Inicio / Capítulo 45: Parece Ser Un Reentrenamiento De La Magia Y Una Post-Liquidación ★

“¿Eh? ¿Ustedes ya han hecho una niña?”. (Khalil)

 

“¡¿Parezco una mujer que dio a luz?!”. (Shion)

 

Renya miró a Shion, quien gritaba con un rostro rojo brillante, mientras se preguntaba por qué podría ser tan tímida al respecto.

 

Teniendo en cuenta que Frau se aferraba firmemente a su cintura, ciertamente no parecía nada más que padres guiando a su niña por los alrededores.

 

El lugar, es una vez más, la tienda de Khalil.

 

En el otro lado de la mesa, Khalil estaba sentado en una postura descansando su espalda en la silla y estirando las piernas, igual que la última vez que la vieron.

 

Era Shion, quien propuso que él volviera a tomar lecciones de magia en la tienda de Khalil.

 

Ya que le dijeron que él tenía desesperadamente poco maná, Renya había continuado su entrenamiento para aumentar la cantidad de maná que poseía cada vez que tenía tiempo libre. Más recientemente, había llegado al punto de que estaba suministrando maná activamente a Frau, quien era un hada.

 

El alimento básico de Frau, es el maná liberado por las personas normalmente, pero ¿cómo se convirtió en una situación en la que ella recibía activamente maná de Renya entonces? Si se le preguntaras sobre ese punto, su respuesta era: “La comida se volverá muy feliz ~no*”. Eso era porque es una manera de usar eficientemente el maná en lugar de dispersarlo inútilmente. Frau sólo había estado comiendo lo que era capaz de comer.

 

(NT: Pare evitar confusión, lo aclaro. Ella no dice en verdad “no” [español], es su forma de hablar al terminar una oración como el “desu”).

 

Al mismo tiempo que esto se convirtió en un vínculo con el entrenamiento de Renya, también dio a luz un efecto secundario inesperado.

 

Por lo general, las numerosas herramientas mágicas, las cuales se movían utilizando gemas mágicas como combustible, no podían funcionar utilizando el maná de las personas como fuente de energía.

 

Sin embargo, Frau, quien parece estar vinculada y conectada a todos los dispositivos dentro de la casa, fue capaz de operar las herramientas mágicas dentro, con el maná suministrado por Renya, además de convertirlo en su propio maná.

 

De hecho, después de comprar la casa, en varios lugares, los cuales examinaron junto con Az, quien también es un experto, encontraron muchas partes en la casa, donde se instalaron mecanismos con gemas mágicas, como las chimeneas, lámparas, el suministro de agua del ventilador de techo instalado en el techo, cocina y baño.

 

‘¿El comerciante, quien era el dueño anterior, obtuvo una gran ganancia u obtuvo fondos de otra manera? No lo sé, pero, de todos modos, sin la decisión de invertir gastos considerables en mantenerlos’, era el aspecto que él pensaba, ‘pero como no los usamos mucho de todos modos’, Renya se había estado asegurando de que Frau absorbiera su maná, hasta el punto de él estando al borde del colapso.

 

‘¿No están las hadas centrados alrededor de llenar sus estómagos? Con Frau sólo aceptando lo que ella es capaz de aceptar, no intentamos hacer que ella comiera más de lo que ella pudiera’. (Renya)

 

Al preguntar, Rona encontró ese punto más misterioso de lo esperado.

 

“Parece que Frau comprime el maná recibido para guardar ~nano”. (Frau)

 

“Hay un límite superior, ¿verdad?”. (Rona)

 

“Por supuesto ~nano. Pero, con el maestro haciendo todo lo posible con todo su poder, él maneja el 20% del total ~nano. Ya que hay la parte utilizada para mantener la casa, Frau todavía puede comer mucho más ~no”. (Frau)

 

Teniendo de alguna manera un presentimiento de que Frau la miraba al mismo tiempo con los ojos perspicaces de un carnívoro habiendo encontrado su presa, la única acción de Rona era huir a toda prisa.

 

‘Poniendo eso a un lado’, incluso con Renya transfiriendo su maná a Frau hasta el grado de estar cerca de quedar seco, él comenzó a comprender su recuperación inmediata gracias a la habilidad de <Super Regeneración>. Por eso, había estado transfiriendo maná a Frau continuamente a una tasa que equilibrada a la porción de transferencia y la porción de recuperación.

 

Con el método de tocar directamente siendo más eficiente para la transferencia de maná, según las palabras de Frau, llegó al punto de que ella se aferraba a Renya siempre que encontraba tiempo para hacerlo.

 

Por cierto, como su lugar favorito era montar en la espalda de Renya, se ha convertido en una situación de la figura de Renya con una sirvienta Loli cabalgando encima de sus hombros que podía ver por toda la ciudad y el número de informes a los guardias de la ciudad aparentemente incrementaron también, pero esta es otra historia más.

 

“Hay dos monstruos…”. (Khalil)

 

Sin prestar atención a Shion, quien la miraba con una cara roja brillante, Khalil giró su vista hacia Renya y tomó un solo suspiro con un: “Haa”.

 

“¿Eres realmente la persona del otro día? Sin embargo, no puedo verte como la misma persona”. (Khalil)

 

“Aunque soy la misma persona… ¿qué quieres decir con eso?”. (Renya)

 

Renya inclinó su cabeza hacia un lado.

 

Frau, quien se aferraba a su cintura, inclinó su cabeza hacia un lado junto a él.

 

‘En primer lugar, no entiendo a quién quiere decir, diciendo que hay dos monstruos’. (Renya)

 

Ya que sólo estaba Renya, Frau, Shion y Khalil en este lugar, no podía apuntar a nadie más que Frau y Renya, si excluías a Shion.

 

“Hay una gran diferencia en el poder de tu maná hasta el momento en que te miré el otro día. La que se aferra a tu cintura es… ¿un hada? Incluso esa hada-ojou-chan tiene una cantidad absurda de maná, si se compara conmigo”. (Khalil)

 

“Está bien porque Frau es un hada. Pero no se le permite llamar al Maestro un monstruo ~no”. (Frau)

 

Khalil sonrió amargamente a Frau, quien estaba levantando un leve gemido de: “Uuh”, mientras se aferraba a la cintura de Renya.

 

“Lo siento, lo siento. No es más que una alegoría. No me mires tanto, ya que me disculparé, si te ofendes”. (Khalil)

 

“No me importa particularmente, pero… cierto, sería útil que después de todo, pudieras detenerte”. (Renya)

 

Sintiendo que la fuerza de la mano de Frau agarrando su ropa se estaba haciendo cada vez más fuerte, Renya dijo mientras frotaba suavemente la cabeza de Frau.

 

Mientras se disculpaba con un: “Discúlpame, discúlpame”, Khalil arregló su postura sentada en la silla y se inclinó hacia adelante sobre la mesa.

 

“Entonces, ¿el negocio de hoy es?”. (Khalil)

 

“Porque creo que aumenté un poco mi maná, quiero aprender una nueva magia”. (Renya)

 

“Sin embargo, ¿no puedo oír algo más que sarcasmo? Lo siento, pero incluso si encuentro a 100 personas, no creo que lleguen hasta los pies de esta hada-ojou-chan, por no hablar de ti”. (Khalil)

 

“Incluso si dices eso, no se siente real”. (Renya)

 

‘Aunque puede ser cierto que mejoré en la cantidad de maná que poseo, no significa que, a cambio, lo cual sucedió, se fácil de entenderlo para mí al ser dicho que estoy lleno de poder, que de alguna manera no tiene sentido, o que un halo* está flotando sobre mi cabeza.

 

(NT: Aureola como la de los “Ángeles”).

 

Como solo puedo usar los hechizos <Small Fire Ball> y <Light>, sentí que al menos ella debería pasarme algo más conveniente’. (Renya)

 

“He removido el límite de utilización del atributo vacío, pero después de todo, quiero usar hechizos del atributo viento, tengo buena compatibilidad con él”. (Renya)

 

“A pesar de que hablas sobre el límite de liberación como si fuera algo simple, ¿no será una fatalidad para mi negocio, si haces tal cosa, aunque no sé cómo lo hiciste?”. (Khalil)

 

“No se puede evitar ya que fui capaz de hacerlo, ¿verdad? Como no conozco los cantos de hechizos, no puedo usar nada más que <Luz>”. (Renya)

 

Debido a Renya declarando eso descuidadamente, Khalil buscó un pedazo de papel y dos libros de las estanterías mientras se quejaba a lo largo de las líneas de: “Esta es la norma para los Perdidos de algún lugar”, con sonidos de chasquido.

 

“Estas son las notas clave de los cantos y de cómo usar los hechizos de los atributos de vacío y viento, y este es un talismán para liberar el límite de los hechizos elementales de viento. Ellos cuestan 10 monedas de oro en total”. (Khalil)

 

“Yo totalmente no tengo suficiente dinero en la mano para ellos”. (Renya)

 

“Si ese es el caso, permíteme pagar por ello”. (Shion)

 

El dinero, propiedad de Renya, no alcanzaba la cantidad de dinero solicitada por Khalil en absoluto.

 

Para empezar, él no esperaba nada más que aprender varios hechizos sencillos alrededor de una moneda de oro, pero antes de que Renya pudiera decir algo, Shion apilaba las monedas de oro encima de la mesa.

“”Gracias por su patrocinio continuo~”. (Khalil)

 

“Oi, Shion”. (Renya)

 

“Está bien. Probablemente seré capaz de recuperarlo en un instante. También es similar a un pago adelantado”. (Shion)

 

“Ya sabes, estás en muy buen humor, Shion”. (Khalil)

 

Debido a la observación de Khalil y su amplia sonrisa al recoger las monedas de oro encima de la mesa, las mejillas de Shion se volvieron rojas, aunque sólo un poco.

 

Mientras él miraba eso con una mirada algo fresca, Khalil dijo hacia Renya:

 

“¿Eres un hombre tan bueno? ¿Me pregunto si sería una buena idea para mí tomar un pequeño bocado también?”. (Khalil)

 

“No lo sé. No me preguntes acerca de tal cosa”. (Renya)

 

Una vez que Renya respondió eso, estando asombrada, Khalil, quien reía con un: “Tee-hee”, devolvió la mitad de las monedas de oro que acababa de recoger, encima de la mesa.

 

“Invertiré en ti también. Tal vez algo bueno podría salir de ello”. (Khalil)

 

“No tomaré ninguna responsabilidad, incluso si no puedo regresarlo”. (Renya)

 

Aunque Renya dijo eso como advertencia, la sonrisa de Khalil no desapareció.

 

Si había gente, quienes daban una buena evaluación como Khalil, también habría gente, que pasaría una mala evaluación.

 

El incidente, como si señalara eso, ocurrió en el anochecer del mismo día.

 

Con la cena hecha por Renya, era un período de tiempo en el que cada uno de ellos habían estado algo libres con el estómago lleno.

 

Los que estaban a cargo de hacer las comidas eran siempre Renya o Frau.

 

Aunque no significaba que Rona no fuera capaz de cocinar, ella no podía hacer otra cosa que una comida incompleta que de alguna manera carecía de sabor. En cuanto a Shion, ella podría hacer algo que apenas podrías llamar comida. No teniendo elección de ellos con tal grado de habilidad, Renya, quien siempre quería comer comida deliciosa, se ofreció a cocinar él mismo, ya que era el caso.

 

Debido a que Frau, aparte de que se esperaba de un hada sirvienta doméstica, poseía las habilidades para manejar sin problemas todo, desde tareas domésticas, limpieza, lavado a cocinar, ella ocasionalmente alternaba con Renya.

 

Cuando esos dos estaban limpiando la vajilla usada en la cocina, Frau repentinamente miró al techo y murmuró algo en voz baja.

 

“¿Qué pasó, Frau?” (Renya)

 

Renya, quien se percató del comportamiento de Frau, preguntaba mientras guardaba la vajilla en la estantería después de secarlos.

 

“Los terrenos han sido rodeados ~no”. (Frau)

 

Mientras lavaba la vajilla con agua sin detener sus manos, Frau mencionó una situación tan inquietante.

 

Renya detuvo sus manos sorprendido.

 

“Ya que hay muchas personas por aquí, ¿no será extraño si ellos no lo notan tampoco ~no? Esas personas son bastante eficientes al borrar las presencias ~nano”. (Frau)

 

“Asesinos, ¿eh? ¿Sus números?”. (Renya)

 

“15 personas ~nano. 5 de ellos son mujeres. Bastante lamentable ~nano”. (Frau)

 

Escuchando sus números, Renya, quien trató de agarrar su katana, la cual estaba apoyada contra la pared cerca, y dejar la cocina, detuvo sus pies.

 

Sintiendo como si hubiera escuchado alguna palabra que generalmente no se adjuntaría al final de la oración, Renya se giró hacia Frau.

 

Dado que es difícil para ella hacer su trabajo como es pequeña, la mirada de Frau, quien estaba lavando los platos mientras se coloca sobre un taburete colocado, todavía se dirigía hacia el techo.

 

Frente a Renya, quien se preguntaba si podría ver algo allí, Frau finalmente retornó su vista desde el techo hasta el lavado de los platos en sus manos.

 

“Todos ellos poseen dagas con un aspecto completamente oscuro ~no. Puesto que sus rostros han sido escondidos por máscaras… probablemente, son personas, de las que nadie se preocupará, aunque desaparezcan ~nano”. (Frau)

 

“¿Ya veo?” (Renya)

 

“Maestro, por favor termine de limpiar aquí ~no. Frau va a ir a otro lugar por un rato ~no”. (Frau)

 

“¡Oi, ¿Frau?!”. (Renya)

 

“Está bien, regresaré de inmediato ~no”. (Frau)

 

Saltando del taburete con un * pyon *, Frau entregó un plato recién lavado a Renya y salió de la cocina con sus pies haciendo sonidos de golpeteo.

 

Renya, quien volvió a sus sentidos con el sonido de la puerta que se cerraba con un golpe, la persiguió, pero terminó deteniéndose a punto de poner su mano en la puerta.

 

No importaba cuánto tratara de abrir esa puerta, no se abultaba en absoluto.

 

Porque es la puerta del comedor, no tenía nada donde pudieras usar una llave.

 

‘Si ese es el caso, nadie más que Frau se aseguró de que no pudiera abrir la puerta’. (Renya)

 

Él comprendió que era algo relacionado con la magia, pero Renya no tenía los medios para cancelarla.

 

“¿Huh? ¿Qué pasó, Frau?”, Shion, quien disfrutaba de su té negro después de la comida mientras se relajaba en el salón*, le preguntó a Frau, quien estaba de pie en la entrada.

 

(NT: Salón/Sala).

 

“Shion-ane-sama. Voy a cerrar la puerta por un poco ~no. Quiero que te relajes allí ya que voy a terminar de inmediato ~no”. (Frau)

 

“¿Sí?”. (Shion)

 

“Mis mejores deseos ~nano”. (Frau)

 

Shion se quedó perpleja cuando la puerta se cerró con un clic, pero pensando: “Probablemente no es nada importante, ella llevó la taza, llena de té negro, a sus labios.

 

Encerrando a Shion en el salón, Frau buscó el paradero de Rona.

 

‘Parece que está en medio de tomar un baño’, Frau, quien percibió eso, dejó a Rona sola con un: “Ese lado está bien como está”.

 

Renya, aficionado a bañarse, calentaba el baño con agua caliente casi todos los días.

 

 

Si uno tiene la intención de compararlo con el sentido común de este mundo, tal cosa es hecha por personas extremadamente ricas, nobles o personas en el nivel de ser de la realeza, sin embargo, Renya absolutamente no cedería en tomar un baño todos los días ya que: Soy capaz de hacer que suceda con la magia de todos modos”.

 

Hasta entonces, Shion y Rona no tenían un hábito de tomar un baño todos los días, pero desde que llegaron a la conclusión: “Será nuestra pérdida ya que se está calentando no importa qué”, habían cambiado sus hábitos a tomar un baño diario, al igual que Renya.

 

‘Puesto que Rona-ane-sama es absolutamente hermosa y erótica después de tomar un baño, no la haré para que consiga una piel completamente enrojecida calentándose lentamente’, confirmando la temperatura del baño una vez, Frau abrió la puerta de la entrada del vestíbulo, después de juzgar que no había ningún problema.

 

El aire ligeramente frío de la noche, fluía en el vestíbulo desde la puerta dejada abierta.

 

‘Está mal que el interior de la casa se enfríe’, Frau cerró la puerta enseguida, una vez que salió del vestíbulo de entrada.

 

Y entonces, ella chasqueó sus dedos una vez.

 

Con sólo ese gesto, todas las cortinas de las ventanas de la casa, se cerraron sin un sonido.

 

Con esto, nadie sería capaz de captar el estado exterior de dentro de la casa.

 

Ella se sentía como si oyera el sonido de la sorprendida Shion, quien estaba sentada en el sofá, caerse debido al abrupto cierre de las cortinas, pero como no tenía importancia, ella no le prestó atención a eso y lo ignoró.

 

“¿Huésped-sama, me oyes? Me llamo Frau y estoy sirviendo como sirvienta en esta casa”. (Frau)

 

009

 

Opuesto a su tono tranquila, su voz no tenía emociones.

 

Frau continuó con una voz plana, lo que probablemente haría que el grupo de Renya abriera sus ojos ampliamente, si lo oyeran, ya que era completamente diferente de su habitual.

 

“Como soy la persona que cuida la seguridad de la casa, no puedo dar la bienvenida a los visitantes, quienes no usan la puerta principal. Por favor, les pido amablemente que dejen las instalaciones”. (Frau)

 

En lugar de una respuesta, la luz del anochecer fue cortada por una luz plateada, la cual perforó el pecho de Frau.

 

Sin levantar su voz, Frau miró hacia su propio pecho.

 

Allí, encontró una daga completamente, hasta su raíz, pegada en su pecho.

 

“¿Está bien tomar esto como su respuesta?”. (Frau)

 

Sin cambiar su expresión, Frau tomó la daga, la cual fue clavada en su pecho.

 

Después de que ella lo sacara, no había rastros que la hoja se quedara atrapada en su pecho, dejada atrás.

 

Frau miró fijamente la hoja extraída.

 

Esa hoja, aunque sólo ligeramente, estaba recubierta de algo viscoso y negro.

 

“¿Veneno? Usas algo grosero”. (Frau)

 

Su voz no parecía estar en desorden debido al dolor de ser apuñalada y haber sido envenenada.

 

“Casi todos ustedes son personas arregladas por los padres de algunos de los estudiantes de la escuela, que el Maestro derrotó, pero todos ustedes son personas, quienes son despreciados de alguna manera”. (Frau)

 

Frau sacudió su cabeza con un: “Por Dios”.

 

Frau, quien podía oír pequeñas voces y gemidos desde las sombras de las paredes, matorrales y arboleda de árboles, observaba todo el jardín frente a ella con una mirada fría.

 

“¿Son estúpidos? ¡Son idiotas, ¿verdad?! ¿Realmente creen que esto me permitirá que uno de vosotros, quien vino a entrar aquí buscando la vida del Maestro y de ane-sama, se escape?”. (Frau)

 

Su risa tenue se transformó en una carcajada en poco tiempo.

 

No importaba cómo se escuchase, no era la risa que un ser que se puso la forma de una niña pequeña. Era algo que hacía que la sangre de todos los que la oyeran se congelara.

 

“¡No voy a echar de menos a ninguno de ustedes! ¡Malditos insectos, quienes ni siquiera merecen respirar! ¡Son lo mismo que basura, ni siquiera se les permite existir! ¡Sus miradas corruptas! ¡Esas espadas sucias! ¡Es eternamente imposible que lleguen a mi Maestro y ane-sama!”. (Frau)

 

Una arboleda ordinaria de árboles, los matorrales, las sombras de la pared y el suelo del jardín.

 

Estirando sus manos, rascándose con las uñas y dejando al descubierto sus colmillos.

 

¿Lo qué resonaba en el jardín eran gritos de dolor cortados, gemidos tragados o agonía de muerte crujiente?

 

En el crepúsculo de la noche que se aproxima muy pronto, la llanura y el jardín común, cambiaron en un lugar siniestro y ominoso, y la boca de Frau tomaba la forma de una luna creciente.

 

Para los humanos, quienes debían estar bien entrenados, en un lugar, donde son presa de un solo lado, sin que se les permitiera ni siquiera la menor resistencia, la voz de Frau resonaba.

 

“¡Mueran! ¡Como la basura que son! ¡Sin valor! ¡Sin sentido! ¡Está bien para ustedes desaparecer sin dejar ni siquiera uno atrás! ¡Si quieren tener rencor, es mejor que se resientan de la estupidez de tus empleadores y de su propia estupidez!”. (Frau)

 

Después de un momento de silencio, los gritos y gemidos cesaron.

 

La voz de Frau, quien empezó a hablar de nuevo, era terriblemente dulce.

 

“Sin embargo, está bien para que ustedes se sientan aliviados. Amasando esos cuerpos inútiles, los enterraré en el jardín. Mis hijos son buenos hijos, por lo tanto, flores hermosas florecerán usándolos como alimento sin una sola pieza restante”. (Frau)

 

Tirando lejos la daga, que sostenía en su mano, en un lugar adecuado alrededor de allí, Frau agarró su mano derecha ligeramente.

 

Mirando la luz que se filtraba dentro de los huecos de su puño agarrado, Frau liberó un solo suspiro de alegría con un: “Hoo”.

 

Encima de su palma, la cual abrió lentamente, un solo cristal, similar a una gema transparente, estaba terminado.

 

“Incluso estas vidas sin sentido pueden ofrecerse para ser usadas eficientemente por el bien del Maestro. Incluso la vida de la basura se convertirá en un poco de dinero, si hago esto”. (Frau)

 

El cristal terminado.

 

Era una gema mágica, la cual fue creada por la recolección de las vidas de los humanos, quienes fueron sacrificados momentos atrás. Con suavidad, metiéndolo en el bolsillo de su falda, Frau aplaudió sus manos con un sol * pan *.

 

“… Esto no funcionará ~no. Perdí mi autocontrol un poco demasiado ~no”. (Frau)

 

Mientras se golpeaba a sí misma su cabeza con un * pon pon *, Frau murmuró como si reflexionara.

 

Al final, Frau inspeccionó todo el jardín, donde no quedaba nadie, confirmó que no había nada extraño y volvió dentro de la casa con sus pies haciendo de nuevo un sonido de golpeteo.

 

‘Renya sigue encerrado en el comedor. Sin duda, Shion debería haber derramado grandemente el té negro en el momento en que se derrumbó.

 

Si no limpio las manchas del té negro rápidamente, dejará manchas detrás.

 

Es absolutamente necesario preparar un cambio de ropa y una toalla de baño para la salida de Rona del baño.

 

Ya que ella probablemente tendrá sed también, tengo que arreglar algo para beber también’. (Frau)

 

“¡Ser una sirvienta-san es un trabajo difícil ~nano!”. (Frau)

 

Frau sonrió dulcemente y rápidamente se apresuró a regresar al lado de Renya para desbloquear primero la puerta del comedor.

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: