Inicio / Re-Summoned Hero – Capítulo 45

En el momento en que Souta intenta pasar las cartas, que saca de su bolsa mágica, al hombre, la puerta de la sala de guardia se abre de golpe.

 

「¡E-Espere un minuto, Narasu-sama! Estamos en el medio del protocolo ahora」.

 

La mujer, llamada Narasu, entra apresuradamente a la habitación sin prestar atención a las personas que tratan de detenerla, sigue yendo a Arezel después de lanzar una sola mirada a Souta.

 

Ella tiene el cabello blanco plateado y una atmósfera diferente de otros Elfos.

 

「¡Arezel!」.

 

Llamada por su Maestra, Arezel se levanta de su asiento, sorprendida.

 

「¡Maestra! Ummm, lo siento. Aunque me dijo que no fuera sola…」.

 

「¡Esta!」.

 

Narasu levanta su mano, viendo eso, Arezel tuerce su cuerpo.

 

「¡Tú, completa idiota! ¡¿Sabes lo preocupada que estaba porque no regresaste?!」.

 

Después de decir eso, abraza a Arezel.

 

「M-Maestra… Lo-Lo siento, uu, Uanannnn」.

 

「¡Esta idiota! Pero me alegra que estés a salvo…」.

 

Las dos derraman lágrimas mientras se abrazan.

 

Los guardias miran la escena de las dos Elfas abrazándose con cálidas miradas.

 

Incluso después de hacer un escándalo y luego llorar, nadie parece protestar.

 

Además, por la forma en que los guardias la llaman, Souta supone que Narasu tiene un buen estatus.

 

Después de diez minutos más o menos, las dos finalmente dejan de llorar y se calman.

 

「Lo siento, tengo un mal presentimiento sobre ella. No puedo evitar que se rompa mi conducto lagrimal cuando la veo segura」.

 

「Cuando veo el rostro de mi Maestra, me siento aliviada, es por eso…」.

 

Bajan sus cabezas hacia el entorno.

 

「Ambas deben levantar sus cabezas, está bien, eso es natural después de lo que sucedió」.

 

El hombre, que tenía una actitud moderada con Souta, dice eso en un tono sorprendentemente suave, también puso una expresión amable en su rostro.

 

「De todos modos, me alegro de poder conocer a Narasu」.

 

Sorprendida de que Souta la llame sin un honorífico, el hombre y Arezel miran a Souta con expresiones de asombro.

 

「M-Maestra, esta persona aquí es Souta-san, él fue quien me ayudó」.

 

Narasu también mueve su mirada hacia Souta, quien la llamó por su nombre sin un honorífico.

 

La mirada en sus ojos, sin embargo, no es de enojo porque la llamaron sin un honorífico, sino de gratitud por lo que Souta hizo para ayudar a Arezel.

 

「Souta-dono, ya debería saber, soy Narasu, la Maestra de Arezel. Gracias por rescatar a Arezel. Además, me disculpo por mi grosería de no haberle dado mi gratitud antes」.

 

Al igual que antes, Narasu también baja su cabeza hacia Souta, sorprendiéndolo.

 

A diferencia de las disculpas de todos los demás, esta vez la disculpa es para Souta, alguien de la raza humana. Es raro que los Elfos, que sienten repugnancia hacia otras razas, se disculpen con alguien de otra raza sin renuencia.

 

El guardia se sorprende e intenta detener a Narasu.

 

「¡N-Narasu-sama, no tiene que bajar su cabeza a un hombre así! Especialmente cuando es de la raza humana」.

 

「¿Qué está mal con eso? Independientemente de la raza, es natural bajarle la cabeza al benefactor que ayuda a su preciosa persona」

 

Después de reprender al hombre, ella se gira hacia Souta y vuelve a bajar su cabeza.

 

「Estoy sorprendido. Entonces hay personas como tú…. Por favor, levante la cabeza, me molestará si mantiene su cabeza baja de esa manera」.

 

Después de que Souta lo dice, ella finalmente levanta su cabeza.

 

「Me gustaría que haya algo que pueda ofrecer como agradecimiento, pero…」.

 

「Unn, no sé si puedo pedirle…… Pero sería genial si me consiguiera un permiso de entrada」.

 

Narasu golpea su pecho dos veces.

 

「Está bien si ese es el caso, haré algo de alguna manera. Tú, está bien, ¿verdad? Solo dale el permiso de entrada ya」.

 

La declaración de Narasu hace que el hombre se sacuda y entre en pánico.

 

「No, no, eso es… Si Narasu-sama lo dice, entonces está bien, pero no puedo dejar que una persona tan dudosa entre al país」.

 

「Ahora que lo pienso, me dijeron que entregara este sobre rojo a Narasu」.

 

Narasu recibe el sobre y comienza a leer el contenido de la carta.

 

「Fumu, entonces, es de Carena, ¿huh? Souta-dono conoce a Carena…… Fumu, fumu, Fiebre de Piedra… ¡¿Qué?! Así que esa es la historia」.

 

Después de leer algunas páginas de la carta mientras murmura ocasionalmente, agarra los hombros de Souta y acerca sus rostros.

 

「C-Cerca」.

 

Souta intenta escapar torciendo su cuerpo, pero falla en hacerlo, ya que Narasu lo tiene bloqueado en su lugar.

 

「Entiendo las circunstancias de la carta de Carena. Por supuesto, ven a mi taller (tengo información sobre Dina-sama)」.

 

Ella dice la última parte en una voz lo suficientemente pequeña como para que solo Souta pueda escucharla. Cuando llega a los oídos de Souta, su expresión cambia lentamente.

 

Después de liberar a Souta, ella le da una instrucción al guardia.

 

「Eso es todo, termina el procedimiento de inmigración para Souta-dono de inmediato」.

 

「¡S-Sí, señora!」.

 

A diferencia de antes, cuando el hombre fue ordenado con expresión severa, abandonó apresuradamente la habitación para cumplir con su tarea.

 

「Souta-dono, con esto, su entrada al país no debería tener ningún problema」.

 

「Gracias por eso, pero ¿qué es eso acerca de Di-…?」.

 

「¡Ssssshhh! Hablaremos de eso en el taller」

 

Narasu bloquea la boca de Souta, impidiéndole decir algo más con su dedo.

 

「… Entiendo. Por el momento, supongo que el próximo procedimiento no es aquí, ¿verdad?」.

 

「Eso es correcto… Ese hombre debería estar de vuelta dentro de poco tiempo」.

 

Como ella dice, un guardia entra apresuradamente en la habitación.

 

「Hahh, hahh, hahh, te hice esperar, comenzaremos el procedimiento de inmigración, así que por favor, ven a la oficina de administración」.

 

Cuando salen de la habitación siguiendo al hombre, los guardias miran desde lejos el grupo de Souta, o para ser precisos, miran a Narasu.

 

「Wow, esa es Narasu-sama en persona」.

 

「Nunca esperé que ella viniera a un lugar como este」.

 

「Aahhh, Narasu-sama, qué hermosa」.

 

Y otros comentarios como ese son audibles para el grupo de Souta a pesar de sus esfuerzos por ocultar sus voces.

 

「¡Ustedes chicos! ¡¡Vuelvan a sus puestos!!」.

 

El guardia, que está guiando al grupo de Souta, los regaña, y los otros guardias vuelven a sus puestos apresuradamente.

 

「Narasu-sama, me disculpo por la rudeza de mis colegas」.

 

「Está bien, es como cuando veo un raro animal. En lugar de eso, apresurémonos a la oficina de administración」.

 

Al ingresar a la oficina de administración, Souta y las otras dos son guiadas a diferentes habitaciones.

 

El personal es un delgado Elfo que parece nervioso.

 

「Usted es el que tiene permiso para ingresar al país con las instrucciones de Narasu-sama, ¿verdad? ¿Tiene una tarjeta de identificación de algún tipo?」.

 

El tono es educado, pero sus ojos solo muestran desprecio en Souta.

 

「Sí, aquí está mi tarjeta de identificación」.

 

Souta saca la tarjeta del Gremio de Aventureros de su bolsa y la pone sobre el escritorio.

 

「Entonces, un Aventurero, ¿huh?…… El rango más alto es D, me preocupa por qué Narasu-sama permitiría que una persona como esta ingrese al país, pero es una orden, así que supongo que no se puede evitar」.

 

Pasa la tarjeta a través de una herramienta mágica y luego verifica el formulario de registro oficial.

 

Luego, como de costumbre, pone un cristal frente a Souta. Souta pone su mano sobre el cristal en silencio.

 

「Sí, no hay antecedentes criminales. Puedes irse, solo váyase de aquí rápidamente」.

 

Souta sale por una puerta diferente a la que usó para entrar, y afuera está Ed, quien ya pasó el examen esperándolo, junto con otras dos personas.

 

「Llegaste al fin, ¿deberíamos ir?」

 

「¡Vámonos!」.

 

La observación de Narasu es seguida por la de Arezel.

 

Por lo tanto, Souta entra al País de los Elfos.

Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: