Al principio, Renya creyó que era una especie de no-muerto.

 

Iluminado por la luz mágica dentro de la oscuridad de la noche, la sobresaliente piel blanca era anormal, incluso si se veía desde lejos. Daba la impresión de un cadáver sin circulación sanguínea.

 

Sin embargo, el líquido rojo, que sigue fluyendo sobre su piel, revelaba un sangrado intenso. Los hombros, que se elevaban y se hundían violentamente, indicaban que era una persona que respiraba.

 

Ya que el corazón de un no-muerto se ha detenido, no derramará algo como sangre.

 

Sin mencionar, que es impensable que respirase.

 

Sin embargo, incluso si lo consideras como una prueba de que estaba vivo, Renya no podría creer que esa cosa, la cual daba un paso hacia adelante mientras se tropezaba por el matorral de los árboles, era un ser humano.

 

‘Probablemente es una Aventurera’, incluso Renya entendió eso de alguna manera.

 

‘Sin embargo, ¿cómo demonios terminó ella en tal estado?’, él no tiene ni idea.

 

Su pelo rubio oscuro, que había crecido hasta el área de sus hombros, estaba desaliñado, estropeado y sucio. Algo pegajoso como el aceite resplandecía escasamente en la iluminación de la luz.

 

Sin saber si estaban mirando de esta manera o no, sus ojos azules estaban vacíos y perdieron toda su luz. Parecían estar desenfocados.

 

 

La cosa, la cual probablemente podría ser considerada como una armadura de cuero, se había convertido en un estado que no podía ser llamado nada más que desechos ya. Era como si la armadura apenas colgara de su cuerpo.

 

La ropa de abajo también se había roto por todas partes, y estaba colgando así. Ellos ya no eran capaces de cumplir su papel como ropa, y la piel de abajo ya había terminado estando expuesta.

 

La mujer se acercaba poco a poco.

 

Lo que corría por su piel desnuda eran picaduras y arañazos.

 

Desde la muñeca de su mano derecha hasta su hombro, había moretones azules. Eran impresiones de manos estrechamente atestadas, las cuales probablemente provenían de su brazo siendo agarrado firmemente con toda la fuerza.

 

Su brazo izquierdo faltaba desde la raíz.

 

Si bajabas la vista un poco, verías su abdomen hinchándose con un abultamiento.

 

Su aspecto era totalmente similar a una mujer embarazada, pero no había manera de que una mujer embarazada estuviera expresamente armada y pasease por el bosque en la noche.

 

Además, por debajo de ella estaba completamente desnuda.

 

¿Fue arrancada por la maleza? Después de innumerables cortes cortantes poco profundos, había más huellas de manos impresas desde los tobillos hasta las rodillas. Además, había heridas como si ella fuera mordida por algo alrededor de la zona de los muslos y también había crueles heridas como si algo fuera devorado por una boca.

 

No es posible comprenderlo.

 

Mientras protegía a Shion y Rona en la espalda, Renya reflexivamente retrocedió un paso.

 

‘¿Sólo qué demonios terminó destruyéndola hasta ese punto?’. (Renya)

 

“¿Ella probablemente fue atacada por Goblins o algo más…?” (Renya)

 

“Creo que es diferente”. (Rona)

 

Mientras preparaba la mazo, que llevaba con ella, y agarrándolo firmemente, Rona negó el murmullo de Renya.

 

“Incluso si se trata de Goblins u Orcos, parece que nunca sucede que las mujeres, quienes fueron secuestradas como criaderos, incluso tengan sus genitales abusados*”. (Rona)

 

(NT: Así estaba en inglés).

 

La mirada de Rona estaba cayendo sobre la base del brazo izquierdo de la mujer.

 

No era una herida como si fuera cortada con una herramienta afilada, pero un extremo terriblemente desagradable como si la herida estuviera astillada.

 

“Ese brazo izquierdo probablemente ha sido mordido, ¿no es así?”. (Rona)

 

“¿Si es un hombre-comedor, Ogro o algo así? Sin embargo, me pregunto si había tal monstruo en este bosque…”. (Shion)

 

Shion inclinó su cabeza hacia un lado debido a las palabras de Rona.

 

Tal Shion tenía una actitud ligeramente indecisa.

 

‘Si es posible, quiero escapar, pero me siento renuente a abandonar a la mujer que sufre delante de nosotros’, es lo que ella sentía.

 

“¿Las características de los Ogros son?”. (Renya)

 

Sin suprimir su vista de la mujer que se aproximaba, Renya preguntó mientras colocaba su mano izquierda sobre la vaina de la katana.

 

“Una altura sobre 3 m, glotones con fuerza absurda y baja inteligencia”. (Rona)

 

Una vez Rona había resumido sólo la información necesaria, Renya negó con la cabeza y negó la esperanza de Shion.

 

“Eso está mal. Umm, las marcas de los dedos, impresas en su cuerpo, tienen el tamaño de humanos. En primer lugar, si fuera un glotón, ¿estaría satisfecho con sólo un brazo?”. (Renya)

 

“Las mordidas son de alguna manera como bestia, aunque… De cualquier manera, eso no explica ese gran estomago”. (Shion)

 

“En cualquier caso…”. (Renya)

 

No había método para salvarla.

 

Renya trató de decir eso, pero él detuvo sus palabras debido al repentino grito levantado por la mujer.

 

“¡¡Gii… iga… gaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!”.

 

Mirando hacia el cielo, con sus rodillas en el suelo, la mujer gritaba mientras abrazaba su vientre en gran parte hinchado con el único brazo derecho restante.

 

Viendo que el vientre empezaba a levantarse con un latido perverso desde dentro, incluso Renya sintió que la sangre se le escapaba de su rostro como era de esperarse.

 

“¡Tengan cuidado! ¡Ella guarda algo en el vientre!”. (Renya)

 

“No, no es como si lo estuviera guardando, ¿es lo que creo, Renya?” (Shion)

 

“Shion, ¿por qué estás tan extrañamente serena en semejante situación?”.

 

El vientre hinchado comenzó a desgarrarse lentamente, incapaz de soportar la presión desde dentro.

 

Mientras derramaba sangre y algo de líquido que no era sangre de la herida recién causada, la mujer continuaba levantando un grito que podría también rasgar su garganta.

 

“Hey, ¿no habrá algo absolutamente malo saliendo de allí?”. (Renya)

 

Shion y Rona asintieron, una vez Renya hizo esa pregunta mientras sonreía débilmente por alguna razón.

 

“¿Tomamos una apuesta? Sin embargo, apuesto 10 monedas de oro por algo saliendo”. (Shion)

 

“También apostaré 10 monedas de oro que algo aparecerá”. (Rona)

 

Renya respondió con una voz algo desgastada a la charla de Shion mientras ella repentinamente apretaba su puño.

 

“No será una gran apuesta, ya que creo que algo saldrá también. Más bien, ¿no están ustedes espléndidamente tranquilas?”. (Renya)

 

“Estoy ansiosa e impacientemente esperando que nos digas que huyamos, sin embargo, Renya…”. (Rona)

 

“Quiero rescatarla, pero… es probablemente imposible”. (Shion)

 

La expresión de Shion era sombría, pero ni Rona ni Renya tenían la preocupación acerca de eso.

 

Sin una interrupción en los gritos de la mujer, el brazo derecho, el cual sostenía el vientre hinchado hasta entonces, comenzó a arrancar la superficie de ese vientre después.

 

Cortando la piel con las uñas, era una cadena de propagación de la herida del lugar, donde se abrió.

 

El entorno de la mujer estaba fangoso debido a los líquidos descargados por ella. Había comenzado a emitir una fetidez.

 

En el momento en que Renya trató de dar la orden de escapar pensando: ‘Esto es cada vez más peligroso’, Renya notó varias sombras corriendo de esta manera desde el otro lado de la mujer.

 

Aquellas se movían completamente con un impulso como si huyeran de algo. Un sonido de algo masivo siguiéndolos desde más atrás, mientras pisoteaba la maleza y rompía las ramas, era audible.

 

“¡Renya, algo se está acercando de nuevo!”.

 

“¡No hay necesidad de confirmarlo tampoco, escapen, corran!”. (Renya)

 

Mientras miraba por encima de sus hombros hacia la parte trasera, él dio una palmada a las áreas alrededor de las caderas de Shion y Rona.

 

En la parte de atrás de Renya, quien comenzó a correr tratando de seguir mientras hizo un golpe tarde, ya que las dos comenzaron a correr tomando ese aplauso como señal, los gritos de la mujer se detuvieron abruptamente. Él escuchó un sonido húmedo golpeando el suelo fangoso y un sonido similar a un paño empapado siendo arrancado.

 

“Uwa, ¿qué es esto?”.

 

“Idiota, no te detengas… hiii, e-está viniendo por aquí… Habla, ¡¡guaaaaaaah!!”.

 

Lo que se escuchaba en la parte trasera eran las voces de hombre.

 

Los hombres que llegaban, fueron arrojados en un ataque de pinzas por algo que los persiguió por detrás y algo que muy probablemente dejó el vientre de la mujer hace unos momentos, sin embargo, Renya no tenía la más mínima intención de detenerse y darse la vuelta por el bien de comprobarlo.

 

Él completamente se concentraba a sí mismo en sí mismo si había algo peligroso o no en el frente, ya que él simplemente corría.

 

“¿Qué… demonios?”. (Rona)

 

“No hables, Rona, te quedarás sin aliento. ¡Shion, corre rectamente! ¡Rona, no te separes de Shion!”. (Renya)

 

Lo que surgió por detrás eran los sonidos de algo húmedo aplastado por algo y los sonidos de carne y huesos siendo cortados por completo.

 

Una vez que tensionaras tus oídos, voces gritando, las cuales estaban pidiendo por alguien para ayudarles, parecían estar ocurriendo en todo el bosque.

 

Dado que la luz ya había desaparecido y como tampoco se podía llamar algo así como una operación encubierta, Renya aumentó la intensidad del hechizo en la palma izquierda de Shion, quien estaba corriendo al frente, ya que estaba a punto de desaparecer.

 

“¡Shion! ¡Usa la luz de tu mano izquierda!”. (Renya)

 

“¡Entendido!”. (Shion)

 

Shion sostenía su mano izquierda sobre su cabeza y liberaba la luz. Ella seguía corriendo mientras confiaba en esa luz.

 

Ella era seguida por Rona y Renya quienes estaban corriendo como soporte.

 

Mientras seguía esos dos, Renya chasqueó su lengua dentro de su mente.

 

El grupo de Renya, que se movió para salir hacia las circunferencias exteriores, se había precipitado en una carrera hacia la parte trasera real por el bien de escapar.

 

Con esto, ellos habían terminado hacia el centro del bosque.

 

“Shion, cambia el rumbo! ¡Sea a la izquierda o a la derecha, gira en ángulo recto!”. (Renya)

 

“¡Okay!” (Shion)

 

Agarrándose a un árbol delgado, Shion mostró una extraordinaria curva.

 

Rona, quien la perseguía de atrás, tropezó un par de pasos hacia delante, ya que ella era incapaz de seguir ese cambio radical de dirección, sin embargo, su cintura fue agarrada por Renya, quien se vino después de ella, y persiguieron a Shion sin pérdida de tiempo.

 

“Lo siento, Renya. Está bien, puedo correr”. (Rona)

 

“Por favor, hazlo. Incluso quiero evitar correr con todo mi poder mientras llevo a una persona”. (Renya)

 

Una vez que soltó su mano, su velocidad bajó un poco, pero con Rona aterrizando admirablemente sin caerse, ellos empezaron a correr una vez más.

 

Aunque su vestimenta de sacerdotisa no debería ser adecuada para correr con su larga falda, la velocidad de carrera de Rona ni siquiera perdía a la de Shion.

 

‘La profunda hendidura, la cual está en ambos lados de la falda, no parece ser sólo por el aspecto de la apariencia, supongo’, Renya admiraba algo extraño.

 

“Renya, ¿qué demonios vamos a hacer después de esto?”, Rona le preguntaba mientras huía desesperada.

 

“¿Qué haremos, preguntas?”. (Renya)

 

“Qué acción tomaremos en esta situación anormal, es lo que quiero saber”. (Rona)

 

“Tal cosa ha sido decidida desde el principio, ¿verdad?”. (Renya)

 

Renya afirmaba como si dijera: ‘¿Qué estás diciendo a estas alturas del juego?’.

 

Shion, quien estaba a la cabeza, liberó un pequeño suspiro, ya que de alguna manera había pronosticado las siguientes palabras de Renya de esa observación.

 

Rona, incapaz de predecirlo, destrozo su cerebro si era algo tan obvio.

 

“Además de abandonar el bosque como es, escaparemos a la ciudad”. (Renya)

 

‘Ah, eso es después de todo’, pensó Shion.

 

En este caso, los alrededores estaban definitivamente en una situación extraña, pero desde el punto de vista de Renya, ellos no tenían ninguna obligación particular de investigar la causa o de luchar de manera irrazonable.

 

Para Shion como persona, no quería tomar la opción de abandonarlos y huir, si era posible.

 

Sin embargo, ella también fue capaz de entender la noción de Renya, aunque sólo un poco.

 

‘Él no tiene intención de exponerse a sí mismo y sus compañeros al menor peligro por el bien de los humanos que no tiene relación y vínculos’, eso es todo lo que había que hacer.

 

“Renya… en caso de que haya gente herida o tal…”. (Shion)

 

“¿Crees que podemos llevarlos? Es diferente si tuviéramos una carreta, pero dime, ¿cómo quieres llevarlos?”. (Renya)

 

“Sin embargo, en primer lugar, es imposible conducir una carreta dentro de un bosque”, continuó Renya.

 

“Ciertamente”, Rona estaba de acuerdo, pero Shion no era incomprensible en ese grado.

 

Ella era muy consciente de que su forma de pensar podía llamarse insuficiente.

 

Incluso con respecto a la evaluación de la situación, era un hecho que la opinión de Renya era correcta.

 

“Renya, tengo una petición”. (Shion)

 

Shion, que corrió en cabeza, se detuvo.

 

Renya y Rona fueron atraídos también a detenerse.

 

Una vez que ella se giró hacia Renya, Shion posteriormente dijo:

 

“No podremos escapar así. No voy a pedir algo como salvar a todos, pero quiero investigar, aunque sea sólo sobre lo que ha sucedido. Este lugar no está tan lejos de la ciudad. Si abandonamos este lugar y huimos, es posible que el daño se extienda incluso a la ciudad”. (Shion)

 

Renya exigió a Shion, quien afirmaba eso mientras se acercaba a Renya, para continuar con sólo su mirada.

 

Al ser dominada por esa mirada, Shion se resistió firmemente con las palabras: “En otras palabras, será así” y continuó su discurso:

 

“Por favor, Renya. Quiero que cooperes conmigo”. (Shion)

 

De alguna manera, ella era capaz de imaginar la respuesta de Renya.

 

Aun así, Shion no pudo evitarlo, tuvo que pedir eso.

 

Observando tal Shion, Renya, sin cambiar su expresión, la luz cepilló el área de su mejilla con su dedo índice derecho.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email