Inicio / Re-Summoned Hero / Capítulo 22

「Sí, está bien. Además, tengo un carruaje. ¿Tienes establos o algo?」.

 

「En ese caso, te guiaré porque está detrás de la posada」.

 

Sin esperar una respuesta, Mili toma la mano de Souta y se dirige hacia afuera.

 

「¡Wahhh! ¿Este es el carruaje tirado por caballo de Souta? ¡Caballo-san es tan grande!」.

 

Mili intenta acariciar a Edward. Ella salió de la posada con Souta y no ejerce alguna hostilidad, por lo que Edward no se resiste y obedientemente se queda quieto.

 

Souta lo nota y también acaricia a Edward.

 

「Ahora bien, ¿puedes guiarme?」.

 

「Aahh, sí, lo siento. Ven por aquí」.

 

Recordando que estaba en el medio de guiar a Souta, ella se detiene y se dirige hacia la parte posterior de la posada.

 

「Hay unos carruajes almacenado dentro, ¿puedo pedirte que lo dejes allí? Ahora, abriré la cerradura」.

 

Ella saca la llave del establo de su bolsillo y luego abre la puerta. Ya hay algunos carruajes allí.

 

「Por favor, pon tu carruaje junto al que está allí. Una vez colocado, caballo-san puede ir al puesto de allí」.

 

Souta mueve el carruaje al lugar indicado por Mili, y le quita el carruaje a Edward.

 

Hay muchos otros animales en los puestos. Edward es llevado a uno de los puestos vacantes.

 

「Ahh, cobramos una moneda de plata por día por caballo. Los alimentos son comunes, pero ofrecemos tres comidas al día a menos que se especifique lo contrario」.

 

「Él ya comió por la mañana y por la tarde. Dejaré la cena para ti. ¿Debo pagar la tarifa a la recepcionista?」.

 

「De la noche, entonces. Entiendo. Por favor, dale el dinero a mi madre」.

 

「Bueno, entonces, Edward, voy a la posada, así que no hagas un alboroto」.

 

Edward resopla, pareciendo irritado.

 

「Bien, bien, nos vemos mañana entonces」.

 

Edward asiente obedientemente.

 

「Ed-kun es… Increíble, es como si Souta-san y Ed-kun estuvieran teniendo una apropiada conversación」.

 

Edward, quien parece gustarle su nombre abreviado, se acerca a Mili.

 

「Awawa, ¿te sientes feliz de alguna manera? Ed-kun, soy Mili, ¡saludos!」.

 

Mili dice eso mientras acaricia la cabeza de Ed.

 

「Es genial que puedas llevarte bien. Como tengo algo que hacer, seguiré adelante」.

 

「Ah, sí. Volveré después de ver las condiciones de otros caballos」.

 

Souta rodea la posada, de regreso a la entrada. Milfana lo recibe cuando va a la mesa de recepción.

 

「Souta-san, bienvenido de nuevo. ¿Ha guardado su carruaje?」.

 

「Sí, será por dos días, al igual que el tiempo que me quedaré. ¿Son dos monedas de plata?」.

 

Souta saca las monedas de plata mientras confirma la cantidad.

 

「…… Es la cantidad correcta. Si parece que se extenderá, estará bien si lo dices antes de mañana por la mañana」.

 

「Bueno, entonces, voy a salir por el momento. Por favor, cuida de mi carruaje」.

 

「Sí, cuídese」.

 

Milfana se inclina y ve a Souta salir con una sonrisa.

 

Al salir de la posada, Souta camina hacia la tienda de alquimistas.

 

En la tienda, hay varias pociones de recuperación de fuerza física y pociones de recuperación mágica en exhibición para establecer la atmósfera.

 

Para prevenir que las medicinas se deterioren debido a la luz solar, la mayoría de las pociones tienen su contenido reemplazado con agua para ser solo decoraciones.

 

Cuando Souta entra, suena el timbre de la puerta.

 

「Bienvenido. Si hay algo que necesite, lo prepararemos」.

 

Dice la empleada detrás del mostrador. Ella tiene cabello rosado y orejas puntiagudas.

 

「No, no quiero ningún producto. Quiero tomar prestado su equipo. Hay algo que quiero hacer」.

 

「¿Ehh? Umm… Necesito preguntarle a mi abuela por eso. Por cierto, ¿qué quiere hacer?」.

 

Ella pregunta mientras inclina su cabeza.

 

「Eso es…… Le diré a tu abuela si puedo usarla. Intente preguntarle por el momento」.

 

「… Entiendo, por favor, espere un momento」.

 

Ella no parece convencida, pero todavía entra al almacén para preguntar.

 

Souta espera mientras mira las pociones genuinas que se exhiben, las que no tienen su contenido reemplazado con agua. Después de un tiempo, una mujer viene de atrás.

 

Ella usa una túnica y tiene cabello rubio, el cual está atado detrás de ella. Su rostro es uno que tendría 10 de cada 10 personas diciendo que es hermoso.

 

「¿Así que eres tú? El que quiere tomar prestado nuestro equipo」.

 

「Sí, pero… ¿quién es usted?」.

 

Detrás de la mujer, aparece la empleada anterior.

 

「Esta es mi abuela, que mencioné antes」.

 

Souta está aturdido. Normalmente, la palabra abuela se asocia con las mujeres mayores.

 

「¿A-Abuela? Parecs tan joven para mí, pero…… esas orejas, ¿una Elfa?」

 

Es obvio cuando mira sus orejas, pero a Souta le toma un tiempo darse cuenta porque estaba perplejo por la discrepancia entre las palabras, la imaginación y la realidad.

 

「Soy Carenalien, la abuela de esta chica. Llámame Carena」.

 

「Soy Elmia, por favor, trátame bien」

 

Los Elfos son de larga vida. Su envejecimiento disminuye drásticamente después de llegar a la edad adulta. Deben ser bastante viejos para parecerse a Carena.

 

「Soy Souta, un Aventurero. Ya le dije esto a Elmia antes, pero quiero tomar prestado su equipo de alquimia porque hay algo que quiero crear」.

 

「Decidiré permitirte usarlo o no después de escuchar tu historia. Me rehusaré si solo quieres hacer una poción」.

 

Souta duda al decirlo.

 

「…… ¿Puedes prometerme que no le contarás a nadie? Será problemático si la información se propaga」.

 

「Siéntete aliviado, soy de boca cerrada. Por supuesto, esta chica también lo es」.

 

Los Elfos no revelan secretos y mantienen su promesa por naturaleza, por lo que Souta cree en sus palabras.

 

La mayoría de los Elfos, que él ha conocido hasta ahora, tienen la obligación de guardar secretos.

 

「No puedo decir la razón, pero quiero hacer ambrosía para Fiebre de Piedra」.

 

Las dos, quienes escucharon eso, se sorprenden, y la tienda se vuelve silenciosa. El sonido del bullicio fuera de la tienda se podía escuchar en el interior.

 

「… Eso me sorprendió. ¿Te refieres a esa ambrosía que necesitas materiales de un Dragón para crear? Puede sonar grosero, pero no parece que tengas tal cosa」.

 

Elmia también asiente muchas veces.

 

「Ahora, ahora, no juzgues a las personas solo por su apariencia. Por ahora, los materiales están completos… creo. También sé cómo hacerlo… probablemente」.

 

Carena está asombrada.

 

「¿Qué pasa con eso? Tan poco confiable… Entiendo, te prestaremos el equipo e incluso la sabiduría que te falta」.

 

「¿Le parece bien?」.

 

Carena empuja su pecho y lo golpea. Esos pechos, que no son del tamaño que los Elfos deberían tener, se agitan considerablemente.

 

「Déjamelo a mí, esta medicina es para la nieta del Lord, la Fiebre de Piedra de Elina-jou, ¿no es así? También quiero que se recupere. Por supuesto, te prestaré el equipo sin cargo. Sígueme」.

 

Al pronunciar palabras confiables, Carena se dirige a la parte posterior de la tienda con Souta.

 

Ellos entran en una habitación grande con varios instrumentos instalados.

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: