos de metales preciosos adornados con joyas, algunos materiales como cuero negro, guantes con una apariencia de exponer los dedos y varios pares de zapatos.

Mientras alineaba las cosas desde dentro del morral, los ojos de Renya estaban pegados al último artículo que Kirie sacó.

“Eso es…”. (Renya)

“Oya, tienes un ojo perspicaz para detectar inmediatamente esto”. (Kirie)

Kirie se aseguró de mantenerla reverentemente con ambas manos. Ella presentó una sola katana enfrente de los ojos de Renya.

Un cuero negro mate se envolvía alrededor de la parte estimada de la empuñadura.

La vaina de la espada estaba hecha de metal negro liso con la misma falta de brillo.

Aunque no podía ver si la hoja de la katana emparejaba como estaba en su vaina, la vaina parecía estar hecha de metal también, teniendo un color negro similar. Algo como un patrón de arabesco* de plata estaba aplicado como un diseño.

(NT: Diseño – Decoración).

“Por favor, siéntase libre de averiguarlo por sí mismo sacándola”. (Kirie)

Él agarró la vaina de la katana que le dieron con la mano izquierda y la sacó de la abertura de la vaina.

Con una encantadora sensación de * kun ~ tsu *, él podía sentir la hoja deslizándose fuera de la vaina.

(ETN: “Kun” se refiere al sacar la hoja mientras está enfundada y el “tsu” es el sonido de que está completamente libre).

Girando el borde de la hoja de la katana desenvainada, él la colocó a la altura de sus ojos mientras dejaba escapar un pequeño suspiro de admiración.

La textura de la superficie tenía unas hábilmente finas piezas de ferrita* pequeñas que coincidían con el patrón de ondulación a lo largo de su longitud. El patrón templado de la hoja de la katana tenía una entrada insertada que tenía una apariencia redonda de tréboles que se balanceaban con viento mezclándose entre sí.

(NT: Google es su amigo. :’v / Resumen [porque el de inglés es muy largo]: Se está hablando del diseño que está sobre la hoja de la katana, el cuál es muy difícil de hacer. Así o así).

Midiendo la hoja de la katana con sus ojos, tenía una longitud de aproximadamente 2 shaku 4 sun*.

(ETN: Shaku = 30,3 cm, sun = aproximadamente 3 cm… Así que aproximadamente 72,6 cm)

Aunque no entendía la inscripción en el extremo expuesto después de examinarla, ‘Dado que la curvatura es superficial, temo que sea probable que esta clasificación designada por la katana sea uchigatana’*, juzgó.

(ETN: Es una katana corta, predecesora de la kodachi. Para más información, vean aquí).

 

Durante un rato, Renya se quedó mirando fijamente la condición de la hoja. Regresando cuidadosamente la hoja de la katana en su vaina, él devolvió la katana a Kirie.

“Era una espada considerablemente afilada y un banquete para los ojos”. (Renya)

“¿Oya? ¿No la comprarás?”. (Kirie)

Como Kirie dijo esto inesperadamente, Renya naturalmente tomó algo como un solo aliento.

“Sólo tienes muchos bienes. Probablemente está más allá de mi alcance”. (Renya)

“No ~ me dijeron que esta arma fue utilizada por algún Perdido. Pero, bueno, para la mayoría de las personas en este mundo, es un arma poco entusiasta”. (Kirie)

Mientras agarraba la katana recibida con su mano derecha, ella empezó a garabatear con un * kaki kaki * con la mano izquierda libre. Kirie mostró una risa preocupada.

“Es extremadamente hermosa. Pero está emitiendo una sensación de ser~ una rara pieza de arte, o tal vez debo decir, que no hay gente que sea capaz de manejarla con precisión como arma. Como había muchas personas que se desprendían de su interés por su apariencia, honestamente hablando, no tuve otra opción que retenerla”. (Kirie)

“Qué desperdicio”. (Renya)

Renya lo pensaba desde el fondo de su corazón.

Aferrándose a estas palabras, no importaba que la voz de Kirie se volviera astutamente entusiasta recomendando su mercancía.

“Creo que es una gran satisfacción para las personas que puedan manejar una herramienta al recibirla después de todo. Siendo así, si puedes manejarla con precisión, creo que no me importaría vendértelo por un precio especial. ¡Por sólo unas increíblemente bajas 20 monedas de oro!”. (Kirie)

“Creo que puedo manejarla perfectamente. Simplemente no tengo ese dinero a la mano”. (Renya)

Junto con la parte que tenía cuando llegó a este mundo ahora mismo, añadiendo a eso la suma que obtuvo por vender los cristales mágicos y también la recompensa por la subyugación de Goblins, él no poseía esa clase de dinero. Renya fácilmente renunció a la compra.

‘No puedo sacar de la manga algo que no tengo y creo que no quiero ir tan lejos como el préstamo de dinero de algún lugar sólo para que pueda comprarla.

 

En el caso de una herramienta afilada, puedo usarla, creo. Sin embargo, mi manejo de la espada larga es embarazoso.

 

Creo que se podría decir que simplemente estoy balanceando un palo de hierro. Bueno, en su propia manera puede ser utilizado en combate de alguna manera’. (Renya)

Renya renunció después de llegar a tal conclusión. Sin embargo, Kirie no quería perder a este comprador aquí. Por lo tanto, ella seriamente se aferró tenazmente como ella no sabía cuándo el siguiente comprador, quien supiera sobre este objeto, pudiera aparecer.

“Bueno, entonces, ¿qué te parece hacer un trueque por ella? Ya que viniste a este lugar para entrenar con armas, ¿no eres un Aventurero-san? ¿No tienes algún artículo raro que podrías intercambiar por la katana?”. (Kirie)

“Lo siento, pero no ha pasado mucho tiempo desde que vine a este mundo. Además, es inconcebible por todos los medios que yo posea un artículo tan raro que pudiera hacerle contrapeso*”.  (Renya)

(ETN: La katana).

“¿Mu? ¿Este mundo? ¿Podrías ser un humano Perdido?”. (Kirie)

Culpándose con la palabra audible: “¡Maldición!”, Ya no había necesidad de ocultarlo, ya que ya lo había confesado. Ante el asombro de Kirie junto a su indagación, Renya asintió con la cabeza.

Al ver a Renya asintiendo con la cabeza, el rostro de Kirie en un instante brilló con una expresión alegre.

“¡Si ese es el caso! ¿Trajiste algo de tu mundo? Algo que no existe en este mundo tendría mucho valor”. (Kirie)

“Incluso si dices eso…”. (Renya)

Porque se podría decir que un Perdido ordinario vendría de su mundo original a este mundo por algo como caer a través de un vórtice, no sería extraño para ellos traer los artículos que se sostuvieran en el momento en que cayeran en este mundo.

Sin embargo, si Renya debía creer las palabras de esa niña, una vez que el cuerpo falleció completamente en el mundo original, era por consiguiente imposible traer nada del mundo original.

Habiendo intencionalmente pensado esto, Renya abrió su [Inventario] para darle un vistazo.

Allí encontró sólo un artículo guardado.

Eso era, aunque no un artículo traído de su mundo original, algo que históricamente se originó de su mundo anterior.

A pesar de que era algo que tenía un valor razonable por sí mismo, como él también lo reconoció con desdén, mirándolo desde el punto de vista de una persona común, ese era… un objeto el cual inevitablemente no podría ser llamado más que un palo.

A pesar de pensar así, ya que no tenía otras opciones, Renya lo sacó de su [Inventario].

“¿Eso es?”. (Kirie)

“Es llamado shinai. En mi mundo… maa, digamos que es un arma por el momento”. (Renya)

“Eso es, maa… ¿cómo decirlo?… ¿También puedo pedirla por un rato?”. (Kirie)

Renya le pasó por encima el shinai que sacó a la parte superior de la mano izquierda extendida de Kirie que le ofreció.

Aunque el pensamiento de que ella posiblemente se saliera con el shinai cruzó por un instante su mente, él juzgó que era muy improbable que ella escapara de este lugar mientras dejaba la mercancía aún extendida a sus propios pies sin un cuidado.

Kirie sostuvo la katana en la mano derecha sin cambio. En la mano izquierda agarró la empuñadura del shinai y lo evaluó mientras ligeramente lo balanceaba

“Esta también es bastante ligera”. (Kirie)

“Bueno, en mi mundo, es un arma que sirve principalmente para la práctica”. (Renya)

“Houhou… ¿Oya? ¿No es un artículo del grado 10?”. (Kirie)

Cuando Kirie miró el shinai de cerca, ella repentinamente le dijo lo que había notado.

‘Si no me equivoco, tal explicación fue dada en el momento en que la vi por primera vez en el [Inventario], recordó.

‘Como ella es una comerciante, supongo que juzgar esas cosas es uno de sus puntos fuertes.

 

O creo que también podría poseer la habilidad de valoración’. Mientras consideraba esto, Renya asintió con la cabeza.

Como él trataba de preguntar acerca de su expresión, ella ágilmente preparó el shinai en su mano izquierda y la katana en su mano derecha. Pensando acerca de algo, Kirie contó 10 veces mientras las golpeaba juntas cada vez. Abruptamente, ella le tendió la katana en su mano derecha, de cara a Renya.

“¿Oi?”. (Renya)

“Intercambiemos. Aunque no entiendo muy bien este artículo, ya que ciertamente es un artículo de grado 10, ¡esto se venderá a cualquier precio a los principiantes!”. (Kirie)

“Aunque también tengo un problema con la forma en que hablas de algo que tomé, ¿estás realmente bien con esto?”. (Renya)

“Sí, incluso si me aferrara a esta katana aquí, tampoco podría venderla con éxito. Puesto que su clasificación es solamente grado 7, su valor es considerablemente bajo”. (Kirie)

“Si estás dispuesta a intercambiarla, sería bastante útil para mí, sin embargo…”. (Renya)

A pesar de que Renya tenía una expresión de no estar muy convencido, Kirie lanzó una sonrisa * niko niko *, ya que en realidad no era nada más que una compra absolutamente beneficiosa para ella.

“Como pude barrer el capital inactivo, así como obtener una mercancía nueva, es una cosa muy buena”. (Kirie)

“¿Es eso así? Si está realmente bien, por favor, adelante”. (Renya)

“Sí, maidoari~*”. (Kirie)

(ETN: Gracias por su compra / por hacer negocios con usted, para aquellos que no lo saben).

A pesar de que Renya de alguna manera no podía dejar de sentir que esto terminó siendo una transacción extremadamente desequilibrada, Kirie empujó la katana hacia Renya y rápidamente almacenó al shinai en el almacenamiento del vacío, pasando por el morral al final.

“No tienes otros negocios de toda una vida aparte de éste, ¿verdad? Si no lo hay, ¿no te importaría que guarde mi mercancía, ¿verdad?”. (Kirie)

“En efecto, ya que no tengo nada dinero a la mano en ese sentido”. (Renya)

Mientras agarraba la katana obtenida con fuerza, como Renya le respondió, dentro de su mente se preguntó, ‘Ahora, entonces, ¿cómo se supone que debo equipar esto?’.

Puesto que era una uchigatana, sería la manera apropiada de llevarla en su cintura. Pero no había manera de que Renya tuviera un lugar en su ropa actual para llevar esta katana.

“Ahora que lo mencionas…”. (Kirie)

Siendo bastante casual, Kirie dijo mientras guardaba la mercancía en su morral.

“Como es una ocasión especial, ¿me dejarías ver cómo usar esa arma perfectamente?”. (Kirie)

“¿Fumu?” (Renya)

“Prepararé el objetivo”. (Kirie)

Después de haber terminado de guardar los artículos, Kirie sacó otro objeto de su morral.

Ese objeto se parecía a algo que se podía ver en los campos de arroz y sus semejantes en el mundo anterior de Renya.

Era un espantapájaros hecho de paja y un palo.

En orden para que el espantapájaros tuviera la forma de un cuerpo humano, llevaba una armadura de cuero. Como tal, parecía tener algo como intensidad a su manera.

Kirie lo clavó en el suelo como una estaca, de manera que su sección de pies fuese fijada en el suelo. Al enviar a Renya una señal como si dijera “Ahí lo tienes”, ella tomó un poco de distancia.

A pesar de preguntarse qué debería hacer, Renya sintió en algunos aspectos algo así como una obligación debido al negocio acordado hace no mucho tiempo. Él juzgó que podría escuchar una petición de tal nivel.

Además, Kirie había dicho 「una persona manejándola con precisión」. Por lo tanto, también podría decirse que era necesario establecer una prueba adecuada.

Cuando vio que Kirie se había distanciado suficientemente del espantapájaros, Renya bajó ligeramente sus caderas, sostuvo la katana con su mano izquierda cerca de su cintura y llevó su mano derecha suavemente cerca de su empuñadura.

En la actualidad, aunque la usaría por primera vez, él tenía algo así como una alucinación recordando una época en la que llevaba una katana en sus manos en los viejos tiempos.

Los ojos de Renya miraban fijamente al espantapájaros.

La distancia de Renya al espantapájaros era aproximadamente de 2 metros.

Recordando el sentimiento de opresión similar a ser asfixiada por simplemente mirar, Kirie tragó su saliva involuntariamente en el instante en que Renya movió su mano derecha.

Desenfundándola, en el momento en que ella pensó eso, el cuerpo de Renya había vuelto ya a su posición anterior. De la misma manera, como si estuviera inmersa en una lenta memoria persistente, la hoja de la katana fue devuelta a su vaina.

Kirie estaba aturdida.

Ella no recordaba haberle quitado sus ojos de encima.

A pesar de que no lo hizo, dentro del campo de visión de Kirie, la parte del espantapájaros, que Renya había cortado al dar un solo paso, terminó en un espectáculo de caída limpia.

De alguna manera, mirando al frente, Kirie terminó sintiéndose como si ella fuera la que había sido cortada. Al mismo tiempo, Renya guardó completamente la hoja de la katana, y el simple espantapájaros se deshizo arbitrariamente.

Así, el espantapájaros, el cual había sido cortado desde el lado izquierdo hasta el hombro derecho, cayó al suelo siendo separado en cuatro partes.

“Como sucedió debido a desenfundar la katana desde la posición inicial, esto probablemente debería ser correctamente nombrado como battoujutsu*”. (Renya)

(ETN: Arte de desenfunde de espada… ver Rurounin no Kenshin para referencias adicionales).

Respirando sin una advertencia, Kirie se quedó rígida mientras se giraba hacia la dirección de Renya mientras él explicaba.

“Aunque kenjutsu es otro arte diferente… ¿Estás satisfecha con esto?”. (Renya)

* Nikori Renya mostró una cara sonriente. Aunque era probable que Renya no tuviera conocimiento de nada, los músculos de Kirie a lo largo de la columna vertebral estaban congelados y rígidos al recuerdo del espectáculo de antes, y excepto por asentir con la cabeza con un koku koku *, ella no podía moverse en absoluto.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: