Al día siguiente, según lo prometido, Souta va a la casa del Lord al mediodía.

 

Después de que Souta esperase un rato, Elvas viene. Siguiendolo hoy no es Dan, sino un hombre con ropa de mayordomo.

 

「Lamento hacerle esperar. Estoy ayudando a Elina a rehabilitarse」.

 

「No, no me importa, ya que los dulces son deliciosos」.

 

Souta lo dice mientras alcanza los dulces que le sirvieron.

 

「Si usted lo dice」.

 

Elvas sonríe sabiendo que Souta dijo eso porque está tratando de preocuparse por la atmósfera.

 

「Ahora bien, aunque usted dijo que estaríamos hablando de las recompensas, estará bien si consigo suficiente oro para la casa…… así que son 200 monedas de oro, creo」.

 

Elvas se inclina hacia adelante de la sorpresa.

 

「¡Eso es impensable! Usted salvó la vida de mi nieta, Elina. Incluso usó las preciosas hojas del Árbol Iyashi para esto. ¡200 monedas de oro no son suficientes!」.

 

Dominado por la intensidad de Elvas, Souta deja de comer dulces.

 

「¿E-Es eso así? No me importa, pero…… es posible que no pueda recibir lo que usted dé. ¿Qué quieres darme?」.

 

「… Es por eso que estoy preocupado con lo que debería darle」.

 

Elvas cruza sus brazos y muestra un rostro preocupado.

 

「Por cierto, no aceptaré la nobleza o empleo de usted. También me negaré si trata de darme un sirviente」.

 

「…… Ummu, por el contrario, ¿hay algo que quiera pedir? Aparte de la casa」.

 

「Veamos…」.

 

Ahora es Souta quien cruza sus brazos para pensarlo.

 

「Por ahora, puede decir cualquier cosa. Le contaré más tarde si puedo o no prepararlo」.

 

「Ummu… no es un objeto, pero sería bueno si me protege dentro de su esfera de influencia. Probablemente tenga problemas con otros Aventureros o nobles」.

 

「Fumu, esa es una tarea fácil. Hmmm… agreguemos 1,000 monedas de oro adicionales del precio de la casa con descuento a la recompensa de 200 monedas de oro. Incluso entonces, está lejos del precio de las hojas del Árbol Iyashi, así que me aseguraré de acudir en tu ayuda sin importar en qué tipo de desastre te encuentres. Seré salvado si puedo obtener el indulto por el momento」.

 

Souta se rasca la cabeza.

 

「No, originalmente dije que 200 monedas de oro son buenas, pero… Tomaré lo que pueda. Ah, también, no divulgue la información a otras personas. No solo usted, sino también a su nieta, cada sirviente en esta casa, Dan y el Caballero, básicamente todos」.

 

「Estará bien si es solo eso. Nunca filtraremos la información del salvavidas de Elina」.

 

Elvas dice eso con una expresión severa, pero Souta toma la promesa con mucha cautela. Él recuerda el proverbio de que la puerta no puede aguantar en la boca de una persona.

 

Mientras mayor sea el número de personas que conocen la información, más fácil es filtrarla. Dicho de forma optimista 「Dado que es Elvas, todo estará bien」 dará lugar a que la información se difunda antes de que lo sepan.

 

Sin embargo, existe la promesa 「Por favor, protégeme」 antes de que surta efecto si hay una fuga de información.

 

Cuando se filtra como un rumor, algunos tratarán de confirmar la credibilidad. Hay muchas maneras de manejar esto si se trata de Aventureros, pero con los nobles, será problemático.

 

En ese momento, será más fácil si solo pueden obtener la historia del anciano para evitar tener inconsistencias.

 

Incluso si por casualidad todo falla, el objetivo sigue siendo aumentar la posibilidad de evitarlo, incluso si es solo por un poco.

 

「Se lo dejo, entonces. No sé qué pasará si lo rompes… Ahora bien, ¿puedes darme el oro ahora?」.

 

「Ahh~ ya está preparado. Pensé que daría esta cantidad de monedas de oro sin importar la condición que me dieron. Si me dijeras que no es suficiente, esa cantidad se habría preparado para una fecha posterior」.

 

Siguiendo los ojos de Elvas, el mayordomo, quien está detrás de él, pone monedas de oro sobre la mesa.

 

「Souta-sama, estas son 1,200 monedas de oro… además, me gustaría darle las gracias también. Por salvar a Ojou-sama, muchas gracias」.

 

El mayordomo se inclina profundamente.

 

「Esta gratitud, aunque uno podría decir que es inexcusable, por favor recíbala」.

 

Después de decir eso y bajar la cabeza una vez más, el mayordomo pone las monedas de oro en una bolsa.

 

「Ahora bien, la conversación sobre la recompensa ha terminado. Regresaré ahora, ¿no?」.

 

Souta levanta su cintura, pero Elvas lo detiene.

 

「Antes de eso, creo que Elina quiere verle para agradecerle nuevamente. ¿Puedes reunirte con ella primero?」.

 

「Fuu, no hay otra opción. entonces iré a su habitación antes de irme」.

 

Souta, quien recuerda el camino a su habitación, se dirige a la entrada de la sala de recepción para ir a la habitación de Elina.

 

Las puertas dobles giran hacia atrás antes de que Souta intente abrirlas.

 

「Buen día, Souta-sama, gracias ayer por traer la medicina para Elina」.

 

Está Elina, quien se inclina mientras pellizca los extremos de su falda.

 

「¿Ya puedes caminar? Es posible si la fuerza muscular original es alta… pero no te presiones」.

 

Souta pone su mano en la cabeza de Elina mientras dice eso, Elina se ve un poco delicada.

 

Cuando la mano de Souta se separa de su cabeza, ella responde con una sonrisa brillante.

 

「Sí, todavía estoy practicando dentro de la casa. Saldré una vez que me mejore」.

 

「Ahh, haz tu mejor esfuerzo. Entonces me iré, volvamos a reunirnos si tengo la oportunidad」.

 

Después de decir eso, Souta pasa por el lado de Elina, sale de la habitación y sale de la casa del Lord.

 

Elvas, Elina y el mayordomo van a la entrada, corriendo detrás de Souta. Se inclinan profundamente y lo ven marcharse.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email