Inicio / Capítulo 29: Parece Ser Un Encuentro

No jodan. Parte 3.



 

La discusión se complicó.

 

Aunque Renya no estaba dispuesto a retirarse de su declaración de que, si alguien tiene que ir, entonces será él para hacerlo, Az y Shion estaban teniendo dificultades para aceptar a Renya ir adelante por sí mismo. Todos ellos hablaban al mismo tiempo en este acalorado debate.

 

En lo que va, la medida final de Az es cancelar el estado actual de tener una operación conjunta con el grupo de Renya. A pesar de que se había reservado este método sólo cuando su propio grupo lo obligara a hacerlo, sin poder decir que Renya retrocediera en el estado actual y ya que incluso Shion y Rona no estaban rechazando la situación para respaldarlo, se convirtió en un estado en el que él deseaba fuertemente a abandonar.

 

Además, no hay ninguna razón en particular para que Az comience una pelea con Renya tampoco.

 

Por el contrario, estaba juzgando que quería mantener una relación favorable con Renya si era posible.

 

O tal vez debería decir que esto fue fuertemente influenciado por la manejabilidad de la habilidad del almacenamiento del vacío de Renya. O más bien, fue el efecto de una especie de testarudez con respecto a las comidas de Renya. O, francamente hablando, era el agujero de hierro de Renya en el estómago de Az al final.

 

De todos modos, aunque él quiere evitar un deterioro de su relación, no hay manera de que apruebe lo que Renya dice por otro lado tampoco. Y un posible compromiso tampoco es aparente.

 

“Bueno, aceptemos que Renya siga adelante por el momento”. (Az)

 

“Pensando que es el grupo de otra persona, ¡¿qué está diciendo ese astuto mago?!”. (Shion)

 

Renya se sorprendió cuando Shion cambió su manera de hablar mientras levantaba su voz preguntándose si estaba a punto de volar su parte superior.

 

No es su usual tipo de discurso de tipo militar. Era el patrón del habla apropiado para una chica de su edad.

 

“Shion, observa tu lenguaje…”. (Rona)

 

Ella susurró en el oído de Shion mientras restringía su boca con una mirada de costado. Az inclinó su cabeza perplejo cuestionándose si realmente parecía ser tan astuto.

 

La mirada de sus ojos es malvada. Su rostro se había vuelto demasiado delgado. Y siendo débil al reír, tampoco lo mostraba en su cara.

 

Después de aceptar que de hecho no puede ser evitado ni siquiera ser llamado astuto, Az continuó su discurso.

 

“Pero no puedo aceptar dejarlo ir solo después de todo. ¿Qué hay de las dos Ojou-san allá, tú y yo, nosotros cuatro, actuando como vanguardia mientras que los cuatro miembros restantes de mi grupo siendo nuestra retaguardia?”. (Az)

 

“E-Es verdad, Renya. Si ese es el caso, también podremos seguir una vez que Renya diga que podemos entrar sin tener que preocuparnos por nuestra retaguardia”. (Shion)

 

La nerviosa Shion apoyó la sugerencia de Az.

 

Renya no evaluó la propuesta de dividir el grupo en dos como una idea demasiado buena, pero pensó que tampoco se resolvería refunfuñando sobre ella.

 

Además, debido a que todo esto vino a ser debido a una sola preocupación de Renya, se ha convertido en la causa de precipitar la conclusión. Rona parece haber notado eso también.

 

“Sin embargo, asegúrate de lanzar magia defensiva antes de entrar en la habitación. Pero… ya que nadie ha salido de la habitación después de que hayamos hecho tal tumulto delante de la puerta, ¿no es posible que no haya nadie al otro lado de la puerta, me pregunto?”. (Rona)

 

Había dos posibilidades.

 

A pesar de comprenderlo, Renya elevó una sonrisa debido a que Rona eligió la opción optimista entre las dos posibilidades a propósito.

 

“Si realmente no hay nada al otro lado de la puerta, será bueno, ya que será una historia divertida de un líder asustado y débil haciendo un alboroto”. (Renya)

 

Aunque Renya dijo esto, si la otra posibilidad sospechosa se convierte en realidad, cualquier razón de la risa se desvanecerá.

 

Es decir, aunque podría haber algo en el otro lado de la puerta, era una existencia poderosa en el grado de no prestar atención a algo así como las acciones de este lado.

 

No importa qué tipo de preparación el grupo de Renya haga.

 

Es completamente bueno huir, si quieres huir.

 

Es algo tan fuerte que ni siquiera demuestra por lo menos tanto interés.

 

En cuanto a esa posibilidad, parece que Rona también lo ha notado, pero no lo dejó mostrar. Ella está recitando magia en cada miembro del grupo en turnos.

 

“Pensé que es sólo en la medida de <Defensa> y <Aumentar la Tasa de Recuperación>…”. (Rona)

 

“Eso es suficiente. Abriré la puerta. Retaguardia, presten atención hacia atrás”. (Renya)

 

Viendo todos asentir, Renya empujó la puerta con ambas manos.

 

Aunque él estaba pensando que pueden dar vuelta si no se abre debido a estar bloqueada por un instante mientras que ponía fuerza en sus brazos, la puerta comenzó lentamente a abrirse.

 

“¡¿Uh?!”.

 

Alguien sin querer levantó su voz de esta manera.

 

Un fuerte olor podrido salió de la abertura de la puerta ligeramente abierta.

 

Renya, teniendo ambas manos en la puerta, terminó recibiendo una dosis completa de un olor apestoso, extrañamente enfermizo, ya que no era capaz de cubrirse la boca y nariz.

 

El grupo de Shion, al estar cerca de la entrada, reflexivamente cubrió sus bocas y narices con sus manos disponibles.

 

Incluso los guardias más allá de la entrada levantaron un gemido, mientras Renya abría la puerta sin importarles.

 

Aunque se sorprendieron ellos mismos, los otros miembros cubrieron instintivamente sus bocas y narices y terminaron parando el avance de sus pies debido a la fuerza del olor putrefacto. Y, sin embargo, a pesar de entenderlos, a Renya no le importaba eso.

 

‘¿Supongo que me he acostumbrado a esto?’. (Renya)

 

Mientras sentía tales dudas, Renya pasó a través de la puerta abierta.

 

Siguiéndolo por estar un paso tarde, Shion levanta la antorcha mientras Rona y Az entraban.

 

Había una habitación bastante grande con mucho espacio en comparación con la sencilla habitación anterior.

 

En primer lugar, era brillante.

 

Lo más probable es que, si sólo fuera la luz de la antorcha, no pudieran comprender la amplitud del grado de extensión de la habitación, pero el techo en sí está emitiendo una débil luz. Eso mismo está llenando toda la sala con luminancia.

 

La pared circundante difiere de la pared de barro hasta ahora. Es una pared blanca pura como si estuviera enyesada con cemento.

 

En cuanto al centro del espacio, hay un solo escritorio ébano puesto allí como si de alguna manera tratara de ser divertido. La figura de alguien escribiendo algo con todo su poder podía ser vista sentada en una silla.

 

De un vistazo, no pueden encontrar la cosa que desprende el olor podrido que sentían en el momento en que abrieron la puerta.

 

Pero, a estas alturas, el nivel de vigilancia de Renya se elevó al máximo.

 

Hay un aire de intimidación proveniente de la figura escribiendo algo en el centro de la habitación.

 

Con cautela, Renya estaba sujetando la vaina con su mano izquierda humedecida por el sudor.

 

“¿Quién es…?”. (Az)

 

Esa sensación de intimidación probablemente llegó al grupo de Az en la espalda de Renya.

 

Como Az preguntó con una voz amarga, la cosa, en forma de persona, detuvo su escritura. Lentamente levantando su vista desde la superficie del escritorio, giró su vista al grupo de Renya que se encontraba como roca todavía en la entrada de la habitación.

 

Por el juicio de Renya, era un hombre de aspecto extraño.

 

El cabello púrpura claro peinado ordenadamente hacia abajo en la parte posterior. Las orejas son ligeramente puntiagudas y largas.

 

El color de la piel es de color marrón oscuro profundo.

 

Los ojos que miran hacia el grupo de Renya, diferente de otras personas, tienen pupilas con forma de almendra.

 

Con ropas parecidas a una túnica blanca enrollada a sí misma alrededor del cuerpo, la ya cuestionable impresión de ese hombre se volvió aún más sospechosa.

 

“Oya oya. Hoy es un día con muchos visitantes. No recuerdo haber invitado a nadie”. (-)

 

Inclinando ligeramente su cabeza, la voz que usaba el hombre era de alguna manera bastante fuerte en los oídos debido a su alto tono.

 

011

 

Rona habló como si luchara mientras miraba esa cara directamente desde el frente.

 

“Ese es… un demonio…”. (Rona)

 

“¿Demonio?”. (Renya)

 

Por supuesto, es una raza que Renya veía por primera vez.

 

Aunque había oído de esa niña sobre las razas que habitaban el centro del continente antes de venir a este mundo, se entusiasmó con la pregunta de por qué ese demonio estaba en el continente de la raza humana y, aún más, dentro de una mazmorra.

 

“Renya, tenías razón. Este tipo es definitivamente una mala noticia. No podremos escapar”. (Az)

 

Incluso la voz de Az, carente de su calma habitual, estaba llena de impaciencia.

 

La única persona, que no entendía la difícil situación, era sólo Shion, pero viendo el estado de pánico de los dos, aunque no sabe lo que estaba sucediendo, ella estableció su espada mientras su vista divagaba de adelante y atrás entre el demonio y Renya.

 

“Está bien que no se vayan rápido, ¿no están de acuerdo?”. (Demonio)

 

Su voz contenía burlas.

 

‘A pesar de que su manera de hablar y su expresión facial es blanda y profunda, las emociones contenidas en ellas son algo completamente opuestas a esas’, Renya estaba percibiendo.

 

‘Es una sensación totalmente inadecuada para una persona’. (Renya)

 

“En cuanto a mí, es una sensación de querer huir después de escuchar solamente las cosas que deseo preguntar”. (Az)

 

“¿Hou? ¿Me pregunto qué quieres saber? Por el momento, escuchémoslo”. (Demonio)

 

“¿Un grupo de alrededor de dos grupos de Aventureros vinieron aquí anteriormente?”. (Az)

 

“¿Aventureros? ¿Alguien así vino aquí, me pregunto?”. (Demonio)

 

El hombre demoniaco dobló sus brazos frente a su pecho como si estuviera pensando e inmediatamente sacudió su cabeza.

 

“No, por lo que recuerdo, alguien así no ha venido aquí”. (Demonio)

 

“Es un camino recto. No hay manera de que no hayan venido aquí”. (Az)

 

El hombre demoniaco mostró una expresión preocupada hacia las palabras de Az, quien se estaba poniendo en guardia mientras tanto.

 

“Sin embargo, diciéndolo honestamente, alguien que no ha venido aquí simplemente no ha venido aquí. ¿No es esa la única respuesta?”. (Demonio)

 

“Vamos a cambiar la pregunta entonces”. (Az)

 

Escuchando la respuesta de Az, aunque el medidor de vigilancia de Renya estaba ya al tope, estaba exigiendo subir a un nivel aún más de la vigilancia.

 

Renya adivinó que esta existencia ante sus ojos hacía evidente que era más peligroso que cualquier otra cosa.

 

“¿Aproximadamente 11 materiales para jugar vinieron aquí*?”. (Renya)

 

(NT: El demonio nunca menciono nada de materiales u otra cosa, así que no sé de dónde lo saco Renya).

 

Los miembros del grupo miraron a Renya con una expresión facial sobresaltada.

 

Sin siquiera la libertad de acción para quitar la intensidad de sus miradas, Renya estaba fijando sus ojos en el hombre demoniaco.

 

Por un breve período, el demonio miró fijamente con una expresión facial inmutable al rostro de Renya. Pero en poco tiempo mostró una sonrisa complaciente, aflojó los brazos, que se cruzaban frente a su pecho, y frotó sus palmas.

 

Imaginando este gesto para parecerse de alguna manera a una mosca, Renya frunció el ceño.

 

“Eres un tipo interesante”. (Diablo)

 

Deteniéndose para frotarse sus manos, el demonio retrocedió la silla y se levantó.

 

Su cuerpo daba la impresión de ser larguirucho, pero no era un hombre de tener tanta altura. Aún así, el grado de peligro, que el grupo de Renya sintió hasta ahora, no aligeró mucho.

 

“Juguetes, ¿huh? Juguetes, dices. Vamos a ver, ¿cómo responderé a esto si preguntas así?”. (Demonio)

 

Separando sus manos del escritorio, las extendió. Sin prestar atención al grupo de Renya en absoluto, el hombre demoniaco caminó lentamente hasta que estuvo cerca de la pared.

 

Completamente como si fuera algún actor, repentinamente decidió dar la vuelta a lo largo de la pared y colocó ambas manos en la pared blanca pura.

 

Aunque se supone que la pared era sólida, las manos del hombre se hundieron ligeramente en la pared.

 

“¿Son estas cosas los juguetes que estás preguntando?”. (Demonio)

 

Las manos del hombre, las cuales se sumergieron en la pared, se sumergieron por completo.

 

Mientras Renya miraba atentamente a lo que estaba haciendo, el hombre tanteando a tientas con un sonido crujiente dentro de la pared por un corto tiempo. Pero habiendo encontrado probablemente la cosa que él buscaba, él la agarró y la extrajo usando sus astutas manos.

 

La cosa que arrastraba las manos era…

 

“Ese es… ¿Hartz?”. (Az)

 

Con una voz chorreante con un temor definido, Az retrocedió un paso.

 

Las manos de Shion sujetando la espada sonaban y temblaban. Rona suprimió un grito de su boca con ambas manos.

 

Renya instintivamente comenzó a sacar su katana, pero se detuvo de hacerlo.

 

“O… Au… A-Ayu… da…”. (Hartz)

 

La cabeza arrastrada desde dentro de la pared por su corto cabello rubio y estaba firmemente sujeta, era la cabeza de Hartz.

 

Con los ojos en blanco y suplicas para ser rescatado, estaban saliendo de su boca parcialmente abierta.

 

La mitad derecha de su cara estaba en blanco mientras todavía tenía un rastro de ser un ser humano restante, pero la mitad izquierda era indefinida debido a ser parcialmente derretida. Su estado es que podrías echar un vistazo a los huesos a través de las lagunas entre las fibras musculares.

 

El grupo de Renya estaba congelado debido a esa anormalidad.

 

“De alguna manera, a partir de esta mañana, la comida fresca ha venido continuamente rodando”. (Demonio)

 

Soltando sus manos del cabello rubio de Hartz, el hombre demoniaco metió sus manos en otra parte de la pared.

 

Lo que sus manos arrastraron era la cabeza de una persona con casi sólo huesos restantes y librados mechones de cabello marrón teñido.

 

A pesar de que Renya creía que probablemente era Zest, naturalmente no había nada de su cara restante más.

 

“Estos chicos son materiales muy buenos. Ha sido divertido jugar con su firmeza moderada. Además, aumentarán muy pronto”. (Demonio)

 

Uno tras otro, sólo las cabezas humanas se elevaban a la superficie de la pared blanca pura.

 

Al igual que Hartz y Zest, sólo había rastros débiles de ellos siendo las personas que quedan. La mayoría de ellos habían perdido su forma y estaban segregando debido a la fundición. No estaban en un estado que pudieras soportar ver directamente.

 

Su número ciertamente es 11.

 

“También tenemos varias circunstancias. Por el bien de la recolección de materias primas para la investigación y en parte como hobby, decidimos construir una mazmorra cerca de la morada humana. Maa, se convirtió en un agradable estanque de peces para la pesca deportiva”. (Demonio)

 

No sólo la cabeza, sino también las manos, con la piel colgando debido a la fundición, los pies, fueron completamente convertidos en huesos blancos, y así, gradualmente fueron expulsados ​​de dentro de la pared.

 

Este espectáculo podría sin duda llamarse una pesadilla.

 

Si fueran unas personas tímidas, ellos inmediatamente se desmayarían ante la escena que tenían enfrente. Con diferencias individuales entre sí, no había nadie entre el grupo de Renya que perdiera la conciencia sobre ese grado.

 

Pero cada uno de ellos terminaron tragando con la escena delante de ellos, incapaces de hacer ni siquiera un solo movimiento.

 

“Ya que les daré una lección práctica a los rincones de su eficacia también, está bien no tener miedo”. (Demonio)

 

Persistiendo con una sonrisa hasta el final, el hombre demoniaco les dijo sin rodeos.

 

De la pared en la parte posterior de ese hombre, algunas cosas con una forma humana, aunque ya han perdido su humanidad, estaban arrastrándose hacia fuera con un sonido deslizante mientras extendían ambas manos como si pidieran ser salvados.

 

“Maa, por ahora… Me pregunto si también podré recibirlos así”. (Demonio)

 

Él es totalmente despreocupado.

 

Su voz no contiene ninguna malicia en absoluto.

 

Al mismo tiempo que el hombre pronunciaba aquellas palabras, disfrutando de ello, los restos humanos, que salían de la pared de su espald,a se precipitaban hacia el grupo de Renya.

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: