Dina mueve su cuerpo, después de moverse un poco, levanta lentamente su cabeza.

 

「Oh, ¿estás despierta?」

 

Souta le pregunta mientras cierra el libro que estaba leyendo.

 

「Fuwaa~~. Ehh…… ¿Me dormí?」

 

Ella bosteza y habla con Souta mientras se frota sus cansados ojos.

 

「Ah, ambas lo hicieron justo después de que terminaron su comida」

 

Dina entrecierra sus ojos, mira a su alrededor con inquietud y descubre a la dormida Roury.

 

「Uuu, todavía tengo sueño. Fuwaa~~ 」

 

Ella bosteza nuevamente, esta vez con su mano cubriendo su boca.

 

「La puerta de allí conduce a la cocina. Deberías lavarte el rostro, vertí agua en la bañera allí. Úsala para limpiar tu rostro, y luego simplemente desecha el agua usada」

 

Souta saca una toalla y se la da a Dina.

 

「Gracias」

 

Su paso cuando se dirige hacia la puerta es inestable porque se acaba de despertar, pero se las arregla para llegar a la cocina de alguna manera.

 

Cuando Dina regresa después de lavarse su rostro, Roury se despierta y, al igual que Dina, también se lava su rostro.

 

Aunque las dos, que ya terminaron de lavarse sus rostros, se ven somnolientas, todavía tienen un aspecto más fresco en comparación con cuando recién se despertaron.

 

「Es casi la hora de que el sol se ponga ahora」

 

Después de que Souta lo dijo, las dos miran por la ventana. El color de la luz del sol que entra por la ventana también muestra que Souta dice la verdad.

 

「L-Lo siento, yo sin querer…」

 

「Lo siento……」

 

Siguiendo a Dina, Roury inclina su cabeza en disculpa.

 

「No, está bien. Solo quiero reconfirmar cuánto tiempo tenemos ahora. Es esta hora del día, pero veamos qué hacer ahora」

 

Escuchando eso, Dina asiente, mientras Roury se pone rígida.

 

「Roury, ¿qué quieres hacer? ¿Vas a ir a la casa de Carena? No, más bien, ¿quieres ir a la casa de Elmia ahora? ¿O vas a ir allí mañana por la tarde?」

 

「 Errr, ummm, unnnn…….. Me pregunto, ¿qué debo hacer?」

 

Roury, quien tiene miedo de reunirse con su hija, no puede responder de inmediato, y sus ojos están vagando sin rumbo.

 

「Roury-san, deberías ir hoy. Una vez que lo pospongas para mañana, vas a tener que sufrir hasta mañana, ¿verdad? Tal vez, cuando llegue el día siguiente, lo pospongas nuevamente al día siguiente, y lo pospongas nuevamente, y nuevamente, y continúe sin fin」

 

Roury escucha en silencio las palabras de Dina.

 

「Además……. ¿No es la que más sufre aquí Elmia-san, quien nunca ha reunido con su madre desde que nació? ¿No es la responsabilidad de una madre reducir su sufrimiento incluso si es solo por un día?」

 

Después de decir eso, ella deja de girar sus palabras y solo mira fijamente a Roury.

 

Aunque su corazón está conmovido por los comentarios de Dina, todavía hay dudas en ello. La hija que fue confiada a Carena inmediatamente después de su nacimiento mientras Roury regresó a su país de origen, ¿qué tipo de rostro le mostrará a su madre? ¿Qué clase de palabras abusivas ella recibirá? Ahora que su distancia de su hija es tan pequeña, ese tipo de pensamientos están dando vueltas en su cabeza.

 

「Roury, si vas hoy, Dina y yo iremos también. Pero si lo haces mañana, solo te llevaré al frente del negocio, y desde allí, tendrás que ir sola」

 

「Eh……」

 

Como Roury pensó que la acompañarían hasta el final, ella está conmocionada por sus palabras.

 

「También tenemos algo que debemos hacer, no podemos hacerte compañía para siempre」

 

La forma en que Souta lo dice es como si él la estuviera echando, mientras que en realidad es más como si él intentara hacerla actuar ahora. Él conoce a Elmia, y aunque él no conoce el contenido de la carta que le dio Elmia, la expresión de Roury cuando le entregó la carta era muy seria. Teniendo eso en cuenta, él quiere que esta pareja de madre e hija se reúnan cara a cara lo antes posible.

 

「Uuu… Souta-san es injusto. Si lo dices así, entonces no tengo más remedio que ir hoy」

 

Souta y Dina sonríen ante sus palabras.

 

「De acuerdo, vamos a irnos de inmediato. Tú estómago fue llenado, también te dormiste, así que todos los preparativos están completos」

 

Después de decir eso, Souta se dirige inmediatamente a la entrada.

 

「Eh, ¿en este momento?」

 

Roury mira asombrada el rostro de Souta.

 

「Así es, se oscurecerá más, así que cuanto antes vayamos, mejor」

 

Dina también se pone de pie y sigue a Souta.

 

「E-Esperen por míí~」

 

Roury persigue a las dos en pánico. Los dos que lograron sacar a Roury de la casa se miraron y se rieron.

 

De camino al negocio de Carena, a propuesta de Roury, ellos deciden comprar un recuerdo. Al principio, piensan que Roury solo quiere perder el tiempo, así que terminarían yendo mañana, sin embargo, después de ver qué tan serio es el rostro de Roury, los dos, quienes sospechan que ella, se refleja en el interior.

 

Después de un par de rondas y de hacer las compras, se dirigen directamente al negocio de alquimistas.

 

Cuando llegan al frente del negocio, las piernas de Roury se detienen.

 

「¿Qué sucede? Vamos a entrar」

 

Souta intenta poner su mano en la puerta, pero Roury corre hacia Souta para detenerlo.

 

「¡Espera! ¡Por favor, espera!」

 

Souta abre la puerta mientras evita a Roury. Las manos extendidas de Roury terminan empujando el aire vacío, haciéndola perder el equilibrio y tropezar y rodar en el negocio.

 

「Waaaaaa~~~~ Ouch, ouch, ouch」

 

「¿E-Estás bien?」

 

「¡¿Qué pasa con la conmoción?!」

 

Elmia y Carena se apresuran a ver la fuente del sonido.

 

「L-Lo siento, es porque Souta-san lo evitó…… Espera, ¡¿qué?!」

 

Roury gira su cabeza, con la intención de mirar a Souta, sin embargo, todo lo que puede ver es una puerta cerrada.

 

「Tú… ¡Tú eres Roury, ¿no es así!」

 

Escuchando a Carena, Elmia se sorprende.

 

「¿O-Okaa-san? ¿Eres Okaa-san?」

 

Roury se da cuenta de que no hay forma de escapar y decide animar sus nervios.

 

「Un, soy tu madre. Elmia, Kaa-san…… Lo siento」

 

Roury baja su cabeza hacia las dos mientras todavía está sentada.

 

「Okaa-san, Ogaa-swann~~~~」

 

Elmia abraza a Roury y comienza a llorar en voz alta.

 

「E-Elmia-chan…… Lamento haberte dejado sola todo este tiempo」

 

Abrazando a Elmia, las lágrimas también se derraman de los ojos de Roury mientras ella acaricia su cabeza.

 

「En serio, ustedes dos…… Fuhh~ no se sienten en un lugar como ese y vengan aquí. Hablemos de ello con una taza de té o algo así」

 

Carena pensó en gritarle a su hija, quien acaba de mostrar su cara por primera vez en mucho tiempo. Pero su ira se ha dispersado, ya que Elmia le robó el momento.

 

「¡Un! Vamos, Elmia-chan. Incluso después de esto, estaremos juntos para siempre」

 

「 Okaa-san……. Estoy feliz」

 

Las dos se limpian las lágrimas, y luego se dirigen a la habitación.

 

Los dos que las están escuchando desde afuera sienten que se les aflojan sus mejillas después de saber que el asunto está resuelto amistosamente, y giran el cartel del negocio para decir “cerrado”.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email