Varios días después del duelo en el Gremio, Souta está haciendo solicitudes de bajo rango y ganando dinero.

 

Él está haciendo solicitudes de tipo diversos en lugar de solicitudes de tipo colección.

 

Por ejemplo, 「Me gustaría que me ayudes a mover」, 「Me gustaría que me ayudes a demoler mi casa」, 「Quiero que cargues mi equipaje」, 「Quiero que limpies la casa」, 「 Me gustaría que atiendas el negocio」, etc.

 

Los Aventureros recientes ponen énfasis en la palabra 『Aventura』, por lo que raramente hay alguien que elija hacer solicitudes de este tipo.

 

Milfa y Guran están desconcertados por la elección de Souta.

 

Considerando la habilidad de Souta, ellos quieren que haga solicitudes difíciles, pero como él está haciendo las de bajo rango que nadie más hace, no pueden ser demasiado insistentes.

 

Sin embargo, Souta tiene una razón para elegir estas solicitudes.

 

Primero, se quedaría atrapado en la solicitud del rango designado si intenta hacer solicitudes razonables. Hay un caso en el que puedes unirte a otros Aventureros de mayor rango para realizar una solicitud de gran dificultad, pero las personas pueden sospechar de su nivel de habilidad.

 

Lo siguiente, las solicitudes de rango-D son demasiado fáciles y se resolverían demasiado rápido. Él despertaría sospechas.

 

Finalmente, nadie acepta esas solicitudes, y lentamente están acumulando polvo. Él quiere reducir el número de ellas.

 

No es por una noble razón, para él, querer ayudar a personas necesitadas, sino porque Souta cree que mejorará el flujo de la ciudad.

 

A medida que mejore el flujo de la ciudad, será más fácil para las personas pasar su tiempo en paz.

 

Esa es la razón por la que él solo elige solicitudes de bajo rango.

 

Además, el dinero no es un problema.

 

Independientemente de la razón, los residentes de la ciudad le dan la bienvenida y reconocen a Souta, quien acepta voluntariamente las pequeñas solicitudes.

 

Son los otros Aventureros de bajo rango quienes no están contentos con eso.

 

Sin embargo, si intentan pelear en el Gremio, los tres hermanos Garu, Geru y Goru interferirían.

 

Por otro lado, aquellos que tomaron el tipo de solicitud que tomaba Souta, no pudieron completarlo, porque no estaban familiarizados con ellos, y, al final, el trabajo incompleto bajaría su evaluación y tendrían que pagar una multa.

 

Algunos intentaron pelear con Souta en la ciudad sin importarle a la multitud, solo para que los residentes, que lo quieren, le denuncien a los guardias y al Gremio.

 

Así, Souta plantea su propia evaluación a los residentes, y los otros Aventureros de bajo rango bajando los suyos.

 

Si bien hay algunos Aventureros de rango medio y alto que pueden sentir el poder de Souta, también hay quienes solo lo conocen debido a la historia de los tres hermanos sobre que Souta apenas se esforzó mientras luchaba contra ellos.

 

Souta trabaja desde la mañana hasta la noche, informa al Gremio y regresa a la posada.

 

Ese es un día normal para Souta, pero esta vez hay un cambio.

 

Temprano en la mañana, cuando Souta estaba desayunando en la cafetería de la posada, vino Milfa.

 

「Souta-san, disculpa por molestar su comida, tengo algo que discutir contigo, ¿está bien ahora?」.

 

* Mascarmascar * Mientras sea algo bueno, no me importa. Puedes sentarte allí」.

 

Por sugerencia de Souta, ella se sienta en el asiento al otro lado de Souta.

 

「Entonces, ¿de qué quieres hablar?」.

 

Souta deja de comer, se limpia la boca con una servilleta, bebe agua y luego le pide a Milfa que continúe hablando.

 

「Sí, encontramos una casa que se ajusta a las condiciones de Souta como la remuneración por ese duelo, así que pensé en guiarle allí cuando tenga tiempo libre」.

 

「Oh, fue bastante rápido. Pensé que tomaría más tiempo. Si es conveniente para ti, estaba pensando en tomarlo con calma hoy o mañana, ya que estoy haciendo solicitudes todos los días」.

 

「Está bien. ¿Está bien si partimos tan pronto como se complete su preparación?」.

 

Pregunta Milfa, mientras toca su barbilla con su dedo.

 

「Llevaré mi equipaje por las dudad, así que puedo ir allí de inmediato」.

 

Él señala su equipaje, que tenía a su lado y, tratando de levantarlo a su espalda, Mili vino a la mesa de Souta y Milfa.

 

Ella vino a recoger el plato vacío, pero había algo diferente en su expresión.

 

「¿Qué sucede, Mili?」.

 

「…… Souta-san, ¿te vas a ir?」.

 

Ella lo dice con un tono solitario.

 

「Así es, tuve un duelo hace un tiempo en el Gremio, y como recompensa, me introdujeron en una casa, ya que no puedo permitirme vivir en la posada para siempre」.

 

「¿Es… eso así? Estará solo」.

 

Ella parece que va a llorar.

 

Souta come todos los días en la cafetería y habla con Mili cada vez, a diferencia de otros Aventureros adultos, ella tiene una sensación de cercanía con él, debido a su pequeña diferencia de edad, y la persona misma no es consciente de que el sentimiento de amor ha florecido en ella.

(NT: Souta es el que no está “conciente”).

 

「No pongas ese tipo de cara」.

 

Souta se pone de pie y pone su mano en la cabeza de Mili.

 

「No voy a vivir fuera de esta ciudad, e incluso cuando se decida el lugar donde viviré, igual iré al comedor para disfrutar de las deliciosas comidas que se sirven aquí」.

 

「Es verdad, ¿no? ¡Por favor, vuelve!」.

 

Ella sonríe ampliamente por la sensación de la mano de Souta, y su humor también se recupera.

 

「Bueno, no sé si me gustará ese lugar o no」.

 

Souta suelta su mano y dice eso, girando sus ojos hacia Milfa.

 

「… Creo que es una buena propiedad, porque es bastante difícil de encontrar」.

 

Hay una breve demora en su respuesta, y su expresión se vuelve hosca.

 

「Oi, oi, ¿es el estado de ánimo de Milfa el que se vuelve malo ahora? No entiendo ahora」.

 

「¡No es nada! En lugar de eso, vámonos ya」.

 

Ella deja su asiento enojada y sale de la posada.

 

「Lo sientom Mili, tengo que irme」.

 

「Fufu~, hasta luego Souta-san」.

 

A pesar de que está enojada, se asegura de que Souta la siga y lo guía apropiadamente.

 

Ella tenía muchos pensamientos en el camino hacia el edificio.

 

‘¿Por qué me irrité tanto? Me pregunto si Souta-san me odia. Él solo estaba hablando con Mili-chan, pero me enojé al azar…… Ah, ¿por qué es así?’.

 

Su expresión es tranquila, pero su corazón es presa del pánico.

 

「Hey, ¿todavía está lejos?」.

 

A medida que su ira y el pánico se asentían, el ritmo de Milfa gradualmente se volvió mucho más lento en comparación con cuando partieron.

 

「Ehh, ahh, ya casi llegamos, justo a la vuelta de esta esquina. Ahí”.

 

Incluso mientras reflexionaba, ella cumplía con su deber de guiar a Souta.

 

Milfa apunta a una espléndida casa que está bastante lejos del centro de la ciudad.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email