Capítulo 40: Parece Ser La Obtención De Una Base de Actividades

La niña, quien estaba en un estado de dejar caer su cabeza ligeramente, comenzó a explicar pieza por pieza.

 

(ETN: * Potsu potsu *).

 

Fue hace alrededor de tres años, cuando la niña se volvió consciente en esta casa.

 

“Estaba en el sótano de esta casa”. (-)

 

“¿Esta casa tiene un sótano?”. (Renya)

 

“Hay una puerta oculta en el piso del taller”. (-)

 

Ella, quien nació en la total oscuridad, sin ni siquiera una sola luz, en un lugar apestoso de polvo, salió hacia la superficie subiendo las escaleras sin siquiera percibir nada sobre ese lugar a causa de su cuerpo de hada.

 

“En verdad yo debería haber sido saludada por mi familia allí o tal”. (-)

 

“Es porque ya era una casa desierta. ¿Es normal que un silky nazca en una casa desierta?”. (Renya)

 

“No lo sé. No he conocido a ningún otro silky”. (-)

 

La casa ya había caído en ese estado y el jardín estaba cubierto de malezas, también.

 

Ella quería comenzar el mantenimiento y la limpieza de esa casa desolada como silky, si era posible, sin embargo, siguiendo algo así como el instinto de un hada aquí, no era suficiente para detener sus acciones.

 

“Silkies como yo, son básicamente hadas, quienes ayudan a sus familias. De lo contrario, sólo podremos cambiar nuestro comportamiento después de haber concedido las peticiones de la familia”. (-)

 

“Sin embargo, no había familia haciendo esas peticiones”. (Renya)

 

Como resultado de eso, ella no fue capaz de elegir cualquier otro método, sino para 「mantener el status quo* de la casa」, la cual era una tarea más para un silky.

 

(NT: Es el estado de cosas de un determinado momento).

 

Por el bien de mantener el statu quo de la casa, era necesario evitar que las personas que entraran en los terrenos, tanto como fuera posible.

 

Si las personas entraran, el estado actual de 「casa desierta」 terminaría cambiando.

 

Originalmente, ella debería tener rápidamente a alguien viviendo en esa casa, actuar como su asistente y pedirles que pidan algo, sin embargo, habiendo nacido en una casa con la condición de estar desierta desde el principio, dio lugar a una contradicción.

 

Aunque ella se había dado cuenta de eso en su cerebro, era incapaz de cambiar su comportamiento.

 

 

Su instinto de hada silky, terminó funcionando como una especie de maldición, podría llamarse un precedente poco común.

 

Aunque se podría decir que un silky en sí mismo era un hada, que no es adecuado para el combate, y no tiene más que una simple magia, que ella puede utilizar, ella actúa para defender contra los intrusos.

 

Puesto que la raza llamada hadas consiste básicamente en maná, ella podría usarla en abundancia hasta cierto punto.

 

Pero si luchara abiertamente contra los humanos, ella probablemente terminaría siendo destruida rápidamente.

 

Considerando eso, ella casualmente escuchó hablar de la historia de fantasmas de ese comerciante debido a la persona de bienes raíces, quien llegó a la zona de la casa para conducir alrededor a los clientes, hablando de ello y decidió que era utilizable.

 

Las hadas, quienes son consideradas traviesas, son competentes en hechizos sencillos de manipulación e invisibilidad, así como ilusiones y alucinaciones auditivas.

 

Ella creía que la gente normal no se acercaría probablemente, si era espeluznante, una vez que ella preparara la etapa el escenario de una propiedad, teniendo una historia maldita según lo dicho por la persona de bienes raíces, usando estos hechizos libremente.

 

“Y allí, un bicho raro como Renya terminó apareciendo”. (Shion)

 

“Shion, te regañaré severamente después”. (Renya)

 

“Bicho raro…”. (-)

 

“No repitas eso, hada. Sin embargo, ciertamente, no puedo negar que vine aquí encantado después de escuchar que es una propiedad, donde los fantasmas salen”. (Renya)

 

Debido al hada, tratando de alejarse un poco de Renya, él escupió estas palabras junto a un suspiro preguntándose si ella tenía una cierta cantidad de auto-conciencia.

 

‘Por reflejo, era su comportamiento, ¿no?’. Debido a que la hada corrigió su sentada en el suelo, un poco torpe, Renya abrió su boca mientras reflexionaba: ‘Ahora, me pregunto, ¿cómo debería negociar con ella?’.

 

“Así que, ya sabes, he estado reflexionando sobre si comprar esta propiedad”. (Renya)

 

La sorprendida hada fijó sus ojos en Renya.

 

Renya era incapaz de determinar si la negativa o la aceptación se reflejaba en sus ojos, pero no lo hará si él no le dice lo que debe decirse primero y continuó la manera de hablar similar a hacerle entender sus palabras con tanta suavidad como fuera posible.

 

“Por supuesto, si insistes aquí en absolutamente no cambiar el estado desierto de la casa y rechazar no importa qué, yo también tendría en cuenta para buscar otra propiedad. Realmente no sé nada acerca de los silkies y tal, pero ¿son seres que pueden seguir existiendo al continuar protegiendo una casa desierta?”. (Renya)

 

La hada sacudió su cabeza.

 

‘Tal como pensé, ¿huh?’, pensó Renya.

 

Basado en la charla de Shion y en el mensaje de la función de ayuda, la hada, que atormenta esta casa, esperaba preservar su existencia mezclándose con los residentes de la casa.

 

Inesperadamente, eso también incluye la contradicción de depender del desalojo, si ella no estuviera contenta con la otra parte.

 

‘Sin embargo, probablemente no haya ningún error en el hecho de que no funcionará, si ella no tienes conexiones con las personas’, pensó Renya.

 

‘Y, si eso es correcto, ¿esta hada, quien decididamente sigue protegiendo una casa desierta, sigue debilitándose, aunque no sé qué tan rápido, hasta que acabe desapareciendo en poco tiempo?’. (Renya)

 

“Si así es, creo que quiero vivir aquí, incluso si puede ser un poco agobiante, pero…”. (Renya)

 

‘Si la hada comienza a amenazarnos de nuevo según su instinto de querer mantener el status quo, si también la hacemos rendirse a la fuerza como esta vez y si vivimos aquí temporalmente, se convertirá en el estado original de su deseo de ser la ayudante de la familia’, era lo que Renya esperaba, pero la hada sacudió aquí su cabeza a la izquierda y la derecha a eso también.

 

“¿No es bueno?”. (Renya)

 

“No, bueno… fui derrotado siendo un obstáculo una vez. Por lo tanto, actualmente mi deseo de mantener el statu quo desapareció siguiendo tu voluntad de querer vivir aquí”. (-)

 

“Bueno, entonces ¿simplemente terminará, una vez que vivamos aquí después?”. (Renya)

 

“Sí, pero…”. (-)

 

La hada miró a Renya como si vacilara un poco.

 

Como Renya se preguntó si aún quedaba algún problema, la hada nerviosamente lo contó:

 

“¿Podrás ser capaz de vivir en tal sospechosa mansión?”. (-)

 

“Quiero, categóricamente, descartar eso”. (Shion)

 

Antes de que Renya pudiera abrir su boca, Shion interrumpió y se encogió de hombros ante la mirada de Renya.

 

Cuando la hada se acercaba al llanto, debido a la respuesta de Shion, Renya, para calmarla, dijo:

 

“Tenemos otra compañera. Aunque tenemos que consultar con ella también, básicamente creo que vamos a vivir aquí”. (Renya)

 

“¡¿Es eso así?! ¡Te esperaré, maestro!”. (-)

 

Renya gentilmente acarició la cabeza del hada, mientras mostraba una expresión complicada y Shion rió largamente por alguna razón debido a las palabras dirigidas a Renya por la hada, quien lo dijo con su rostro iluminándose en un instante.

 

Después de eso, Renya y Shion pasaron la noche sin dormir hasta la mañana, ya que no podían molestarse en hacerlo y se dirigieron a la posada, donde Rona esperaba, una vez que amaneció.

 

Explicando las circunstancias, pidieron la opinión de Rona, sin embargo, habiendo recibido una respuesta que ella no le importaba particularmente, si ambos estaban bien con ella, se apresuraron al agente de bienes raíces.

 

Al ver a los dos volver de buen humor, aunque parecía que carecían de sueño, el agente de bienes raíces se sorprendió de que eso era algo que no había ocurrió hasta ahora. Pero su expresión se rompió en una sonrisa cuando Renya, quien ocultó el asunto sobre la hada, le dijo que la compraría, ya que ningún fantasma salió en particular.

 

Siguiendo lo que decía el agente de bienes raíces, hasta ahora, las personas, quienes mostraron interés en esa propiedad, se toparon con fantasmas, sin ni siquiera una sola excepción. Parecía haber cambiado de un vendible a una invendible, propiedad inferior entre los que los agentes de bienes raíces poseían.

 

Debido a que el agente de bienes raíces tomó un aliento de alivio y por último tener un peso removido de su mente porque Renya dijo que la compraría, Renya abrió las negociaciones diciendo al agente de bienes raíces que debía ofrecer un poco de servicios a él, el comprador, si había sido perturbado por esto tanto tiempo.

 

El agente de bienes raíces y Renya discutieron con un murmuro y una reverencia ante Shion, quien observó atentamente mientras se sorprendía de cómo alguien podría tener tal energía en un estado de no haber dormido hasta el amanecer. Al final, el agente de bienes raíces cedió y resultó en un pago de suma total por adelantado y estaba bien para pagar la suma restante en cuotas siempre que tuvieran dinero sin ningún intervalo.

 

Sacando el dinero del [Inventario] y pagando el dinero al agente de bienes raíces, Renya almacenó el contrato escrito a cambio.

 

Recibiendo la llave una vez más, los dos se apresuran a la posada.

 

Renya llevó a Shion, quien consumió todas sus fuerzas y sucumbió a la somnolencia en el camino, sobre su espalda, y reportó el sellado del contrato de venta a Rona después de volver a la posada. Volviendo a la posada, justo después de llegar allí, los tres, incluyendo a Rona esta vez, se dirigieron a la casa que él acaba de comprar.

 

Rona levantó dudas mientras se movía debido a que Renya procedía con bastante impaciencia, pero por el momento, había una razón para este horario forzado.

 

Renya no conocía acerca de las hadas del mundo aquí, sin embargo, si se hablaba de hadas, una impresión algo caprichosa se pegaba de ellos.

 

A pesar de que, por el momento, fue aceptado hasta el punto de ser llamado maestro, él tenía la sensación de que no era inimaginable que esa hada le dijera que lo rehiciera desde el principio si tardaba demasiado.

 

Una vez que llegaron a su destino, él presentó a Rona al hada y declaró que se había decidido que vivirían aquí oficialmente a partir de ahora.

 

“En línea con esto, ya que vamos a comprar nuevos reemplazos para los muebles anteriores y tal, te pido que cooperes”. (Renya)

 

“¡Sí! ¡Por favor, déjamelo a mí!”. (-)

 

Shion levantó una cómoda respiración de durmiente en la espalda de Renya, quien se sentía revivida por haber cumplido su misión por ahora después de mirar el rostro del hada, quien sonrió alegremente.

 

Después, Rona y la hada mostraban su excelencia a Renya y Shion en el futuro.

 

(NT: Solo veo más confirmaciones del “Shippeo” :v).

 

Primero, Rona había solicitado el suministro de nuevos artículos, la disposición de los materiales, que no se podían vender, la venta de los materiales, que se podían vender y el transporte de los muebles antiguos a los trabajadores y comerciantes, que ella repentinamente trajo de la nada.

 

Mientras Renya se había quedado desconcertado, coordinó con los comerciantes, cosas como el posicionamiento, los números y las especificaciones de los pequeños muebles. Alineando los artículos que se llevaban, ella negociaba la cantidad de dinero y elegía incluso el método de pago.

 

El dinero a la mano, que Renya tenía, casi tocó fondo, pero por aquí, Rona estaba cortando sus propios ahorros y sofocó los pagos.

 

“Después de todo, también viviré aquí. Si ese es el caso, será mejor que se sienta cómodo…. Se convertirá en un préstamo para Renya, también”. (Rona)

 

Cuando ella añadió las últimas palabras en un susurro, Renya sintió un escalofrío recorrer su columna vertebral, que nunca había sentido antes.

 

En el otro lado, la hada fue en gran medida útil en el arreglo de la casa.

 

Al principio, Renya estaba preocupado de si iba a estar bien, incluso si los comerciantes y otros, que iban y venían, veían su apariencia, pero en el momento en que los tres decidieron vivir en esta casa, la aparición del hada de alrededor de 10 años había cambiado en el de una chica en un vestido de sirvienta.

 

De alguna manera, parecía que las hadas tenían una apariencia personal adecuada con una altura de gente común, pero al parecer, su tamaño disminuía como su poder se debilitaba durante los muchos años de vivir en una casa desierta.

 

“Eso, ¿no había alcanzado el punto peligroso?”. (Renya)

 

“Sí, pero de alguna manera fui capaz de preservar, ya que había asquerosa comida”. (-)

 

Renya agitó su cabeza en perplejidad debido a las palabras de la hada.

 

‘En primer lugar, me pregunto ¿qué diablos comen las hadas?’. (Renya)

 

“Nosotros básicamente cambiamos el maná en comida. Estamos asustando casas para recibir maná, el cual naturalmente es liberado por la familia, como alimento”. (-)

 

“… De alguna manera tengo una mala premonición, sin embargo, ¿qué es esa comida asquerosa?”. (Renya)

 

“Los rencores de la persona, quien aparentemente fue ejecutada en el jardín”. (-)

 

Escuchando eso, Shion se puso pálida y Rona se reía débilmente.

 

Al parecer, se había manifestado a mitad de camino en un rincón de la casa en el momento en que la hada se hizo consciente, pero el alma del comerciante, la cual estaba a punto de convertirse en un espíritu maligno y que podría llamarse fácilmente una masa de maná, acabó desapareciendo siendo masticado pieza por pieza, garantizando el suministro de alimentos para la hada, aunque con una calidad extremadamente pobre.

 

“Me pregunto, ¿ustedes llaman a esas cosas justicia retributiva?”. (Renya)

 

“Algo así como la felicidad de un asesino en serie en el otro mundo no importa muuu~cho”. (Rona)

 

“Ya que terminó desapareciendo, él ni siquiera cayó al infierno. ¿No fue eso bastante afortunado?”, era la observación de Rona, que haría que uno se preguntase si eso es lo que una sacerdotisa debía pensar.

 

La hada, quien recuperó un poco de poder, llamó a viento y sopló la basura y el polvo por toda la casa en el jardín de una sola vez. Además, ella podaba las ramas de los árboles, los cuales crecían como querían, y las malezas con cuchillas de viento.

 

Debido a la magnificencia de su actuación, Shion y Renya, a quienes se les dijo que tal cosa que ellos no tenían nada que ver con el potencial de combate, no tenían otra alternativa que mirar con admiración.

 

Al final, la basura se había apilado hasta una pequeña montaña en el jardín y Shion encendió y quemó la montaña de la basura mientras Renya estaba cavando un agujero en un rincón del jardín.

 

Lanzando las cenizas en el agujero, Renya cavó, taparon el agujero y con eso, una serie de alborotos llegó a su fin.

 

Fue un evento de sólo dos días desde que Renya decidió comprarla hasta ahora.

 

Después de haber terminado, todos, actualmente, terminaron muertos de cansancio en la parte superior del recién proporcionado sofá cubierto de cuero.

 

Entre ellos, sólo la hada estaba llena de espíritu. Ella preparó té y bocadillos para los tres descansando, pero en poco tiempo, ella llegó junto a Renya.

 

“¡Maestro! ¡El trabajo aún no ha terminado!”. (-)

 

“¿Hay algo… olvidado?”. (Renya)

 

Sacudiendo el hombro del indagado Renya, la hada dijo:

 

“¡Un nombre, por favor! ¡Me preocuparé que me llamen hada para siempre!”. (-)

 

“Un nombre…”. (Renya)

 

Por un instante nombres como Hanami o Tama aparecieron y desaparecieron en su cabeza, pero él negó a aquellos que tenían prisa.

 

‘Ella no es un perro o gato después de todo’, moviendo frenéticamente su cerebro cansado, Renya apareció con un solo nombre. El cual fue aceptado con una sola respuesta por la hada feliz.

 

Así, Renya obtuvo una casa con un jardín y un taller adjunto. La hada doméstica, Frau Verde*, quien frecuentaba la casa, se convirtió en una compañera.

 

(ETN: >> Furau = Verude <<).

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: