Nota del Autor:

 

Esta vez, incluso el propio escritor está: “¿Hmm?”.

 

La justificación es débil, tal vez.

 



 

“Oi, qué diablos quieres decir…”. (Renya)

 

“Una vez que cerremos la puerta de transferencia de este lado, algo como monstruos, apareciendo repentina e inmediatamente en la ciudad de los Humanos podría ser posible. Quiero que destruyan la puerta de allí para evitar eso. Esta es una solicitud oficial de los Elfos. Aunque destruiremos la puerta de este lado después de que hayas vuelto, es sólo por precaución”. (Kurowaal)

 

‘Según Kurowaal, ya que está vinculado como dirección de reenvío de la puerta de transferencia, no es posible borrar sólo el camino hacia el país Elfo. En el momento en que la puerta del país Elfo se cierre, los medios para protegerse contra una invasión de la escuela de Aventureros en Kukrika aparentemente estarán aparentemente perdidos.

 

Es por eso que me dijo que quería destruir ambas instalaciones’. (Renya)

 

“Ya que se construye de manera bastante robusta, se necesitará algún trabajo para destruirla de tal manera que no pueda ser utilizada más. Porque hay también el matiz que tenemos para ganar tiempo para que los ciudadanos escapen a la retaguardia, crearemos tanto tiempo como sea posible, pero… honestamente, pienso que no ganaremos mucho de ello”. (Kurowaal)

 

“Eso es obvio. Con 700 contra 20.000, y, además, ¿200 de esos 700 son novatos? Hay ciudades más grandes que este lugar aquí, ¿verdad? ¿No intentarán solicitar refuerzos enviando un caballo rápido o algo parecido?”. (Renya)

 

“Los Elfos no usamos demasiado los caballos. La fortaleza de defensa preparó varios caballos rápidos por el bien de la notificación de peligro, pero no hay ninguno en esta ciudad. Tomará por lo menos medio día incluso con pies elfos hasta la próxima ciudad más cercana. Sin embargo, la guarnición de allí tiene una escala similar a la de aquí. Si es la capital, deberían poder enviar rápidamente 10.000 soldados, pero… es un número cuestionable con 20.000 monstruos como adversarios. Ellos probablemente no los enviarán por el bien de proteger su ciudad. Además, la capital está demasiado lejos”. (Kurowaal)

 

Sin un solo deseo, ella era capaz de proporcionar un hecho tras otro y, sin embargo, Kurowaal no había cambiado y estaba normal.

 

“Ya hemos dado un anuncio de evacuación y enviado un mensajero por ese motivo, pero… si estarán a tiempo es dudoso. No tenemos mucho tiempo para evacuar. Parece que los monstruos están marchando lentamente desde la fortaleza hasta aquí, pero si todos nos escapamos, es probable que aumenten su velocidad de marcha para rastrearnos. En otras palabras…”. (Kurowaal)

 

Kurowaal dio una risa hueca por primera vez.

 

Para Renya, parecía el rostro de un soldado decidido y no como la de la desesperación o la resignación.

 

“Es un sacrificio necesario contra los monstruos. Incluso entonces es muy probable que un estancamiento sin sentido de tiempo, sin embargo, al menos mientras estamos aquí, ellos probable y deliberadamente marcharan lentamente. Podemos evacuar a un número desconocido de ciudadanos en ese tiempo y la capital puede preparar estructuras defensivas”. (Kurowaal)

 

Por lo tanto, ellos tenían que morir en este lugar no importara qué.

 

Declarando eso implícitamente, Kurowaal miró fijamente a Renya.

 

Renya se mordió sus labios, ya que él era incapaz de encontrar palabras para Kurowaal, quien todavía decidió luchar, sabiendo que van a ser definitivamente superados si luchaban.

 

“Sin embargo, no los dejaremos pasar fácilmente. Por lo menos, intentaremos llevar un mayor número de monstruos que los nuestros. Renya-san y ustedes tienen que darse prisa y regresar al continente Humano. Junto con la destrucción de la puerta, me gustaría que tomaras otra información contigo”. (Kurowaal)

 

“Información, ¿verdad?”. (Renya)

 

“Ese soldado dijo que el Laberinto Forestal se desbordó, pero eso es imposible. Si uno considera la inmensidad del Laberinto Forestal y la frecuencia de los monstruos generados, se hace impensable que ese laberinto se desborde”. (Kurowaal)

 

Renya recordó que había oído esa historia en alguna parte también.

 

“Dado que ese es el caso, la cuestión sigue siendo donde el gran ejército de 20.000 vino”. (Kurowaal)

 

Es difícil imaginar un ejército de tal magnitud viajar sin ser atrapados en la red de vigilancia de los Elfos.

 

Y, si estaban atrapados en la red de vigilancia, la fortaleza de defensa debería haber enviado un mensaje mucho antes también.

 

“No creo que el soldado haya informado una mentira mientras estaba al borde de la muerte. Considerando eso, después de todo, el enemigo vino del Laberinto Forestal”. (Kurowaal)

 

“No hay forma de desbordarlo, es lo que has dicho, ¿no?”. (Renya)

 

“Sí, así que, reflexionando sobre ello de esta manera, llegamos a una conclusión”. (Kurowaal)

 

Kurowaal bajó el tono de su voz y lentamente y claramente le dijo al grupo de Renya para que fuese fácil de recordar:

 

“Probablemente no hay solo un camino de viaje desde ese enorme y floreciente Bosque de Miasma en el Laberinto Forestal. En otras palabras, si terminas viajando por ese laberinto por todas partes, ¿no se abrirá alguna ruta especial? Y, ¿no los Demonios, usando eso, han establecido una puerta que fuese capaz de transferir un cierto nivel de monstruos reunidos de una sola vez? Esa es la conclusión a la que llegamos”. (Kurowaal)

 

‘Es difícil crear un camino y mantenerlo en un lugar donde no hubiera camino para empezar, sin embargo, debería ser mucho más fácil expandir un lugar, que originalmente tendría un camino, que crear uno a partir de la nada.

 

¿Y no podemos usar la misma teoría al hablar de los caminos de las puertas de transferencia, por así decirlo?

 

Y, ¿no es el Laberinto Forestal una ocurrencia común en los cuatro continentes?’. (Renya)

 

“La charla ha terminado. Ahora, por favor, vayan una vez que terminen de comer. Lo siento mucho, pero ¿puedes arreglar la cantidad de gemas mágicas para regresar? Todas las gemas de nuestro lado se pondrán en uso para la batalla después de esto. Descentraremos el pago para la puerta. Después de todo, sólo se deambulará por los bolsillos de los monstruos incluso si las tomamos”. (Kurowaal)

 

Afirmando eso de una sola vez, Kurowaal repentinamente hizo una pausa y pensó un poco.

 

“Pero, ¿tienen los monstruos la oportunidad de usar el dinero?”. (Kurowaal)

 

“No lo sé, pero ¿está bien …? ¿No es una muerte sin sentido incluso si contengo mis palabras?”. (Renya)

 

“Ahaha… probablemente se te ha dicho que no eres muy discreto, ¿verdad?”. (Kurowaal)

 

“Eres un candidato suicida. ¿No experimentarán libremente la violencia de los números con tu cuerpo así?”. (Renya)

 

Renya, parcialmente, dejó caer su tono como si la amenazara, pero Kurowaal se rió de eso con indiferencia.

 

“Incluso si no comen este cuerpo, pero juegan con él, eso todavía no importa”. (Kurowaal)

 

Mientras Kurowaal miraba fijamente a Renya, una clara determinación permanecía en sus ojos.

 

“En todo caso, durante ese tiempo, las tropas enemigas se detendrán a mi alrededor”. (Kurowaal)

 

“Renya, parece que ella tiene una firme determinación”. (Shion)

 

Shion llamó a Renya, quien no sabía qué decir.

 

Su voz tenía un matiz de impaciencia en ella.

 

“No tenemos mucho tiempo tampoco. Si hay un camino de invasión para los monstruos en el Laberinto Forestal, entonces es posible que se convierta en la misma situación, incluso en Kukrika. Tenemos que regresar lo antes posible e informar sobre este asunto”. (Shion)

 

La expresión de Renya se convirtió en sorpresa a Shion, debido a escuchar palabras inesperadas de ella.

 

Parece que Rona, quien entiende la lengua Élfica, tradujo el intercambio entre Renya y Kurowaal.

 

Debido a que Renya estaba seguro de que Shion no podría abandonar a la Elfa frente a ella una vez que conozca los detalles de las conversaciones, él pensó que simplemente empezaría a hablar que quería ayudarles de alguna manera.

 

Contrario a sus expectativas, Shion pide que regresasen de inmediato, aunque eso significase abandonar a los Elfos.

 

‘¿Rona previó eso? Ella mira a Shion sin mostrar una mirada sorprendida’. (Renya)

 

“Vamos, Renya. El tiempo es valioso”. (Shion)

 

“Por favor, cuídate. Aunque no puedo servir de guía, llegaras a la escuela una vez que vayas directamente a la derecha en el camino justo enfrente de este edificio. Puesto que la escuela ya ha sido informada, usa la puerta como le convenga, por favor. Después de que pases a través, comenzaremos su destrucción. Quería guiarte por la ciudad un poco más, sin embargo, lamento ser incapaz de lograr eso”. (Kurowaal)

 

Instigado por Shion, Renya salió de la habitación mientras era conducido por la mano de Frau.

 

Kurowaal los vio salir, pero en el momento en que Renya pasó por la puerta de la habitación, ella murmuró en voz baja con una sonrisa:

 

“Bueno, entonces, esto es un adiós”. (Kurowaal)

 

005

 

Aunque era noche en el bosque, la ciudad Élfica estaba llena de luces y no había problemas para moverse a través de ella.

 

Sin embargo, había pocas personas en la ciudad.

 

Parecía que la evacuación de los ciudadanos ya había comenzado.

 

Corriendo en una ciudad sin personas, el soldado, quien al parecer esperaba al grupo de Renya en la puerta de la escuela, los condujo a la habitación con la puerta de transferencia una vez llegaron a la escuela.

 

“No tenemos demasiado tiempo, por favor, dense prisa”.

 

“Gracias. Frau, ¿puedo dejar las gemas mágicas para ti?”. (Shion)

 

“Sí, Shion-ane-sama”. (Frau)

 

Frau, a quien Shion le preguntó, insertó las gemas mágicas en la puerta.

 

La puerta, llena de maná, se abrió con el mismo espacio negro se desplegó como cuando llegaron aquí.

 

“Renya, vamos… eh, ¿Renya?”. (Shion)

 

Aunque podía oír la voz de Shion, Renya no estaba dispuesto a moverse del lugar.

 

De hecho, Renya estaba dudando.

 

En el momento de la separación, él vio la expresión y escuchó las palabras de Kurowaal.

 

Renya no pudo evitar sentirse como si lo hubiera visto antes.

 

Esa expresión que mostraba una sonrisa a pesar de estar destinada a morir y siendo arrastrada a una batalla, aunque no desee participar en ella.

 

Renya no sentía nada hacia la muerte de Aventureros como las personas, quienes empujaban sus cabezas en el peligro de buena gana.

 

Él sólo pensaba que habían fallecido voluntariamente, ya que era lo que deseaban.

 

Debido a que ella era una estudiante de una escuela de formación de Aventureros, eso podría suceder con el tiempo también.

 

Sin embargo, además de ser una estudiante, ella todavía no era Aventurera. Su resolución y conciencia tampoco debieron haberse determinado adecuadamente.

 

Incluso si la persona misma creía que ella se decidió.

 

Aunque Kurowaal se dirigía a la batalla sabiendo que definitivamente moriría bajo esas circunstancias, ella sonrió.

 

‘Si vi tal expresión en alguna parte antes, entonces probablemente habría sido algo así como los permanecientes recuerdos de mi vida anterior’, pensó Renya.

 

‘El problema es, ¿qué hice en el momento en que vi esa expresión en mi vida anterior?

 

¿Pude hacer algo? ¿O simplemente miré con los brazos cruzados sin poder hacer nada?

 

Incluso si trato de pensar en ello, es muy poco probable que aparezca una respuesta’. (Renya)

 

La respuesta terminó siendo borrada junto con sus recuerdos de su vida anterior.

 

‘Sin embargo, si me preguntan si volveré justo así, la respuesta es no.

 

Si regreso a Kukrika mientras llevo un sentimiento incomprensible y sombrío en mi mente y estómago, acabaré preocupándome interminablemente por ello’. (Renya)

 

“Si hubiera al menos una razón para simplemente raptarla”. (Renya)

 

En primer lugar, si no había razón ni obligación, era natural abandonarlos, era la postura de Renya.

 

Renya no tenía absolutamente ninguna intención de ceder en eso.

 

‘Aunque es absoluto, no hay otra opción más que volver a menos que doblegue eso.

 

Es mi propia circunstancia, sin embargo, de alguna manera terminó convirtiéndose en una situación difícil’, Renya dudó.

 

‘En primer lugar, con esa niña que ha borrado mis recuerdos de un modo a medias, simplemente regresaré a Kukrika, reportaré la situación y volveré a casa a dormir, si no recuerdo las cosas por completo’, en ese momento, Renya comenzó a maldecir a esa niña, el guardia, quien llevó al grupo de Renya a la puerta de transferencia, tímidamente abrió su boca.

 

“¿Es sobre tu guía, Kurowaal?”.

 

“Así es, pero… ¿la conoces?”. (Renya)

 

“Sí, puesto que ella es actualmente estudiante en esta escuela, hemos ignorado cosas como el estatus social. Sin embargo, ella está de hecho visitándonos desde la Capital Imperial, Sephirot*, y es nuestra Lord, ya que es la hija estimada de Su Majestad, el Emperador Royce = Pas = Tifalet**”.

 

(ETN >> Sefuiroto << / >> Roishu Pasu Tifareto <<).

 

“““¡Haa!”””.

 

Las voces sorprendidas de los Humanos se combinaron espléndidamente.

 

Además, el guardia continuó estando de buen humor por alguna razón.

 

“Incluso si es hija de Su Majestad, el Emperador, es absolutamente necesario que ella estudie en el mismo lugar que eso en las calles. Ella entró en la escuela aquí de acuerdo con esta política educativa transmitida por muchas generaciones en la Familia Imperial, pero ella es inequívocamente Su Alteza, la Princesa Imperial Kurowaal = Pas = Tifalet. Puesto que es la princesa más joven, su rango dentro de la jerarquía de la sucesión es 35°”.

 

“Su Majestad, el Emperador, está haciendo lo mejor de sí mismo, ¿verdad?” (Renya)

 

Después de que Renya replicara reflexivamente, el guardia silenciosamente evitó su vista.

 

‘Debido a su posición, al parecer no puede decir nada, incluso si lo piensa así’. (Renya)

 

“Por lo tanto, si usted es capaz de salvar la vida de esa señorita, no habrá ningún error que ganará el agradecimiento personal de Su Majestad, el Emperador”.

 

“Está bien esperar una recompensa, ¿es lo que estás diciendo?”. (Renya)

 

“Eso es más o menos. Aunque puedes obtener algo en el continente Elfo que desees… ah, no. Las Elfas de pechos grandes son imposibles”.

 

(ETN: Lol).

 

“¡¿Eres un reformista también?!”. (Renya)

 

El guardia frenéticamente miró hacia otro lado, ya que Renya le gritó: “¡No estropees el estado de ánimo!”.

 

Shion y Rona miraron ese intercambio con miradas indiferentes.

 

“D-De todas formas. Alguien como yo ha estado vivo por más de 300 años, aunque se podría decir que soy joven con respecto a los Elfos en su conjunto. Yo tampoco me arrepiento de morir por aquí. Sin embargo, Hime-sama y los estudiantes son diferentes. Todavía están en medio de su período de crecimiento. Si hay algún método para salvarlos sólo ellos de alguna manera…”.

 

“Hmm…”. (Renya)

 

“De ninguna manera, Renya. ¿Tienes la intención de hacer algo…?”. (Shion)

 

Pasando por la superioridad de sus números, era una situación donde las palabras: “Sin esperanza”, realmente encajaban.

 

Naturalmente, Rona y Shion, quienes pensaban la elección de escapar si era Renya, preguntó con una voz ronca como si ella oyera algo increíble.

 

“Muy bien. Oi, reformista. Tengo dos preguntas”. (Renya)

 

El guardia, quien fue llamado reformista, asintió.

 

‘Él no parece negar ser llamado así’. (Renya)

 

“Primero, ¿es el tipo actual, quien está comandando la guarnición, una persona abierta a las sugerencias? Existe la imagen, entre los Humanos, que los Elfos no escuchan, ya que su orgullo es arrogantemente alto, etc”. (Renya)

 

Renya, quien no puede perder la imagen que le dijo Rona, no importa qué, quería confirmar ese punto en primer lugar.

 

‘Incluso si salgo a pelear mientras tengo algún tipo de estrategia, sólo será en vano proceder si la otra parte no me escucha’. (Renya)

 

“La que actualmente las comanda es una guerrera llamada Skrod = Solvice*, pero teniendo sabiduría, ella escoge el beneficio sobre el orgullo”.

 

(ETN: >> Sukurodo Soruvaizu <<).

 

“Segundo, los Elfos tienen la imagen de sobresalir en la magia. Eso no está mal, ¿verdad?”. (Renya)

 

“La parte que es difícil de entender es en qué grado estamos sobresaliendo en ella, pero…”.

 

‘¿Quiere que le diga la información lo más exacta posible?’. Después de reflexionar durante un rato, el guardia abrió su boca.

 

“Al menos, la cantidad de maná poseída es mucho más que la de un ser Humano promedio. Y, con respecto a la magia del viento y agua, supongo que los magos Humanos no pueden acercarse. Esos son los atributos mágicos específicos de nosotros los Elfos después de todo”.

 

“¿Por qué?”. (Renya)

 

“Es un tipo de magia influenciada por el bosque”.

 

“… Bien, la guarnición está estacionada en el lado Oriental, ¿verdad?”. (Renya)

 

“¡¿Serás capaz de manejarlo de alguna manera?!”.

 

Renya contuvo al guardia sorprendido con su mano para calmarlo.

 

“Es una guerra. No hay nada asegurado. Sin embargo, debe ser mejor que simplemente los aniquilen. Frau y yo iremos al sitio actual. Protegerás la puerta aquí. Ya que dejaremos detrás las gemas mágicas para comenzar, en el peor caso, usted escapará transfiriéndose si llega a ser peligroso”. (Renya)

 

“¡Renya! ¿Qué hay de nosotros?”. (Shion)

 

“Te daré las gemas mágicas. Espera o transfiérete, como quieras. Este es mi capricho después de todo”. (Renya)

 

Una vez que subrayó que era su propio capricho, Shion asintió después de bajar sus ojos por un momento.

 

“Entiendo. Esperaremos hasta el último momento”. (Shion)

 

“¿No confundirás el tiempo de irte? Una vez que se transfieran, destruyan la puerta en el otro lado de inmediato. Y, Frau”. (Renya)

 

Renya llamó, de una manera arrepentida, hacia la Hada que estaba a su lado.

 

“Lo siento, por favor, acompáñame”. (Renya)

 

“Entendido, Maestro ~nano. No te preocupes, Frau estará junto con el Maestro ~nano”. (Frau)

 

Asintiendo profundamente, Frau agarró la mano de Renya.

 

“Muy bien, todos, vamos a empezar. Vamos a tener a Su Majestad, el Emperador, y su hija nos las deban”. (Renya)

 

Mirando el rostro de Renya, quien sonreía brillantemente, el guardia Elfo se exaltó por alguna extraña sensación y sintió ansiedad.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email