Un día, hace tres años, Aki estaba participando en el torneo de kendo como una alumna de tercer grado de la escuela secundaria.

 

Ella estaba en la división de chicas, pero perdió en cuartos de final, esto la hizo sentir frustrada.

 

「Hahh~, esta vez solo pude mostrar un sutil rendimiento」

 

Con el corazón roto, se separó de su compañera de equipo y dio vueltas en el lugar sola. Luego, el anuncio sobre el inicio de la final de la sección masculina comenzó a fluir hacia el lugar. Ella fue a la sección de hombres sin razón para mirarla.

 

Una vez allí, abrió sus ojos por la sorpresa.

 

「¡¿……?!」.

 

Era un chico de diferente escuela secundaria con la misma edad que ella.

 

Aki pudo sentir que la atmósfera cambió cuando entró al auditorio. También era lo mismo para otros, y el lugar, que se suponía que estaba en alta tensión debido a la final, estaba en silencio.

 

「Esa persona, increíble」.

 

Todos los demás participantes, todos mostraron una reacción diferente. No pudieron expresarlo bien, pero saben que hubo algo diferente.

 

Él mostró una fuerza abrumadora en el inicio y al final, y ganaría el torneo muy fácilmente. El oponente estaba completamente abrumado por su atmósfera, e incluso si no, ningún concursante podría pelear de frente.

 

Después de que se inscribió en la preparatoria por un tiempo. Conoció a tres personas: 『Daiki』, 『Haruna』 y 『Touko』, que se convertirán en sus amigos más tarde. Sin embargo, lo más impactante para ella fue que la persona que ganó ese torneo iba a la misma preparatoria que ella.

 

El kendo en esta escuela no era débil, pero, aun así, pensó que con la habilidad que él tenía, iría a una famosa escuela privada. Aki lo miró y tembló de emoción. Fue porque imaginó que podría entrenar kendo con una persona tan fuerte durante los próximos tres años.

 

Sin embargo, ese pensamiento no se hizo realidad.

 

Él no ingresó al club de kendo. ¡¿Por qué?! ¡¿Cuál es tu razón?! ¡¿No crees que es un desperdicio a pesar de que tienes tanta habilidad?! Ella tenía una sensación tan fuerte y, de hecho, ella realmente mostró esa emoción a la persona en cuestión.

 

Su respuesta fue inaceptable para Aki.

 

「Lo siento, probé la batalla por mi vida, así que decidí terminar todo con ese torneo como el último. Incluso si continúo, siento que no tengo nada que ganar del kendo」.

 

Después de eso, él sería invocado a otro mundo junto con Aki y los otros tres de su grupo.

 

Al experimentar una batalla que amenaza la vida en ese mundo, Aki entendería entonces el verdadero significado de lo que esa persona dijo, pero esa historia sigue siendo la historia del futuro.

Menú de cierre
Seguir el blog

Entérate de las nuevas entradas por email