Re-Summoned Hero – Capítulo 46

Después de la inspección, los tres abordan el carruaje y avanzan por el valle.

 

El valle es amplio, por lo que no habrá ningún problema incluso si hay varios carruajes que se mueven uno al lado del otro.

 

Hay agujeros lo suficientemente grandes como para que la gente pase por el muro izquierdo y derecho del valle. Los guardias Elfos se colocan allí.

 

Al igual que en muchas historias, los Elfos son expertos en arquería. Si alguien quisiera atravesar el valle, su destino estaría sellado por flechas desde arriba.

 

Souta, quien sostiene las riendas en el asiento del cochero, escucha la conversación de las dos detrás de él.

 

「Por cierto, Maestra, usted llegó poco después de que nos llevaran a la sala de guardia. ¿Dónde estaba?」.

 

「Llegué tan lejos para buscar a Arezel, pero fui detenida por los guardias. No tuve más remedio que esperar en la oficina de inmigración. Cuando ustedes dos fueron llevados a la sala de guardia, me contactaron. Desde allí, corrí a verte」.

 

「¡Cielos, para que Maestra se una a la búsqueda es tan precipitado!」

 

Con un rostro enojad, Arezel advierte a Narasu.

 

「「No eres quién para hablar」」.

 

Souta dice eso distraídamente, y Narasu también lo hace al mismo tiempo.

 

「Hiii, ¡lo siento!」.

 

Los Elfos de arriba muestran agradables sonrisas mientras contemplan la atmósfera armoniosa de Narasu y Arezel.

 

Sin embargo, envían miradas llenas de emociones negativas como la ira, sospecha y disgusto hacia Souta, quien lleva a las dos de regreso.

 

Souta es consciente de que lo están mirando, pero lo ignora y solo tararea y canta mientras mastica la fruta que sacó de su bolsa.

 

Los Elfos se sienten irritados mirando la actitud de Souta. Pero no quieren desencadenar la ira de la compañera de Souta, y entonces retienen sus flechas.

 

「Souta-san, ¿qué estás comiendo?」.

 

Sin darse cuenta de las miradas de alrededor, Arezel pregunta curiosamente a Souta.

 

「Compré una gran cantidad de frutas antes de irme de Toura. ¿Te gustaría comerla? Todavía quedan un par de barriles」.

 

Souta saca las frutas para las dos, y ellas curiosamente intentan echar un vistazo más de cerca.

 

Parece que esta fruta rara vez se ve en el País de los Elfos. Ambas la miran con curiosidad.

 

「¡Gracias por la comida! ¡La comida preparada por Souta-san siempre es buena!」.

 

「Hoo, interesante. ¿Puedes darme una?」

 

Souta las arroja detrás de él y hacia las dos.

 

Narasu es capaz de recibirla fácilmente, mientras que la otra fruta golpea el rostro de Arezel.

 

「Aww, uuu, no fue bien」.

 

Souta, que lo ve, inclina su cabeza.

 

「Pensé que tus habilidades motoras serían buenas teniendo en cuenta que tienes la tarea de recolectar material afuera, pero supongo que es solo mi imaginación」.

 

「Así es ella, su vigor es algo de lo que sorprenderse, pero… el resto es, por desgracia, incapaz de alcanzar ese nivel」.

 

「Ah, entiendo, así que es eso」.

 

Arezel mira hacia adelante y hacia atrás desde los dos que están asintiendo el uno al otro. Ella hincha sus mejillas para mostrar su enojo.

 

「Mou, ¡los dos son malos! Incluso yo puedo hacer las cosas correctamente, ¿saben?」.

 

「「………」」.

 

「¡P-Por favor, digan algo, ambos!」.

 

Al observar la reacción de Arezel, los dos estallaron en carcajadas.

 

「¡Mou! Más que eso, Maestra, ya comamos…… ¡¡Delicioso!!」.

 

Ella trata de cambiar el tema y comienza a comer la fruta, y un momento después, su rostro enojado no se ve por ningún lado y ha sido reemplazado por una sonrisa.

 

「¿Es realmente tan sabrosa? Déjame probar el mío… Ciertamente, esto es delicioso」.

 

Ellas comen las futas a un ritmo rápido y las terminan en menos de cinco minutos.

 

「Todavía hay muchas, ¿no? ¿Puedo tener otra?」.

 

「Arezel, no es justo. Souta-dono, ¿puedo también tener otra?」.

 

Sorprendido por lo rápido que ellas comieron las frutas, Souta saca más y se los da a las dos.

 

「HIHIEN」.

 

Con tal interacción, Ed de repente relincha como si quisiera hacerle saber a Souta algo.

 

「¿Qué pasa, Ed?」.

 

Cuando Souta gira su vista hacia el frente, puede ver el final del valle, además, hay un gran árbol visible en la distancia.

 

「Souta-dono, ese es el espíritu guardián del país élfico 『Árbol Sagrado」. El país se desarrolla alrededor del Árbol Sagrado」.

 

Narasu explica a Souta y Ed, quienes todavía están sorprendidos por la vista, pero Souta se sorprende de una manera diferente.

 

「¿Era tan grande? Puedo sentir el flujo del tiempo al mirarlo…」

 

「¿Huh? Souta-san, ¿dijiste algo?」.

 

Souta murmura en voz baja, y cuando Arezel pregunta, Souta solo responde negando con la cabeza.

 

Más allá del valle hay una suave pendiente descendente, y entran en un bosque a medida que descienden.

 

A diferencia del bosque de la oscuridad donde Souta y Arezel se encontraron, éste se siente cálido por la luz del sol, que no es demasiado fuerte. También están las presencias de seres vivos aquí y allá.

 

「Así es como debería ser un bosque」.

 

「Bueno, puedo ver cómo te sientes. Ese bosque fue terrible」.

 

Recuerdan el bosque de la oscuridad, y sus expresiones se vuelven turbias.

 

「¿Qué tipo de bosque es ese bosque terrible?」.

 

「Es un bosque donde yo y Arezel nos encontramos, al Este del puesto de control, estaba oscuro como si fuera de noche」.

 

「Arezel, ¿es ese el bosque al que solías ir cuando te recolectabas sola?」.

 

Una vez que la explicación de Souta termina, Narasu le pregunta a Arezel.

 

「Uuu, lo siento. Sí, es ese bosque. Pero por alguna razón, tenía una atmósfera extraña a diferencia de la usual」.

 

Arezel responde con un rostro de disculpa.

 

「¿Es eso así? Era un bosque normal la última vez que fui allí… Puede haber algo allí」.

 

「Sí, debe haber algo mal con ese bosque. Estaba oscuro, muy oscuro. Estaba negro como el carbón incluso durante el día. La esencia de magia también era espesa. A pesar de eso, no parecía haber una fuente mágica cerca」.

 

「Fumu, dependiendo de la situación, puede ser necesario investigar」.

 

Al escuchar la explicación de Souta, Narasu muestra una expresión preocupada y entra en una profunda reflexión.

 

Los caminos en el bosque se mantienen sin ningún tipo de diferencia de altura, esto hace que sea más fácil para Ed. No pasa mucho tiempo antes de que pasar el bosque.

 

El final del bosque dibuja un círculo, que encierra la Capital.

 

La Capital del Reino Élfico está protegida por un muro de castillo que lo rodea.

 

La Capital es una ciudad castillo. El castillo está construido al lado del árbol sagrado en el centro.

 

Al llegar a la puerta Este, solo se realizan los controles estándar, como la identificación de la tarjeta de identificación y la bola de cristal criminal.

 

Narasu y Arezel tienen permiso para entrar solo por el rostro.

 

Después de terminar el control de entrada, Narasu llama a Souta cuando ingresa a la ciudad tomando un carruaje.

 

「Souta-san, ¡bienvenido a la Capital del Reino de los Elfos, 『Girnol』!」.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email

A %d blogueros les gusta esto: