nidoume-no-jinsei-“Lo hiciste a propósito”. (Rona)

En la muy temblorosa carreta, Rona miró a Renya con ojos desdeñosos al llegar a esa conclusión.

Renya volvió a mirar a Rona con una mirada de: “¿Qué quieres decir?”.

Rona lo miró con atención mientras cruzaba sus brazos y piernas. No poniéndose su usual * pattsun pattsun * traje de sacerdotisa, ella llevaba el traje de una sacerdotisa con un tamaño exacto con respecto a su cuerpo con un protector de pecho y cubiertas para el reverso de las manos y muñecas.

007

Un mazo de una sola mano colgaba de sus caderas.

Su cabello esponjoso desprendía la sensación de estar agrupados. Aunque sus grandes ojos estaban sin ningún cambio, por alguna razón, el desamparado sentimiento dentro de ellos se había desvanecido desde el momento en que se reunieron. Ella parecía estar revestida con algo parecido a un espíritu de lucha.

“Te disfrazaste…”. (Renya)

Como Renya lo dijo tan calmadamente, Rona no comprendió de qué estaba hablando.

“Bueno, está bien, sin embargo, ¿qué fue a propósito?”. (Renya)

Después de dejar la ciudad, ellos habían sido sacudidos en la temblorosa carreta por algún tiempo.

Incluso si pudieras describirlo como una carreta en una sola palabra, no era el tipo típico usado por pasajeros ordinarios para ser abordado para viajar. Sólo un solo caballo estaba atado a la carreta la cual en realidad lo hizo muy frugal*.

(NT: Se podría traducir como un estilo o filosofía de vida en el que se intenta sacar el máximo provecho del dinero).

Todo lo que tenía era un banco instalado en la bandeja de carga aparte del asiento del conductor. Naturalmente, tampoco había techo.

Dado que no había nada como cojines extendidos en los asientos para la comodidad, se convirtió en la situación de sentarse en un tablón de madera. Esto dio lugar a una carga extrema en el glúteo y caderas.

¿El Gremio de Aventureros escuchó hablar de la historia en el momento de la reunión de algunos de los grupos participantes? Como consecuencia de la preparación de 4 carretas para los grupos participantes, ellos podían sentirse a gusto por no tener que estar en una situación incómoda por estar junto con otro grupo.

Sin embargo, como el conductor no había sido provisto, cada grupo tenía que escoger un conductor de sus filas para conducir la carreta.

En el grupo de Renya, sólo Shion era capaz de montar a caballo.

Renya no tenía ninguna experiencia en montar a caballo, mientras que Rona, quien al parecer nunca había manejado un caballo por sí misma, siempre cabalgaba detrás de Shion en el caballo de ella*.

(NT: El de Shion).

Naturalmente, Shion estaba sentada en el asiento del conductor y Renya y Rona estaban sentados en forma de estar frente a uno sobre la bandeja de carga de la carreta.

“Tu agravando la reunión eso es”. (Rona)

Ya que Rona no participó en la reunión, ella no sabía qué sucedió, aunque el resultado era que participarían en la solicitud actual. De las miradas dirigidas a ellos por los otros grupos en el lugar de la reunión*, ella entendió sobre todo lo sucedido en general.

(ENT: Desde las carretas).

A pesar de que al principio ella pensó que Shion había provocado al otro grupo por dejarse llevar con su cuestionamiento, Renya inmediatamente lo negó. Como resultado de que él afirmó haberlo hecho él mismo, Rona comenzó a darle un discurso acerca de dicho asunto.

“No lo hice particularmente a propósito…”. (Renya)

“… Cuando tuviste la oportunidad de acabarlo sin una conmoción, no pudiste hacerlo, ¿no es cierto…?”. (Rona)

Él no fue capaz de negarlo.

Después de ver a Renya asintiendo, Rona continuó.

“En cualquier caso, en lugar de unirse y cooperar en un mal humor, sería más fácil-ir a trabajar independientemente de una separación definitiva, ¿no es eso lo que pensabas?”. (Rona)

“En cuanto a si eso puede ser l verdad o no… ¿es un tema del que deberíamos hablar aquí?”. (Renya)

“¿Hay algún problema? No será escuchado por los otros grupos, ¿verdad?”. (Rona)

Aunque el camino estaba pobremente mantenido, haciendo que la carreta se agitara, una conversación podría establecerse de alguna manera mientras estaban frente a frente. Pero era una situación donde no sería posible escuchar la voz de los demás si aumentaran ligeramente su distancia entre sí.

La carreta del grupo de Renya fue colocada al final de la línea. Como consecuencia de las cuatro carretas que viajaban en una sola fila, no había razón para preocuparse acerca de la conversación entre Rona y Renya siendo filtrada a los otros grupos incluso si tuvieran oídos muy excelentes.

Aunque no había nadie, Renya señaló con su mirada hacia el asiento del conductor.

Hacia Renya indicando que Shion podía escucharlos, Rona sacudió su cabeza de izquierda a derecha.

“Porque ella está controlando el caballo, ella no volverá su atención para escucharnos”. (Rona)

“Tal tonta”. (Renya)

“Así es como es. Entonces, ¿qué hiciste?”. (Rona)

Por un instante cruzó a su mente para evadir el tema.

Aunque Rona dijo que Shion no los oiría, no había más que una ligera distancia desde la bandeja de carga hasta el asiento del conductor. Era un punto dudoso decir que ella realmente no podía oírlo.

Pero incluso si lo oía particularmente, ya que tampoco era un asunto problemático, Renya obedientemente respondió.

“Es como dices. Mirando los rostros de los otros grupos, pensé en hacer esto cuando escuché sus rangos”. (Renya)

“¿Puedo escuchar la razón también?”. (Rona)

“Ah, todos allí tenían un alto rango y había muchas personas. Entendí de una vez que nos miraban hacia abajo sin duda. Tales fanfarrones”. (Renya)

Diciendo esto, dentro de la mente de Renya, el rostro de Zest subió a la superficie.

Debido a que el rango de un Aventurero, incluso más que su habilidad real, se decidía teniendo en consideración tales cosas como las contribuciones hacia al Gremio también.

Por lo tanto, algo como ser de alto rango no significaba que fueran extraordinarios.

Pero Zest venía gruñendo a ellos tan pronto como escuchó el rango de grupo de Renya.

“En lugar de vincularnos con compañeros desagradables, sin duda estaremos a gusto trabajando de forma independiente. Además, tampoco hay razón para darnos el lujo de explorar la mazmorra junto con todos en ese número, ¿no estás de acuerdo?”. (Renya)

“… Sí, eso es correcto, ¿no? Normalmente lo dividirías en dos grupos o algo así. Un grupo que permaneciendo fuera de la mazmorra sería la forma normal de manejar las cosas”. (Rona)

Aunque con algo así como 19 personas, no habría manera de moverse a través de los pasajes estrechos de la mazmorra. Todos entrando y explorando al mismo tiempo tendría una eficiencia extremadamente pobre.

Generalmente, los roles se dividirían y se decidiría quién realizaría la exploración, dijo Rona.

En este caso, aunque el grupo que se quedaba fuera de la mazmorra sacaría el extremo corto del palo, en la situación en la que el grupo explorador no volviera, ya que una parte de su deber era ir a la ciudad para solicitar un rescate, como para mantener una línea de vida, era el método necesario para elegir en caso de que la cantidad de participantes fuera grande.

“Si ese es el caso, también está bien dividir la exploración en cuatro direcciones diferentes”. (Renya)

“Personalmente, no recomendaría hacer eso”. (Rona)

A pesar de que el asunto hablado no era tan raro o inusual, ellos estarían explorando un área peligrosa sin línea de vida si siguieran con lo que Renya dijo.

‘Supongo que Rona, quien quiere poner la seguridad primero, tendrá dificultades para aprobar mi opinión’. (Renya)

“Pero ¿no crees que es igualmente peligroso actuar en una situación de mala cooperación con compañeros de equipo poco confiables?”. (Renya)

“De hecho, puedo estar de acuerdo con tal punto de vista”. (Rona)

“De todos modos, planeo moverme con una estrategia de trabajo razonable sin exagerar dentro del número regulado de días”. (Renya)

“Es una espléndida estrategia, líder. La apoyo completamente”. (Rona)

Incluso para Rona, quien estaba principalmente preocupada acerca de la seguridad en primer lugar, el plan de Renya debía ser algo que debía hacer que ella levantara ambas manos en acuerdo.

‘¿Qué tan lejos vas a ir por el bien de Shion?’. Renya sonrió con ironía.

“Entonces, ¿comenzamos inmediatamente a capturar la mazmorra una vez que lleguemos mientras nos movemos hacia la entrada de la mazmorra?”. (Renya)

“De ninguna manera, ¿el viaje no toma un día? Hoy acamparemos cerca de la entrada de la mazmorra. La captura de las mazmorras comenzará a partir de mañana”. (Rona)

“Acampar hoy, ¿huh?… No espero que podamos conseguir una comida”. (Renya)

Cuando Renya refunfuño tristemente, Rona se echó a reír.

Shion, quien probablemente escuchó esa risa, levantó su voz en señal de queja.

“De alguna manera… que ustedes dos tengan una charla tan divertida me tiene preocupada”.  (Shion)

“No hemos hablado de nada importante. Dejando eso de lado, debes concéntrate en la conducción”. (Rona)

“Desearía que pudieras cambiar conmigo de vez en cuando…”. (Shion)

Ella estaba en una situación donde no había nadie con quien pudiera hablar, ya que era una tarea importante cuidar que el caballo marchara en línea recta apretando las riendas con fuerza. ‘Continuar con seriedad el control del caballo es algo extraordinariamente difícil’. Renya, quien no podía manejar un caballo, igualmente podía decirlo por simple imaginación.

“Si pudiera controlar un caballo, intercambiaría lugares contigo en cualquier momento”. (Renya)

“Si ese es el caso, ya que puedo enseñar con gran atención a los detalles cómo mover tus caderas, ¿no vas a ir una vez, Renya?”. (Shion)

Mientras Shion miraba por encima de su hombro riendo con una amplia sonrisa, Renya, quien no podía soportarlo, gritó.

“¡¿No tiene nada que ver con cómo muevo mis caderas?! Más bien, ¿dónde aprendiste tal expresión? ¿Me pregunto si podrías enseñarme apropiadamente sólo una vez? Además, detén esa clase de risa”. (Renya)

“Renya-san, Shion probablemente está aburrida…”. (Rona)

Bajando secretamente sus ojos, Rona aparentemente fingió no haber escuchado las palabras de Shion de alguna manera.

A pesar de que Rona no le había enseñado a Renya acerca de quién y de dónde era Shion hasta ahora, si ella provenía de una noble línea de sangre como Rona había dicho, se podría esperar que Shion estuviera clasificada como una persona llamada Ohime-sama*.

(ETN: Princesa).

La realidad era que ella estaba participando en bromas ligeramente sucias mientras sonreía ampliamente. Y, aparentemente, era un hecho que Rona, quien la atendía, no podía soportar mirarlo a los ojos debido a eso.

“Antes de que se agrave más, ¿puedo pedirte que la acompañes…?”. (Rona)

Sin tratar de cubrir a nadie, las palabras de Rona sugerían una situación posiblemente más indignante.

En cuanto a Renya, aunque no le importaba escuchar y hablar sobre temas indecentes, podría no ser lo mismo para Rona. Así, él se levantó de su asiento.

“Entendido. Lo has tenido muy difícil”. (Renya)

Mientras veía a Rona sosteniendo suavemente en la esquina interior de sus ojos*, Renya se movió con seguridad sobre el travesaño de carga de la carreta mientras se balanceaba y se sentó en el asiento del conductor recibiendo las riendas de Shion.

(EDN: Manteniendo una cara de póker).

Después de eso, al tomar la mano de Shion, él tomó lecciones de manejo de un caballo, por un tiempo.

Como era de esperar, no había necesidad de mover las caderas. Renya recibió de Shion lo básico en cómo tratar con un caballo con gran atención. De alguna manera u otra, llegó al punto en donde pudo manejar la carreta en línea recta.

Sólo aprovechando la oportunidad, Rona también cambió con Renya. Shion, quien se sentó a su lado, le enseñó atentamente. Y ahora, aunque Renya no dejó de notar que Shion extendía sus manos firmemente alrededor de la cintura de Rona, las dos parecían estar jugando mientras hacían un ruido * kyaa kyaa *. Una considerable mirada amenazadora llegó perforando la carreta enfrente de ellos.

‘Tal vez somos demasiados ruidosos? ¿O no hay suficiente sensación de tensión? ¿O qué es lo que piensas hacer si llamas monstruos de esa manera?’. Considerando varias posibilidades, Renya no tenía la menor intención de advertir a las 2 gritadoras, aunque entendía claramente la mirada. Las dos comenzaron a agarrarse en la parte superior del asiento de conductor, aunque distraídamente, él apropiadamente las miró.

Renya pensó:

‘En primer lugar, dos hermosas chicas jugando en algo como una escena de ligeras travesuras, sólo viendo que es una cura para mí. Por así decirlo, es algo que debe llamarse una vista para los ojos doloridos’.

‘Si bien puede ser cierto que esto podría invitar a una pequeña cantidad de problemas, sería un gran error mirarlas con una mirada acusadora’, Renya estaba pensando.

‘Si fuéramos a viajar dentro de algún bosque oscuro, ciertamente podría ser visto como un problema, pero actualmente estamos viajando en un camino normal. Es un lugar que se mantiene bastante seguro.

 

Además, provisionalmente, también hay 19 Aventureros presentes. Dado que dos chicas que hacen un ruido es demasiado molesto, supongo que no poseen una gran tolerancia, ¿huh?’. (Renya)

Renya recordó haber mirado a los miembros de cada grupo en el momento de las presentaciones.

El grupo de Zest sólo tenía mujeres.

‘No sería extraño que un alboroto viniera de allí tampoco’, aunque pensaba que la carreta de Zest avanzaba como la vanguardia de las 4 carretas. Por lo que había visto, ellos avanzaban extrañamente con toda tranquilidad.

El Zest mismo tenía una pequeña chica de cabello plateado entre sus brazos. Aunque estaba sentado en una postura de tener las piernas estiradas después de todo, Renya notó que las otras miembros del grupo intercambiaban miradas de * chira chira ** y luego las apartaban.

(NT: Vistazo).

De alguna manera, la chica en los brazos de Zest parecía ser su favorita. Las otras miembros se contenían mutuamente. La situación actual parecía ser un estancamiento.

Era otra chica, que la chica sostenida en los brazos de Zest, quien ayer lanzó los cuchillos a Renya.

Era fácil ver que ella era una maga por el hecho de que llevaba una túnica, el cual tenía un diseño que había sido alterado, y sostenía un bastón.

De un vistazo, aunque no parecía ser un grupo de harem llenando a un hombre de envidia, moviéndose hasta tal punto detrás de las escenas, no lo considerarías por ninguna medida de la actitud visible del grupo.

Sin embargo, la mente de Zest no estaba en un estado en el que lo notaría.

¿Era un alguien importante? ¿O era un idiota?

Después de pensar un poco, Renya concluyó que probablemente tenía que ser la última.

Continuando, era la carreta de Hartz, pero de alguna manera había un atmosfera como si estuvieran asistiendo a un funeral, envuelto en silencio y con oscuros sentimientos.

Todos los miembros estaban revisando su equipo y asegurándose de estar enfocados. Mantuvieron las conversaciones ocasionales en el mínimo necesario. No había ninguna señal de que continuaran su conversación.

Por el momento, a pesar de que los miembros femeninos también se estaban asociando entre sí, no podías captar un toque de algo como la belleza o la juventud.

En cambio, como se sentía de alguna manera como la forma compuesta de hablar de personaje muy influyente. Renya dejó de observarlos porque mirarlos era un poco sofocante.

Por cierto, Renya no cubrió el grupo de Az viajando en la tercera posición desde el principio.

La razón de esto era bastante simple.

Había sólo cuatro conjuntos de armaduras y un sombrío mago montado en ese carruaje*.

(ETN: LOL).

Pero, después de mirarlos, hubo algo inesperado, aparentemente una relación bastante buena entre Az y los cuatro conjuntos de armaduras se había establecido.

Después de todo, al estar cerca como guardias y con el deber de servir como escudos, a su propia manera ésta era una relación de confianza mutua, o, mejor dicho, podría ser natural en esta situación para ellos acercarse.

Mientras pensaba tales cosas, Renya se estremeció junto a las vibraciones de la carreta. Mientras harto con seriedad de tener sus caderas y glúteos siendo acosados ​​por la madera dura, la línea de carretas llegó a su destino.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email