“Estarás en el país de los Elfos una vez que salgas del largo túnel del otro lado de la puerta de transferencia”.

 

“Maestro, ¿qué es eso ~nano?”. (Frau)

 

Frau, quien estaba caminando mientras sostenía la mano de Renya, lo miraba con una cara llena de curiosidad.

 

‘Ciertamente no es como si pudiera contestarle con franqueza: “Parece un lugar que fue robado de la obra de un autor en el mundo que estaba antes”’, después de que Renya estuviera reflexionando sobre ello por un corto tiempo,

 

“Es de alguna manera una explicación para nuestra situación actual, ¿supongo?”. (Renya)

 

Es su respuesta aceptable.

 

Exactamente dos días después de solicitar el uso de la puerta de transferencia de Az, él recibió un mensaje de que la puerta de transferencia estaba lista.

 

Metiendo del equipaje ya recogido en el inventario de Renya, el grupo de cuatro que llegó a la escuela en su mayoría con las manos vacías, fue llevado a la habitación con la puerta de transferencia por Az.

 

Una vez que terminaran de almacenar todo el equipaje en el inventario, se dieron cuenta en el último momento que podrían ahorrar la parte de un conjunto de transferencia.

 

Como eran capaces de guardar ese conjunto, se tomaron el esfuerzo para hacer precisamente eso.

 

La habitación era un lugar verdaderamente insípido, el cual sólo tenía la puerta, con una altura a un nivel de un adulto que normalmente pudiera pasar a través, incrustada en la pared.

 

Una vez que Az introdujo casualmente gemas mágicas en los agujeros vacíos situados justo al lado de la puerta, la puerta, la cual estaba incrustada en la pared, se abrió y se podía ver un espacio abierto y negro que se extendía por el otro lado.

 

“Bueno, entonces, nos vemos luego”. (Az)

 

Debido a Az apuntando a ese espacio negro azabache con una actitud verdaderamente casual, Renya espontáneamente respondió:

 

“No, no, espera un momento. ¿Qué es esto? ¿No suele ser aterrador pasar por esto?”. (Renya)

 

“¿Qué te da miedo? ¿No es sólo un agujero?”. (Az)

 

“¡¿Que no puedes ver nada?! ¿Está bien entrar en esto?”. (Renya)

 

“Si no pudieras entrar con seguridad, no funcionaría como puerta, ¿no?”. (Az)

 

Era como si Az preguntara: “¿De qué está hablando ese tipo?”, pero debido a que él tenía que entrar en la oscuridad absoluta donde no podía ver nada en absoluto, Renya sentía una pequeña cantidad de miedo, aunque él lo consideraba algo instintivo.

 

Si esto era algo así como la oscuridad de la noche, Renya podía captar la situación dentro de la oscuridad hasta cierto punto de alguna manera, sin embargo, la oscuridad negra azabache del otro lado de la puerta no provocaba un solo de los sentidos de Renya.

 

“Maestro”. (Frau)

 

Frau jaló ligeramente la manga de Renya.

 

“Debido a que Frau entrará primero, estará bien que el Maestro siga después sosteniendo las manos ~no”. (Frau)

 

“Mira, ahí tienes, Renya. A pesar de que tiene un cuerpo tan pequeño, ella está tranquila, tú, por otro lado…”. (Az)

 

“Si quieres, ¿puedo ir primero?”. (Rona)

 

Frau se volvió voluntaria para guiarlo a través del camino por delante.

 

Az habló, mientras curvaba los bordes de su boca, pareciendo como si fuera realmente divertido.

 

Rona sugirió que ella entrase primero, porque era incapaz de ver a Renya no queriendo entrar con facilidad.

 

Al ser molestado por ser llevado gradualmente a la pared, Renya tomó una respiración profunda.

 

“No, voy a ir”. (Renya)

 

“Maestro, la atravesaré junto con usted ~no”. (Frau)

 

Aunque Renya decía eso y empezó a caminar, Frau, quien probablemente estaba todavía preocupada, agarró la mano de Renya.

 

Y finalmente, Renya expresó su voluntad de comenzar en el lugar donde uno pasaba por la puerta de transferencia.

 

Por cierto, no había nada como un largo túnel.

 

Justo después de que Renya pasara por la puerta, su visión cambió de la oscuridad negra azabache, a la de alguna habitación hecha de madera.

 

En la pared se instaló una puerta, de la misma manera, como en la habitación donde entró. Este lado también era una habitación muy insípida, que sólo tenía agujeros justo al lado de la puerta para insertar gemas mágicas.

 

Una sola Elfa se encontraba frente a la puerta.

 

La Elfa tenía el cabello dorado, el cual parecía como si estuviera llegando a la cintura, y los ojos de almendra con pupilas verdes brillantes.

 

Las orejas largas y delgadas destacaban que era verdaderamente una Elfa.

 

La esbelta y bien presentada apariencia ciertamente se podía llamar hermosa y era una apariencia que no provocaría ningún tipo de molestia tampoco.

 

Por otra parte, la Elfa llevaba una armadura de cuero teñida de azul celeste, una túnica y una falda verde oscuro, medias blancas hasta la rodilla y botas marrones claras. Era realmente una apariencia que les convenía, si era juzgada por personas que la hubieran visto, pero Renya no tenía conocimiento en ese sentido.

 

Él había terminado genuinamente admirándolos con un: ‘Así que esto es un Elfo’.

 

“¿Una Elfa para dar la bienvenida ~nano?”. (Frau)

 

Una vez Frau, quien fue conducida por la mano de Renya llamó, la Elfa curvó la cintura, aunque sólo en un grado leve.

 

“Me llamo Kurowaal* y estoy afiliada a la escuela de entrenamiento de Aventureros. Me han pedido que sirva como su guía por aquí”. (Kurowaal)

 

(ETN: >> Kurowa~ru <<).

 

“¿Guía?”. (Renya)

 

‘Aunque no recuerdo haber pedido un guía’, pensaba Renya.

 

Rona y después de ella, Shion, hicieron una aparición desde dentro de la puerta detrás de él.

 

“Sí. Eso es porque sería problemático si los Humanos caminaran por todas partes por su propia cuenta”. (Kurowaal)

 

“¿Entonces sólo seguiremos detrás de ti?”. (Renya)

 

“Si eres capaz de aceptarlo así, ¿esto terminará sin que provoques una perturbación innecesaria?”. (Kurowaal)

 

La Elfa, quien se llamaba a sí misma Kurowaal, lo declaró sin siquiera coincidir su mirada con Renya.

 

Debido a la actitud de Kurowaal, la cual podía ser interpretada como superficialmente cortés pero grosera en intención, Renya frunció sus cejas, la expresión de Frau se volvió gradualmente triste, Shion seguía teniendo una expresión en blanco, ya que ella no entendía la situación y Rona ya estaba a punto de buscar una lucha.

 

003

 

“Aunque ni siquiera tienes edificios significativos, ¿qué pasa con tu manera de hablar como si no anduviéramos por nuestra cuenta? Es en su mayoría dentro del bosque y la ciudad es inmutable de todos modos, ¿verdad?”. (Rona)

 

“… Ahora me siento como una bestia que ha acumulado una cantidad inútil de grasa hablando en el lenguaje de los hombres, ¿pero es una mascota o algo más?”. (Kurowaal)

 

Sintiendo como si el aire dentro de la habitación se hubiera congelado, Renya inmediatamente evacuó de la línea directa entre Rona y Kurowaal.

 

“Para llamar igual esta manera problemática de hablar el lenguaje de los hombres, qué clase de broma es esa”. (Rona)

 

“Incluso al decir que es problemático, te daré mis elogios por poder usarlo correctamente. Eres la bestia bien educada. ¿Eres una nueva especie?”. (Kurowaal)

 

“Heey… ¿Renya…?”. (Shion)

 

Ya que su manga todavía estaba agarrada por Frau, Shion tiró del hombro de Renya cerca para susurrar en el oído de Renya.

 

“¿Qué ocurre, Shion? Por ahora, lee el estado de ánimo. Actualmente no es el momento de tener una charla inútil”. (Renya)

 

“No, bueno… de alguna manera entiendo eso. Pero, ¿de qué están hablando esas dos?”. (Shion)

 

“¿De qué están hablando, preguntas…?”. (Renya)

 

“Es probablemente justo lo que oyes”, Renya comenzó a responder, pero notó que incluso Frau, quien se estaba sosteniendo de su manga, estaba teniendo una expresión interrogante.

 

‘¿Por qué las dos…?’, tal pensamiento comenzó a surgir en la mente de Renya, sin embargo, llegó a una sola deducción de inmediato.

 

“¿Es posible que esas dos hablen en el lenguaje Élfico?”. (Renya)

 

“No sé si es el lenguaje Élfico o no, pero no entiendo lo que dice Rona. ¿Lo entiendes, Renya?”. (Shion)

 

Incluso el que se le preguntó, Renya mismo, no comprendía la razón por la que él era capaz de entender el lenguaje Élfico.

 

Como resultado de pensarlo durante un tiempo, llegó a la conclusión: Lenguaje de Otro Mundo es una de las habilidades que recibí de la niña, ¿no es probable esa la razón por la que soy capaz de entender incluso el lenguaje Élfico?’.

 

‘Esto puede ser considerado como útil y también podría ser extremadamente incómodo’, juzgó Renya.

 

En cualquier caso, el mismo Renya entendía tanto el lenguaje de los Humanos como de los Elfos, aunque tampoco recordaba que el lenguaje hubiera cambiado.

 

‘Y muy probablemente esto tiene la misma característica incluso mientras se habla’. (Renya)

 

En otras palabras, el lenguaje de Renya es uno que puede ser entendido por cualquier raza en este mundo también. Esta posibilidad existía.

 

‘Si no utilizo esto bien, es fácil predecir que terminaré incapaz de realizar conversaciones a un nivel deseado’. (Renya)

 

Como Renya, quien estaba muy perplejo, ya que se le dio una habilidad con bastante la mala usabilidad tenía una mirada de soslayo, la conversación de Rona y Kurowaal se fue calentando cada vez más a medida que pasaba el tiempo.

 

“Escuché que la raza Humana visitaría, pero no me dijeron sobre la visita de una bestia gorda”. (Kurowaal)

 

“¿Una Elfa delgada donde no puedes saber si es un hombre o una mujer, ni siquiera puede distinguir la diferencia entre la bestia y el Humano?”. (Rona)

 

“¡Oh, mi! Incluso los ojos de la encarnación de la grasa son pobres. Es lamentable que el nivel de su inteligencia obstaculice su capacidad de distinguir a hombres y mujeres”. (Kurowaal)

 

“¿No crees que es ridículo para una Elfa, quien no madura en un adulto a menos que hayan pasado 200 años para hablar de la calidad de la inteligencia de la razas Humana?”. (Rona)

 

“Ah, las dos, creo que estar en buenos términos es algo bueno, pero…”. (Renya)

 

Renya interrumpió su conversación, ya que al parecer se pelearían entre sí para siempre, si se les dejaba solas, sin embargo, siendo mirado con mirada llena de intención de matar por ambas, él estaba en una pérdida para sus próximas palabras.

 

“Ummm. Si recuerdo bien, te llamaron Renya-san, ¿verdad? Te apruebo como de la raza Humana, pero incluso si me dices que esté en buenas relaciones con este monstruo de grasa, lo siento. Por favor, no te decepciones, porque Az-san me lo pidió, quién es uno de los mejores, considerando que es un humano”. (Kurowaal)

 

“Renya-san. ¿Te volviste loco para preguntarme algo como estar en buenas relaciones con esta Elfa de piel y huesos cuya forma y cuerpo parecen un palillo delgado?”. (Rona)

 

“Por ahora, Rona, ven aquí por un momento”. (Renya)

 

Entrando entre las dos que se volvían a mirar, Renya agarró el hombro de Rona y la alejó.

 

Dando la espalda a Kurowaal, que miraba fijamente en su dirección, Renya le preguntó a Rona en un susurro:

 

“Dime, ¿por qué eres tan completamente agresiva?”. (Renya)

 

“… Los Elfos son, como puedes ver, una raza con una esbelta estructura corporal típica de sus especies…”. (Rona)

 

Estando un poco avergonzada, Rona respondió a la pregunta de Renya con una suave voz susurrante.

 

“En consonancia con esto, personas agradables con proporciones apropiadas a la raza Humana son llamadas excesivamente gordas por sus propios estándares. O van a evaluaran a alguien que se ha puesto demasiado gordo…”. (Rona)

 

“¿Entonces?”. (Renya)

 

“Esta no es la primera vez que vengo al país de los Elfos. Anteriormente venía solo por un poco, porque yo tenía un trabajo aquí, pero…”. (Rona)

 

Rona, quien sirvió como Caballera en ese momento, llegó al país de los Elfos como una persona importante del Principado de Triden, pero fue expuesta a muchos espectadores, ya que parece que las Caballeras son inusuales para los Elfos, decía Rona.

 

Y a Rona, a la que se consideraba que había ganado demasiado peso, o más bien gordita, si ellos eran contundentes al respecto de los estándares de los Elfos, era vista como un tema ridículo diciendo: “¿Qué pasa con esa gorda?”.

 

Por supuesto, porque Rona llegó a liderar las negociaciones entre los dos países, no se rió repentinamente cuando se encontraron cara a cara, pero con ellos haciendo cosas como susurrar deliberadamente cerca de ella para que pudiera oírlo, eso resultó en ella odiando a los Elfos completamente, Rona explicó.

 

“¿Ser capaz de hablar el lenguaje Élfico es también por eso?”. (Renya)

 

“Honestamente, no quiero usar el lenguaje. Puesto que el orgullo de los Elfos es inútilmente alto, no usarán el lenguaje común del continente”. (Rona)

 

‘La lengua más hermosa y superior del mundo era la suya’, es lo que la mayoría de los Elfos realmente creían, Rona frunció el ceño.

 

“Desde mi punto de vista, realmente no puedo pensar que sea un lenguaje eficiente si hay muchas palabras que significan lo mismo o si hay muchos modificadores de lenguaje sin sentido”. (Rona)

 

“Aunque esa parte no me importa, entiendo tu punto, Rona”. (Renya)

 

Después de tocar el hombro de Rona y decirle que vaya a la ubicación de Shion y Frau, Renya se enfrenta a Kurowaal enseguida.

 

Incluso más que el cuerpo delgado y elegante de Kurowaal, ella no parecía ser otra cosa que una estudiante de secundaria desde el punto de vista de Renya, dado que su altura era baja.

 

‘Incluso así, ella está emitiendo un aire de haber experimentado muchos años y meses, ¿huh? La sensación que su cuerpo emite no es lo mismo que su apariencia’, él captó inmediatamente.

 

“Siento que mi compañera te haya causado problemas”. (Renya)

 

Primero se disculpó.

 

El dicho: “Es beneficioso dividir por esquinas debido al odio”, no era una buena posición para tomar en una primera reunión.

 

“No, me emocioné también. Lo siento mucho”. (Kurowaal)

 

Inesperadamente, Kurowaal se inclinó hacia Renya. Él también se inclinó después de haber esperado a que ella levantara su rostro.

 

Desde que se enteró de que tienen un gran orgullo, Renya, quien esperaba que ella dijera algo sarcástico, se enfrentó a Kurowaal con una expresión de sorpresa.

 

“Inesperado, es lo que su cara me está diciendo. Eso tampoco es antinatural”. (Kurowaal)

 

“Aah, lo siento. Me sorprendí porque escuché que los Elfos son muy orgullosos…. ¿Hay alguna razón?”. (Renya)

 

Kurowaal miró atentamente a Renya, quien le preguntó por su interés, pero después de un rato, ella le hizo señas a Renya con un * fwip fwip * y llevó a Renya a un rincón de la habitación lejos del grupo de Rona.

 

“Lo que voy a decirte es un secreto. ¿Entiendes?”. (Kurowaal)

 

“… Entiendo. Juro que no lo revelaré a nadie más”. (Renya)

 

Una vez que Renya hizo ese voto, Kurowaal llevó su rostro cerca del oído de Renya y susurró:

 

“De hecho… en los últimos años ha habido algo así como una reforma del sentido estético incluso en el país de los Elfos”. (Kurowaal)

 

“¿Mmh?”. (Renya)

 

“Incluso las mujeres, quienes tienen un montón de carne como sus compañeras, son bastante hermosas a su manera… ¿o es su proeza sexual simplemente superando a los de los Elfos normales? ¿No es esa superioridad? Es este tipo de nociones…”. (Kurowaal)

 

“¿Mmmh?”. (Renya)

 

Renya frunció el ceño al sentir que la conversación había tomado un giro algo extraño.

 

“En otras palabras, ¿de qué se trata?” (Renya)

 

“… Si soy honesta, creo que estamos celosas”. (Kurowaal)

 

Kurowaal anunció eso mientras el área alrededor de sus mejillas se ruborizaba ligeramente con su cara malhumorada. Renya, incapaz de darse cuenta de lo que podía ser bueno como una respuesta, no podía hacer nada más que mirar hacia atrás en la cara de la Elfa.

Cerrar menú
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email