Mientras cerraba la distancia caminando lentamente, Renya estaba verdaderamente desconcertado por un asunto.

 

La verdad es que los estudiantes persistentemente continuaban resistiendo más de lo que él esperaba.

 

Él operaba bajo la estimación de que sus corazones se romperían y que dejarían de oponerse a él una vez que instantáneamente matara a 2-3 estudiantes, como estaba planeado desde un principio, pero incluso cuando mostró un grado de violencia haciéndolos retroceder, los estudiantes lo soportaron, Aunque a duras penas.

 

‘Teniendo en cuenta que no quiero producir una pila de cadáveres, también he estado bastante en parte reteniéndome, sin embargo, no hay duda de que una parte importante de la razón, para ellos para preservar su moral, puede ser probablemente representado a las existencias como líderes, Olan y Natalia, estando todavía en buena salud’, Renya se dio cuenta de que cometió un error en su focalización.

 

‘Debería haber aplastado a cualquiera de ellos al principio’, él se arrepintió un poco.

 

El número restante de estudiantes era de ocho chicos y chicas en total.

 

Dividiéndolo, había tres chicos y cinco chicas, pero de estos ocho, los tres chicos y una chica, tenían a Renya rodeado.

 

Cada una de las chicas restantes comenzó a recitar algún tipo de hechizo.

 

“¡Cúbranlo desde las cuatro direcciones! ¡No hay necesidad de derribarlo! ¡Todo lo que tienen que hacer es bloquear sus movimientos!”. (Natalia)

 

‘La retaguardia prepara la magia mientras la vanguardia se detiene por el momento.

 

Destruyendo la resistencia del objetivo con magia, que es difícil de evadir, me llevarán con la vanguardia una vez que mis movimientos se vuelven pesados.

 

Es una estrategia de combate de grupo ortodoxo’. (Renya)

 

Incluso si hubiera una gran diferencia en la habilidad, se necesitaría mucho tiempo para derrotar a los espadachines, quienes estaban completamente dedicados a la protección.

 

‘Si mezclan fintas mientras cooperan entre sí desde las cuatro direcciones cardinales, el grado de dificultad aumentaría aún más’. (Renya)

 

“Fuiste tú quien aprobó el combate en grupo. Lo utilizaremos sin reservas”. (Olan)

 

Olan decía sonriendo mientras veía a Renya sin saber cómo seguir haciéndolo incapaz de hacer un movimiento, sin embargo, los pensamientos de Renya estaban en otro lugar.

 

‘Si pienso ir por ello, es posible vencer a Olan delante de mí y silenciar a las colegialas en la parte de atrás.

 

Sin embargo, ¿qué diría acerca de matar sin piedad a los estudiantes, que de alguna manera han ideado una estrategia y están tratando de hacer algo con respecto al enemigo frente a ellos’, terminó reflexionando.

 

Si él está en una batalla, tal manera de pensar no ocurriría para empezar.

 

Es el sentido común del combate para reducir y aplastar a sus enemigos cuando fuera posible hacerlo.

 

Sin embargo, en cuanto a Renya, él no podía negar que se sentía un poco aburrido tampoco.

 

‘Probablemente se arrogaron de derrotar a un maestro, pero en realidad no tienen la capacidad adecuada para mantener el engaño tampoco.

 

Fue un factor que no he tenido en cuenta la posibilidad de que el grupo de Olan sean soldados apropiados, pero con el otro lado siendo estudiantes, son adversarios indignos, incluso si los reconozco hasta cierto punto’, siguiendo la opinión de Renya. A pesar de eso, Renya había sido arrojado a una situación, que él no podía resistir.

 

“¡Vanguardias, a un lado! ¡Disparen los hechizos!”. (Natalia)

 

Los comandos de Natalia resonaron.

 

Al mismo tiempo como esos, sirviendo como vanguardias, se retiraban frente a Renya, tres hechizos de <Small Fire Ball> fueron liberados.

 

‘Esos probablemente causarán bastante lesión, si golpean’, Renya dio un paso hacia uno entre los que se acercaban y lo golpeó con la espada.

 

En el momento en que la espada chocó con la bola de fuego, las llamas se extendieron en frente de Renya.

 

Debido a la diferente reacción del momento en que lo cortó con su propia katana, la respuesta de Renya estaba retrasada, aunque sólo fue ligeramente.

 

Aunque evitó un golpe directo de las bolas de fuego siguientes, las cuales volaron, la bola de fuego, que rozo a Renya, había quemado su hombro izquierdo ligeramente.

 

Al tener su reacción retrasada en el momento en que sintió el dolor, Olan se acercó a Renya usando esa brecha.

 

El golpe, el cual tenía la fuerza bruta llena en él junto a la velocidad de ingresar, fue cortado hacia abajo en el torso izquierdo de Renya.

 

Inmediatamente, Renya cambió a un agarre de revés con su lado izquierda agarrando la espada con su mano derecha y sosteniendo la parte media ancha de la hoja contra su propio torso.

 

Fue en el momento como defensa contra el golpe ejercido en ese lugar, sin embargo, con el impacto que se transmitía a su cuerpo como era, Renya hizo una mueca un poco.

 

Originalmente, el poder, el cual fue puesto en libertad, había sido suficiente para hacer que uno volara en la dirección del impacto, pero Renya empujaba la espada de Olan hacia atrás, dando un paso adelante con su cuerpo.

 

‘Incluso si es un poco enérgico, no cambiando el flujo poco a poco va empeorando la situación y voy a ser reducido por el número de ataques’, juzgó Renya, sin embargo, esto dio lugar a un resultado inesperado.

 

“¡Sigan con la magia! “Disparen sin importarles Olan!”. (Natalia)

 

“¡Oi! ¡¿Tú perra!?”. (Olan)

 

Si atacaban a Renya, quien estaba cerca de Olan, con magia, Olan podría ser golpeado.

 

‘Es por eso que ellos probablemente dudan en usar la magia’, pensó Renya, pero la orden de Natalia de dispararla, incluyendo a Olan en el ataque, era algo despiadado.

 

‘En cuanto a la decisión, no puedo decir que esté mal’. (Renya)

 

Si golpean a Renya, incluso si Olan se lleva la peor parte, la fuerza de combate de Renya disminuiría aún más.

 

Además de que todavía había tres vanguardias vivas, la retaguardia estaba completamente ilesa. Por lo tanto, debería desencadenar una notable oportunidad de éxito.

 

Sin embargo, eso es sólo si el lado disparado y el lado de disparo siguieran prontamente de acuerdo a la orden.

 

Involuntariamente, las cuatro vanguardias acabaron mirando en dirección de Natalia.

 

Eso es porque se dieron cuenta de la posibilidad de que ellos sean elegidos junto a Olan como objetivos de los hechizos junto con Renya, si fuese necesario.

 

Las tres retaguardias terminaron dudando.

 

Ellos no sabían el resultado de atacar a Olan, quien es el hijo legítimo de la familia del General Schmeizer, o del acto de atacar a sus aliados, pero no había duda de que simplemente terminaron llegando tarde con el momento de liberar los hechizos preparados a camino.

 

Y, Natalia se sorprendió por el tipo de aspecto, similar a ser condenada por todos sus amigos, concentrándose en ella.

 

Finalmente, Renya lo notó.

 

En la situación actual, las miradas de todos habían dejado de ser cautelosas hacia él.

 

El acto de quitar la vista del oponente durante el combate, aunque sólo sea por un momento, estaba directamente relacionado con la muerte instantánea, pero en la actualidad eso era inevitable, incluso si intentaba culparlos.

 

Soltando un solo suspiro, Renya presionó su mano derecha contra el cuerpo de Olan y lo empuja para alejarlo.

 

Renya, quien se alejó por el retroceso de Olan, cuya postura cayó, se precipitó hacia uno de los chicos mientras los ojos de todos volvían a seguir por fin a Renya. Él cogió el cinturón del estudiante con su mano derecha y lo levantó con todas sus fuerzas.

 

Renya lo hizo girar dos veces usando los elementos esenciales del lanzamiento de martillo y lo lanzó contra las chicas de la retaguardia haciendo pleno uso de la fuerza centrífuga.

 

El que volaba gritó y los que él estaba apuntando, gritaron también.

 

Renya estaba completamente asombrado por las vanguardias, quienes habían girado fielmente sus ojos en esa dirección una vez más por alguna razón.

 

‘Tal vez no entienden el significado de estar en la batalla, ¿me pregunto?’. (Renya)

 

Si se trataba de estudiantes que habían tomado correctamente sus lecciones, se podría concluir que el método de enseñanza era malo y sería un punto de dar una conferencia al maestro, sin embargo, Liaris, quien se burló de los estudiantes, no estaba en una situación para tener una lección apropiada.

 

Agarrando a otro estudiante, los labios de Renya se deformaron cuando dijo: “Una estrecha huida de la muerte” mientras arrojaba al chico a la retaguardia de la misma manera.

 

“¡¿A-Az-kun?! ¡¿Justo ahora algún frío terrible viajó por mi espalda?!”. (Liaris)

 

“Por favor cálmate, Liaris-sensei. Seguramente eso es sólo una alucinación”. (Az)

 

‘Deberían haber aceptado su enseñanza, aunque sólo fuera por la habilidad de percepción de peligro’, Renya sonrió aún más cuando oyó el intercambio audible en las gradas.

 

Las vanguardias restantes eran sólo Olan y una sola chica.

 

Las chicas de la retaguardia, al ser aplastadas por los dos chicos, quienes llegaron volando, estaban en medio de intentar salir por debajo de los cuerpos de los chicos. Ellas estaban en una situación de ser completamente incapaces de soportar con magia.

 

“¿Se ha cansado el noble-sama? Te admiro por ladrar: “Oh, ¿cómo te atreves” contigo siendo incapaz de derrotar a un solo Aventurero de rango F”. (Renya)

 

“B-Bastardo. Simplemente no te arrepentirás de hacer tal cosa…”. (Olan)

 

“¿Decidiste ejercer tu posición social? Te convertiste en demasiado retrasado para incluso servir como oponente”. (Renya)

 

“¡Guuh, esto…!” (Olan)

 

“Para empezar, ¿puedes mirar hacia debajo del rango D Liaris-sensei, si ni siquiera eres capaz de derrotar al rango F en que me clasifico? ¿Así que entiendes la razón de que ella sea de rango D y yo siendo F? A pesar de ni siquiera agarrar tal hecho, ¿te aferraste a tu mente a sólo preocuparte por haberla derrotado una vez? Uno no puede dejar de pensar que es una broma”. (Renya)

 

“¡No hables basura!”. (Olan)

 

“¿Sucumbió a la furia?”. Olan asaltó con la espada mientras levantaba un rugido, pero en los ojos de Renya, cada uno de sus ataques era demasiado monótono.

 

‘Los golpes, los cuales son desencadenados por alguien bendecido con poder y físico, podrían convertirse en una amenaza, si trato de bloquearlos, pero sin la intención de ir con eso, no hay gran diferencia para un gigantesco ventilador eléctrico girando alrededor, si tienes la habilidad de esquivar los ataques’. (Renya)

 

Como Renya había perdido incluso la motivación para esperar expresamente una caída hacia abajo, golpeó gravemente la muñeca de Olan con un golpe de su espada mientras caminaba a través.

 

Olan volvió a dejar caer la espada debido al dolor.

 

Con el ánimo de advertirle que ya se había ido, Renya golpeó ligeramente la región inferior de Olan.

 

Renya deliberadamente levantó su espada sobre la cabeza lentamente, como si estuviera mostrándose. En el lugar, Olan se agachó y gimió.

 

“¡E-Espera! ¡Por favor, espera!”. (Olan)

 

“Mis oídos no escuchan adecuadamente a alguien suplicando por su vida”. (Renya)

 

El golpeó hacia abajo aplastando el hombro de Olan, pero Renya no tenía absolutamente ninguna intención de terminar con ese golpe.

 

Sin ninguna moderación y misericordia, Renya desató un bombardeo de espadas continuas en el lugar, donde Olan se agachó mientras sostenía su hombro.

 

Mientras la barrera no lo juzgara como un nivel letal de daño, la víctima no sería expulsada fuera de la barrera.

 

Y, no importara cómo de pesada la hoja pudiese ser, si se utilizaba para derramar al objetivo con golpes a toda potencia, la piel se desgarraría y la sangre se dispersaría alrededor.

 

Disfrutando los chorros de sangre, Renya no dejaba de hacerlo mientras, inconscientemente, levantaba una pequeña risa.

 

Los rostros de los estudiantes, quienes estaban en ese lugar, se volvieron espantosamente pálidos debido a ese espectáculo anormal. Ninguno de ellos fue capaz de moverse.

 

Después de un tiempo, sólo el sonido de acero golpeando la carne y los huesos reverberaba en la arena. Finalmente, el sonido cesó una vez que la figura de Olan desapareció por fin.

 

La colegiala, quien permanecía sola como vanguardia, acaba de sentarse en el suelo, como si sus rodillas cedieran, con Renya, quien estaba teñido de rojo y tenía la espada larga bajada flojamente, sólo mirándola a su manera con un rostro empapado en sangre.

 

“Ayu… da…”. (-)

 

Separando su mano de la espada, la chica apelaba mientras que ponía ambas manos juntas delante de su pecho como si rezara.

 

Sin responder, Renya lentamente se acercó a ella.

 

“Por favor… Haré cualquier cosa… Ya que estoy disculpándome, por favor…”. (-)

 

No había respuesta de Renya.

 

Renya se detuvo una vez que se había acercado a la chica y, relajadamente, blandió su espada al mismo tiempo.

 

“Por favor… no quiero… tal… tal…”. (-)

 

La hoja de color rojo sangre se detuvo de repente.

 

Renya miró hacia abajo a la chica y dijo en una voz carente de emoción:

 

“Muere”. (Renya)

 

“¡Nooooooooooooooo!”. (-)

 

La hoja fue bajada como si fuera a cortar los gritos de la chica.

 

Al pasar por la muchacha, quien se había hundido en el piso, la hoja se estrelló contra el suelo y causó un sonido penetrante.

 

La chica miró la hoja, que golpeaba el suelo delante de ella, como si estuviera mirando algo increíble. Tan pronto como levantó la vista hacia el rostro de Renya, sus ojos retrocedieron y se colapsó hacia atrás.

 

Renya evito los ojos de la mancha que poco a poco se extendía entre sus piernas y se giró hacia las chicas de la retaguardia, quienes, en este momento, finalmente se deslizaron por debajo del cuerpo del estudiante masculino.

 

“Quedaron cuatro personas, ¿huh? Me pregunto, ¿cómo debo castigarles?”. (Renya)

 

“Hii…”. (-)

 

Incapaces incluso de encontrar la mirada de Renya, Natalia y las tres estudiantes se giraron y empezaron a correr hacia la salida de la arena.

 

Ya que la conducta de Renya por lo menos seguía por él sabiendo que no morirían mientras estuvieran dentro de la barrera, ellas saltaron en la idea que serían salvadas si escapaban simplemente afuera, pero, naturalmente, no había manera que la puerta de la salida estuviera abierta.

 

Era algo desconocido para las personas que estaban dentro, sin embargo, Frau estableció una barricada afuera con todas sus fuerzas para que la puerta no se abriera.

 

“¡Abre! ¡Abre esta puerta! ¡Salgamos de aquí!”.

 

“¡No! ¡No quiero verme así!”.

 

“¡Sensei~! ¡Sensei! ¡Por favor, sálvanos, sensei!”.

 

Arrastrando la espada apuntando a lo largo del suelo a propósito, Renya caminaba tranquilamente mientras causaba un sonido arañento.

 

El sonido y su acción, agitaban el temor de las estudiantes aún más y seguían golpeando la puerta con sus manos con todo su poder.

 

“¿No creo que sea algo asustadizo?”. (Renya)

 

La voz de Renya estaba extrañamente feliz y molesta.

 

“Incluso si no se preocupan, no morirán en esta barrera, ¿verdad? Podría ser más agonizante que morir y tan doloroso como la muerte, pero…”. (Renya)

 

Renya blandió la espada en gran manera para hacer alarde mientras sonreía brillantemente.

 

“Oh, bueno, ya que no van a morir, no importa, ¿supongo?”. (Renya)

 

“¡Por favor, espera!”, quien detuvo el comportamiento de Renya, fue la voz de Liaris desde las gradas.

 

“Ya es… suficiente. Por favor, deja de hacer más. Por favor…”. (Liaris)

 

“No eres mi empleadora, aunque…”. (Renya)

 

Renya miró a Az, quien estaba parado junto a Liaris, e inclinó su cabeza hacia un lado.

 

“¿Qué debo hacer?”. (Renya)

 

“Es suficiente. Esos chicos probablemente han aprendido la lección también”. (Az)

 

“¿Es eso así? Porque mi empleador lo ha dicho, voy a terminar con esto”. (Renya)

 

Frente a las estudiantes, entre ellas Natalia, cuya tez se había ido más allá del azul y se volvió blanca, Reyna dijo con una mirada seria después de arrojar casualmente la usada espada larga:

 

008

 

“La próxima vez que hagan una pelea conmigo, les haré sufrir para que se den cuenta que hoy era sólo un juego de niños”. (Renya)

 

Las estudiantes trataron de aferrarse a la puerta de la salida, pero con violencia asintieron, a un nivel cercano a dislocar el cuello, a las palabras de Renya.

 

‘¿Era demasiado para una amenaza?’, Renya se preguntó, sin embargo, frente a sus ojos, las estudiantes, colgando de la puerta, fueron mandas a volar junto con la puerta junto a una explosión atronadora.

 

Además de las estudiantes, algunos restos de arriba de la cúpula y los restos de la puerta, se enviaron volando representando una parábola. Mientras escuchaba el sonido de aquellos aplastantes por detrás, delante de la mirada de Renya, sin mirar la salida que había perdido la puerta, Frau levantó las dos manos con una sonrisa por toda la cara sin ninguna razón.

 

“¡Maestro! ¡Buen trabajo!”. (Frau)

 

“Frau… ¿fuiste tú justo ahora?”. (Renya)

 

“Ya que era molesto quitar la barricada, traté de volar todo, incluyendo la barricada! ¡Eso hizo el trabajo rápidamente!”. (Frau)

 

“Eh, ah, ¿sí? Bueno, supongo que sí”. (Renya)

 

Mirando hacia atrás, el no podía ver las figuras del grupo de Natalia, el cual fue sepultado debajo de los restos de la barricada y la puerta.

 

‘No debieron haber muerto, ya que probablemente estuvieran en el alcance del efecto de la barrera, pero seguramente que me pregunto, que era menos discutible, ¿el estado actual o ser golpeado por mí?’, Renya estaba preocupado en su mente.

 

‘Sin embargo, dado que ha resultado de esta manera, no puede ser evitado ahora’. (Renya)

 

“¿Vamos a casa, Frau?”. (Renya)

 

“¡Sí, Maestro! También debes cambiar su ropa sucia”. (Frau)

 

“Oy, Renya. ¿Qué harás con la puerta rota?”. (Az)

 

“Haz el pago doctor para esas estudiantes. De todos modos, vas a cargarlas en gran medida, ¿verdad? Te dejo la limpieza”. (Renya)

 

“Az-kun, tenemos que hablar un poco sobre el asunto de esta vez…”. (Liaris)

 

El rostro de Az, cuya túnica fue tomada por Liaris, tenía un leve calambre.

 

Renya no sabía si la charla de Liaris sería una charla de gratitud o un regaño por exagerarlo, sin embargo, esto no era nada en lo que Renya debía participar.

 

“Haz lo mejor, Az~”. (Renya)

 

“Renya… prepárate, ya que tengo que hablar contigo después”. (Az)

 

“Voy a escuchar, si me apetece. ¿Eres capaz de pagar correctamente el pago de la solicitud? Si no, volveré a hacer estragos”. (Renya)

 

“¡Maestro~, vamos!”. (Frau)

 

El interés de Renya, quien vio a Az ser arrastrado por Liaris y cuya manga fue tirada por Frau, cambió su enfoque en si tenía que regresar a la casa caminando en este estado de estar manchado de sangre.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email