Souta se inclina por última vez y sale de la habitación en silencio.

 

Cuando trata de salir de la tienda, casi golpea a Elmia.

 

「Ups, lo siento」.

 

「Ah, Souta-san, ¡lo siento por esto!」.

 

Elmia rápidamente bajó su cabeza.

 

「¿Vino aquí por la Abuela?」

 

「¿Hm? Sí, tenía algo que preguntar sobre el país de los Elfos」.

 

El cuerpo de Elmia tiembla.

 

「¿V-Va a ir al país de los Elfos?」.

 

「Sí, iré allí, aunque probablemente tenga dificultades para ingresar al país」.

 

「¿Es eso así…? Um, er… no es nada después de todo」.

 

Ella trata de decir algo, pero se detiene y baja la cabeza.

 

「Hey, ¿hay algo que te preocupa…?」.

 

Souta intenta llamar a Elmia con duda.

 

「Souta-san, por favor, tenga cuidado cuando vaya」.

 

Sin embargo, Elmia acaba la conversación y entra a la tienda a toda prisa.

 

「Parece que hay algo considerando su comportamiento… Bueno, si ella no quiere decirlo, no puede evitarse」.

 

Souta se rasca la cabeza y mira la puerta un rato antes de irse de la tienda.

 

Aunque el sol ya está completamente establecido, Souta se dirige directamente al Gremio de Aventureros sin volver a casa.

 

Cuando ingresa al Gremio, puede escuchar el ruido del bullicio del bar.

 

Aunque hay Aventureros en el pasillo, la mayoría de ellos solo intercambian información después de terminar el informe de la solicitud. Hay muchos mostradores de recepción vacantes.

 

Después de mirar alrededor para comprobar que el Aventurero de la tarde no esté allí, Souta se dirige a la recepcionista.

 

「Oh, Souta-san. Bienvenido de nuevo, ¿ha estado en la biblioteca?」.

 

Cuando ella confirma que Souta se acerca, ella sonríe y lo saluda.

 

「Ah, encontré lo que quería saber. Gracias」.

 

「¡N-No, para nada! ¡Puede venir y preguntar en cualquier momento!」.

 

Como Souta le agradece con una sonrisa, Airi se sorprende y tartamudea.

 

「Entonces, ¿qué tipo de negocio tiene esta vez?」.

 

「¿Escuché a los Aventureros de ir a informar al Gremio si quieren abandonar la ciudad? Vine a informar eso」.

 

Airi tiene los ojos abiertos de sorpresa.

 

「¡Ehhh! Souta-san, ¿e-está saliendo de esta ciudad? 」

 

Souta pone su dedo índice sobre sus labios.

 

「Sssshh, eres demasiado ruidosa. No me importa si los demás lo saben, pero no tengo ganas de difundirlo」.

 

Airi cubre su boca con las manos rápidamente.

 

「Ahh, l-lo siento」.

 

「Regresaré, ya que compré una casa en esta ciudad, pero creo que estará vacía por un tiempo」.

 

「¿Cuánto tiempo se va a ir? Además, ¿a dónde va? Además, también, ¿qué quiere decir con que compró una casa?」.

(NT: No pos, la mujer :’v).

 

Airi olvida su error hace un tiempo y hace preguntas en rápida sucesión.

 

「E-Espera un momento. No puedo responder si preguntas todo de una vez, cálmate」.

 

Souta detiene a Airi, quien se inclina demasiado con ambas manos e intenta calmarla.

 

「Uuu, lo siento, yo……」.

 

「Responderé tus peguntas una por una, pero no sé cuánto tiempo será en primer lugar. Puede que regrese pronto, pero solo si no hay problemas el llegar allí」.

 

Para calmar a Airi, Souta habla un poco lentamente.

 

「Siguiente, hacia donde voy, voy al país de los Elfos. No sé si se me permitirá entrar o no」.

 

「Eso significa que si no va bien, puede tomar años antes de que pueda volver…」.

 

Aunque el país de los Elfos está más cerca que los países de otras razas, todavía lleva mucho tiempo llegar, además, el control de la inmigración a veces lleva meses.

 

「Bueno, quién sabe. Entonces, en cuanto a la casa, la obtuve de forma barata por alguna conexión. Aunque es solo por esta vez」.

 

「……. De alguna manera, después de escuchar la otra cuestión, el asunto sobre la casa parece normal. Normalmente, me sorprendería escuchar eso」.

 

「¿E-Es eso así…? De todos modos, por favor, cuéntaselo a tu superior. Hay otros lugares a los que tengo que ir, así que voy ahora」.

 

Souta sale del Gremio sin esperar la respuesta de Airi para evitar ser llamado a la habitación del Maestro del Gremio.

 

El próximo destino de Souta es la agencia inmobiliaria.

 

Cuando abre la puerta, las luces siguen encendidas. Fuura está haciendo trabajo de oficina adentro.

 

「Bienvenido, pero ya estamos cerrados hoy, por favor, venga mañana otra vez」.

 

Ella dice sin levantar la cabeza mientras continúa trabajando.

 

「Siento haber venido después de la hora de cierre. Hay algo que quiero pedirte」.

 

Fuura levanta su cabeza cuando escucha una voz familiar.

 

「Oh, Souta-san. Si es usted quien compró la casa que no se vendió durante tanto tiempo, usted es bienvenido en cualquier momento. ¿Qué necesita? Ah, puede sentarte allí」.

 

Después de sentarse en la silla en el mostrador, Souta comienza a hablar.

 

「No se vendió… Ahh, no importa eso. Quiero preguntar algo relacionado con esa casa」.

 

Fuura junta los documentos y los pone a un lado, ella corrige su postura para escuchar las palabras de Souta.

 

「¿Qué es? ¿Hay algo mal con la casa?」.

 

Souta niega con la cabeza ligeramente.

 

「No, no se trata de algo así. Decidí ir a algún lado esta vez, así que pensé que necesitaba a alguien para que se encargara de la casa mientras yo estaba ausente. Por supuesto, pagaré la tarifa de gestión」.

 

Fuura coloca su mano sobre su boca y piensa mientras sostiene su cabeza con su mano.

 

「Ummm, no me importa hacer eso, ¿pero por cuánto tiempo y cuánto debería hacer?」.

 

「No sé por cuánto tiempo, pero creo que será un buen tiempo. Para la gestión, es lo suficientemente bueno para ir allí y ver la situación, abrir las ventanas y cambiar el aire」.

 

Fuura ahora piensa con los brazos cruzados.

 

「Espera un momento, usted dijo que no sabía por cuánto tiempo… Eso es la que más afecta a la tarifa de pago」.

 

「Si la cuidas, pagaré dos monedas de oro por mes. Te daré 10 monedas de oro como depósito, y si vuelvo antes, puedes devolver el exceso」.

 

「¡Lo haré! Me pregunto si patrullar dos veces por semana, la ventilación y la limpieza simple son suficientes」.

 

Ya que es más o menos lo mismo que antes de que se vendiera la casa, no presiona demasiado a Fuura. Así que no hay más remedio que aceptar, especialmente con un pago tan increíble.

 

Souta también sabe sobre esto, por lo que le da condiciones que ella no rechazará.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email