Inicio / Re-Summoned Hero – Capítulo 39

Como su partida fue antes del almuerzo, Souta ya no soportaba más su hambre y sacó el bento que Mili le dio.

 

En el bento hay hotdogs de carne donde la carne horneada se exprime entre el pan.

 

Cada uno es bastante grande y hay tres empacados dentro.

 

Para el aderezo de la carne, se usaron especias y salsa salada y dulce. La salsa se adapta bien a las verduras que también se intercalan con la carne.

 

Mientras muerde, un cumplido se filtra naturalmente.

 

「Delicioso……」.

 

Souta lo considera el hotdog más sabroso que haya probado.

 

En Japón, la tecnología de cocción ya está desarrollada, y los materiales y condimentos son diversos, pero la destacada habilidad de Gordon compensa eso.

 

Souta lo termina todo en muy poco tiempo, a pesar del tamaño.

 

Gordon conoce la reacción de Souta a cada comida cuando se quedó en la posada de Mili, por lo que eligió este menú porque sabía que a Souta le gustaría.

 

Después de terminar su comida, Souta saca la comida de Ed del saco.

 

「Ed, aguanta con esto por ahora」.

 

Souta arroja la fruta, que acaba de sacar, a Ed, quien la atrapa hábilmente con su boca.

 

Después de repetir eso varias veces, la comida de Ed también está terminada.

 

Mientras se topan con un gran árbol a lo largo del camino, Souta detiene el carruaje para tomar un descanso en la sombra.

 

「Ed, gracias por el arduo trabajo, tomémonos un breve descanso」.

 

Como han pasado varias horas desde que salieron de la ciudad, ellos toman un descanso para llenar sus estómagos.

 

Souta saca de su almacenamiento dimensional los cubos de la mansión y los llena con la comida y el agua de Ed.

 

Mientras mira a Ed, quien está en medio de sus comidas, Souta se come la galleta que recibió de Elina.

 

「Yumm, es delicioso. Si solo tuviera un poco de té negro o leche caliente… Me pregunto si la leche fría es buena」.

 

Souta saca la leche embotellada y la vierte en el vaso.

 

Después de descansar un rato, parten de nuevo.

 

Su ritmo no es demasiado rápido. Van a una velocidad que no presiona a Ed.

 

La cantidad de personas que entran y salen del país de los Elfos parece muy baja, ya que no pasan a nadie mientras viajan.

 

Pero solo para estar seguros, en la noche, se alejan ligeramente del camino y duermen en la tienda.

 

Continuando así el viaje durante unos días, llegan al bosque.

 

「Acorde a el libro que leí en una biblioteca, el País de los Elfos está más allá del valle después de este bosque…」.

 

Los árboles del bosque frente a ellos son gruesos y densos, mientras que la atmósfera oscura y pesada lo rodea.

 

「¿Es porque no se mantiene el bosque que la luz del sol no puede atravesar el follaje? O…」.

 

Comparado con otros lugares, el bosque está cubierto por una espesa esencia de magia, e incluso con la percepción de presencia, Souta es incapaz de sentir claramente la presencia dentro del bosque.

 

Souta muestra una expresión dudosa de la atmósfera inquietante que hay en el bosque.

 

「… Bueno, nada que considerar, después de todo no podré llegar sin pasar este bosque」.

 

Para asegurarse, Souta se arma con una espada de hierro y fortalece el cuerpo de Ed.

 

Cuando entran al bosque, están rodeados por la oscuridad como si fuera de noche.

 

Souta saca las linternas que compró y las cuelga cerca del asiento del cochero y cerca de la cabeza de Ed.

 

Incluso con la linterna, solo pueden escuchar una voz gritando desde lejos ocasionalmente, pero no hay señales de que algo se acerque.

 

Aunque es un bosque espeluznante, el viaje progresa sin problemas, sin monstruos, pero de repente, el sonido que rompe el silencio del bosque, viene directamente a Souta.

 

Si están siendo perseguidos por algo, o simplemente tienen prisa, pero siguen apurando al caballo azotándolo.

 

Cuando la distancia es lo suficientemente cerca para que Souta y Ed vean la forma de lo que se aproxima, la rueda derecha del carruaje, que se acerca, se desprende después de hacer un fuerte y estruendoso sonido.

 

Parece ser porque se aplicó carga pesada al eje cuando intentaban ir más rápido a pesar de la antigüedad del carruaje.

 

A medida que el equilibrio colapsa, los caballos, junto con el carruaje, caen hacia los lados.

 

Souta y Ed se acercan al carruaje con prisa.

 

Entonces, dos hombres salen del carruaje caído, mientras que otro hombre, quien cayó del asiento del cochero, se levanta y se frota su propio cuerpo.

 

「¿Estás bien? 」.

 

Souta baja de su carruaje y pregunta.

 

Los tres hombres tienen barba y se ven como ladrones.

 

Después de asentir el uno al otro, preparan sus armas.

 

「Oi, ¡entrega ese carruaje a nosotros!」.

 

El hombre, quien parecía ser su líder, apunta con su espada a Souta y lo dice con voz amenazante.

 

「Haa, esto otra vez…… Siento un poco de simpatía porque tu carruaje se rompió, pero eso no significa que te pase mi carruaje. Los pasaré por alto, chicos, así que aléjense rápidamente」.

 

Souta se encoge de hombros y dice eso con asombro.

 

「Tú, parece que no entiendes la situación. Oi, chicos, ¡háganlo!」.

 

「「¡¡Ooo!!」」.

 

Aunque atacan a Souta juntos, tiene mucha menos precisión y trabajo en equipo que los tres hermanos del Gremio, y su ataque ni siquiera representa una amenaza para Souta.

 

Souta no saca su espada. Mientras evita su ataque, Souta golpea la parte posterior de sus cuellos uno por uno.

 

El líder se sorprende de que los otros dos fueran incapacitados en un instante. Para cuando comprende la situación, Souta ya está detrás de él. Ese hombre se desmaya al igual que sus subordinados.

 

「Hmmm, esto puede ser un problema. Ahora bien, haré esto, y, allí」.

 

Incapaz de dejarlos tal como están, Souta los ata con una cuerda del almacenamiento dimensional y los apoya contra los árboles cercanos.

 

Después de terminar eso, Souta se acerca al carruaje roto.

 

El carruaje colapsa en el medio del camino, por lo que debe moverse si Souta quiere pasar.

 

Cuando trata de poner sus manos sobre el carruaje, nota un sonido de quejidos desde adentro.

 

「¿Hay alguien allí?」.

 

Cuando Souta mira dentro del carruaje, ve a un niño inconsciente amordazado y atado.

 

El niño tiene orejas puntiagudas, la característica de los Elfos.

 

Suspiro, secuestradores. Estos tipos me metieron en problemas incluso antes de entrar al país…」.

 

Souta cierra sus ojos y mira hacia arriba.

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: