Capítulo 33: Parece Algo Que No Se Le Puede Decir A Nadie

No jodan. Parte 7.



 

“Bueno, entonces… ¿empezamos?”. (Emil)

 

Entrecerrando los ojos como si estuviera apuntando, justo cuando Emil lo declaraba esto en un susurro, la luz en la habitación se apagó.

 

Sin siquiera mostrar un comportamiento de pánico hacia tener su visión abruptamente robada, Renya emitió un solo sonido fuerte de * thunk * con su lengua.

 

Dentro una oscuridad donde ni siquiera él podía ver nada delante de su nariz, Renya blandió la katana.

 

Sintió una leve retroalimentación en la mano que agarraba la empuñadura.

 

Sosteniéndola en el momento de la querida sensación, él desenfundó la katana cerca de sí mismo y luego, se alejó inmediatamente del lugar allí.

 

Meramente un instante después, un sonido de látigo golpeando el suelo resonó.

 

Si él excluía las inmediaciones donde el sonido se extendía, sentía que la punta de su katana agarraba algo a un escaso grado.

 

“Nunca me lo esperaba, pero ¿lo ves?”. (Emil)

 

Renya liberó un ataque hacia la dirección de donde procedía la voz, pero terminó el ataque en vano sin ni siquiera algún tipo de retroalimentación.

 

Mientras cambiaba la posición en la que se encontraba poco a poco, Renya respondió en la oscuridad.

 

“No hay manera de que vea la situación sin luz ya que tengo ojos humanos”. (Renya)

 

“Eso es inesperado”. (Emil)

 

Él se dio cuenta de que algo había pasado intentando cortarlo mientras doblaba levemente la parte superior de su cuerpo.

 

En lugar de restaurar rápidamente su postura, sacudió su katana como si estuviera recogiendo algo y sintió una rápida y adecuada retroalimentación regresando a su mano esta vez.

 

Una pequeña voz de dolor se levantó.

 

‘Supongo que es el daño está en la medida de haber cortado una pequeña cantidad del final del dedo meñique?’, juzgó Renya con un sentimiento amargo.

 

“Los ataques y contraataques son extremadamente precisos”. (Emil)

 

“Eso es porque está bien actuar como de costumbre. Por otra parte, tu comportamiento habitual es aparentemente muy malvado”. (Renya)

 

‘¿Está pensando que es fácil no importa si lo veo o no? Sus ataques son extremadamente monótonos y simples’. (Renya)

 

Él no debería ser capaz de ver. Renya se plantó en el suelo y algunas veces hacía clic en su lengua ligeramente mientras evadía.

 

“Los sonidos, ¿huh?”. (Emil)

 

Renya terminó involuntariamente haciendo clic en su lengua con un sonido diferente de * tch * hacia las palabras murmuradas por Emil después de muchos intercambios de ofensiva y defensa.

 

A pesar de los ágilmente pasos y cortes en la dirección donde procedía la voz, no había respuesta.

 

Renya se dio cuenta de que una vez más terminó su ataque en vano, pero al tiempo que se giró rápidamente, el techo recuperó su suave luz y su visión regresó.

 

Emil estaba de pie ante el giro de Renya con una expresión llena de extrema fascinación.

 

Su cuerpo estaba cubierto de varias heridas leves y pequeñas por todas partes.

 

“¿Es una técnica de sondeo de los alrededores con el eco de los sonidos de la lengua y de los sonidos de los pasos? Estás poseyendo una habilidad interesante allí”. (Emil)

 

“Nada menos para un investigador, supongo. Has expuesto mi habilidad con bastante rapidez”. (Renya)

 

Aunque Renya dijo esto de una manera detestable, él asumió por adelantado que sería expuesto a lo que estaba haciendo.

 

Pero el tiempo para exponerlo ha sido mucho más corto de lo que él suponía.

 

“Si eres capaz de reaccionar a tal grado dentro de la oscuridad, no habrá ningún significado en robar tu visibilidad”. (Emil)

 

“¿Por eso encendiste la luz?”. (Renya)

 

“He decidido que sería bueno iluminar el lugar si quería observarte”. (Emil)

 

Los tentáculos de Emil, los cuales se habían transformado en dos manos, estaban en medio de separarse en dos otra vez.

 

Los tentáculos, los cuales se convirtieron en cuatro en total, se retorcían. Emil se rió como si estuviera muy feliz.

 

“El siguiente es un experimento de velocidad de reacción. Me pregunto, ¿hasta dónde podrás continuar?”. (Emil)

 

Un látigo blanco venía volando.

 

Es diferente de un látigo usado por los humanos. No había ninguna parte del movimiento preliminar antes de blandirlo. Se sentía anormalmente rápido. Renya lo rechazó con la katana.

 

‘El acto de golpear esto con una hoja es como si fuera parte de carne viva. Si tuviera que decir, la forma en que Emil usa sus tentáculos para golpear dará lugar a la producción de numerosas heridas, pero no hay indicio de la disminución del número de ataques’. (Renya)

 

Mientras se encontraba en un estado de sólo defender a causa de los consecutivos ataques entrelazados de los cuatro látigos tentáculos, Renya redujo su distancia de Emil poco a poco.

 

Si se movía hacia adelante hacia su destino, la ferocidad de los ataques sólo aumentaría, pero estaba fuera de la cuestión el no acercarse hasta que estuviera en el rango de corte, ya que los ataques aumentarían de todas maneras.

 

‘¿Emil se está dando cuenta de esto también?’. Al mismo tiempo que Renya se movió hacia adelante, Emil se retiró hacia atrás.

 

Aunque Renya rechinaba sus dientes debido a la situación de ser incapaz de acortar a la distancia, era muy consciente de que sería una experiencia dolorosa si persiguiera tras él precipitadamente.

 

“Maravilloso~, una vez que fueras capas de asegurar tu campo de visión, puedes manejar tal cantidad de ataques bien usando tu hoja~”. (Emil)

 

A pesar de haber sido golpeado justo ahora, Emil se reía.

 

“Toda esta charla sin sentido, déjame matarte rápidamente”. (Renya)

 

Renya se estaba advirtiendo al no apresurarse y no se impacientarse, pero terminó sintiéndose apurado, sin importar cuánto tratara de persuadirse.

 

Incluso más que el asunto de los cuatro luchando cuerpo a cuerpo contra los bultos de carne en la habitación vecina, no podía evitar, sino preocuparse por la condición de los tres en esta habitación, quienes repentinamente terminaron todos indefensos.

 

Especialmente, la forma que Az fue arrojado, fue horrible. Los huesos de los pies de Rona, quien fue arrojada lejos mientras que sus pies estaban agarrados, se rompieron definitivamente.

 

Incluso si Shion logró defenderse con éxito hasta cierto punto, ha recibido un ataque del grado de romper la espada que usó como escudo.

 

Renya quería que un doctor les echara un vistazo lo antes posible, pero, por el bien de la discusión, aunque salieran de aquí inmediatamente, todavía tomaría un día en carruaje hasta la ciudad donde se encontraban los doctores.

 

‘No tengo mucho tiempo’, comprendiendo la situación, la impaciencia de Renya fue estimulada aún más.

 

Mientras continuaba haciendo frente a los golpes de látigo que se acercaban y diciéndose a sí mismo para calmarse, Renya se dijo a sí mismo para mantener su temperamento.

 

Si no lo maneja bien a pesar de haberse acostumbrado a seguir los látigos con sus ojos, la situación cambiaría en sí mismo estando indefenso también.

 

Y si se volviera indefenso, significaría su aniquilación total.

 

Si hubieran sido derrotados por completo, no habría una mano que llegara tampoco.

 

No habría otra opción que rezar para que sus muertes al menos fueran rápidas en lo que respecta a su futuro.

 

“Ni siquiera tengo nada que criticar acerca de tu resistencia. Tienes una increíble resistencia para seguir manteniéndolo tan bien a esta velocidad”. (Emil)

 

Sin siquiera tener el margen de maniobra para responder, el silencioso Renya dirigió una sonrisa oscura a Emil como si hubiera pensado algo interesante.

 

“Pero, sabes. Hay una diferencia en esta situación”. (Emil)

 

“…”. (Renya)

 

“¿Me pregunto qué pasaría si volviera a robar tu visión una vez más?”. (Emil)

 

Aunque Renya dispersó los notables tentáculos hasta ahora, Emil atacó a Renya con los cuatro a la vez.

 

Y con esta sincronización, Emil borró la fuente de luz una segunda vez.

 

“¿Eh?”. (Emil)

 

Renya se deslizó a través de los cuatro tentáculos de ataque y los pasos dentro del rango.

 

Emil contempló asombrado el agudo movimiento hacia abajo de la katana blandida que apuntaba a su cabeza.

 

Y, sin embargo, ya sea su instinto de supervivencia que comenzó a funcionar o hacerlo él inconscientemente, estaba tomando medidas para evadirlo con su cuerpo.

 

Se alejó de la hoja, aunque sólo ligeramente. Cortando en el hombro izquierdo de Emil y cortando el brazo izquierdo de su raíz del cuerpo, la hoja que volvía rasgó el abdomen en el costado izquierdo de Emil en pedazos.

 

‘¿Está bloqueando el dolor?’. Emil no alzó su voz, pero para evitar nuevos ataques, balanceó sus tentáculos derechos mientras se aseguraba de separarse de Renya girando.

 

Renya decidió perseguirlo, pero debido a que tenía que esquivar los tentáculos empuñados, no tenía otra opción que saltar hacia atrás.

 

“Esto es…”. (Emil)

 

Desde la raíz del brazo izquierdo sangre roja oscura estaba fluyendo mientras Emil miraba hacia arriba en el techo.

 

La fuente de luz que debería haber sido borrada continuaba iluminando la habitación sin desaparecer.

 

Esta vista había robado una pequeña cantidad de tiempo de Emil, lo cual resultó en recibir el golpe de Renya a toda potencia.

 

“Pensé que había hecho que la luz desapareciera una vez más, viendo una buena oportunidad para hacerlo”. (Emil)

 

Renya pateó los tentáculos, que se retorcían en el suelo con un * sacudida sacudida * similar al corte de la cola de un lagarto, volando y quemándolos con un número de sin cantos como diciendo: “Con está hecho, ¿huh?”, mientras miraba su lado derecho donde Emil ponía su mano en el suelo para levantarse.

 

“Lo sobrescribí. Es una habilidad conveniente, este hechizo sin canto”. (Renya)

 

Aunque el rostro de Emil estaba completamente devoto a sonreír, ahora se deformó en shock.

 

Renya no entendió la razón de eso, pero antes de que pudiera empezar a pensar en ello, Emil hizo una pregunta con una temblorosa voz.

 

“¿Que eres? ¿Qué diablos?”. (Emil)

 

(NT: Don verg*s. :’v).

 

“Kunugi=Renya. Un Aventurero normal y un Perdido. Aunque creo que será una relación corta, bueno, por favor, trátame favorablemente”. (Renya)

 

Como si extrajera su venganza, Renya lo asaltó con tales palabras. Ahora Emil estaba acorralado en una lucha defensiva.

 

Emil no parecía como si sintiera dolor al perder su brazo izquierdo, pero su aliento definitivamente comenzó a perturbarse.

 

“No puedo creerlo. ¿Por qué estoy, un honorable demonio, sin aliento?”. (Emil)

 

“Bueno, ¿no eres el investigador aquí? Reflexiona sobre ello tú mismo”. (Renya)

 

Con los movimientos de los tentáculos comenzando a ser torpes, no eran capaces de defenderse contra los ataques de Renya.

 

Las puntas de los tentáculos se separaron y cayeron al suelo. En estas brechas, el cuerpo real de Emil comenzó a sufrir numerosas heridas debido a los ataques deslizantes. En poco tiempo, el brazo derecho restante fue cortado desde hombro y enviado volando también. Como era de esperar, Emil, habiendo perdido toda fuerza, acabó sentándose en el suelo, desmoronándose desde su cintura.

 

Emil empezó a hablar con una mirada seria cuando Renya blandió su katana a punto de acabar con él.

 

“Hagamos un trato”. (Emil)

 

Sin responder, Renya bajó su katana, pero se detuvo espontáneamente mientras escuchaba las siguientes palabras de Emil.

 

“¡Las tres personas son tus compañeros, pero ¿no morirán uno o dos de ellos a esta rapidez?!”. (Emil)

 

“¿Qué fue eso?”. (Renya)

 

“Incluso si soy un demonio así, soy alguien cuya investigación se centra en la vida como también te dije antes. También tengo conocimientos sobre las artes curativas. Entiendo al menos qué grado de daño he causado”. (Emil)

 

Renya le instó a continuar en silencio.

 

Emil, quien perdió ambas manos, se sentó con las piernas cruzadas en el lugar y continuó sus palabras asegurándose de mirar a Renya.

 

“No hay ningún problema con esa tonta espadachín. Los problemas son con ese sombrío mago y Erótica-durmiente-chan, pero…”. (Emil)

 

013

 

“¿No deberías tener cuidado con tus palabras?”. (Renya)

 

‘Aunque le he dado una advertencia por el momento, ¿por qué la describe tan distintamente? ¿Me pregunto si es algo fácil de entender?’, Renya terminó reflexionando un poco sobre ello.

 

Al mismo tiempo, terminó sintiendo un poco de lástima por Rona, quien había sido llamada erótica incluso por el demonio.

 

“A pesar de que siento haber herido tus sentimientos, el mago y la durmiente-chan están en peligro. Si no son llevados a un doctor inmediatamente, se convertirá en una cuestión de vida o muerte o tendrán consecuencias críticas permanentes”. (Emil)

 

“¿Y?”. (Renya)

 

“Aquí hay un doctor”. (Emil)

 

Aunque no era capaz de señalarse a sí mismo, ya que no tenía brazos, siguiendo sus palabras, parece que estaba hablando de sí mismo.

 

Renya se rió con desprecio de aquellas palabras.

 

“Por el bien de la discusión, aunque seas un doctor, ¿qué puedes hacer sin tus brazos?”. (Renya)

 

“Si me permites esperar un poco, podré volverlos a crecer. Trataré a esos dos si haces la vista gorda hacia mí”. (Emil)

 

El acto de dar la vista gorda a un demonio, Renya no sabía qué tipo de significado tiene en este mundo.

 

‘Tal vez podría ser equivalente a un acto de pasar por alto a un supuesto criminal en mi mundo original’. (Renya)

 

Pero, sin pensar en la parte ética, era sin duda una propuesta atractiva porque podría recibir tratamiento médico para los dos heridos.

 

“No puedo confiar en ti”. (Renya)

 

Incluso si fuera una propuesta atractiva, es impensable ser capaz de confiar en las palabras de un oponente que trató de quitarle la vida hasta unos momentos atrás.

 

Renya le dijo directamente mientras sacaba su katana, pero su mente estaba vacilando un poco.

 

A pesar de que Renya no tenía conocimientos en artes curativas o algo así, pudo estar de acuerdo con las palabras de que Az, quien recibió el ataque directamente, y Rona, quien fue lanzada sin siquiera adoptar una postura defensiva, estaban en una situación peligrosa.

 

También estaba preocupado por la condición de Shion, pero como ella ya tiene suficiente defensa en algún grado, sabe que su vida no corre peligro.

 

‘Asumiendo que viajara tal distancia en un día con toda mi fuerza llevándolos a ambos en la carreta en tan peligroso estado, ¿podría salvar a los dos al final?’. Ese es el problema.

 

Renya no tiene una respuesta clara con respecto a esto a la mano.

 

“Esto es un trato, te lo dije. No sé de otros demonios. Como ser un investigador viene en primer lugar, soy sincero hasta cierto punto con otras cosas que caen en la línea con esto. Mientras estamos en ello, también liberaré inmediatamente a las cuatro personas peleando en la otra habitación”. (Emil)

 

“Ya que no podré continuar su investigación si termino muriendo”, Emil se rió.

 

“¿Están vivos?”. (Renya)

 

No hay ningún significado en aceptar su regreso si los cuatro ya han muerto.

 

Emil asintió con la cabeza hacia Renya, quien quería tener confirmación.

 

“Sí, lo garantizo”. (Emil)

 

“… Pero tomaste la vida de los otros 11…”. (Renya)

 

“¿Eran esas vidas importantes para ti?”. (Emil)

 

Las repugnancias de esas palabras llegaron a los oídos de Renya.

 

Después de insertar un mero silencio, Renya habló.

 

“No veo ninguna necesidad de responder”. (Renya)

 

“¿Es eso así? Entonces, ¿qué vas a hacer?”. (Emil)

 

Los brazos cortados de Emil salieron de las secciones de sus hombros rápidamente y sin demoras.

 

Emil mostró un agite de sus manos con un sonido de aleteo hacia Renya, quien reforzó su vigilancia.

 

“Esas son manos normales. Hay más tiempo necesario para volver a crecer las manos por el motivo de atacar”. (Emil)

 

“… ¿Cuál es la probabilidad de salvar a los dos?”. (Renya)

 

“Si me dejas hacer el tratamiento ahora mismo, será del 100%. ¿Quieres que te enseñe cómo los curo completamente sin ningún efecto secundario?”. (Emil)

 

“¿Cuál será tu respuesta?”, Emil le pregunto a él con la katana empujada frente de sus ojos. Renya la retiró en silencio y la guardó lentamente en la vaina.

 

Viendo esta moción, Emil se puso de pie con un: “heave-ho*”.

 

(NT: Echar/Empujar, son las únicas traducciones que le pude encontrar a esa palabra, pero la deje en inglés ya que no vendría bien con el texto).

 

Renya no podía retenerlo.

 

“Creo que está bien ver esto como tener un trato, ¿verdad?”. (Emil)

 

“Aunque lamentaré esto en un futuro lejano. Perderse de este espacio de tierra justo después de terminar el tratamiento. Planeo excusarme con el hecho de que casi perdí a mis compañeros”. (Renya)

 

“No te arrepentirás de esto. Tengo un sentido bastante fuerte del deber”. (Emil)

 

Una vez más una sonrisa se pegó en su rostro. Emil la mostraba mientras golpeaba su pecho con un solo * golpecito *.

 

‘Algo así como el honor de un demonio, ¿me pregunto hasta qué punto irá?’. Renya alzó su vista hacia el cielo por sí mismo, escapando un suspiro.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: